23 de Agosto de 2017
Oct
5

Películas: El Apolítico

Categorías: , , , ,

 

Ya sé que no es una película que destaque por su gran argumento o por que tenga unos efectos especiales inolvidables.

Algunos actores lo hacen de pena, aunque haya otros que como siempre actúan como los ángeles.

Es una película que me ha llamado mucho la atención y que no recordaba haberla visto.

Me gusta descubrir cine español viejo que había pasado inadvertido y que me aporta una serie de emociones que ya creía tener olvidadas.

 

El argumento es bien sencillo:

Enrique Tolosa es un jefe de administración de una empresa privada de pocos trabajadores.

Es el trabajador ejemplar, no se mete con nadie y siempre se preocupa de que suceda lo más correcto y justo para todos.

El hombre viene de haber vivido una época dura, la de la represión, en donde las libertades abundaban por su ausencia.

Una persona que a base de trabajo duro y esfuerzo ha logrado lo que el cree la cima de su carrera.

Es el típico padre entrado en años al que le gusta comer en familia, sentirse rodeado de sus queridos hijos a los que sigue viendo como sus niñitos.

Pero resulta que sus hijos ya son mayorcitos y tienen sus propias ideas y sus propias vidas.

Es un hombre que recuerda mucho al clásico español de la postguerra al que sólo le preocupa el seguir hacia delante, cobrar su sueldo, realizar su trabajo lo más eficientemente posible pero de ninguna manera meterse en líos de política ni en huelgas ni reclamaciones por parte del resto de obreros.

Un sujeto que pasa su tiempo libre viendo el fútbol, los programas de la tele con las clásicas moviolas en donde se veían las jugadas más polémicas del partido del domingo.

Que se acuesta con la radio escuchando los programas deportivos.

Es a la postre como millones de ciudadanos en el mundo que se contentan con su pastillita diaria de ocio futbolístico antes de acostarse.

Como el sueldo no le llega para comprarse un capricho se contenta con imaginarse como sería su chalet si algún día se decidiera empezar a construirlo.

Un hombre como los de antes a los que les gustaba poner día y hora para las prácticas conyugales.

Pero resulta que a su alrededor todo está cambiando.

Ha llegado la democracia a España y tanto las costumbres de los ciudadanos como sus antiguos hábitos están variando.

Un día, en la empresa en donde trabaja, le preguntan a quien va a votar en las próxima elecciones.

Y es ahí en donde empieza la película.

 

Se muestra al espectador mediante los diálogos el alto contraste que había entre la España PRE-democrática y la que surgió después.

Los compañeros de trabajo le tenderán una trampa para que este hombre que se considera apolítico pueda abrir los ojos y ver que el mundo ha dado un giro de 180 grados.

El hombre se ve en medio de un horrible dilema. Apoyar al empresario capitalista del que se da cuenta (según la película) que es un tirano y que sólo le importa el dinero y para nada las vidas y necesidades de sus empleados.

Y por otro lado, las reivindicaciones de sus compañeros que quieren un sueldo más digno para poder vivir mejor en este nuevo mundo que se avecina.

El hombre que en realidad es un pedazo de pan no se deja corromper por nadie, no cae ante los intentos de soborno del que podría ser en un futuro su nuevo jefe.

Sin saber como se ha metido en medio de tal lío aprovecha la ocasión y realiza un reparto que el considera justo entre los beneficios que la empresa puede obtener sin sufrir ningún tipo de daño y el aumento de sueldo que deberían de conceder a todos los trabajadores excepto a él que el mismo, por honradez ha decidido no aceptar para que nadie crea que es un judas que trabaja bajo las órdenes maliciosas del empresario.

El hombre que no tenía ningún interés en los partidos políticos empieza a darse cuenta de que realmente si tiene importancia conocer a quien se vota.

De la noche a la mañana descubrirá que el mundo es mucho mayor de lo que el creía y que sus propios hijos a los que seguía viendo como adolescentes tienen su propia vida e incluso le darán más de una sorpresa.

La película termina con una frase que es la que le suelta a sus amigos cuando él ya ha aprendido la lección que contiene un mensaje muy útil para el espectador.

Las escenas que más me han conmovido son la de la madre cuando se pone a contarle a la hija como es la noche de bodas.

Una visión muy diferente de lo que podría ser ahora.

En donde no había habido un encuentro pre-carnal antes de esa noche con la otra pareja.

En donde el miedo, la pasión y el deseo de la primera vez se funden en un solo sentimiento que según las propias palabras de la madre desembocan en un fuerte dolor físico (en el momento en el que es desvirgada) y la sensación de que uno esperaba más de la noche a la que se consideraba como mágica.

La otra escena que me encanta es cuando se ve al protagonista obsesionado con el fútbol e ignorando el mundo que le rodea y al que no le gustaría que se produjera ningún cambio. Quiere seguir con su vida habitual llena de momentos de rutina sin variar ni un ápice. En donde ha tirado la toalla y se siente reconfortado por lo que ya tienen y por lo que ya ha conseguido.

Es algo parecido al mensaje principal de la película reina de la ciencia ficción como es Matrix.

Ya os aviso, no es una película con un gran mensaje ni con una buena interpretación pero creo que realmente merece la pena.

A veces es más un panfleto político que una película como la escena en la que se deja claro que el clero de aquella época tenía tanto o más poder que los propios empresarios.

Pero bueno, para mí ha sido una grata experiencia.

 

Los actores principales son:

Carmen Sevilla, José Luis López Vázquez, Emma Cohen, Antonio Ozores, Alfonso del Real, Rafaela Aparicio, Ricardo Merino, David Rocha, Alfredo Mayo, Clara Urbina, Ricardo Tundidor y Carmen Platero.

 

La película en definitiva es una comedia típica española de la época clásica.

Pero sin los mensajes religiosos de la época del franquismo.

Se nota la inexperiencia de España en un marco político democrático en donde éramos primerizos.

 

Hay escenas en donde exageradamente se enseñan pechos, como si eso fuera la bandera a ondear por aquellos que reclamaban el derecho a la libertad de expresión.

 

Me alegro de haberla visto y espero que a vosotros, los que estáis leyendo estas líneas podáis sacarle alguna lectura positiva como he hecho yo.

Gracias y hasta la próxima.

SNABISCH 25 Aniversario

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

pechos fuera

Ten en cuenta que es una peli postfranquista, y el hecho de enseñar tetas, culamen o cuerpo entero era señal de libertad, y de paso, asegurarse una larga carrera en el cine español de entonces. Vamos, casi lo mismo que ahora.