20 de Octubre de 2014
Feb
11

Bayonetta: provocativa, hermosa y letal

Categorías: , , , ,

            Es difícil renovar e innovar en un género tan machacado, y nunca mejor dicho, como lo es el del Hack’n Slash. Los grandes del género están claros: Devil May Cry y God of War. Los imitadores descarados y no tan afortunados tampoco faltan (no hace falta más que mirar al otro Dante del género, en su infierno particular). Así que el título que hoy nos ocupa podía parecer, a primera vista, otro clon más, pero nada más lejos de la realidad.

            Bayonetta posee muchos motivos y encantos (más de los aparentes a primera vista) que hacen que tenga personalidad propia, convirtiendo a la obra de Hideki Kamiya en una digna representante del género llena de frescura, provocación, postureo a la japonesa, humor absurdo, belleza estética, combos alocados y retos constantes.

            Veamos qué nos aporta esta brujita de armas tomar.

            El primer detalle singular de Bayonetta es ella misma, la propia Bayonetta. Nuestra protagonista es una bruja, no la heroína al uso. Y si poco habitual es el origen de la protagonista, inusuales serán también nuestros enemigos: ángeles. Pero no los bellos y estereotipados querubines con rostro de angelote de porcelana; sino seres que, como veréis en las imágenes que acompañan a la entrada, no apetecen encontrar a la entrada del Paraíso.

 

            Bayonetta se gasta una personalidad muy similar a la del Dante de Devil May Cry: chulesca, provocando y menospreciando a su enemigo, mostrando su superioridad y agilidad a cada momento. Y resulta lógico, sabiendo que es Hideki Kamiya, creador de la saga de Capcom que ya va por su cuarta entrega, quien se encuentra detrás de Bayonetta (del desarrollo del juego, mentes calenturientas). Este factor nos proporcionará escenas absurdamente geniales, con nuestra bruja adoptando poses surrealistas para liquidar a un ángel, o paseando como si nada entre coches que salen disparados contra ella sin apenas despeinarse.

            Y es éste una de las grandes bazas del juego, su puesta en escena. En Bayonetta veremos momentos que parecen sacados de un anime, con la exageración por bandera y un humor muy japonés, que desgraciadamente puede echar para atrás a más de uno. No obstante si, como es mi caso, te gusta ese surrealismo japonés o estás dispuesto a ver cosas distintas e hilarantes, Bayonetta es tu bruja.

 


            Y el frenetismo de las cinemáticas (que alternará entre escenas creadas con el motor del juego y otras con un estilo muy particular de película antigua) no se quedará sólo ahí. Las batallas, elemento capital en un juego del estilo, se desenvolverán a un ritmo aceleradísimo. Para ellas usaremos una combinación de armas, en las manos (con un amplio y variado catálogo que va desde una katana, a unas pistolas, un látigo, unas garras enormes…) y en los pies, a modo de tacón (pistolas, escopetas, las garras, lanzacohetes…), modificando nuestra estrategia de combate y adaptando nuestras elecciones a los gustos personales de cada uno.

            En los combates, además de demostrar nuestra habilidad para desplegar y memorizar los variados combos ,pondremos a prueba nuestros reflejos para esquivar los ataques enemigos y así activar el Tiempo Bruja, otro de los aspectos diferenciadores de Bayonetta.

            Cuando esquivamos el golpe en el último momento, apurando al máximo, entraremos en ese Tiempo Bruja, durante el cual todo lo que ocurre a nuestro alrededor salvo Bayonetta se ralentizará, permitiéndonos desahogarnos a gusto con los indefensos ángeles.


            Además, estas esquivas, junto con la acumulación de golpes al enemigo sin que recibamos daño y las provocaciones a los ángeles (sí, con un gatillo desplegaremos las artes provocativas de Bayonetta pero dejándola, eso sí, indefensa durante ese momento), rellenarán nuestra barra de magia. Gracias a ésta podremos emplear nuestro pelo como arma en los combos que encadenemos o, si llegan a la cantidad adecuada, jugar a las torturas con el ángel de turno gracias a devastadores ataques que para no romper la tónica habitual del juego, destacan también por su descaro y humillación para el enemigo que nos hará soltar más de una risotada.

            Y sí, habéis leído bien más arriba, he escrito “emplear nuestro pelo”. Y es que las peculiaridades de Bayonetta no se acaban en su carácter provocador, sino que el traje que vestirá a lo largo de la aventura (o desvestirá para realizar los geniales, bestiales e irracionales ataques Clímax o los combos donde invocaremos puños y botas de pelo) estará hecho con su mágica melena, dando lugar a poses rebuscadas y planos colocados adrede para provocar sin llegar a mostrarlo todo. Otro punto más a favor de los rasgos diferenciadores del título de Platinum Games.


            Todo ello se enmarca en un entorno gráfico muy cuidado, con escenarios coloridos y de arquitecturas bellísimas, que nos harán parar simplemente para admirarlos.

            Ahora que llego al apartado gráfico, mucho se ha discutido acerca de cuál es la versión que mejor luce: la de Xbox 360 o PlayStation 3. Ríos de tinta digital han corrido sobre ello. Personalmente, yo poseo la versión de la sobremesa de Sony y decir que pocas pegas puedo ponerle a la calidad gráfica del título. Aunque claro, no puedo afirmar rotundamente si es tan patente la diferencia entre ambas versiones.

            ¿Y qué sería de un buen juego sin una buena banda sonora? Pues Bayonetta no se iba a quedar atrás. Y, lejos de ofrecer una lista de canciones al uso, Platinum Games nos ofrece una mezcla de pistas de J-Pop, música orquestal, coros de ángeles y la que podría clasificarse como leitmotiv musical de Bayonetta: una revisión del clásico atemporal “Fly me to the Moon”, que repicará en nuestra cabeza horas y días después de haber apagado la consola y que, sin quererlo, tararearemos por las esquinas. Sin duda, una gran banda sonora.

            Y la diversión no se agotará en las 8-9 horas que durará la historia, sino que una vez completada la aventura en dificultad normal se desbloqueará la dificultad Difícil, donde encontraremos un verdadero reto a la altura de nuestros pulgares. Y si nos sabe a poco, existirá un modo aún más complicado: Climax Infinito.

            No nos faltarán motivos para rejugarlo, pues las ganas de recoger más y más halos (para que engañarnos, son anillos de Sonic. No olvidemos que Bayonetta también es de Sega) no nos faltarán, para poder desbloquear nuevas armas y habilidades. En este sentido se parece bastante a lo visto en Devil May Cry, con los “orbes” de rigor verdes, aunque en Bayonetta podremos hacer de alquimistas, fabricando chupachups (¿esperabais algo coherente?) que nos darán salud, protección, mayor poder temporal de ataque o de defensa.

            Vaya, parece que me he extendido más de la cuenta en esta entrada que tenía pensada como una reseña breve…pero Bayonetta da mucho de qué hablar. De los pocos títulos que llevo comprados de PlayStation 3 (5 en apenas 2 meses), sin duda Bayonetta me ha sorprendido muy gratamente, superando a Devil May Cry en varios aspectos (sobre todo en el de innovación). Aunque claro, eso, como todo, es cuestión de gustos.


            Pero lo que sin duda puede afirmarse es que Bayonetta ofrece un coctel explosivo que no dejará indiferente a nadie.

Fly me to the moon…and let me play among the stars…

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

 


0

4 Comentarios:

Genial.

Kamiya es un genio y Platinum Games está salvando a la industria japonesa. Lástima que los mejores títulos japoneses pasaron a malas manos occidentales... Pero mientras Platinum Exista, no meta la pata y trabaje duro...  Tendremos este dichoso surrealismo y acción frenética para la vida. Bayonetta es divertido, interesante, TOP QUALITY y excitante... Nadie debería dejarlo pasar. ¡Apoyen a Platinum Games!

buen juego, no podia jugar

buen juego, no podia jugar sin tener mi gavilan de pie

semper fi

SC

Me lo compré por 20 euros

Me lo compré por 20 euros cuando valía más del doble pero no me convenció (apenas jugué una hora). Leyendo tu entrada me dan ganas de darle otra oportunidad, así que cuando tenga tiempo lo haré.

¡Saludos!

La verdad es que sí,

La verdad es que sí, Platinum Games es un soplo de aire fresco para la industria japonesa...las ganas que tengo de hincarle al diente a Vanquish...

Y Dox, no dudes en darle una segunda oportunidad a Bayonetta que te acabará convenciendo y verás como acabas con ganas de rejugártelo :P 

Un saludo y gracias por vuestros comentarios Kitten