20 de Septiembre de 2017
Abr
12

El Duque del Destierro - Capítulo III: Elmir, el Pirata; Seis, el Rebelde; Siete, el Fugitivo

Sus ojos estaban bien abiertos, enfocaban, comprendían. Su mente leía las conciencias más cercanas con la misma naturalidad que entraña respirar. A las pocas semanas entendía todos los lenguajes que se hablaban en la estación. Fue entonces cuando sufrió por primera vez el rechazo de ser diferente, a manos de su propio padre: Elmir. Jamás dijo una palabra en contra de su hijo, ni dejo de ayuda a Saxa a criarlo lo mejor que supieron, dentro de sus limitaciones, pero, Siete sabía la verdad. Elmir lo consideraba una abominación, una criatura de un pasado que debería haber desaparecido para siempre, y que ahora atemorizaba a mundos enteros. Además, estaba seguro de que moriría a los pocos años, debido a los juegos del Conde Venom. No quería establecer vínculos con él.

El Duque del Destierro  Capítulo I Capítulo II

Siete, lo perdonó, y siempre lo amó.

Conocía el secreto que se llevaría a la tumba. El recuerdo que le hacía despertarse por las noches gritando. La caída en desgracia de Elmir entre los piratas, había sido de todos menos convencional. Su socio, Taleb, le envió derecho a la muerte.

Hacía cinco años de aquello. Elmir y Taleb eran los comandantes de una de las mejores naves piratas de Arcadia, la Delfos, con una tripulación de trescientos hombres. Eran dos jóvenes e intrepidos piratas de éxito cuyas hazañas les habían ganado el respeto de los Señores Piratas. Todavía se hablaba de su reciente asalto a una fragata imperial que transportaba los suministros de una legión, una fortuna en armas, armaduras, municiones y equipos avanzados; cuando, Taleb, que estaba negociando en Arcadia la venta del botín con un Señor de la Guerra de un mundo periférico, envió un mensaje cifrado y privado por frecuencia secreta a Elmir, explicándole que había comprado la información de la ruta de una nave ligera que llevaba en su bodega los impuestos de los sistemas Epsilón. Millones de créditos, implantes genéticos para nobles, y joyas de poder. La oportunidad de sus vidas.

Elmir fue en busca de la nave, sin saber qué le ocultaba Taleb.

La ruta fue cierta, la resistencia la esperada, el tesoro fabuloso, y el tripulante desconocido... cruel, impío y letal. Un Maestro Mentalizador que regresaba a la capital imperial de incógnito tras cumplir una misión en la nave militar más próxima.

Mientras la tripulación de la Delfos se emborrachaba con el capitán Elmir celebrando su triunfo, el Maestro Mentalizador inutilizó los motores de ambas naves, apagó los sistemas de energía e inició la cacería. En los siguientes cinco días murieron más de doscientos piratas luchando contra el Demonio Mentalizador. No hubo forma de anticiparse a sus movimientos, superar sus defensas, romper sus ilusiones, y detener sus ataques mentales. Uno a uno, los piratas fueron cayendo, hasta que atrapó a Elmir. Penetró en su mente como una daga ardiente en el cerebro, le escudriñó hasta hacerle perder el control de su cuerpo, y derribó sus barreras con pesadillas infernales basadas en sus peores temores. Todo lo supo de él, inclusó que había sido engañado por su socio, Taleb. Entonces, bajo la promesa de que nunca más volviera a ejercer de pirata, y que advirtiera a los Señores Piratas de cuales eran los límites de sus negocios, le perdonó la vida.

Pero el fracaso es imperdonable en Arcadia.

A nadie le importó lo más mínimo el destino funesto de la tripulación de la Delfos. Los supervivientes fueron vendidos como esclavos de tercer rango, Taleb denunció a Elmir por incompetencia, y se hizo con la nave, el tesoro de la incursión, y los ingresos del botín previo. Había jugado sus cartas y ganado la partida. Éso era lo único que importaba.

Elmir, cada vez que miraba a su hijo, recordaba al Maestro Mentalizador que había desgarrado su mente sin piedad ni remedio. Le temía, pero al mismo tiempo, sabía que era su hijo y que jamás le fallaría. Tal vez, nunca le expresó cariño ni le trato como si fuera su padre, pero venció a sus fantasmas para darle una buena infancia con su madre, Saxa, tras sus trabajos de Carroñeros.

Ambos padres temían el día en que perderían definitivamente a su hijo, cuando Seis muriera. Y lo hizo antes de lo previsto, a los once años.

Una noche, de madrugada, un guardia Sszharon cubierto de sangre, llamó a la puerta de su camarote. Sólo dijo una palabra: Siete. El peso de su mirada, y el mensaje no pronunciado de sus armas ensangrentadas fue suficiente. Saxa y Elmir, comprendieron que la bestia inhumana estaba terriblemente enfadada, más de lo habitual en los de su raza, y que les asesinaría sin vacilar, aquí y ahora, si no le entregaban a su hijo.

Siete gritó y gritó hasta quedarse afónico mientras el guardia Sszharon le arrastraba por el suelo cogido por una mano a través de los múltiples niveles de Arcadia ignorando los llantos de Saxa y la resistencia irrelevante de su hijo. No era más que un débil y patético cachorro humano, de momento.

Las ganas de luchar se le pasaron a Siete cuando vio el cuerpo de Seis en la cámara de aislamiento psíquico, su nuevo hogar. Estaba despedazado y carbonizado hasta lo irreconocible. Entonces vio al Conde Venom por segunda vez en su vida, quién le advirtió que ese sería de él muy pronto si desobedecía las órdenes y no colaboraba con los Señores Piratas. Las personas que le daban cobijo y protección a su familia en Arcadia.

Esa noche no se llevaron el cuerpo de Seis. Querían que lo viera bien.

A pesar de sus cuatro años de edad, Siete, cuya mente era la propia de un adulto, soportó su miedo y supo qué había ocurrido. Incluso muerto, las emanaciones de energía psíquica de Seis eran mucho más elevadas que las suyas. Su fuerza había crecido con pasos agigantados durante los últimos meses, desarrollando nuevas habilidades, y había tratado de fugarse manipulando a los guardias Sszharon.

La escena no se la imaginó, la vio a través de la huella psíquica del acontecimiento impresa en la cámara de aislamiento psíquico. Dos guardias Sszharon entraron a buscar a Seis, quién atacó por sorpresa la mente de uno de ellos, ordenándole que asesinara a su compañero. Pero no lo hizo. Soportó mucho mejor que un ser humano el ataque y lo neutralizó con la vara aturdidora. Su compañeró, le golpeó con el latigo neuronal, y antes de que pudiera reaccionar, el Sszharon agredido le hizo pedazos cerrando sus mandibulas bestiales sobre su carne desprotegida mientras le quemaba con la corriente de la vara aturdidora.

Estaba furioso porque había estado a punto de caer bajo las garras de un niño.

Siete aprendió del error de Seis: no subestimó a los Sszharon.

Por eso, a los diez años aprovechó su única oportunidad y se fugó. Sucedió poco después del último examen rutinario del Conde Venom. Los resultados de la prueba trimestral a la que le había sometido eran normales: presentaba una leve mejora psíquica y física que introdujo en los parametros de dificultad de la cámara de aislamiento psíquico y en su regimen de dosis de la droga inhibidora de poderes psíquicos que inhalaba y se inyectaba a diario, a fin de garantizar que le fuera imposible escapar.

Entonces ocurrió lo inesperado.

Entró en la adolescencia dos semanas después, un año antes de lo previsto, iniciando el auténtico despertar de sus poderes psíquicos. Una mañana, cuando dos guardianes Sszharon lo escoltaban a una reunión para trabajar, mientras trataba de despejar su mente del efecto de la droga inhibidora psíquica leyendo las mentes de las personas más cercanas, se dio cuenta de que las siempre inaccesibles mentes de los Sszharon ahora presentaban ventanas abiertas, y que podía inducirlas hasta cierto grado de manipulación.

El recuerdo de Seis le llevo a ser cauteloso. Tenía que averiguarlo sin levantar sospechas. Cuando pasaban cerca de una establecimiento de mercenarios independientes, penetró en la mente del Sszharon más débil, y le hizo creer que un mercenario veterano de aspecto peligroso les había insultado a su paso. La respuesta fue inmediata: El Sszharon desenvainó su espadón invisible para los escudos personales convencionales, y antes de que el mercenario pudiera aclarar las palabras que jamás salieron de su boca, le cercenó la cabeza de un golpe brutal.

Nadie puso en duda los motivos del Sszharon. De todos era de sobra conocido su carácter sádico, salvaje, paranoico e imprevisible. Los compañeros del mercenario muerto se limitaron a saquear su cadaver y continuaron con sus asuntos.

Siete, consciente de que tenía muy poco tiempo, se ejercitó más de lo que debía durante las horas de supervivencia bajo cero a altas gravedades para reforzar su organimo. Sabía que debía escapar antes de que el Conde Venom le realizara el siguiente examen. Entonces cambiaría el regimen de dificultad al nivel adolescente, no bajaría la guardia un día, y nunca más podría escapar, a menos que decidiera enfrentarse directamente a los Sszharon cuando lo venían a buscar, aprovechando el descanso que le daban horas antes de llevarselo, sabiendo que sin duda alguna, le matarían al igual que Seis.

Era ahora o nunca.

Así que se fugó tras obtener información vital de un Señor Pirata extranjero que acudió a Arcadia para negociar la compra de nuevas naves estelares para su flota. Cuando conseguía algo importante, siempre le recompensaban con un día de permiso que podía pasar con sus padres fuera de la cámara de aislamiento psíquico, bajo la vigilando de un par de guardias humanos. No le costo demasiado, aun embotado por el ejercicio del día anterior y el efecto de la droga inhibidora, manipular sus mentes haciéndoles creer que se inyectaba él mismo las dosis que debía administrarse frente a ellos ese día. Pasó el día lo mejor que pudo con sus padres, sin mencionar una palabra, y por la noche mientras dormían, recurrió a su adiestramiento físico para producirse un estallido de adrenalina que limpió su organismo del efecto continúo de la droga inhibidora. Controló el subidón de energía psíquico que sufrió: el más grande de su vida. Y despertó a sus padres hablándoles mentalmente. En silencio y sin despertar sospechas, les contó su plan.

A los cinco minutos estaban fuera de su camarote.

Continuará...

Crónicas de Mundo Destierro:

Lester Knight: ¡Saludos, queridos amigos de Gamefilia! ¿Qué os parecido el capítulo de hoy? ¡Menudo Flashback! Desde el primer día de vida de Siete hasta su fuga a los diez años. Una etapa clave en la historia del personaje que nos muestra desde la naturaleza de los Mentalizadores al nacer, el peso que impone su condición en sus relaciones personales, y el siniestro destino que comparten aquellos esclavizados como Siete.

La infancia de los Mentalizadores es una historia que no había recogido en ningún relato previo a la novela, con la que mediante Siete pretendía saldar esa deuda; y ahora, aprovechando la ocasión del comentario, me gustaría aportar mayor contexto.

Qué en el Imperio del Éxodo nacían Mentalizadores era incontestable. La Antigua Sangre presente en la especia humana, que habían purgado los Nobles Posthumanos abandonando a sus hijos en Mundo Destierro, a cada generación resultaba más evidente. El plan de permitir a los millones de humanos tocados por la Antigua Sangre de poblar Mundo Destierro prácticamente en libertad, para cuando llegará el momento oportuno condenarlos a la peor de las muertes, con la marcha del Planeta Artificial y la Flota Imperial, había sido un rotundo fracaso.

El motivo era que los científicos del Imperio no tuvieron en cuanta un factor determinante en los miembros de la Antigua Sangre: aquellos que habían escuchado la llamada de Mundo Destierro, descontando su percepción psíquica, eran seres humanos comunes con ciertos dones primitivos. Nunca fueron conscientes del verdadero poder de la Antigua Sangre, la despreciaron más temiendo la capacidad de organizar a los hombres que de darles auténtico poder, y no advirtieron que la aparición de los primeros Mentalizadores años antes de abandonar Mundo Destierro, no era el punto culminante sino el comienzo.

Pensaron que al desembarazarse del 99.9 % de los miembros de la Antigua Sangre podrían controlar el fenomeno de los Mentalizadores, calculando que la escasa población restante apenas produciría Mentalizadores cada generación, sin darse cuenta que los más poderosos aparecían en Colonias Temporales fruto de padres convencionales sin la menor conexión con Mundo Destierro.

¿Qué sucedía? Desde el Éxodo la especie humana revertía a su antigua condición generación a generación, era un hecho. Los Soñadores que vieron Mundo Destierro a millones de años luz y los primeros psíquicos, no eran más que la primera oleada. Los Mentalizadores, una evolución humana basada en la Antigua Sangre, muy superior a aquellos toscos psíquicos, precisaba de más generaciones para producir la mutación viable y dar lugar al nacimiento de la nueva raza humana.

Un nacimiento que alcanzó su punto máximo décadas después de la marcha de Mundo Destierro, en casi todas las Colonias Temporales humanos y los propios Planetas Artificiales, incluyendo las comunidades piratas al margen del estado como “La Arcadia” Un fenomeno que si bien fue controlado con éxito por “La Academia” y los organismos Mentalizadores posteriores a la desapareción de la misma, no pudieron impedir que los Mentalizadores se convirtieron en la leyenda negra que ponía en tela de juicio a millones de recién nacidos en el Imperio.

No importaba que la proporción fuera de un Mentalizador por cada cien millones de habitantes. Esa cifra tan impersonal como desorbitada daba lugar a un Mentalizador por mundo habitado, y sus historias llegaban a boca de todos. Entre la conversación de “adultos” que jamás se comentaba en presencia de los niños, se hablaba de niños pequeños o jóvenes adolescentes que habían experimentando el despertar del don. El miedo que producía su capacidad de intimidar y manipular a los adultos los conduncía a la reclusión, la demencia, la ejecución... lo común era el baño de sangre.

El joven mutante era rechazado, el dolor que le infringían los demás hacía que olvidara sus inhibiciones al usar su poder, terminaba por provocar una desgracia y lo asesinaban, muchas veces, sus propios padres o los supervivientes más cercanos.

Siempre se decía que “La Academia” se encargaba de los Mentalizadores en potencia, lo cual aun siendo cierto, en la práctica, era una mentira, pues el Imperio era tan basto y su población tan ingente, que aunque había Maestros Mentalizadores capaces de captar en la distancia a los jóvenes, enviando un pelotón con un aprendiz a recogerlo, la realidad era que en la mayoría de casos el joven no era captado o no se llegaba a tiempo. Las señales más fuertes tenían prioridad, el aforo de “La Academia” era limitado y los más débiles, bien capaces de sembrar el terror en una comunidad, no eran muy valorados sino más bien prescindibles.

Dicho de otra manera, nueve de cada diez Mentalizadores eran asesinados en su lugar de nacimiento. Sólo sobrevivían aquellos salvados a tiempo o... los demonios. Así era como se llamaban a los Mentalizadores jóvenes que habiendo despertado su potencial, sobrevivieron al rechazo y las medidas punitivas de sus comunidades, bien mediante el miedo impuesto por sus terribles asesinatos o la tolerancia y benevolencia que mostraron a los demás, de los que Siete es un claro ejemplo.

Si me preguntáis cúal de estos casos fue Falkenberg... su infancia es un secreto que quiero preservar hasta su novela correspondiente, por lo que sólo os dare algunos hechos confirmados en su historial:

Epoca: Primera Guerra Civil Imperial.

Lugar de nacimiento: Desconocido.

Lugar de residencia: Colonia Temporal. Pueblo Agrícola.

Nombre: Perdido durante la destrucción de la población.

Causas: Desconocidas.

Supervivientes: Un niño de seis años.

Informes Relacionados: Un pelotón de Elite Imperial desaparecido en el lugar.

 

Y por hoy me despido, queridos amigos, ante el riesgo de que el comentario sobrepase la extensión del texto Mr. Green

¡Un saludo a todos! Wink

5
Valoración media: 5 (6 votos)

9 Comentarios:

¡Hala! Acabo de darme

¡Hala! Acabo de darme cuenta de que se me pasó por completo tu anterior entrada, así que aprovecho para comentarte que el primer capítulo de la historia (o el segundo si consideras el prólogo como capítulo 1) me gustó bastante.

 ¡Qué grande Siete! Me ha gustado mucho que hayas explicadola infancia de un Mentalizador como él, y se me ha hecho bastante más corto de lo habitual en tus relatos (también es verdad que es más corto en extensión, me refería a proporcionalmente). Sin duda, es una infancia dura la que tienen que vivir los Mentalizadores. Y cómo iba probando si podía influir en los Sszharon cortándole la cabeza a un mercenario... já, brutal.

 A la espera del siguiente capítulo de esta historia para seguir sabiendo cada vez más. Como se nota que tú controlas del tema y que lo tienes todo bastante estudiado, esos comentarios son bastante enriquecedores, sin duda. 

¡Un saludo!

Bueno, pues

como siempre es un placer leerte y comentarte!!! Siempre consigues sacar lo mejor de ti en cada relato!!!!!

Esperaré con paciencia y entusiasmo un nuevo aporte! Por cierto, ha hecho una entrada de recopilación de relatos que por supuesto te incluye, por si tienes el tiempo y gustas de ver los aportes de otr@s compañer@s Very Happy

Saludos!!

Lester..

Me encanta la manera en que has documentado todo tu mundo, y se nota el enorme trabajo que tiene detras... Digno de elogio si duda colega ;)

5 estrellazas bien merecidas!

¡Nos vemos!

Sobre er relato...

Me encanta abrir el ordenadó, entrá en gamefilia y encontrar un nuevo relato tuyo. Es como cuando era más jovensillo e iba ar kiosko a buscar la Hobby Consolas un día y otro hasta que la encontraba. No veas la alegría que me entraba cuando la veía ahí, calladita y nuevesita sobre la estantería der kiosko, toa cargada de novedades. Pos más o menos en argo asín está derivando este serial der Duque de Mundo Destierro, sarvando las diferensias, por supuesto. Y, sobretó, me encantan los "apéndises" que incluyes ar finá de cada capítulo, espero que nunca falten. Un saludo alienígena y espero que la cosa siga adelante ;)

3 dias he tardado en comentar

Pero aquí estoy xD Me lo leí el otro día pero eran las 3 de la mañana y los párpados caían por el efecto de la gravedad :P Aunque ha sio dun poquitín mas interesante el comentario final rematando con partes de la historia de Falkemberg ^^

Estaré expectante a ver que mas sale de tu mente ^^

Excelente entrada

Genial capítulo de esta historia, es un texto que engancha desde el principio. Al principio pensé "no tengo mucho tiempo por ahora, mejor dejo la lectura para otro momento", pero apenas leí los primeros párrafos y no pude detenerme hasta leer el final... vaya qué suspenso para el siguiente capítulo.

Debo decir que esta historia pinta cada vez mejor, algo genial. Y, como han mencionado arriba, es algo sorprendente cómo has logrado imaginar este universo y documentarlo, todo de forma tan soberbia que la trama de cada capítulo e historias resulta realmente envolvente, es como poder imaginar claramente cada escena narrada, anhelando saber qué más va a suceder.

¡Excelente trabajo! Y, como Jorge Alberto L. Delgado -el escritor que conocí hace algunas semanas-, me dijo: "hay algunos errores de dedo, los normales..." Me refiero a este fragmento de tu texto: bajo la vigilando de un par de guardias humanos. A mí también me sucede frecuentemente cambiar de idea al escribir, pero no corregir adecuadamente lo que ya llevaba escrito de la idea anterior.

Quedo a la espera del siguiente capítulo, desde luego. Espero que algún día pueda formar un universo tan complejo, aunque estoy tejiendo una idea así desde hace algún tiempo... a través de dos historias:

  • La espada
  • Zion: la historia

La primera, es una idea que he tenido desde hace varios años... que ha ido creciendo y perfeccionándose en mi mente y que espero que algún día vea la luz en mi blog. Varias de mis historias, como "cazadores de sombras", toma algunos elementos de ella.

La segunda es la historia que da nombre a mi blog y que comencé a bosquejar aquí hace algún tiempo. Hace ya algunos años que, entre mi primo "Arcángel" y yo, hemos ido ideando la historia y sus posibles vertientes. Al comienzo, era una historia independiente, pero con el tiempo sus orígenes se fusionaron con La espada, dando lugar a un trama bastante compleja y rica en detalles.

Espero que, después de concluir con mi proyecto de cazadores de sombras, pueda iniciar con estas dos historias. Lester, hay un fragmento de esta historia -cazadores de sombras- en el cual deseo que me ayudes, deseo que imprimas tu soberbia calidad en un apartado paralelo a la trama principal. Te enviaré un MP con los detalles y ya me dirás qué opinas, aunque entenderé tu negativa por todos los proyectos que te traes entre manos últimamente.

P.D: Vaya... ¿yo escribí tanto en un comentario...? Y, más importante, ¿sabías que CTRL + K es el método abreviado para insertar o editar enlaces al escribir una entrada...?

Saludos,
Desmodius.

Pues...

Llevaba dias dejando esta entrada atras pensando que iba a ser larga como las anteriores y la verdad es que el capitulo a pesar de ser extenso, en comparacion con otros es corto xD

A mi este capitulo me ha gustado bastante, la forma de escapar y aprovechar una unica oportunidad y mas llevandolo tan bien como lo has hecho ^^ A ver si me pongo a leer las primeras entradas y voy enterandome de todo mas y mejor xD Tengo bastantes ganas de ver el siguiente capitulo a ver si cuenta el plan de escape y demas que tengo bastantes ganas de seguir con la historia ^^

Un saludo y a seguir asi ^^

PD: A titulo personal, me daba bastante cosa pedirte que participaras en el concurso de relatos por que no tengo relacion alguna contigo, y el concurso esta ya hecho y en fase de votacion, y me gustaria bastante que si te apetece te pasaras y le echaras un vistazo y votases a los relatos de este concurso :3 Solo si puedes eh ^^

^^

Pues me gusto (como no? X.D) Quiero ver mas de los piratas, para lo próximo seguirás con el escape de siete de su captor junto a su familia?. Aunque no creo que va a terminar bien del todo ese escape. Por mas, lo que remataría para la historia serian ilustraciones de algunos personajes o enemigos.

También, deberías hacer algo mas del pasado del conde y integrarlo aquí, junto a alguna batalla. (Que tengo ganas de sangre Twisted Evil )

 

Un saludo!.

 

PD: Si este comentario me dejo un poco peor que el otro, 2 leídas para no perderme X-D, ademas planeas hacer datos de los personajes relevantes en la historia como pusiste allí? a modo de databook? Seria interesante :P   

Gracias por comentar!

Y disculpad mi tardanza en responder. Las últimas dos semanas han sido una pequeña locura para mí, entre obligaciones, compromisos y proyectos personales, en las que no he podido encontrar tiempo para regresar al blog. Aunque para mañana os tengo una sorpresa bien guardada, y para dentro de unos días, un nuevo capítulo de “El Duque del Destierro”

Meleiz: ¡Buenas! Que el capítulo se te haya echo corto es buena noticia, señal de que te ha gustado; lo malo es cuando nunca se terminan. Procuraré que suceda lo mismo con los próximos. Ganas desde luego, las hay Very Happy

La infancia de los Mentalizadores es un auténtico infierno, aunque como pone de relieve la secuencia del Sszharon, la verdad, es que no son criaturas indefensas; más bien son un peligro muy a tener en cuenta, como el propio Siete refleja. Si te soy sincero, escribiendo la novela, me quedé con la espina de haberme extendido más con la infancia de Siete, porque ideas tenía. A ver si alguna vez tengo la oportunidad de escribir la novela bien y puedo dedicarle las páginas que se merece el tema Wink

Pronto tendrás un nuevo capítulo con alguno de mis comentarios.

¡Un saludo!

Thouy: Y para mí es un placer verte aquí. Así da gusto publicar. El nuevo capítulo lo vas a tener en breve. Felicidades por la iniciativa que has llevado a cabo promocionando la obra de otros compañeros. Al respecto, espero darte una pequeña alegría pronto Mr. Green

¡Un saludo!

ErikAdams: Gracias, Colega. Y enhorabuena por el trabajo que has venido realizando Twisted Evil, sencillamente soberbio.

¡El Advenimiento Final es inminente! Confused

Planck: Tengo que reconocer que tu comentario me ha llegado muy adentro, porque conozco esa ilusión de niño, que aún conservo. Cosas así son las que te hacen escribir con verdadera emoción. No voy a tener más remedio que seguir publicando muchos capítulos de “El Duque del Destierro” e ir preparando nuevas historias, para que siempre puedas regresar y llevarte una sorpresa Wink

¡Un saludo!

LoganKeller: Debería darte doblemente las gracias, porque leerse un relato a las tres de la mañana, es una ardua tarea. Me alegra que te haya gustado el relato y el comentario. A ver si te gusta el giro que emprende el siguiente capítulo, que cambía el registro actual Very Happy

¡Un saludo!

Desmodius: Gracias por tus palabras, querido amigo. Para mí es motivo de alegría que a otro compañero escritor le guste tanto un capítulo mío. “El Duque del Destierro”, es quizás, la historia en la que más me he implicado nunca, tanto a nivel de preparación como en empatía por los personajes, y quiero creer que toda esa ilusión y trabajo se ha transmitido a la historia. Sólo espero que los siguientes capítulos os gusten, y que os agrade lo que va a ser el inicio de mi tercer periodo creativo; en los que los tiempos anteriores a Mundo Destierro fueron el primero, la creación de Mundo Destierro el segundo, y el tercero va a abarcar nuevas historias escritas de una manera diferente a las que he publicado hasta la fecha, de las que ya tengo unas cuentas en desarrollo, a la espera de una temporada de escritura favorable para darles vida con la calidad que se merecen.

Respecto a la colaboración pendiente con “Cazadores de Sombras”, lo único que puedo añadir respecto a lo que hemos hablado mediante MP, es que tengo muchas ganas de escribir algo de lo que te sientas orgulloso. Ojala que sea pronto Wink

PD: Gracias por la sugerencia, la verdad es que no tenía ni idea.

¡Un abrazo!

Woozie: Este capítulo, a diferencia de los otros, a pesar de su extención, quizás, gracias a su intensidad, se hace más atractivo de otra manera, pues aporta menos referencias y aborda más el presente inmediato del personaje en una época muy complicada para él, en la que debe tomar decisiones de vida y muerte desde una temprana edad.

Si te soy sincero, originalmente estaba escrito para ser publicado con la parte restante de la huída, pero viendo que se excendía demasiado, hasta el punto de poder cansar al lector -comprendo que leer textos en un blog es cuanto menos duro- realicé el corte donde lo vi más natural.

PD: Tengo que pedirte disculpas por no haber podido participar al menos en la fase de votación del concurso de relatos. Cuando leí el comentario hace unos días, de verás que la idea me gustó, pero no he tenido tiempo virtualmente para hacerlo. Aunque espero, dado la sorpresa que os tengo reservada para mañana, lo comprendas.

Espero que podamos colaborar juntos en alguna iniciativa literaria muy pronto Wink

dream theater 15: ¡Buenas! El final del escape de Siete es algo que debe leerse, cuyo final es cuanto menos inesperado. Dentro de poco podrás saber mucho más acerca de los piratas, los Sszharon y el Conde Venom. Pasados los primeros capítulos, empecé a realentizar el ritmo de la novela para prestar más atención a los detalles y profundizar en su contexto, por lo que iréis viendo como los siguientes capítulos son dedicados a algún detalle de la novela, sin que la trama principal deje de avanzar. Fue un cambio narrativo arriesgado que espero os guste igual que el primero Very Happy

Y además, mediante los comentarios, iré proporcionando información que la novela por motivos de espacio, ritmo o versión borrador no llego a incluir.

¡Un saludo!

PD: Disculpad que os haya respondido de una manera un tanto más breve que de costumbre, pero os estoy preparando algo para mañana, con toda mi ilusión y buena voluntad, y tengo que apretar el acelerador para llegar a tiempo. En el próximo capítulo de “El Duque del Destierro”, estando más tranquilo, espero poder ofreceros las respuestas que os merecéis.

¡Un saludo y feliz fin de semana! Wink