14 de Agosto de 2018
Ene
9

Asesinar me humaniza - El Desenlace - Destino y Emoción - Autor: Morgennes - VS - Falkenberg ¡Mega entrada literaria!

Una intensa lluvia se desató en todo Fénix. Ríos de sangre recorrían las asfaltadas calles de aquella urbe abocada al abismo. La inmensa bestia de rascacielos protuberantes y de tecnología de ensueño, gemía de dolor. Toda su alma, los pobladores, yacían inertes en su seno. Todo su corazón, las instalaciones científicas, estaban partidas entre ellas y destrozadas por la artillería. La ambición humana y el orgullo robótico de dos seres habían herido mortalmente a aquella bestia tecnológica.

Mansen se encontraba frente a uno de los causantes de aquella catástrofe, su cara ya no denotaba orgullo y vanidad. Estaba pálido, aterrado ante la idea de su inminente muerte, lloraba desesperadamente, se retorcía cual rata de cloaca intentando de cualquier manera salvaguardar su integridad.

Mansen clamaba venganza, sí, pero no de esta forma. Él ya no era el asesino frío de los viejos tiempos, desde que aquella sensación le invadió en su último encargo, todo había cambiado. En su interior dos fuerzas luchaban intensamente, la que le hacía único, su capacidad para sentir, para no ser un androide asesino como Twein, y por otro lado la venganza que le cegaba.

Capítulos Anteriores:

 
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Pero él ya no era así, su vida ya tenía un rumbo y un sentido, debía disminuir aquella matanza y destrucción, aunque le costará la vida, lo cual no le importaba, sin Yuliya cualquier futuro se desvanecía frente a él.

Mansen dijo con tono frío y distante:

- No te voy a matar, no voy a ponerme a tu nivel. Es momento de que recapacites, de que asumas las muertes que cargan en tu conciencia, debes salvar a cualquier ciudadano que quede vivo. Ofrece transporte para salvarlos, envíalos a terreno seguro, usa tu ejército sanguinario para ello -.

Basile seguía llorando, sus manos le tapaban la cara, se daba asco a si mismo.

- Lo haré, les salvaré. Retiraré a mis tropas, no mataré a más inocentes -.

Basile estaba arrepentido, el antaño egoísta doctor había aprendido la lección. Mansen se decía para sus adentros que por lo menos había eliminado la maldad de aquel hombre.

- Harás una cosa más, tu corporación pasará a manos del doctor Burton, se acabó la creación de androides asesinos. A partir de ahora los androides como yo serán integrados como miembros eficientes en la sociedad futura. Humanos y sintéticos, pueden vivir juntos, es el futuro de la sociedad, y tu vanidad y ansias de inmortalidad casi estropean este sueño pacífico.

- Así se hará, y yo pagaré por mis errores. Mansen, eres único, en el preciso instante en que te reformé, en el instante en que mantuvimos nuestra conversación, sabía que eras único en todos tus aspectos, tú tenías un destino que ninguno pudo tan siquiera imaginar.

Eres mi creación más perfecta, y es que el androide no fue concebido para matar ni para reemplazar a la humanidad, fue creado para mejorar a la sociedad, para aportar los valores positivos al hombre e inculcarlos en la sociedad. Tú eres el primero de una raza de androides que servirán como herramienta de perfeccionamiento de la raza humana. Debéis erradicar todo mal de la esencia humana, y no crearlo y destruirlo, como pretende Twein.

- Ahora corre, ve a por tu destino, te está esperando.

Basile sonrió, y con una fuerte decisión se quitó su exoesqueleto, pero antes envío las órdenes pertinentes. Salvar a los ciudadanos, cesar las hostilidades y encontrar a Burton para transmitir sus deseos. No podía hacer nada más.

Levantó la cabeza y miró al cielo, las gotas de agua recorrían salvajemente su enfermo cuerpo. No tardaría en morir sin  su coraza. Pero eso ya no importaba, había hecho lo que deseaba. Ya nada le ataba al mundo terrenal, sus pecados habían sido solventados en parte, y eso le reconfortaba.

Un largo suspiro recorrió su boca, y con una dulce sonrisa se despidió de Mansen.

Mansen también sonrió, y una lágrima surcó su rostro, pero no era amarga como cuando falleció su hermana, era de alegría. Esta sensación fue la última que Yuliya le traspasó en su último cálido abrazo.


-----


Mansen llegó a su último destino, el edificio que contenía el Índice y donde le aguardaba su último adversario.

Esperaba encontrar resistencia, pero no pudo articular palabra ante lo que vio. Centenas de cadáveres de todo tipo inundaban las instalaciones. Twein debía de haber mandado suicidarse a todos aquellos androides después de su trabajo. Tenían una fe ciega en él, y los había traicionado, en la sociedad de androides perfectos que él soñaba, aquellas máquinas, vasallos de la humanidad no tenían cabida, eran un instrumento más de su diabólico plan.

Mansen se adentró en las distintas instalaciones y por fin llegó a la sala principal, el lugar sagrado para la ciencia, la sala del Índice.

Era una estancia muy amplia, con paredes labradas con oro fundido y repleto de archivos y computadoras. Al fondo de la sala, en subiendo las escaleras, se encontraba un peculiar artefacto, estaba presidido por una bellísima cúpula de diamantes que formaban grabados sobre la fundación de Fénix. A los lados, cristaleras de vivos colores mostraban al Índice la desolación de Fénix.

Y junto al Índice estaba él, su hermano Twein. Frío y expectante, deseoso por la llegada de su patético hermano. Mansen se dirigió a él, pero fue Twein quien tomó la palabra:

- Al fin se cerrará el círculo, eres duro de pelar, pero me temo que estando yo tan cerca de crear un futuro perfecto, eres un estorbo. – Twein sacó sus dos pistolas específicamente diseñadas para él.

- Twein, has ido demasiado lejos. Pretendes erradicar a una humanidad que te da asco por su ambición y por su putrefacta alma, mira en lo que te has convertido. Eres la maldad del hombre concentrada en un ser vivo, te has convertido en algo mucho peor que ellos, tu odio hacia ellos te ha transformado, tu sociedad futura será peor que el propio hombre.

- Puede que me haya transformado en uno de ellos, pero mi sociedad futura será eficiente. Cosa que los humanos no son. Serán ambiciosos, dominaremos la galaxia, los humanos son ambiciosos, pero son tan débiles que no pueden avanzar, están estancados en esta mierda de planeta.

Nosotros somos el futuro, somos la evolución, la perfección de la naturaleza, el último escalafón de la naturaleza. – Twein estaba desatado, deseoso de cumplir su propósito – Al principio fueron los seres prehistóricos, luego dio lugar a la evolución del hombre. Cuando el hombre no daba más de si creó al androide, el cual ha evolucionado, y ha llegado la hora de suceder al hombre. Con nuestra perfección nos haremos eternos.

- Te equivocas, Twein. La perfección es inalcanzable, nada es eterno, todo tiene un principio, pero un final. Tenéis una grave carencia.

- ¿A sí?, ¿cuál? – dijo con tono burlón

- La carencia de emoción, el factor que ha hecho evolucionar al hombre han sido sus emociones, su ambición y deseo de alcanzar sus metas y de evolucionar, su curiosidad por desvelar los inescrutables misterios de la vida les han llevado a mejorar y evolucionar. Sin emoción, no hay evolución. El propio Índice ha supuesto una ambición para mejorar la robótica. Si lográis eliminar al humano, os quedaréis estancados.

- ¡Mientes! perduraremos para siempre, no necesitamos evolucionar, somos perfectos, y ahora prepárate para morir.

 

Mansen sacó sus pistolas y comenzó un encarnizado tiroteo. Twein comenzó a dispararle, las balas le rozaron el rostro y una de ellas le rasgó la túnica. Buscó ansioso una cobertura tras una columna y disparó. Twein logró zafarse fácilmente de sus disparos y contraatacó con un nuevo cargador.

Las balas destrozaron parte de la columna y se vio forzado a salir de la cobertura, efectuó un par de disparos, los cuales pillaron por sorpresa a Twein, el cual con una acrobacia demencial logró esquivar.

Mientras Mansen recargaba, Twein volvió a la carga con una nueva tanda, esta vez muy precisa, una de las balas se incrustó en la pierna de Mansen, el cual aulló de dolor, por suerte no tocó ninguna zona vital. Respondió con con tres balas, una de ellas si que alcanzó a Twein en el costado, pero apenas se inmutó.

El tiroteo era encarnizado, en pocos minutos la sala estaba inundada de cargadores atómicos.  Mansen tenía heridas de consideración en la pierna brazo y costado, Twein también estaba herido, pero apenas sentía dolor o lo disimulaba muy bien.

Mansen dio una vuelta lateral y vació su cargador, hirió a Twein, el cual tenía justo delante, se dispuso a dispararle en aquel momento de duda, apretó el gatillo pero… no le quedaba munición. Twein sonrió victorioso y disparó, el disparo le alcanzó de pleno en el pecho, Twein le iba a rematar pero por suerte se quedó sin balas.


Mansen calló al suelo y Twein accionó las cuchillas de su pistola, lo mismo hizo el convaleciente Mansen. Twein se acercó y le propinó una fuerte patada. Mansen reaccionó y le empujó fuertemente haciéndole caer al suelo.

Ambos se enzarzaron en una lucha cuerpo a cuerpo, golpes rápidos y brutales sesgaban sus caras, Twein coló uno de sus golpes en la cara de Mansen, rompiéndole la nariz y haciéndole sangrar. Mansen reaccionó y le dio en la boca, partiéndole el labio con violencia.

Twein, saboreando su sangre dijo: - Fue un placer degollar a tu hermanita – una sonrisa iluminó su sangriento rostro.

Mansen, dominado por la ira, le propinó una patada, Twein voló rompiendo la cristalera y fue a parar al patio exterior.

Mansen, encolerizado, descargó una tanda de golpes sobre el rostro y cuerpo de Twein, el cual recibía los golpes sin poder responder, la ira de Mansen le estaba derrotando.

Twein reaccionó y clavó las cuchillas de sus dos pistolas sobre Mansen, el cual retrocedió ante la intensidad del dolor. Twein tomó la iniciativa y golpeó duramente a Mansen, el cual se encontraba exhausto ante la batalla. No podía responder a los golpes certeros de su hermano, todo estaba perdido, pero de repente una visión le invadió…  vio el cuerpo ensangrentado de Yuliya tendido sobre el suelo, recordó la sonrisa de Twein, y dejó que aquella espantosa ira le recorriese el cuerpo.

Sacando fuerzas de flaqueza, Mansen contraatacó y, rompió la defensa de Twein, y con sendos golpes de los mangos de su pistola derrumbó al convaleciente asesino. Se arrastró hacia la cornisa y se sujetó con fuerza a la misma, la estampa de Twein derrotado hizo parar a Mansen, el cual dijo:

- Se acabó, Twein, no me obligues a matarte, puedes rendirte y parar esta guerra.

Una leve sonrisa surcó el destrozado rostro de Twein: - Jamás, puede que no alcance mi sueño, pero todos los androides de todos los sistemas me convertirán en un mártir, se unirán a mi causa en busca de cumplir el sueño de todo androide, exterminar a la raza humana y crear un nuevo mundo más eficiente.

- Sin el Índice no seréis perfectos.

- Puede, pero tranquilo, sabrán derrotaros de la misma forma, y encontrarán la forma de evolucionar, no puedes evitar un progreso universal, con mi muerte no detienes esta revuelta, he dejado todos los cabos bien atados.

- Entrégate y no te matarán.

- Mi destino siempre ha sido la muerte, ahora lo entiendo, mi muerte contribuye al progreso, mi obra ha concienciado a todos los androides, con mi sacrificio abro la puertas a la rebelión y un futuro más eficiente, las máquinas asolarán el universo.

- Estás loco, hermano, tu odio infundado hacia el hombre no te ha conducido a ninguna venganza, morirás y no verás el futuro, esta etapa de la historia pronto será un mito, toda tu lucha y la mía serán mitos.

- Como ya te he dicho, con mi muerte esto no se acaba, venceré, hasta nunca hermanito.


Twein empezó a reír maliciosamente, aquella risa enfermiza y tan familiar, recordó el cuerpo de Yuliya…

- No, Mansen, jamás podrás acabar conmigo. Tus esfuerzos son inútiles. Venceré - .

Aquella sonrisa del infierno desquiciaba a Mansen, Twein no cesaba de soltar aquellas palabras que martilleaban su cabeza:

- No lo lograrás, somos eternos… -

De repente, Mansen vio como Twein intentaba alcanzar su arma, en un rápido movimiento empujó a Twein al vacío.

- Eternos – Twein siguió riendo mientras caía…

Mansen se dejó caer al suelo. Empezó a reír, a disfrutar de aquel bello momento. Todo había acabado, su destino se había cerrado, por fin se sentía a gusto, ya nada le ataba a este mundo.

Con su muerte cerraría aquel círculo y aquella dantesca historia. No temía a la muerte, ya no. La aceptaba con gusto, había demostrado lo que valía, todo había encajado en su sitio.

Cargó su pistola mientras seguía riendo, paladeaba el momento, se sentía en perfecta armonía.

Apuntó a su corazón, quería demostrar a todos que era capaz de sentir, de experimentar. Con una risa complaciente apretó el gatillo.

Todo se desvaneció a su alrededor, las sombras le acorralaban, respiraba aceleradamente, pero seguía riendo…

De repente, volvió a oír aquella sonrisa. Aquella sonrisa maliciosa. No daba crédito a lo que oía y veía. Era Twein, maltrecho pero vivo. La sonrisa de Mansen desapareció, y Twein siguió riendo hasta que todo se desvaneció….

- Epílogo -

- Mansen, despierta – Una bella y melosa voz femenina le despertó de sus ensoñaciones. -

Era Yuliya, sostenía su cabeza con sus pequeñas y pálidas manos. Se encontraban en un paraje de belleza indescriptible, un jardín del Edén, bellos árboles frutales les rodeaban, las cristalinas aguas corrían salvajemente entre las rocas y un sol deslumbrante llenaba de alegría aquel rincón.

Mansen tomó la palabra:

- Todo se ha acabado, ¿no?
- No, no todo se ha perdido.

Mansen se incorporó, con tono sereno le dijo a Yuliya:

- Esto es un sueño, estoy muerto.
- No Mansen, debes reponerte, mientras te queden fuerzas para luchar debes afrontar tu destino con Twein.
- Pero he cometido un terrible fallo. Ahora él ha triunfado.
- Mansen, nada está perdido, te repondrás, y lucharás, porque es tu destino, porque es tu misión. Esta confrontación acabará cuando los dos muráis.
- Yuliya, gracias, si te hubiese salvado… todo sería distinto.
- No te culpes, los momentos y experiencias que viví contigo jamás se borrarán de mi mente. No fue tu culpa, soy fruto de tu destino, tu misión, eres el elegido por el Interventor, tu destino ya está trazado.
- Y lo cumpliré, por ti y porque al fin he encontrado mi destino y lugar en este mundo, no te fallaré…
- Sé que no cometerás ningún fallo….

Mansen y Yuliya se fundieron en un tierno abrazo, hubiese deseado que todo aquello hubiese durado la eternidad, pero sentía que algo lo obligaba a salir de aquel sueño. Después de esto, todo a su alrededor se desvaneció poco a poco y se sumió en la oscuridad….

¿Continuará...?


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Welcome to the Machine:
Welcome my son, welcome to the machine.
Where have you been?
It's alright we know where you've been.
You've been in the pipeline, filling in time,
Provided with toys and 'Scouting for Boys'.
You bought a guitar to punish your ma,
And you didn't like school, and you
know you're nobody's fool,
So welcome to the machine.

Welcome my son, welcome to the machine.
What did you dream?
It's alright we told you what to dream.
You dreamed of a big star,
He played a mean guitar,
He always ate in the Steak Bar.
He loved to drive in his Jaguar.
So welcome to the Machine.

Grandes del Metal:

Emperor - IX Equilibrium - Grandes del Metal

Lester Knight: las grandes historias producen un sintoma inequivoco: agotamiento. Es tal su ritmo narrativo, los giros argumentales, la reinvición de sí misma sobre la marcha, la personidad que demuestra, la originalidad de sus planteamientos, y lo abierto de su final… que llegas a su fin sabiendo que, de ahora en adelante, nunca podrás olvidarla.

Sientes una mezcla agradable de satisfacción y cansancio en tu cuerpo. Te ha encantado, pero te ha hecho vivir y emocionarte tanto, que al mismo tiempo te ha agotado. Esa es la sensación que dejan al final las grandes películas, álbumes, novelas y relatos.

Asesinar me humaniza no es sino un carrusel de sensaciónes. Cada capítulo es una oleada que rompe con lo anterior y, nos intriga aún más, expandiendo una historia que va escalando sus notas épicas. Después del final de sexto capítulo, estaba claro que éste sería inolvidable, y no defrauda.

Los dos grandes protagonistas de la saga por fin se enfrentan cara a cara. Es una lucha visceral de ideales, diferencias y destinos encontrados. Dos modos de entender la existencia que no pueden ni deben vivir juntos. Lo mejor es que no transcurre como debería ser el final de una historia, sino como el final de dos personas. Ahí radica el triunfo de Asesinar me humaniza. Una obra que habla de las máquinas y su relación con los seres humanos, que gradualmente se confunden con ellos. Mansen representa lo mejor de los hombres, el amor; y Twein lo peor, el odio.

El final nos sorprende párrafo a párrafo, no sabes que va a ocurrir, y cuando sucede, es tan rápido que apenas tienes tiempo de reaccionar, empiezar a asumiarlo… y ves que sigue en el esperanzador epílogo. ¿Habrá más Asesinar me humaniza?. Los autores casi siempre desean continuar sus obras, pero necesitan del empujón de los lectores, a fin de sentir que hacen lo correcto. Así que voy a ser claro y rotundo.

Morgennes has escrito el mejor relato de ciencia ficción de Gamefilia. Espero leer su continuación durante este 2009. Gracias por haberme permitido compartir la experiencia de su escritura. Ha sido fantástico…

Un momento, de pronto no me encuentro bien. Me duele la cabeza. Escucho un pitido agudo terrible. Dios, no oigo la música. ¿Qué es esto?. Sangre. Sangró por la nariz y los oidos. Me estoy mareando. No veo bien. Voy a pedir ayud…

Falkenberg El Cazador

Los últimos Mentalizadores del Imperio Galáctico agonizan. Sólo uno sigue en pie desafiante: Falkenberg. El Cazador. Camina ensangrentado. Terribles heridas desgarran su carne. Su corazón no late. Sus pulmones no respiran. Su cerebro no emite impulsos eléctricos. Está muerto. Sus ojos azul celeste atraviesan el alma del traidor. Camina ensangrentado. La voluntad formidable de su espíritu indomable controla su cadaver. Niega a la muerte su triunfo con un grito amenazador. La Muerte escapa. Teme su furia.

Se contenta con las vidas de sus hermanos. Están indefensos agonizando helados. Envenenados por un traidor cobarde. Gases tóxicos inundan la caverna. Las detonaciones se suceden. Caen estalacticas. El suelo se fractura expulsando ríos de lava. Camina ensangrentado. Muy pronto serán sepultados por toneladas de roca y fuego. La temperatura se eleva. Las armaduras se incendían. Coros de aullidos siniestros anuncían la caída. Se habían reunido para firmar la paz después de siglos de guerra civil. Desconocían que el asesinato sería la formula pactada. Camina ensangrentado. Sus diferencias carecen de importancia. El fuego purificador devora sus cuerpos sin distinciones. La energía psíquica de sus mentes se vuelve inestable. Los Mentalizadores explotan violentamente. El traidor contempla el espectaculo desde su cámara acorazada.
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Nadie se imaginó jamás que él fuera responsable de la extinción de su raza. Había luchado décadas por la paz. Ofrecía metas y sueños de convivencia. Juzgaba las disputas entre facciones con equidad. Ayudaba a los más débiles. Camina ensangrentado. Desconocían que su visión exigía el sacrificio de la raza. Estaban malditos. Eran el éslabon perdido. Poderosos, sí. Emocionalmente humanos.

El progreso exigía renunciar al legado de un pasado caótico. Los embriones de la nueva raza crecerían en un universo libre de antepasados. Mentira dice la voz del que camina. Quieres un futuro de subditos sin alma. Negar la emoción es negar la personalidad. Negar la personalidad es negar el alma. Negar el alma es negar la voluntad. Negar la voluntad es darte el poder. Camina ensangrentado.

Cobarde. Nunca tomaste partido. Eras demasiado débil. La paz no era más que una excusa conducirnos a la tumba. Ladrón. Nos robas la vida y la dignidad. Nadie recordará nuestras batallas. Sólo el final. ¿Crees que escaparás de aquí. ¡Nunca!.

Lenguas de fuego bailaban por la atmósfera de la caverna. Cuerpos silenciosos arden. La superficie se ahoga en lava. La cabellera de Falkenberg se quema. Su armadura se funde. La piel se desintegra. La carne se carboniza antes de deshacerse. Los huesos caen. Camina ensangrentado. Un lago de lava en continúo ascenso le separa del traidor. Lo pisa. Camina sobre él. El fuego lo abraza. Se niega a ser consumido. Sus celulas muertas se regeneran a una velocidad increible. Sus ojos azul celeste arden deslumbrando la caverna infernal. Su espíritu liberado de las ataduras de la vida es más poderoso que nunca.

El traidor cree que es demonio. Tiene razón.

Falkenberg pronuncia un grito desgarrador con una voz que no pertenece a este mundo. Desde las profundidades de su garganta expulsa una ventisca glacial procedente de ámbitos lejanos. El traidor se estremece. Conoce su origen. La lava se solidifica. Camina ensangrentado. Vuelve a pisar suelo firme. El fuego escapa. Un cuerpo carbonizado camina hacia el traidor. La mirada de sus ojos azul celeste encierra la promesa de una venganza implacable.

Las puertas blindadas de la cámara acorazada tiemblan. Garras espectrales invocadas por la mente de Falkenberg arrancan sus láminas de metal. Una risa distorsionada penetra la mente del traidor. Su barrera mental es incapaz de detener el ataque del demonio. Cuando le sonríe mostrando sus dientes vampíricos comprende el por qué. Camina ensangrentado. Detona las últimas cargas explosivas que le quedaban. Arriesga su vida. Es la única opción.

El techo de la caverna se hunde. Fuentes de lava irrumpen su superficie. El fuego envuelve las estalacticas. La temperatura sube a millones de grados. Lo único que queda de los Mentalizadores del Imperio Galáctico es el cadaver de Falkenberg. La fuerza salvaje de la naturaleza es demasiado para él esta vez. Lo sabe. Su regeneración es insuficiente. Se determinación es inflexible. Lucha.

Corre por encima de océanos de lava. Su cadaver en llamas se está desintegrando. Salta una distancia prodigiosa. Se estrella contra las puertas blindadas de la cámara acorazada. El traidor escapa al ascensor. Falkenberg golpea las puertas con la fuerza de un titán. El metal se hunde y deforma. Fuego y lava penetran en la cámara. El traidor grita aterrorizado. El ascensor asciende. Las puertas gimen.
Olas de lava sepultan a Falkenberg. Sigue golpeando las puertas. Cuando sus brazos se desintegran lejos de rendirse presiona las puertas con sus piernas. Jamás ha sido derrotado. Jamas lo será. El universo lo sabe. Cuando sus lazos con el mundo terrenal se disuelven. La muerte le tiende la mano como a un igual. Él acepta el pacto. El traidor lo ignora. Su ascensor asciende a una velocidad por encima de los límites de seguridad. La montaña se está hundiendo. Teme por su vida.

Cuando sus brazos se desintegran lejos de rendirse presiona las puertas con sus piernas. Jamás ha sido derrotado. Jamas lo será. El universo lo sabe. Cuando sus lazos con el mundo terrenal se disuelven. La muerte le tiende la mano como a un igual. Él acepta el pacto. El traidor lo ignora. Su ascensor asciende a una velocidad por encima de los límites de seguridad. La montaña se está hundiendo. Teme por su vida.

La mente de Falkenberg le persigue. Se niega a abandonar una dimensión que ya no es la suya. Entonces su alma se desliza al peor de los infiernos. Camina ensangrentado.

La furia del Mentalizador más poderoso de la historia viola las leyes universales. En su último acto de rebeldia, se reencarna en un cuerpo de fuego por un instante fugaz, y pronuncía su juramento:

Cuando El Reino de las Tinieblas sea mi Imperio, regresaré

El eco de la voz demoniaca de Falkenberg pronunciando “regresaré” se graba a fuego en la mente del traidor. Jamás lo olvidará.

Falkenberg. El Cazador. Ha muerto.

Continuará…


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Empty:

"Dhe is an empty shell
- shell-shocked luciferian soul

he is an empty shell
- drained and sealed
he is an empty shell
- penetrating cold
he is an empty shell
- empty luciferian soul

how furiously and bombastic
he proclaimed his destruction
of a mortal coil

in the end it seemed
this was his only possession

long past were his "glorious" days
of filth and lies
and he has reached out to stop time
at its end

he is an empty shell
- shell-shocked luciferian heart
he is an empty shell
- drained and sealed
he is an empty shell
- penetrating cold
he is an empty shell
- empty luciferian soul

the constant struggle for a moment of quiet indulgence
eventually stirred and quaked the earth so hard
it swallowed him in a dark and heavy cloud
slowly and gently starving him into insanity

an inferno of ice
with an ever burning
bleeding
heart


Lester Knight: ya no podía aguantar más. El concurso de literatura de MaQy ha sido una gran sorpresa para mí. Me hace una tremenda ilusión que participemos todos con nuestras historias. Aunque es cierto que me ha pillado desprevenido por completo.

He tenido que retrasar dos colaboraciones de Apohell y dark_zero100, a los que pido perdón, y me he puesto a publicar colaboraciones literarias de participantes como un loco.

Además Falkenberg ha visto como su historia quedaba relegada. Pensaba empezar a escribirla el lunes. Me ha estado tentando toda la semana con escenas del relato, a ver si caía en el pecado de escribirlo. He sido fuerte. Pero cuando he terminado de preparar la colaboración del amigo Morgennes, he caído.

Antes de sumergirme en la documentación y escritura del nuevo relato de Falkenberg, el cuerpo me pedía calentarme con un prólogo, amenizado por la canción de Emperor que escuchaba cuando nació la historia. Espero que os hayan gustado ambas propuestas. Ahora me retiro a Mundo Destierro, feliz por haber concluido la publicación de la magnifica obra de Morgennes
PD: Agradezco a Baalard su gran ayuda con la cabecera del relato. Un abrazo, amigo mío Very Happy

Me despido deseando a todos los participantes del concurso de literatura mucha suerte Wink
¡Un saludo! Mr. Green

Diario de un sueño - 06/01/09:

5
Valoración media: 5 (3 votos)

6 Comentarios:

Jo Lester, INCREÍBLE

Menudas palabras dedicas... si a Erik le pones rojo a mí me emocionas. Con que hubieses dicho que es el mejor relato de ciencia ficción de Gmaefila hubiese bastado XD pero tú no, tienes que describir de forma erfecta las sensaciones que sentí trs cocnluir la obra, y has hecho un resumen casi idéntico al mío en cuanto a lo que he pretendido expresar con esta obra. Voy a añadir tu comentario sobre la bra a la guía del relato, y va a ser tu opinión la que ilustre esta parte.

Sentí una tristeza enorme al terminar, y también alg de rabia, pues sabía que si erminaba la historia tan temprano me dejaría muchas cosas en el tintero, el caso es que ¿Continuará?...Ni yo mismo lo sé, ahora mismo estoy metido con un asunto (que pronto veréis) y mi nuevo y ambicioso proyecto, Geocronos , copará una laga temporada mis colaboraciones por este Destierro.

Gracias por tu interés y por todo loque has hecho para sacar adellante esta historia.

Sobre Frankenberg (una entrada simplemente brutal, vaya relatos titánicos) unode tus relatos más increíbles y de lo mejor que te he visto, la muerte de Frankenberg, el último Mentalizador, y su profecía, una fueza inamovible, que ni el universo puede entender, un relato épico simplmente sublime, Frankenberg muere y es vulnerable, pero incluso cuando la lava le desintegra provoca pavor y temor, su rabiay dolor se hacen uno ara enviar un mensaje de venganza que haría estremecer a a más fuerte de todas las fuerzas...

Estremecedor e increíble, aunque he de reconocer que no he podiod sino senir pena por Frankenbegr, has logrado que un ser vil y frío , asesino y duro provoque sensaciones de cercanía y tristeza al lector, chapó para ti querido amigo...

De lo mejor que he leído, y deseo con ganas el regreso de ese ser únicoe inolvidabe que es Frankenberg...

P.D:5 míseras estrellas, pues no hay ninguna calificación para lo que me has hecho sentir con tamaño relato...

La madre que te...

pario Lester XD, menuda entrada doble, con ese ¿Final? de AmH del Morgennes y mas Falkenberg para seguir poniendonos los dientes largos...

¡Esto no se merece menos de 5 estrellas!

¡Nos vemos!

Erik se me olvidaba

Tienes una sorpresa sobre eso en tu correo (al fin he empezado XD) Me alegra que te haya gustado, aunque lo del continuará de AMH sea un poquito putada or haberos enganchado tanto para este final (créeme que es mejor asi, si rescato la historia, tenlo por seguro que la caidad crecerá exponencialmente, con o sin Mansen ¿quién sabe?)

Vale, ya me dejo de intrigas que para eso es el final...

Un saludo y gracias

Medalla!! =)

De nuevo paso por aquí para premiar una gran entrada literaria!Wink

Si quieres saber de que va el Club de la Lectura y ganar una medalla como esta, pincha en la imagen.

 

Brutal

Morgennes, he de reconocer que me había perdido un poco con la historia de Mansen, gracias a este relato he vuelto a estar al día. Un final muy intrigante, y me atrevo a afirmar (ojalá que sí) que la continuación es más que probable. Mil aplausos para tí.

Lester, menudo curre de entrada. Las 5 estrellas que voy a colocar son por ambos textos, porque, lamentablemente, no se pueden poner 10.

Da igual que muera, que su cuerpo sea destruído, arda o se desintegre. El Cazador, la esencia de Falkenberg, es inmortal. El miedo, la furia y la rabia no prenden ni desaparecen. Esto hace que Falkenberg sea inmortal. Quién duda de que volverá? Muy buen final, mejor narración. Abusas de las pausas, pero eso no significa que esté mal. En este caso ayuda a que la intensidad de la acción crezca por momentos.

Me quito el sombrero ante los dos. Saludos!

Baalard, Reatos de Suburbia.

aupa

Vaya, a poco me pierdo esta entrada, menudo duelo, literario y musical  Smile  

Que paranoia de cancion de Pink Floyd xD como siempre mazo psicodélica. Me ha gustado ya que no la conocia, pero se me ha hecho un poco repetitiva xD en el minuto 6 ya la tenia grabada a fuego en mi cerebro xDxDxD Ahora sé de donde sacaron The Gathering la inspiración para ciertas canciones...

Respecto a Empty, grandiosa. El Riff principal es una locura, pero incomprensiblemente queda genial como solo Emperor sabe hacer al mezclar sonidos que podrían salir del metal progresivo con la base ritmica mas brutal. Gracias al video ahora por fin conozco de que va la letra xD

Saludos


Faltan 3 dias... Simon dice en LA MAZMORRA DEL ANDROIDE