1 de Noviembre de 2014

La Bitácora de Lord_Areg

Oct
12

El Diario Perdido de Alessa FINAL

Anterior

Noviembre 24. Mi madre volvió a golpearme. Quería que le mostrara cómo es que podía mover objetos y tirarlos al suelo. Yo le dije que no podía hacerlo conscientemente, pero ella no quiso escuchar esa explicación. Me tomó de las manos y gritándome, me agitó violentamente para que le mostrara “un pedacito de mi poder”. No sé qué es lo que quiere o qué pretende. Estoy confundida. Mis manos tienen las marcas de sus uñas y me arden. Salí corriendo de la casa mientras ella me perseguía. En eso, un auto se detuvo y el conductor vio lo que pasaba. Quiero pensar que esa persona dio aviso a la policía ya que dos uniformados aparecieron en la casa y le hicieron preguntas a mi madre. Telefonearon a un médico para que me examinara, y el que se presentó fue el Dr. Kaufmann. Llenó unos papeles y les dio una copia a los oficiales. No pude leer lo que estaba escrito, pero quizá para los oficiales fue suficiente ya que montaron en su patrulla y se fueron.

Oct
8

El Diario Perdido de Alessa 8

Oct
6

El Diario Perdido de Alessa 7

[Recorte de periódico]

...cuando se le preguntó lo que tenía que opinar sobre la criminalidad y violencia en las calles de Silent Hill y los nulos resultados presentados, el jefe de la policía explicó:

“Para construir nuestra investigación, me basé casi exclusivamente de hipótesis; pero ¿se puede construir algo sólido sobre puras interrogantes? [porción ininteligible] Los que ordenaban permanecen siempre a la sombra, inalcanzables. Contra ellos nunca es posible dirigir las acusaciones mi dar una orden de arresto. Son increíblemente hábiles en planificar los delitos y organizar coartadas mediante las cuales nos veíamos obligados a decirles : “No le creo, pero igualmente está libre para regresar a su casa”, porque en realidad ocurría que nunca teníamos nada seguro en las manos. [porción ininteligible] Quizá si el mal hubiera sido combatido desde el principio, en la época de Stark y Lieberman, deshacer este laberinto hubiera sido más sencillo.”

Joseph Schreiber
Oct
3

El Diario Perdido de Alessa 6


Anterior

[Recorte de periódico]

Empezó una modalidad en Silent Hill que nos viene de los tiempos de las bandas de mafiosos en el Chicago de los años veinte, la del “viaje”, como forma limpia de acabar con un sujeto que está provocando problemas en bandas rivales. La operación, conocida igualmente como “dar el paseo”, consiste en persuadir al elegido, debidamente encañonado, para que entrara en un coche y acompañara a sus captores a recorrer las inmediaciones del lago Toluca. En el asiento trasero viajarían con él dos hombres que se colocan a ambos lados. Se le hacían cuestionamientos o simplemente se hacia el viaje en silencio. Invariablemente, dentro del coche se detonaban las armas y cuando el coche alcanzaba la orilla de las aguas, era lanzado el cadáver desprovisto de cualquier elemento de identificación que poseyera.

Algunas de estas víctimas estaban envueltas en una especie de túnica que le cubría todo el cuerpo con los brazos bien amarrados con cinturones de cuero. Varios cadáveres fueron encontrados en el lago, algunos de ellos por pescadores de la zona.
Oct
2

El Diario Perdido de Alessa 5



Septiembre 5. No hubo clases en la escuela. Ocurrió una tragedia. Mientras regresábamos al transporte escolar alcancé a escuchar a uno de los maestros que decía: “¿pero cómo es posible? Tan joven y llena de vida”. A una maestra le oí decir: “Quitarse la vida de ese modo...

Solo hasta después supe, recabando trozos de comentarios de los demás, que la maestra Moore había tomado su vida con sus propias manos. La encontraron en el laboratorio del segundo piso, recostada sin vida. Cerca de ella se encontraba un vaso de precipitado vacío que el señor Gucci se llevó para analizar. Las últimas personas que la vieron la observaron subir las escaleras con paso lento y sin hablar con nadie.

El oficial Gucci es una buena persona y muy inteligente. Dicen los demás que su trabajo consiste en investigar las cosas malas que hace la gente y que no quiere ser descubierta. Pues él lo hace. Los descubre y los mete a la cárcel. Un niño del salón de clases me comentó una vez que el señor Gucci trabaja para una comisión especial y que el año pasado hizo una presentación en uno de los salones para los niños de grados avanzados hablando del peligro de ingerir drogas, y cómo estas destruyen nuestro cuerpo y nuestra mente. Que cualquier cosa rara que supiéramos con respecto a ellas, se la informáramos a nuestros maestros.
Sep
30

300 Mil

Categorías: ,
Antes, unas palabras sobre lo que los lectores piensan del este blog:

Hay cosas demasiadas exageradas escritas en el blog ese,
como si quisiera encontrar la quinta pata al gato, casi
- Tassi

Es el mejor blog que he leído en toda mi vida...
es el único blog que he leído en mi vida”.
- Clara Beatríz, mi esposa.

Man (refiriéndose a Corva09_im),
anímate hacer tus propios análisis y deja el blog ese tranquilo”.
-Me_Desvanezco

Es que soy bastante malo;
pero sí, ya me da vergüenza robarle”.
-Corva09_im (contestándole a Me_Desvanezco)
Sep
29

El Diario Perdido de Alessa 4

Sep
27

El Diario Perdido de Alessa 3

Sep
27

El Diario Perdido de Alessa 2

Anterior

Abril 2. La cometa roja fue regalo de Claudia. Se la compró su padre y la dejó sobre un escritorio. Supuse al principio que era para alguno de los niños del orfanato, hasta que leí la tarjeta. “Para Alessa G. Que nunca dejes de ser niña”.

Vamos a volarla”, dijo un niño todo alborozado. Miré el montón de grandes libros bien acomodados que me dijo mi madre que tenía que estudiar. Pero el día estaba tan perfecto para jugar con cometas, lleno de sol y viento, que todos nos fuimos al parque deportivo.

Mis compañeros trataban de obligar a la cometa a que se dejara atrapar por los evasivos dedos del viento. “Vamos, Alessa, vuélala. Es tu cometa.” Me animó uno de los niños. Cogí la cuerda y empecé a trotar tímidamente mientras los demás chiquillos me aclamaban. De pronto, una ráfaga aprisionó al artefacto, que se elevó aún más. Todos reíamos.

Los momentos que pasé con la cometa en alto despertaron en mí un renovado espíritu infantil. Ya no deseaba crecer, ni ser adulta. Quería seguir siendo niña toda la vida. Con tantas tareas, estudio y trabajos que me encomienda mi mamá, sentí que se habían sepultado mis ánimos de niña. Recuerdo haber leído en algún libro que la carencia de espíritu infantil suprime nuestra capacidad de ser sencillos, espontáneos, conscientes, confiados y abiertos a la vida.
Sep
25

El Diario Perdido de Alessa Parte 1

 

 

 

Introducción