14 de Diciembre de 2017
Oct
31

Mario vs Donkey Kong: comunistas y primates

Categorías: , ,
El siguiente análisis lo dividiré, querido lector, en dos partes. La primera es una demostración de la capacidad humana para transformar un argumento simple en una ida de olla ejemplar. La segunda, en cambio, os ofrece una seriedad más que aceptable (algo inusual en mi)
 
 
Donkey ladronzuelo y Mario comunista.

Empieza un nuevo día, el sol brilla incesablemente en nuestro planeta para anunciar la fuga de la huidiza noche en un amanecer anaranjado cuyo color impregna el ambiente de una calidez acojedora mientras el ciudadano medio desayuna pizza recalentada de ayer por la noche y el no tan medio avanza apresuradamente hacia el hospital/farmacia más cercana a causa de una inesperada y desdichada fisura en el preservativo de su matinal coito.

 

 

Pero no para Donkey Kong, este primate envuelto en la más agradable de las compañías (bananas y plátanos depositadas en toneladas, no penséis mal...) se encuentra haciendo la más laboriosa de las tareas que comprende además uno de los deportes de mayor riesgo en la sociedad: el zapping (si, y mucho riesgo, hoy enciendo la tele y me salta el anuncio  de un cojín de Justin Bieber y sufro un paro cardíaco y una hemorragia en los tímpanos).

 

En uno de las fugaces vistas rápida otros canales, se encuentra el spot publicitario de la nueva majaderia de Mario Toy Company (si, el muy gañán tiene el monopolio de todo el reino champiñón, todo debido a un golpe de estado que hizo siguiendo los ideales comunistas... ¿Que pensábais? Estaba cantado, siempre vistiendo de rojo...): el Mini Mario. Anda habla y dice "Mamma Mía", viene en bolas de cristal y de regalo una bolsa de 30 de planta risueña (para mover la drogodependencia, ya que también controla el narcotráfico).

 

 

Nuestro lémuro sale a la calle mientras el ejército Champiñón hace una bredada en el Opencor en un intento por tomar el dominio de las bolsas de plástico para reciclarlas en latavaginas para la infanteria, por lo que en la zona industrial no hay ni dios (todos los civiles han ido a grabar el desalojo del pasillo de las legumbres, los más afortunados han podido reservar el palco), y entonces ejecuta un plan maestro en el que roba todos los minimarios del almacén y los usa como rehénes para reclamar un rescate de mil millones de lámparas del Ikea

 

 

Pero el plan falla en varias situaciones, una de ellas es la tendencia de Donkey en pasar justamente por delante de Mario para que este casualmente le tenga que parar los pies. Mario llama a la policia de élite y esta le contesta de que se tendrá que ingeniarselas solo, puesto que estan en el arresto de un contrabandista llamado Doraemon el gilipollas cósmico.

Resignado a perseguir a Donkey solo, Mario empieza esta aventura en la cual deberá rescatar a todos los minimarios robados. Por suerte para él, el saco de Donkey Kong tiene más agujeros que una estrella porno y se le va cayendo progresivamente todos los minigilipollas en este juego...
 
 
El análisis

Dejemos por ahora los spoilers y centrémonos en la calidad de los elementos que nos ofrece este juego. Para empezar, los gráficos son de los mejores en la extinta portátil de Nintendo gracias a unos modelos 2.5D que dan una calidad sobradamente épica a enemigos clásicos y no tan clásicos del reino champiñón, cosa que se agradece enormemente siendo la mayoria de enemigos "nuevos" pero con una estética muy acorde con otros enemigos/elementos/escenarios que hacen algun que otro guiño a las previas aventuras del fontanero y a la saga Donkey Kong Country. La ambientación, además, varía enormement al cambiar de un mundo a otro de los 6 que nos presenta este juego.
Las animaciones son absolutamente excelentes en todos sus sentidos, manteniendo una semi-seriedad un tanto cómica y una fluidez envidiable. Para finalizar el análisis de este apartado, solo mencionar las "películas" que nos relatan el transcurso de la história en sus momentos clave intercalando diferentes imágenes que, al contrario que sucede en otros juegos como Bayonetta, no se hace pesado (seguramente porque no abusan de ellas como en el mencionado).
El apartado sonoro es sino de los mejores que ha habido nunca en un juego de Mario y también en una portatil. Empecemos dando un vistazo a la banda sonora dotada de una simplez que no cae en lo minimalista y se mantiene a un nivel sobrio en todas las fases y que nunca caen en la monotonia y no rallan. Es una sección que roza lo excelente, pero que se ve ampliamente superada por el FX con un gran trabajo en todo los ámbitos.
A Mario lo controlaremos con el botón de saltar, el botón de acción (coger enemigos, activar cosillas...) y las flechas de dirección. Destacan movimientos como el mega salto de altura que hace mario al impulsarse dando vueltas frenéticamente en una barra y otros movimientos acrobáticos que aportan una agilidad extra al juego.
La mecánica combina de forma muy equilibrada puzzles y plataformas. En la primera parte del juego, las fases estan formadas por dos escenarios donde solo se podrá llegar al segundo abriendo la puerta que permite el acceso a este, siendo su llave el ojeto a conseguir en el primer escenario; en el segundo escenario la meta se simplifica a alcanzar el minimario extraviado.
En la segunda parte del juego, las fases se basan simplifican a alcanzar el minimario que ya lleva la llave encima. Los elementos a tener en cuenta para llegar a ambas metas pasan de usar a los mismos enemigos a pulsar constantemente unos botones (rojo, azul y amarillo) que desbloquearán zonas, activaran elementos movibles etc.

Los enemigos siguen un patrón fijo de ir rondando por la zona en la que se encuentran y tu deberás hacer lo conveniente con ellos, pero rara vez (excepto en un par de casos como el Boo) te perseguirán, como mucho se defenderán como el uso del soplete por parte de Shy Guy. Mayoritariamente, los enemigos solo podran ser eleminados cogiéndolos y lanzándolos/conduciendolos (mediante las acciones de los botones) contra otros enemigos o contra pinchos, llamas etc; pero recalcar que este no es sino una excusa para o bien conseguir más puntuación o bien resolver el puzzle, porque no se trata ni mucho menos del objetivo principal.
En cambio en la fase del "jefe" de cada uno (casualmente siempre Donkey Kong) el objetivo siempre será la eliminación de este mediante algun que otro patrón de complejidad menor que las fases habituales. No en vano, tienden a ser mucho más dinámicas y de mayor diversión. No olvidarnos de la fase previa al jefe, donde tendremos que conducir a todos los minimarios rescatados en el mundo hacia una caja (desaparece en la segunda parte del juego (los niveles plus)). También esmentar la presencia de fases bonus de dificultad baja que nos otorgarán vidas extra.
La gracia no solo reside solo en completar niveles, sino también en la perfección en la ejecución, cosa que se nos recompensará con, aparte de una cifra testificando nuestro buen jugar y vidas de más, estrellas que abrirán niveles ocultos de una dificultad ligeramente superior.
Todo esto se ve en un desarrollo en 104 niveles (con dos final bosses realmente trabajados) que te mantendrá delante de la pantalla durante bastante tiempo, aunque hay alternativas en el género de las plataformas que duran más, por lo que este seria relativamente el peor apartado del juego. Aunque el hecho de rejugarlo para conseguir todas las estrellas sea picante, no ofrece ninguna recompensa más allá de los niveles extra.
Yo tuve una de estas ^^

Hora de puntuar:

Gráficos: 9/10
Sonido: 10/10
Jugabilidad: 10/10
Duración: 8/10
Total: 37/40

Conclusión: es un imprescindible de Game Boy Advance. El fontanero comunista reafirma su presencia en el ámbito de las plataformas ofreciendo una aventura digna de dos nombres míticos en el panorama videojueguil.
5
Valoración media: 5 (4 votos)

5 Comentarios:

el detalle:

Donkey Kong cumple 30 años... y Nintendo ni se acuerda de él.

Momone... muy bien apuntado

Momone... muy bien apuntado tío!!

Sobre la entrada lol... ya te lo he dicho también en mi blog... tienes madera niño, eso no se puede dudar.

Un abrazo a los dos!! 

Momone: pues... joder

Momone: pues... joder tienes razon, que gran fallo para ellos.

Voye: ^^ muchas gracias.

Mira que me ha parecido

Mira que me ha parecido extraño leer que iba a ser una entrada seria pero... he de admitir que me ha sorprendido gratamente.

Muy buen analisis, de verdad. De hecho, si mezclaras la forma con la que te expresas en la ida de olla (no me refiero a las alusiones a penes y coitos xD, si no a como lo desarrollas y describes) con el analisis en sí, seria increible.

Un saludo! ;)

Habrá que probar...

El juego, que por lo que comentas pinta muy bien. Te ha quedado un gran análisis!

Saludos y 5*!