21 de Agosto de 2017
Dic
22

Relatos: 3 Puntos de vista

Categorías: , ,

 

Esto es una experiencia personal que tuve el sábado cuando me fui de marcha con mi novia.

Lo voy a tratar de contar desde 3 puntos de vista diferentes.

 

EL CLIENTE

- ¡Joer!, ¡Que peo llevo!. Necesito más gasofa pa mantener el puntico.

- ¡Mierda de crisis!. ¡No me queda ni un duro! A ver cómo lo hago para colársela al camarero.

- ¡Ahora que hay mucha gente!

- ¡Ponme un Larios con limón!

- ¡Jolín!, ¡Si que tarda!

- ¡Ah!, ya viene.

- Ahora me hago el tonto y a ver que pasa.

-¡Dios!, me está pidiendo las pelas. A ver si se pira y puedo escaquearme.

- Yo miro pabajo y me hago el tonto.

- ¡Mierda!, no se va. Y me está dando golpecitos en el hombro pa que pague.

-¡Na!, no me ha salido bien. Su compañera se ha dado cuenta del juego y se ha llevado el cubata.

- ¡Qué verguenza!. ¿Me habrá visto alguien?

(CRUZA LA MIRADA CONMIGO)

 

EL CAMARERO

- ¿Qué quieres?, ¿Larios con fanta de limón?. ¡Vale!

- ¡Qué agobio de noche! ¡No paro! ¡Hay demasiada gente!

- Voy a cobrarle al garrulo este.

-¡Tío!, ¡Son 4 euros!

   ...

- ¡Que son 4 euros!

   ...

- ¡Hey!, ¡Oye!, ¡Que me des la pela, son 4 euros!

   ...

- Mira a ver este tío que no quiere pagar.

- ...(Parece tonto, no para de mirar hacia abajo. Irá ciego o es idiota)...

(MIENTRAS SU COMPAÑERA SE LLEVA EL CUBATA, MIRA CON DESPRECIO AL CLIENTE Y LUEGO CRUZA LA MIRADA CONMIGO)

 

YO

-¡Cari!, ¿Que te pido? ¿Un Acuarius? ¡Vale!

Me pongo en mi sitio habitual.

-¡Anda!, hoy no está la chica. Han puesto a un camarero nuevo.

- ¡Ponme 2 Acuarius!

Me percato de un cliente que está a mi lado. Viste ropa oscura. Noto algo raro en su actitud. O está esperando algo o va ciego.

Estando ya servido me quedo observando al sujeto sospechoso.

Veo como pide una copa. El camarero se la pone y le dice algo al cliente.

El observado mira hacia abajo y no aparta la mirada de allí. Evita constantemente los ojos del camarero.

Se está impacientando. Acierto a escuchar lo que le dice. Le está pideindo que le pague.

Nada, no se inmuta.

El camarero alarga la mano y da unos golpecitos en el hombro izquierdo del chico. Luego le hace un gesto con los dedos indicando que quiere cobrar.

El cliente sigue inactivo con la mirada baja. Sólo mueve los dedos sobre la cartera abierta pero sin sacar nada de ella.

Empiezo a sentir lástima por él.

El camarero busca a su compañera que acaba de acercársele notando que algo ocurre. Veo que cuchichean.

La chica, directamente, coge la copa y se la lleva bruscamente.

El camarero lo mira con mucha frialdad.

Yo miro al camarero. Cruzamos miradas.

El cliente se da la vuelta y mira a los lados para asegurarse de que nadie ha presenciado el espectáculo.

En un segundo mira al frente y se da cuenta de que lo estoy mirando.

Se va y se pierde entre la gente. No lo vuelvo a ver en toda la noche.

 

No sé realmente lo que pasó allí. El caso es que el chico parecía una estatua.

La verguenza que pasaba se notaba en el ambiente.

¿Iba ciego?, ¿Fue a pagar y se acordó de que no le quedaba un duro?

Recuerdo que la cartera la llevaba en la mano como excusa para mirar hacia abajo. Pero no sacaba nada. Sólo removía papeles dentro.

La verdad es que sentí mucha lástima.

SNABISCH 25 Aniversario

 

5
Valoración media: 5 (1 voto)

3 Comentarios:

Quien sabe. Podría ser que

Quien sabe. Podría ser que iba ciego, que no tenía un duro o que estaba haciendo el paripé.

La verguenza q debe haber

La verguenza q debe haber pasado el pobre hombre.

Buena entrada.

Seguramente no tendría

Seguramente no tendría dinero, la verdad que comprar una cosa y que luego no tengas el dinero pa comprarla da mucha vergüenza, me ha pasado 2 o 3 veces(he incluso habiendo me lo envuelto ya XD.......) por eso siempre digo que cuesta antes de comprar, aunque sea una barra de pan XD.