18 de Diciembre de 2014
Mayo
25

Reflexión sobre los clones - Ataque 1

Que mejor manera de empezar un blog que recordando mi pasado de jugador pobre, hablando de mis NES´s piratas que tantos buenos y malos momentos me hicieron pasar, quizás no tengan el privilegio de ser la primera consola que tuve, ese dudoso honor lo tuvo la Atari 2600 clónica comprada en 1991 en una ferretería, si mejor no preguntadme, claro que por aquel entonces yo desconocía lo que era una imitación o clon, sin embargo sería la NES la que mejores ratos me haría pasar en mi primera etapa evolutiva de jugón.

 

click
to zoom
Tuve una igual a esa, al principio se esforzaban
para que se pareciese a la real.

 

Aroma a recalentón de potaje, color gris cubierto de una capa de mierda, sabor a viejo en descomposición, así era mi querida NES.

Corría el año 1995 y yo tenía 10 años, por aquel entonces mi mayor preocupación era a que juego jugaba de los 1000 en mi imitación de NES, si yo era un desgraciado que mientras algunos amigos tenían Super Nintento´s y/o Megadrive´s, yo tenía una imitación de NES desde 1992 (en verdad eran 3 porque aguantaban poco y estaban muy baratas) con “1000 juegos” sus cojones. Incluso conocía a un hijo de la gran… un amigo al que a los padres le sobraba el dinero y para invertirlo en una apuesta de futuro compraron la Playstation recién salida. 

Como comprenderéis por aquella época oscura existía el jugador sanguijuela, es decir, aquel niño que se hacía “amigo” de otro desinteresadamente para jugar con su consola, el cual se quedaba hasta para cenar, el que te encontrabas durmiendo a la mañana siguiente en tu casa, y el que finalmente se hacía dueño de la consola. Yo fui uno de ellos durante largo tiempo, lo reconozco aunque con vergüenza, hasta que conseguí desintoxicarme con mi Saturn y meses después una PSX, pero eso no pasaría hasta 1999. Mientras tanto esta imposibilidad de jubilar mi NES me daría para descubrir innumerables joyas en el cartucho que incorporaba o con el intercambio de juegos, que eso es otra cosa, yo por aquel entonces en cartucho sólo tenía el Spider-Man: Return of the Sinister Six y mis amigos tenían este más sobado que la barandilla del metro, así que había que pensar algo, si eso es, cambiar para luego cambiar, es decir, el juego que me dejaban lo cambiaba por otro. Alguna vez intercambié hasta la consola para que un amigo jugase a los juegos que traía la NES clónica, mientras el me dejaba la NES original con el Super Mario Bros 3.

 

click to zoom
Cada vez empiezan antes.

 

Una gran colección de juegos.

Pero no siempre podía nutrirme con nuevos juegos, así que tuve tiempo para saberme de memoria la lista de juegos con los ojos cerrados, cosa que tampoco suponía mucho esfuerzo.

Por un lado tenía el “Contra”, “Super Mario Bros”, “Excite Bike”, “Binary Land”, “Duck Hunt”, “Tetris”, “Arctic Adventure”, “Ice Climber”, “Balloon Fight”, “Donkey Kong 3”, “Contra”, “Super Mario Bros”, “Excite Bike”, “Binary Land”, “Duck Hunt”, “Tetris”, “Arctic Adventure”, “Ice Climber”, “Balloon Fight”, “Donkey Kong 3”, “Contra”, “Super Mario Bros”, “Excite Bike”, “Binary Land”, “Duck Hunt”, “Tetris”, “Arctic Adventure”, “Ice Climber”, “Balloon Fight”, “Donkey Kong 3”... y así hasta 1000 o más dependiendo del modelo pirata de NES.

Por alguna extraña razón yo no solía pasar de la primera página de juegos, los demás se me hacían muy parecidos, así que di buena cuenta de esos juegos durante largo tiempo. Pero eso debía de cambiar porque había empezado a soñar que me perseguía el señor Miyagi vestido de esquimal con un martillo en las manos intentando explotar uno de mis tres globos que por alguna razón me hacían volar, mientras tanto un señor italiano con bigote me llamaba desde lo alto de una tubería con setas alucinógenas en las manos prometiéndome que vería el cielo que estaba lleno de monedas de oro, era entonces cuando despertaba sobresaltado con el corazón en un puño y la cama fría… por el sudor frío claro.

 

click to zoom
Decimoquinto mandamiento del Hardcore Gamer:
El hardcore gamer, se niega a dejar el vicio en vacaciones.

 

Ahí decidí que eso debía de cambiar y empecé un plan de medidas de ajuste económico que ya quisieran algunos gobiernos, suprimí mis visitas a los recreativos durante un tiempo, pasé de comprarme 5 revistas de juegos a comprarme sólo 2, la Micromanía y la Hobbyconsolas, si, por aquel entonces todavía se podían comprar sin sentir vergüenza y había puntuaciones de 60 y 70 y eran buenos juegos, no de 90 para arriba como pasa hoy día, y por supuesto no más frigopies durante ese verano. Ahorré para comprarme 3 juegos, Gauntlet II que cada vez que lo nombro no se porque se me viene la canción de Dragones y Mazmorras, uno de puzzles que no recuerdo el nombre, y por último el gran Ufouria: The Saga, desconocía la joya que tenía entre mis manos que en un principio rechacé cuando vi que todos los jefes finales eran cabezones, pero con el tiempo descubrí uno de los mejores juegos que han pasado por mis manos,  aunque esto lo dejo para el siguiente artículo que ya me he cansado de escribir.

 

click to 
zoom

Bop-Louie el muñeco de nieve, Freeon-Leeon como Fray León,
Shades el fantasma y Gil como... a que cojones se parece Gil?


Este artículo sirve de presentación para mi blog, con el cual espero encontrar un hueco en gamefilia. El título del blog es en homenaje a las novelas de ciencia ficción de Dan Simmons que componen “Los cantos de Hyperion”, y hablaré de lo que me apetezca, lo mismo haré análisis sobre juegos independientemente de su época o plataforma que reseñas sobre libros, pasando por críticas a series y películas, así como cualquier otra cosa que se me ocurra, vamos como casi todos los blogs xD. Con esto digo que espero que me tratéis bien y me arropéis por las noches.


Por cierto, el diseño del blog es provisional, comentadme que os parece y que mejoraríais.


Bienvenidos y un saludo.

 

4.6
Valoración media: 4.6 (5 votos)

7 Comentarios:

Mi NES se llamaba "Nasa", y

Mi NES se llamaba "Nasa", y juegos sólo tenía el cartucho que me venía con la consola que incluía el de disparar a los patos, a unas latas, a unas nubes y a unos vaqueros y otro que era de pilotar una nave. Luego tuve otro de deportes varios y uno de unos muñecos azul y rojo que eran pizzeros (era pequeño, pero me entretenían un rato). Y ya de ahí el paso a la PSX fue brutal.

hola

pues que bien que te animaste a entrar por aqui, seguro te ira genial, tu primer entrada muy buena me dio mucha risa, y bueno solo tu ultimo parrafo no me gusto y no por lo que dices si no por como lo dices, esa parte de hablare de lo que me apetezca cuando me apetezca, siento como que es algo agresivo y se puede decir de otra forma pero bueno son letras y a lo mejor lo mal interpreto, de cualquier forma bien venido 5 estrellas para comenzar

Me entendiste mal es lo que

Me entendiste mal shuiomixmex es lo que tiene internet :P, no pretendía que se entendiese de manera peyorativa, sino que será un blog dedicado a mis inquietudes, vamos que si un día me apetece hablar de lo caros que estan los tomates en el Mercadona lo haré, jaja.

squall_ullrich, recuerdo haber visto una Nasa a un amigo, y como curiosidad mira en esta web "toas las clónicas queay" museo8bits.com

...

En primer lugar bienvenido a gamefilia. En segundo, me parece esta entrada una interesante, a la par que hilarante carta de presentación ^^

Y bueno, ya veremos más sobre tu blog. Con respecto al diseño, es bastante bueno, yo no cambiaría nada, pero claro, es tu blog y por ende mandas tú xD

Nada más que añadir. Excepto que te he dejado cinco estrellas, ¡y que a ver si te pasas por mi blog! (spam desvergonzado)

¡Un saludo!

Hola Ilde :-)

doble post sry

Hola Ilde :-)

Me ha encantado tu entrada al blog, me recordó a mi vieja clónica de NES (sí, pasé por eso). También fuí una sanguijuela del amigo de la PSX, y qué... nos divertiamos... Embarassed

 Pero claro, supongo que aquí más de uno que soñaba con su PSX tiene el ePSXe instalado (lalala) y ahora no dependo de nadie.

El caso es que me encantó esta entrada y para decorarlo te dejo una imagen que poco o nada tiene que ver:

bienvenido a bordo y muy

bienvenido a bordo y muy buena primera entrada

semper fi

SC