23 de Septiembre de 2018
Oct
2

StarCraft : Memorias

Contemplo silenciosamente mi rifle, ha pasado ya un largo tiempo desde que desertara del Dominio y me uniese al bando de Raynor.
 
 
 
Me dirijo a la que tal vez sea mi última misión. Mi cabeza es un caos, repaso mentalmente los hechos que me indujeron a unirme con Raynor, mi entrenamiento en el Programa Ghost y a Nova.
 
Y es por Nova que sigo aun luchando.
 
 
 
Mis padres habían sido muertos por los Zerg, en la colonia de Mar Sara, y desde ese entonces había vagado solo entre los refugiados, alistándome en el ejército rebelde de “Los hijos de Korhal” buscando venganza contra la confederación que nos había abandonado.
 
Mis habilidades Psionicas habían sido descubiertas casualmente por la teniente Kerrigan, cuando durante una de mis primeras misiones. Mi patrulla de reconocimiento fue emboscada por un destacamento de la Confederación, nos veíamos ampliamente superados, habíamos perdido contacto con las fuerzas principales  y yo sobrecargado por el miedo y el stress de la batalla logre establecer un enlace Psíquico con la Teniente Kerrigan. Y así ellos pudieron localizarnos y acudir en rescate nuestro.
 
Poco después ocurriría la caída de Tarsonis, yo fui asignado a la nueva academia de entrenamiento para especialistas. Pasado poco tiempo en la academia conocí a Nova una recién llegada, originaria de Tarsonis. Era una muchacha bastante callada y que no se relacionaba con ninguno de nosotros. Su poder Psionico era claramente superior al del resto de nosotros.
 
Pasado un tiempo el entrenamiento en la academia era realizado en parejas, a cada uno de los reclutas se le emparejaba con otro que mostrase compatibilidad Psionica, ya que de esa manera los poderes de ambos se iban desarrollando a un ritmo mayor.
 
Se me asigno como compañero suyo, a través del tiempo la fui conociendo cada vez más, ella era hija de una antigua familia de Tarsonis, la cual había sido asesinada por los Zerg durante su ataque a Tarsonis. Al enterarse que la mía había sufrido un destino similar, empezó a sentir una empatía mayor conmigo. Ella era una persona Fría con el resto de los especialistas, pero era una muchacha efusiva y cariñosa conmigo.
 
“El Fantasma Terran ha sido entrenado tanto para poder operar en solitario como en coordinación con las fuerzas regulares”. Pienso mientras reviso la munición de mi rifle de metralla C-22.
 
 
 
Continúo recordando. Cierto día se entero con sus poderes Psíquicos, que se organizaría una fiesta en honor al nacimiento del hijo del Emperador Mengsk, en la vecina colonia de Rubik-16 y me convenció que fuésemos,  Llegada la noche ella se contacto Psíquicamente conmigo y me dijo que ya era hora, usaríamos la ventaja de las sombras para pasar a los guardias, y robaríamos un espectro del hangar y ella usaría su poder Psi para apagar momentáneamente los sensores y que nuestra huida no fuese detectada. 
 
“Ciertos Fantasmas Terran logran capacidades asombrosas en el manejo de la energía Psi”
 
Una vez que llegamos a la feria de Rubik  nos cambiamos el uniforme de la academia, por otras que habíamos sustraído de las tiendas a las afueras de la academia. Ella se veía bellísima con la ropa que había conseguido, mientras que yo naturalmente me veía ridículo, pero podíamos pasar tranquilamente por dos adolescentes que estaban en una cita. y ella represento perfectamente el papel, divirtiéndonos durante toda la noche, bailando al compas de una orquesta bajo un cielo completamente estrellado, al finalizar la velada y regresar a la academia no pude aguantar más y le di un beso antes de despedirnos, beso que fue correspondido por ella.
 
Después de unos días fuimos asignados a unidades distintas, fruto de su fuerte habilidad Psi, ella fue asignada a misiones en solitario de infiltración asesinato y sabotaje, por mi parte se me asigno como líder de patrullas de exploración y combate.
 
Y me di cuenta que la fuerte intención de realizar el viaje a la feria de Rubik se debía a que ella ya sabía que nos asignarían a unidades distintas.
 
Y el tiempo paso, se me asignaron misiones en las que me enfrentaba al enjambre y de vez en cuando se me asignaba alguna misión de eliminación de objetivos rebeldes, no había vuelto a ver a Nova en un largo tiempo hasta que …..
 
“Llegando a punto de salto en T- 5 minutos” dijo el piloto de la nave de evacuación.
 
 
 
Este último comentario me saco de mis recuerdos y me devolvió al presente, estaba a punto de iniciar la misión más importante de mi vida.
 
 
 
 
 
Esta es la introduccion a una serie de relatos basados en el universo de StarCraft, Todos ellos vividos por un especialista Terran, espero les gusten y cualquier critica que tengan sobre mi trabajo sera muy bien recibida.
 
Saludos 

0