24 de Octubre de 2017
Feb
7

Relatos: Y si fuera cierto 3

Categorías: ,

 

Son las 3 de la tarde.

Estamos en el Centro Comercial, en la tienda de videojuegos.

Entra una clienta habitual.

- ¡Hola Pepe!

- ¡Hola María!, ¡Qué!, ¿A por la edición de coleccionista que encargaste?

- ¡Sí!, a ver si esta vez trae algo más que una figurita y un póster que la última vez vaya timada me pegaron.

- Espera un segundo que voy adentro a buscarlo-. Le dice el dependiente 

Se da la vuelta y por el rabillo del ojo ve como entra otro cliente por la puerta.

Pasan unos minutos y saca una caja grande del tamaño de un folio aproximadamente.

Se lo lleva al mostrador y por el camino observa con más detenimiento al nuevo cliente que acababa de entrar.

Viste con un chándal azul marino con rayas laterales de un azul más claro. En seguida nota algo en esa persona que no acaba de gustarle.

Mete los datos al ordenador y la máquina emite un pitido de error.

- ¡Vaya!, fallo de sistema. ¡Perdóname un minuto que tengo que ver que pasa aquí!, ¡En seguida lo resuelvo!

Vuelve a mirar al hombre y localiza por encima en su ropa algunas manchas blancuzcas.

Piensa en darse prisa y ruega por favor que este sujeto no le vaya a provocar ningún problema.

- ¡Sigue sin funcionar!, tengo que hacer un Reset. Esto va a llevar algo más de tiempo. ¿No tienes prisa verdad?

Inicia la restauración del sistema y dirige su mirada a la clienta. Va a darle conversación para que la espera sea lo más agradable posible. Sin embargo hay algo en el sujeto que lo está poniendo nervioso.

Al volver la mirada hacia ella ve algo que no acaba de comprender.

El sujeto saca una cadena que parece de oro de su bolsillo y hace un movimiento brusco girando la mano.

La cadena acaba en la cara de la clienta provocándole mucho dolor.

El dependiente se queda paralizado por el horror. No se atreve a articular palabra.

María se lleva las manos a la cara aturdida y quejándose del gran malestar.

- ¿Qué hace? -Se atreve a decir el dependiente.

El vándalo se acerca al mostrador metiéndose la mano en el bolsillo y saca un objeto pequeño que parece un dardo de diana.

Tiene una punta muy afilada.

Este tío está loco piensa para sus adentros. Dios sabe lo que puede haber puesto en la punta. Quizás veneno o sangre infectada con Sida.

¿Qué clase de broma macabra es esta?

El loco lo apunta desde lejos haciendo el amago de lanzarle el dardo.

El dependiente coge lo que tiene más a mano para protegerse la cara. Una factura es lo que tiene más cerca.

El loco mueve el dardo buscando posición de tiro. Busca un blanco fácil en la carne descubierta.

Sonríe y suelta unas palabras que resuenan en los oídos del dependiente como un mensaje radiado a través de los altavoces de unos grandes almacenes.

Sólo llega a escuchar dos palabras con claridad del amasijo de sonidos que salen de su boca:

Algo así como:

-¡Yo tengo el poder! 

La información recorre todos los rincones de la tienda. La amenaza ha quedado muy clara.

La situación está bajo su control.

A eso que la mujer recobra su estado habitual y con la mano en la cara dolorida inicia un intento de fuga.

El dependiente la mira dándole su aprobación, animándola a huir.

El loco de atar se percata de ello y se echa hacia atrás hacia su posición cogiéndola por la espalda.

Le pone el dardo a la altura de los ojos y amenaza con clavárselo.

El dependiente le grita que la deje en paz.

En su interior solo cabe una posibilidad, intentará amedrentarlo con sus gritos, buscando su provocación para que suelte a la clienta.

Desea con todas sus fuerzas que alguien pase por la puerta y sea testigo de lo que está ocurriendo para que llame a la policía.

Pero es la hora de comer. El peor momento del día para que suceda algo así.

Apenas hay posibilidades de que ocurra un milagro.

- ¡No sé de qué puto manicomio te has escapado!, ¡Déjala en paz! ¡Ella no tiene nada que ver en esto!, ¡Ven a por mí!

Los ojos del loco se encienden con una llamarada de odio.

- ¡Quieto!, ¡Policía!, ¡Tire lo que lleva en la mano al suelo y suelte a la mujer!

Gracias a Dios el milagro ha sucedido. Ha venido la policía en su ayuda. Algún samaritano debe de haberse dado cuenta de lo que ocurría y ha avisado a las fuerzas de seguridad.

El agente apunta con el arma hacia el gamberro.

El loco que se siente acorralado alza la mano que mantiene el dardo y con un  movimiento brusco que los pilla a todos desprevenidos lo clava en el centro de la cabeza de la mujer.

Esta cae al suelo desplomada.

Un terror brutal se apodera del dependiente al verla caer al suelo.

- ¡Quieto!

El loco se arremanga el brazo izquierdo y empieza a arañarse la muñeca con la afilada punta lo que le provoca heridas instantáneas y gran cantidad de sangre que cae al suelo.

Mientras hace eso ríe como si estuviera disfrutando y un hilillo de saliva se le desliza por la comisura derecha de la boca.

El agente que ya está dentro del establecimiento se ha colocado por detrás del intruso y con un golpe seco lo aturde dándole con la porra en la cabeza.

Al segundo golpe, el loco pierde el sentido.

El agente coge la mano de la clienta y le busca el pulso.

Mira al dependiente y dictamina:

- ¡Está viva!

Saca el teléfono y marca el número de urgencias para pedir una ambulancia.

Gracias a Dios no tardan en llegar los refuerzos y los servicios médicos.

El dependiente agradece la ayuda prestada al policía todavía con el temblor de piernas en el cuerpo.

La pesadilla ha terminado.

Pero jamás olvidará la expresión de gozo y la siniestra risa del loco que un día entró en su vida para cambiársela para siempre.

SNABISCH 25 Aniversario

5
Valoración media: 5 (2 votos)

5 Comentarios:

Buen relato. Por cierto, has

Buen relato. Por cierto, has pensado en participar en el concurso de relatos de gamefilia? Es más, de no haberlo publicado este te habría servido para la última edición Kitten

Me he basado en una

Me he basado en una pesadilla que tuve anoche.

No sabía que había un concurso de relatos. Gracias por decírmelo.

Pero no me gusta la presión, escribo lo que me sale y en el poco tiempo del que dispongo.

Una pregunta: ¿Como se vota?

A mi no me sale esa opción.

En el concurso? Aún no se

En el concurso? Aún no se puede votar, los relatos saldrán en un par de semanas. Luego se leen y le mandas un privado al organizador con tus votos ;D

No, en las entradas que a

No, en las entradas que a veces me sale una puntuación.

¿Cómo puedo votaros yo a vosotros?

Las estrellas? Le das al

Las estrellas? Le das al número de estrellas que quieras poner y te vota.

Es decir, primero son blancas, cuando pones el ratón encima se vuelven rojas y tras votar amarillas ;D