31 de Octubre de 2014
Mayo
21

Angry Birds Space

El último juego de Rovio es Angry Birds Space, y me lo he acabado en su versión para Android, en mi actual teléfono, un Nexus S.

La mecánica es la misma de siempre a excepción de que ahora la gravedad no existe a no ser que el pollo atraviese el aura de uno de los planetas que aparezcan en la pantalla de turno. En ese caso dependiendo de la fuerza de atracción de cada planeta, el pollo tendrá más o menos dificultades para sobrevolarlo o caer como un imán de 500 toneladas.

El juego en sí, si ya has jugado a alguna de las anteriores entregas, no aporta demasiado. No es más que un refrito a los que Rovio se está aficionando últimamente. No obstante es entretenido, y lo he querido acabar para escribir esta pequeña reseña (¡rima consonante!).

Las pantallas son bastante facilonas, a excepción de una en la que predominan los colores rojos y los planetas marrones, en donde hay pantallas que a veces rozan la paranoia de la dificultad, pero a base de intentos se acaba encontrando el punto débil, aunque a veces también he tenido suerte, todo hay que decirlo.

 

Hay algunos pollos nuevos, aunque casi todos comparten el impulso, que es dar un toque para que adquieran un poquito más de velocidad. El rojo no tiene demasiado protagonismo, y se agradece porque es uno de los más inútiles y aburridos.
Su variante auto-explosiva es más divertida, y también está presente.
El morado es uno de los más usados, y simplemente sale disparado hacia el objetivo que marquemos pasándose la gravedad del espacio y los planetas por el forro.
También tenemos al azul que se divide en tres, solo aplicable a bloques de hielo.
Y el pajarraco verde que está guay, pero en este Space no tiene tanta diversión como en anteriores entregas. Me da la sensación de que cuando choca no tiene tanto poder de destrozo. 

Los cerdos pues como siempre, desperdigados por el planeta, o sobrevolando el espacio dentro de una burbuja que si rompemos, al quedarse sin aire se congela (¿?) y muere.

En fin... para gustos los colores. A mí no me ha gustado, y como me ha aportado más bien poco, no sé qué más decir de él... a ver si innovan un poco más.

Mi nota... un escueto 5 pelado pelado. 

0