22 de Julio de 2018
Jul
7

Análisis clásico: Ommadawn de Mike Oldfield (1975)

Categorías: 

Pongámonos a principios de los 70, un momento especial para la música y grandes nombres inundaron esos años con hard rock, heavy, funky, pop... Aunque por algun lado había un grupo de cabezas pensantes que decidió jugar con sus recursos musicales, experimentar, hacer algo diferente, evolucionar sus conceptos y hacer de la música además de un arte (que lo es indiscutiblemente), un ecosistema que haga emerger sentimientos y nos sumerja en mundos paralelos y porqué no decirlo en la mente de los propios músicos.

Uno de estos cabezas pensantes, fue un joven inglés bastante introvertido y misterioso llamado Mike Oldfield. En sus precedentes más immediatos, Oldfield había creado dos discos de enorme calado como son Tubular Bells (¿recordais la música del Exorcista?) y Hergest Ridge que lo habían alzado como un músico muy prometedor en la escena del rock progressivo. Pero el seguía queriendo crear poniendo un espacio entre su obra y su fama, ya que como otros casos que conocemos, le gustaba crear música pero no el bochorno de las entrevistas o la farandula musical. Con esas ideas y con sus demonios interiores se fue a grabar en 1975 el que sería su nuevo trabajo, en su casa en la bonita llanura de Hergest Ridge.

Crítica

Mike Oldfield - Ommadawn (Parte I)

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Desde el primer momento se escucha una tocata de estilo medievalístico, como de corte de palacio y según Oldfield es una música que salía de si mismo por las influencias de la música tradicional de su tierra. Pero fijaos como con los segundos de escucha, la melodía se oscurece y se vuelve tétrica. Mezcla la calma y la tormenta, es como uno de esos día donde se ven nubes de lluvia y brilla el Sol. Es una sensación rara ya que te atemoriza primero y luego es como si viniera una brisa que soplara al lado de la oreja y de pronto todo es placidez. Me gusta interpretar eso como los altos y los bajos que siente emocionalmente una persona.

Instrumentalmente, mezcla instrumentos variopintos como la mandolina, el bajo, la guitarra eléctrica, el organillo, los tamborines... Aunque si os fijais o escuchais, notareis que el virtuosismo de Oldfield se encuentra con los instrumentos de cuerda donde te va clavando escalas ascendentes y descendentes, partes misteriosas, otras alegres como si fuera el mismo él que hablara en cada nota. Como curiosidad, también tocaban instrumentos otras personas, entre ellas los hermanos del propio Oldfield y es que, por poner un ejemplo, las partes que podeis escuchar de flauta de pan son tocadas por su hermana Sally.

A partir del minuto 17 (hoy os estoy dando telita de trabajo ¿eh?) se empieza a escuchar un solo muy dramático y muy bonito, en el que directamente la guitarra llora. Esa parte tan emotiva es un llanto a la muerte de la madre de Oldfield el año anterior. Entre la crítica se considera uno de los mejores solos de guitarra de Oldfield, no por complejidad, sinó por sentimiento.

Mike Oldfield - Ommadawn (Parte II)

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Llega la segunda parte de lo que es Ommadawn. En esta parte más melancólica notareis que la música es densa, hay muchos instrumentos sonando a la vez y es que en este punto Oldfield decidió encender todas las pistas de audio que tenia en su estudio para amalgamar todos los instrumentos que pudo. Y por comparar de alguna forma, si en el heavy la densidad esta en la percusión de los instrumentos (guitarras tocadas de manera seca y contundente y baterías duras y abombadas) aqui lo que hay es densidad musical. Si separaramos las piezas escuchariamos muchas melodías diferentes, pero con la maravilla que al unirlas generas un ente con vida propia. 

Momento crítico, cuando todo se relaja ya que es cuando uno se deja llevar por lo que suena o todo lo contrario, aburre. Y no me refiero a que sea aburrida, sino a que hay riesgos cuando haces música instrumental y es que tienes que ir variando y sorprendiendo al oyente pero además que los que estamos tras los auriculares o al lado del altavoz tengamos ese momento de relax y predisposición. Y es que lo admito, a veces uno tiene ganas de tralla o por el contrario, de algo simple y digerible. Es inevitable incluso para un tio como yo que ha escuchado de todo y se ha curado en salud pensar: "Que ladrillo, esto parece música de ascensor".

El oyente, muchas veces con las cosas nuevas es como cuando te tomas un Tonopan, necesitas un tiempo para que el cuerpo asimile el medicamento y se te pase la cefalea. Lo que pasa que con el tiempo escuchar música como la de Ommadawn pasa de ser una pequeña cura a una costumbre (diría que sana) para nuestras desgastadas orejas. 

Mike Oldfield - On Horseback

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Al final de la segunda parte, se esconde una pequeña sorpresita como un bomboncito al final de esa caja que has ido vaciando de galletas. Primero, te sorprende que haya un bombón entre galletas, pero luego lo degustas y tela esta muy bueno. On Horseback, como buen bombón, digo canción, tiene la curiosidad de que es cantada por el propio Mike Oldfield y evoca mucho a la naturaleza, a pasear, a disfrutar. Cuando entran los coros de los niños al final, ya es cuando llega ese punto encantador, inocente y somnoliento. De alguna forma, el músico también tenía que dejarnos un poco de su encanto interior y esta es la prueba.

Mike Oldfield - In Dulci Jubilo

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Mas festiva sale a relucir esta melodía llamada In Dulci Jubilo que sería un poco la representación de la fiesta y el buen vivir. Con una guitarra brillante de fondo y las flautas dando ese aroma a música popular, incluso celta, aunque Oldfield se alejaba un poco de ese adjetivo las pocas veces que se dejaba entrevistar en su primera etapa en la música. Con todo eso, parece que aquellas largas suites musicales se acortan en conceptos más concretos y en temas más digeribles. Creo que este esquema lo usaría con los años otros grupos de música como Rush en su disco 2112.

Mike Oldfield - Portsmouth

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Voy directamente al final de Ommadawn, para mostraros un último momento de alegría y baile. En Portsmouth, todo lo que os había contado de la música popular que influyó a Mike Oldfield queda plasmado. Aquí os he dejado el video, que además sirve para ver el contexto en el que fue grabado el disco. Me imagino el estudio siendo un auténtico festival de instrumentos y personas arriba y abajo, hablando, tocando, pensando y al mismo Oldfield conviviendo y disfrutando haciendo su obra. 

Conclusiones:

Algo magnífico asoma por Ommadawn, su propio título ya podria significar "locura" y "amor por la música". Evidentemente, demuestra su amor por este arte haciendo un disco variado, lleno de tramos de luz y alegría, pero también otros de tenebrosidad y reflexión. Aunque sinceramente, Mike Oldfield en sus mejores años siempre seguirá este patrón, este cocktail musical que le alzarán sin duda a la altura de genio compositor. Ommadawn por otro lado, lo considero el cierre de una etapa que solo volvería una vez más y en un disco más, Amarok.

Valoración:

Arrow Arrow Arrow Arrow Arrow (Obra maestra)

5
Valoración media: 5 (2 votos)

1 Comentario:

Me alegra ver que vuelves a

Me alegra ver que vuelves a estar por aquí.

Siempre me gustó Mike Olfield. su música siempre roza lo experimental, el pop, el rock, new wave. Vamos que toca todos los géneros musicales. Yo creo que eso es lo que hace que le guste a todo el mundo. Eso si, nunca entenderé porque nunca cantaba el ni una sola canción. Aunque la verdad, quedaba de miedo que siempre le otorgase este honor a la dulce voz de una mujer. Entre "Moonlight Shadow, "Family Man" y la que canta Boonie Tyler (creo que se llamaba "Islands") son mis favoritas.

Este disco no lo he escuchado. Ahora si que no tengo escusa.

Buena reseña. Un Saludo.