19 de Mayo de 2019
Abr
25

Redes Neuronales Artificiales Y La Jugabilidad Emergente...El Futuro De Los Videojuegos.

Aunque parezca que no y que las actuales consolas, gozan de muy buena salud, cosa que es así. La nueva generación ya acecha, hasta tal punto, que está a la vuelta de la esquina. La prueba está, es que cuando estamos al final de una generación, ya van saliendo las posibles características técnicas de los próximos hardware, los posibles juegos, su posible precio en el mercado etc. En el caso de PS5 y la nueva Xbox, no ha sido menos, y más concretamente en la consola de Sony, que ya se han filtrado de forma oficial las características que tendrá la PS5, así como confirmar para alegría de todos, que será compatible con los juegos de PS4. Además, que durante el 2019 y concretamente a finales del mismo, serán meses importantes para las nuevas consolas, a lo que a anuncios se refiere, pero se quedara es eso, ya que tanto PS5 como Xbox Scarlett, no saldrán al mercado en el 2019.


 
 
Pero aparte de las potentes características técnicas u otros detalles antes citados. Hay otros apartados que van ligados a la próxima generación y que va unido a mejorar tanto la experiencia jugable, interacción con el entorno, y un salto cualitativo en la IA, que, sin ninguna duda en el futuro de los videojuegos, y que de funcionar en su totalidad. Podríamos estar ante un cambio importante en el sector y la manera de interactuar con ellos. Y esto pasa por la jugabilidad emergente, que hoy en día ya se ve, pero no tanto como debería y que en el futuro será explotado. Y lo otro es, las redes neuronales artificiales, que aprenderá la manera de jugar del jugador, adaptándose a ello, cosa que sería otro gran paso muy importante para la evolución del videojuego, si queréis saber más...Seguid leyendo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
MIRANDO AL FUTURO 
 
 
 
 
 
LAS REDES NEURONALES ARTIFICIALES, EL PRIMER COMIENZO 
 
 
 
 
 
 
Como he citado antes. Las redes neuronales artificiales, van camino de a hacer acto de aparición en los videojuegos en el futuro. La idea es que se instale ya en la próxima generación, es decir, que la PS5 y la nueva Xbox, estrenarían esta nueva tecnología. Que se instale ya en las nuevas máquinas, aún está por ver, ya que se trata de algo complejo. Pero de hacerlo se daría un paso importante para la evolución del videojuego y la experiencia jugable. ¿Y que son exactamente las redes neuronales artificiales? Pues un sistema o computación, que aprendería de las rutinas y la manera de jugar de los jugadores, de cómo hacemos una misión, ya se ha secundaria o principal. Este sistema pretende crear una simulación y respuestas más realistas, por ejemplo...Si las redes detectan, que alguien se está aburriendo jugando, añadiría otras rutinas jugables que motivarían la diversión y la sorpresa de forma aleatoria y que hasta ese momento desconocíamos. Imaginaros que de repente os estáis aburriendo y llega un momento que descubrís eventos, que en un principio no deberían estar ahí y que han surgido de forma aleatoria y por sorpresa, despertándote curiosidad a interactuar con ello. 
 
 
 
 
 
 
Eso pasaría, porque las redes han detectado que tu manera de jugar, no tiene la misma motivación que desde a hace unos días u horas, añadiendo otras pautas jugables y que hasta ese momento no estaban escritas en el videojuego de forma scriptada. Sony y Microsoft, ya han advertido de su deseo de probar este sistema, al mismo tiempo también han añadido, de que se necesitara un hardware realmente potente. Ya que estamos hablando de algo realmente novedoso y que sería una gran revolución, que a día de hoy en el sector le ha hace falta nuevas ideas y sabia fresca. Pero aparte de lo antes citado, lo que también se beneficiara, es la jugabilidad emergente, que aun tendrá más protagonismo si cabe.
 
 
 
 
 
 
 
 

GAMEPLAY PREY
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
LA JUGABILIDAD EMERGENTE, DARA UN PASO MAS  
 
 
 
 
 
 
 
No cabe duda, que la mayoría de videojuegos apuestan por una jugabilidad guionizada y una historia llena de scripts, los juegos nos suelen llevar de la mano. Lo que vemos en la mayoría de los juegos, lo que viene siendo elementos interactivos, encontrar recursos etc. Siguen un patrón no natural de la historia, que son necesarios obtener para poder avanzar en el juego. Nosotros no somos los verdaderos dueños de los juegos, sino las marionetas de los mismos, y esto es una realidad, que no a hace falta descubrir ahora, porque esto esta implementado desde el primer momento que hizo acto de aparición el 3D y con ello el acercamiento de los videojuegos al cine. Pero aun así y lo bueno de todo, es que no siempre es así y hay videojuegos que apuestan por la jugabilidad emergente, y que gracias a ello vemos situaciones variadas y que lo mejor de todo, es que esas situaciones las provocamos nosotros mismos. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Muchos os preguntareis ¿qué es la jugabilidad emergente? Pues es un sistema de diseño de niveles o del juego, que usa algunos títulos y que hace que la jugabilidad sea más variada, nos invita a ser creativos y nos da la oportunidad de llegar a un objetivo de varias formas no scriptada y decidiendo por nosotros mismos qué camino tomar, dos ejemplos... ¿Os acordáis de los Dishonored o el Deux: Mankind Divided? Por citar algunos. Pues son claros ejemplos de juegos con jugabilidad emergente. Los mismos te permiten abarcar cada situación de manera diferente, sin llegar a un patrón prefijado de avance. En los dos juegos citados, las posibilidades y la manera de llegar a un objetico, son múltiples, hasta el punto que se necesita de dos partidas mínimo, para descubrirlas todas y ser creativos. Y esto garantiza una variedad y una naturalidad que a hace que el jugador decida como pasarse el juego y no al revés. 
 
 
 
 
 
 
 
Una de las grandezas por ejemplo de los Dishonored, es que te invita a que seas creativo a la hora de eliminar enemigos o simplemente aprovechando, otros de los grandes aciertos, como el sigilo y que está muy bien implementado, cosa que no podría ser de otra manera, porque es un juego pensado para jugar en las sombras y que nos da variantes estratégicas para avanzar. Para ello un juego con jugabilidad emergente, debe tener un buen diseño de niveles. Y aquí entra también el citado Deus Ex, con diferentes caminos alternativos donde ir, podemos jugar en sigilo o liarnos a tiros y sembrar el caos o simplemente combinar ambas opciones. Piratear torretas o cámaras y usarlas a nuestro favor y así un largo etc. De maneras de llegar a un objetivo, sin dejar de citar el poder mejorar al personaje, cuyas opciones ganan en profundidad.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
GAMEPLAY DEUX: MANKIND DIVIDED 

 
 
 
 
 
 
 
Otro título que estaría perfectamente dentro de este grupo, sería el infravalorado y sorprendente Prey. Que gozaba de una jugabilidad con personalidad y que podríamos eliminar a los enemigos de varias formas. Fue o es un juego lineal, pero la manera en la que se puede abarcar cada situación, lo hacen realmente divertido. Los videojuegos desarrollados a conciencia con jugabilidad emergente, intentaran que los scripts, solo se queden para la historia, haciendo que la jugabilidad, la decisión y la manera de llegar al objetivo, quede en manos del jugador, siendo creativo. Como veis, la jugabilidad emergente, ya está implementada, pero lo añado como el futuro del videojuego, porque este sistema no se ve tanto como debería. En el futuro tendrá más protagonismo, no quiere decir, que todos los juegos tendrán la jugabilidad emergente, esto saturaría las mecánicas jugables y al final acabaría siendo repetitivo. Pero si aumentara el número de juegos que lo tendrá. Por esa regla de tres, las compañías pretenden que la jugabilidad emergente coja más cuerpo. Porque entienden, que es una manera muy divertida y como he explicado, creativa, de jugar a un juego y además de la variedad de situaciones que se crean. Haciendo una partida única de un jugador a otro, debido a que cada uno, tiene su manera de jugar.

 
 
 
 
 
 
Hasta aquí la entrada de hoy...La próxima generación ya va cogiendo forma, al mismo tiempo que los videojuegos, ya muestran intención de innovar y evolucionar, algo que es normal y que ya a hace falta. De lo que os he hablado hoy, es solo un aperitivo de lo que veremos en el futuro de los videojuegos, en el sentido que la IA, que ya necesita dar un paso más allá, sufrirá un avance importante, no de forma inmediata, si no que notaremos como poco a poco, los enemigos y aliados tendrán comportamientos más realistas y naturales, dejando en un segundo plano los scripts. Desde luego que, en el futuro, no todo va a ser portentos gráfico y mejor rendimiento del framerate, si no que la jugabilidad, pretende dar un paso más, para ofrecer unas mejoras que ya se tenían que a ver implementado.


 
 
Hasta proximas entradas.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
0