16 de Julio de 2018
Dic
13

Recordando A Uno De Los Grandes Del Hack 'N Slash Y Mi Primer Juego En PS2: Devil May Cry.

Categorías: , ,
 
Ya tenía pensado a hace tiempo, hacer una entrada sobre los Devil May Cry, pero por un motivo u otro, no he tenido tiempo de hacerla. Esta semana ya tocaba, porque ya tenía ganas de hablaros de a algunos de los juegos de la saga, y encima, si en los últimos días aparece el rumor, de que un posible Devil May Cry 5 podría estar en desarrollo, aun te motiva más, tanto escribir sobre ellos, como también volver a jugarlos. En esta ocasión, os voy a hablar de uno de los grandes Hack 'n Slash de la historia, revolucionando el género, cuya influencia sigue siendo hoy en día, el espejo de muchos. Os hablo como no, del primer Devil May Cry, que salió en PS2 y que fue uno de los grandes juegos del catálogo de la misma.

 
 
También he querido aprovechar, para a hacer la entrada sobre este gran juego. Porque fue mi primer juego en PS2 y que justamente dentro de unos días, se cumplirá 16 años de mi experiencia con el Devil May Cry. Así es que, voy a recordar los comienzos de este gran juego, y que dio a conocer a Dante como personaje...Seguid leyendo.
 

 
 
 
 
 
 
RECORDANDO A UN GRAN HACK 'N SLASH 

 
 
Recuerdo el primer Devil May Cry con cariño. Fue el primer juego que estreno mi PS2 y el inicio de mucha diversión, que experimentaría más adelante, con otro número incontables de juegazos. Gracias a mi dedicación a los videojuegos, el Devil May Cray, lo estuve viendo entre otros, durante todo el 2001. En el citado año y concretamente a finales del mismo, tenía claro la adquisición de la PS2. La consola llevaba un año en el mercado, vendiendo como churros, pero yo nunca me compro una consola el mismo año de su lanzamiento, cosa que no es recomendable hacerlo.

 
 
Durante todo ese 2001, tuve claro, que el Devil May Cry sería el juego que estrenaría mi PS2, aparte que fue, una de las primeras grandes exclusivas de la máquina. Tengo que reconocer, que me encantan los hack 'n slash, pero en aquella época no estaban de moda esta clase de juegos, por lo menos no como los empezábamos a conocer, a partir del juego que nos ocupa hoy, quitando a algunos clásicos, como los Castlevania o Golden Axe, no fue un género que estuviera muy extendido. Pero el Devil May Cry lo cambio todo, durante su desarrollo, vi que había un juego con mucho potencial, con una jugabilidad de acción directa, en la que el personaje Dante, llevaba una espada junto con unas pistolas y empezaba a dar espadazos, combinándolas con tiros, combos y acrobacias, de forma espectacular, junto con un apartado artístico de gran nivel. Estábamos ante algo nuevo, que no se había visto antes y el comienzo de los cimientos, de lo que hoy conocemos como hack 'n slash.

 
Mis expectativas positivas, no tardaron en darme la razón. Finalmente el Devil May Cry, en el año de su lanzamiento al mercado. Se confirmo como una obra maestra y un referente, que como he citado antes, dio inicio a una estirpe que vendría con los años de juegos de corte similar, como los Onimusha o más entregas del Devil May Cry, y que hoy en día, aún sigue siendo influyente.
 
 
 
 
 
 
 
Aqui vemos a Dante dandole de lo suyo a las marionetas, y es que las posibilidades de combate mejoraban conforme avanzabamos 

 
 
 
 
 
UN ESPECTACULO TANTO JUGABLE COMO VISUAL 

 
 
El juego tenía una gran personalidad, Dante el personaje controlable, tenía un diseño y un modelado realmente bueno. Aunque aún era pronto, porque la PS2 llevaba un año en el mercado, ya se notaba la gran potencia de la máquina, con un salto de calidad notable, si la comparamos con la PS1, mostrando un nivel de poliginado superior, escenarios más amplios y detalles en los escenarios, que harían impensable el Devil May Cry en PS1. Años después, ya se vio y más concretamente al final de vida de PS2, juegos realmente impresionantes visualmente, que pusieron el hardware de PS2, al límite. Pero estamos hablando, del primer año de la consola de sobremesa de Sony, y Capcom consciente de ello, doto al juego de un vistoso y espectacular apartado artístico, con un diseño gótico y con escenarios algo más vacíos, para darle un equilibrio al motor gráfico. Al final el resultado fue, un espectáculo visual, que sorprendió en aquella época. Aparte del gran diseño de los escenarios, también destacaba el de los enemigos y no eran otros que las marionetas y los jefes finales.

 
 
Pero todo este conjunto, no hubiera sido lo mismo, sin unos grandes efectos, como las chispas, el fuego, los reflejos, la iluminación, partículas, las animaciones y la paleta de colores etc. A esto se le unía, un gran apartado sonoro con una banda sonora muy cañera, para los combates y unos muy cuidados diálogos. Todo de lo que os estoy hablando claro está, es puramente técnico y gráfico, donde el juego brillaba con luz propia. Pero la jugabilidad que es de los apartados más importantes para un videojuego, hizo del Devil May Cry un auténtico juegazo. El juego contaba con escenarios lineales y la mayoría de ellos cerrados, que estaban infectados de enemigos, en este caso las antes anteriormente citadas marionetas, que al eliminarlas dejaban orbes rojos, que, al recolectarlas, acumulabas un contador de ellas, que te servían después para mejorar las habilidades del personaje, así es que el juego tenía un toque RPG. Lo cierto, es que tenía un equilibrio jugable realmente exquisito, donde tenía cabida las plataformas y enfrentamientos contra jefes finales, en un desarrollo muy variado.

 
 
Los combates fueron todo un espectáculo, y dejaban con la boca abierta en aquella época. El hecho de poder encadenar un combo detrás de otro, usando también las pistolas y todo con un ritmo alto, pero con una fluidez envidiable, fue lo que realmente hizo brillar al juego. Que, si por esto no fuera poco, al poder mejorar al personaje con habilidades, que iban desde obtener nuevos ataques y potenciar los combos, la espectacularidad en la jugabilidad, llegaba a niveles de auténtico disfrute. El ritmo global del juego, fue excelente, igual estábamos enfrentándonos a las marionetas y jefes finales, como que nos tocaba momentos más pausados, donde tenía cabida la exploración, que se combinaba con zonas plataformeras y todo sin que el ritmo decaiga en ningún momento. Y es que el juego en este sentido, no te daba tiempo a la relajación, tenía un ritmo alto, los combates eran frenéticos y siempre tenía a algún motivo para seguir enganchándote, y que quieras seguir para descubrir más. La historia quizá, no era su punto fuerte, pero tenía su punto de interés y te atrapaba.
 
 
 
 
 
 
GAMEPLAY  

 
 
 
Hasta aquí la entrada de hoy...Espero que os haya gustado y al leer mi entrada, os entre la nostalgia y así volver a querer a jugarlo. El Devil May Cry 5, os aseguro, que de pasar a ser un rumor su posible desarrollo, será una realidad y será cuestión de tiempo que se haga oficial. Así es que, si no habéis jugado a la saga aun, tenéis una remasterización para PS3, con los tres primeros juegos de la saga, o si lo preferís, podéis esperar al Devil May Cry HD Collection que saldrá para PS4, Xbox One y Pc el 13 de marzo y que ya es un avance, de que la quinta entrega de la saga, será una realidad.    
 
 
 
Hasta proximas entradas. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
0