24 de Septiembre de 2014
Dic
25

El Rey León (Megadrive)

Categorías: 


Bueno gente, he estado esta última semana muy viciado a un clasicazo de MegaDrive, el genial Rey León!
Entre tanto revivir los viejos tiempos no he podido evitar fascinarme como cuando tenía 8 añitos y me lo trajeron los Reyes, así que quiero compartir con todos vosotros mis impresiones acerca de este título.
Recuerdo con cariño las Navidades de 1994, me pedí el flamante El Rey León de MegaDrive, tenía el hype por las nubes, habían hecho un reportaje del susodicho en el programa Videoxoc del canal 33 y lo quería, lo deseaba, tenía que ser mío, la película me había flipado y el juego tenía pinta de seguir la estela de la genial adaptación que tuvo Aladdin, y no fue para menos.



FICHA
Título: El Rey León
Año: 1994
Consola: MegaDrive
Género: Plataformas
Nº de jugadores: 1
Idioma: Inglés


HISTORIA
La historia es la conocida por todos, Mufasa, el Rey León, y Sarabi, su mujer (o su leona mejor dicho XD) tienen su primer cachorro, Simba, el heredero a la corona. Lo que nadie sospecha es que Skar, el hermano de Mufasa y tío de Simba, trama un plan para hacerse con el poder. No voy a añadir nada más porque el argumento es de sobras conocido, además de que el juego en sí no creáis que da más datos al principio.



DISEÑO
Las animaciones de los personajes, en especial las de Simba, y las hienas, son soberbias, dando continuamente la sensación de que se tratan de recortes de la propia película. Realmente asombra teniendo en cuenta el tiempo que tiene el título y para las consolas que salió.

La banda sonora es soberbia, con grandísimas adaptaciones de cada una de las melodías más representativas de la película. He de advertir, eso si, que no está a la altura de la calidad de sonido de las mismas de la versión de Super Nintendo, pero aún así se merece un sobresaliente.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Los efectos de sonido son notables, destacando la calidad del rugido de Simba adulto.

El juego destila buen hacer por doquier, está lleno de detallitos, es como cualquier juego de plataformas, con una jugabilidad muy depurada, y con un montón de detalles cuidados a más no poder. Por ejemplo, en la primera pantalla podemos observar, al fondo del decorado, la imponente roca donde Rafiki enseña a Simba por primera vez nada más empezar la película. La segunda pantalla es un claro homenaje a la canción "Voy a ser el Rey León", donde no faltan todo tipo de detalles, como las jirafas, los hipopótamos o las avestruces, todo ello aderezado con una paleta de colores que hace justicia a dicha escena y acompañado por una recreación de la melodía más que meritoria. La escena de la estampida es técnicamente sublime, gracias a su perspectiva te mete en el papel profundamente y transmite la tensión de la situación que está viviendo nuestro protagonista.


Aún así el título cuenta con algunos detalles que se han pasado por alto. He echado en falta la correspondiente escena a la muerte de Mufasa, con lo representativa que es da pena que se la hayan dejado en el tintero. Nala no aparece en todo el juego, ni siquiera en una triste animación.


JUGABILIDAD
El control es realmente sencillo y preciso, dividiéndose en dos etapas claramente diferenciadas, Simba joven y Simba adulto:
-Simba joven se maneja con dos botones de acción, uno para rugir, esto provocará que ciertos enemigos queden volteados panza arriba, y otro para saltar, que servirá para machacar enemigos y sortear plataformas; otro movimiento interesante es rodar pulsando abajo mientras corremos, al más puro estilo Sonic.
-Simba adulto se maneja con tres botones de acción, el A nuevamente para rugir, esta vez para hacer perder el equilibrio a los monos y borrarlos del mapa, el C nuevamente para saltar, y el B para dar zarpazos, también ocurre que si pulsamos B+C haremos el movimientos de "catapulta" con el que se ventila a Skar en la película. Siendo adulto, Simba no puede rodar.

Simba triste porque se le ha olvidado como se rodaba :(
El desarrollo es el típico de cualquier juego de plataformas de scroll, aunque no siempre será horizontal, en muchas ocasiones será vertical, añadiendo además pantallas, o fases de esta, con una jugabilidad diferente, como por ejemplo la estampida, donde Simba corre hacia la pantalla esquivando ñus, escalar troncos por una cascada al más puro estilo Sonic de Master System o sortear obstáculos en carrera a lomos de una avestruz.

El nivel de dificultad es elevado, nada que ver con que soy malo de cojones es difícil, sobretodo en la primera toma de contacto, frustrarse por calcular mal los saltos o al morir contra enemigos del montón, como por ejemplo las hienas, el truco está en viciarse a muerte, día tras día, y notaremos como vamos adquiriendo nivel. Menos mal que en opciones podemos seleccionar el nivel de dificultad, lo cual puede venirnos muy bien para aprender, sobretodo al principio de tener el juego. Hay que tener en cuenta que el título estaba orientado al público infantil, así que es desmesurado su nivel de dificultad.

El mío al parecer tenía un fallo que provocaba que, a pesar
de lo buenísimo que he sido siempre, este pantallazo fuera
el que más veces veía a lo largo de una tarde de vicio.

Para mi es uno de los mejores plataformas de MegaDrive y además es una de las mejores adaptaciones que hay de películas al mundo de los videojuegos.
En definitiva, se trata de un título al que le tengo un tremendo cariño, pero no solo de la nostalgia me valgo, si no que realmente se trata de un producto de muchísima calidad, totalmente recomendado, aún con sus "fallos", creo que la innumerable cantidad de aciertos que posee este cartucho los compensa de sobras.





Artículo por JoseJa para Colonia9
0