21 de Agosto de 2014
Mayo
2

Los últimos días de un toro

Categorías: 

Nunca me han gustado las corridas de toros y su objetivo, estando siempre yo más encontra de ellas que a favor, pero era un tema del que nunca quise saber nada ni entrar en las disputas de los que están a favor (fiesta nacional, que si no se hicieran los toros de lira dejarian de existir..) ni los que estan encontra ( es una brutalidad, hace sufrir al animal...).

Pero mirando las noticias de 20 minutos encontre un comentario en una que me gusto mucho y me hizo comprender mejor lo que le hacen al toro.Juzguen vosotros mismos.

EL ARTE DE LA TORTURA:


24 Horas antes de entrar en la arena, el toro ha sido sometido a un encierro a oscuras para que al soltarlo, la luz y los gritos de los espectadores lo aterren y trate de huir saltando las barreras, lo que produce la imagen en el publico de que el toro es feroz.


También se le han recortado los cuernos para proteger al torero. Le colgaron sacos de arena en el cuello durante horas.


Otras practicas comunes:


Lo golpearon en los testículos y los riñones. Le indujeron diarrea al poner sulfatos en el agua que bebió. Todo esto es con el fin de que llegue débil al ruedo y en completo desorden. Se le ha untado grasa en los ojos para dificultar su visión, y en las patas se le puso una sustancia que le produce ardor y le impide mantenerse quieto, así el torero no desluce su actuación.


LOS CABALLOS DE LOS PICADORES:


Se eligen a caballos que ya no tienen valor comercial, porque el animal muere en 3 o 4 corridas a lo mucho. Es muy habitual que el animal sufra quebraduras múltiples de costillas o destripamientos. Se les coloca un peto simulando que se les protege, pero en realidad se trata de que el público no vea las heridas al caballo que con frecuencia presentan exposición de vísceras.


LAS BANDERILLAS ESPAÑOLAS:


Las banderillas aseguran que la hemorragia siga. Se intenta colocarlas justo en el mismo sitio ya dañado con los ganchos de metal. El gancho se mueve dentro de la herida con cada movimiento del toro y con el roce de la muleta, el peso de las banderillas tiene precisamente esa función. Algunas banderillas tienen un arpón de 8 cms, y se les llama "de castigo", a las cuales es sometido el toro cuando ha logrado evadir la lanza del picador. Las banderillas prolongan el desgarre y ahondamiento de las heridas internas.

No hay límite al número de banderillazos: tantos como sean necesarios para desgarrar los tejidos y piel del toro.


EL VALOR DEL TORERO:


La pérdida de sangre y las heridas en la espina dorsal impiden que el toro levante la cabeza de manera normal, y es cuando el torero puede acercarse. Con el toro ya cerca del agotamiento, el torero no se preocupa ya del peligro y se puede dar el lujo de retirarse del toro después de un pase especialmente artístico, echando fuera el pecho y pavoneándose al recibir los aplausos del público.


Cuando el toro alcanza este estado lastimero, el matador entra en el ruedo en una celebración de bravura y machismo, a enfrentarse a un toro exhausto, moribundo y confundido.


EL EXTASIS:


El toro es atravesado con una ESPADA de 80 cms de longitud, que puede destrozarle el hígado, los pulmones, la pleura, etc., según el lugar por donde penetre en el cuerpo del animal de hecho, cuando destroza la gran arteria, el toro agoniza con enormes vómitos de sangre.


A la hora de matar, si el toro corre con un poco de suerte, muere de una estocada, pero no como se piensa de una estocada al corazón, si no que la espada penetra pulmones y diafragma, a veces una arteria mayor, y de ahí, la hemorragia que se aprecia del hocico y de la boca. A veces mueren ahogados en su propia sangre. Pero la tortura continua:


REMATANDO LA TORTURA:


El toro, en un intento desesperado por sobrevivir, se resiste a caer, y suele encaminarse penosamente hacia la puerta por la que lo hicieron entrar, buscando una salida a tanto maltrato y dolor. Pero entonces, lo apuñalan en la nuca con el DESCABELLO, otra larga espada que termina en una cuchilla de 10 cms. A pesar de estos terribles tormentos, el animal no suele morir de inmediato por su gran fuerza, pero, finalmente, cae al suelo, porque la espada ha ido destrozando irremediablemente sus órganos internos.


Lo rematan con la PUNTILLA de 10 cms. con lo que intentan seccionarle la médula espinal, a la altura de las vértebras atlas y axis. El toro queda así paralizado, sin poder siquiera realizar movimientos con los músculos respiratorios, por lo que muere por asfixia, muchas veces ahogado en su propia sangre, que le sale a borbotones por la boca y la nariz.

 

-Fuente: 20 minutos/Comentarios (Anónimo)-

 

 

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

Malditos conservadores

Esa arcaica y troglodita tradición de la tauromaquia debería desaparecer de una maldita buena vez, las tradiciones son algo bello e interesante en cuanto a la cultura y floklore propios de los pueblos, pero es criminal cuando consisten en patearle los derechos a un ser vivo de esa manera solo por diversión de la muchedumbre y sublimar sus bajos instintos. En Colombia la "fiesta" brava es solo un sitio de exhibición social para los corruptos políticos uribestias y gente de esa calaña, además de los pobres idiotas de pueblo raso que se dejan llevar por estos gustos bucólicos retrogrados.

Da asco las corridas, yo

Da asco las corridas, yo soy totalmente antagónico a estas ideas, de hecho no puedo ni soportar ver en la televisión a la gente aplaudir en una corrido o pasar por la plaza de toros y oir a la gente silvar y aplaudir, en mi opinión es una salvajada y esta fuera de los derechos de los animales, por lo tanto debería prohibirse.

Me da vergüenza, pensar que dirán de nosotros los turistas que pasen por la plaza de toros, en fin hay que buscarle solución

Muy buen articulo, te dejo cinco estrellas por tratar el tema.

Visita mi blog y comenta.