21 de Octubre de 2014
Nov
26

Splinter Cell. Por: Fray Ventura

Splinter Cell

 

El otro día empecé a jugar a un juego de un yanki  embutido en licra y que pisa sigiloso. Va de conspiraciones internacionales y espías, de un presidente de un país que antes era ruso, creo que Georgia, que está creando un ejército a espaldas de los buenos, esto es, los yankis otra vez.

Tú, que te llamas Sam y llevas barba de tres días, estás en mitad del océano Pacífico pescando tiburones con tu hija, que no tendrá más de trece años, y de repente sale del fondo un submarino a la última con un tipo pelirrojo con cara de maníaco sexual que te cuenta que a dos compatriotas les han pillado los georgianos justo cuando descubrían al ejército secreto, y eso no puede ser; tienen lo justo para informar y que les detuviesen.

 

Maníaco sexual.

 

A ti te ponen a punto en una base de la CIA aunque pertenezcas a una unidad secreta que por no saber no se sabe ni el nombre, porque eres un espía fetén pero estás algo oxidado. Te explican los controles, y luego te sueltan en ese país en el que hablan tu idioma como mascando piedras para rescatarles. Yo la calidad del doblaje la situaría a mitad camino, y por comparar con otros juegos de espías, entre el del Syphon Filter, que de lo malo que es te hace hasta gracia, y el del Metal Gear Solid, que está mucho mejor. Bueno, mejor lo dejamos sólo un poco por encima del Syphon Filter, que tampoco hay que abusar.

 

Sam entrenando, ya embutido en licra.

 

Son gráficos de Gamecube, y sencillamente cumplen, algo toscos pero cumplen. Las escenas de video son también tirando a modestas, y teniendo en cuenta la fecha en que salió el juego (dos mil dos), podían haberse esforzado un poquito más, pero bueno. Siguiendo con las escenas de video, no son tan primitivas como las de Gabriel Logan (que no era norteamericano, sino mejicano), pero incluso el Medievil de Playstation tiene algunas cinemáticas incluso mejores, y eso que salió en el año noventa y ocho.

Las animaciones por lo general recuerdan a los clics de Famobil, todas menos las del personaje principal; ésas si que están casi todas muy cuidadas, y sigue siendo una delicia ver a tu personaje caminar de cuclillas con pasos de pluma, o caer de una altura y no hacer ruido al flexionar las piernas. Sólo por eso merece la pena jugarlo, y que conste que me ha tocado vencer a la pereza para hacerlo (el juego lo intenté jugar recién estrenado, pero no salí de la CIA).

 

Ésta es una de las animaciones que más veréis.

 

Voy por la tercera misión (cada misión tiene varias pantallas), y hasta ahora me han tocado unas calles oscuras, una comisaría oscura, y un ministerio de Defensa georgiano también muy oscuro donde el gobierno de Mihail Nickolaievich , que es como se llama el malo (o algo parecido) hace planes para conquistar el mundo. Parece ser que la CIA, solo tiene misiones a partir de las ocho y media de la tarde (yo creo que Sam no ha visto la luz del día más que de refilón). Aprovechando esos horarios, el protagonista puede jugar con la oscuridad, ya que el juego cuenta con un medidor de oscuridad y todo, que no está mal, aunque antes tengas que reventar a tiros las bombillas; y como el espacio en el escenario no es muy grande (si no son escenarios interiores son callejones muy estrechos) da algo de juego.

 

En esta imagen hay mucha luz, así que haceros una idea.

 

Tienes muchos cachivaches. Aparte de la pistola con silenciador y tu habilidad para agarrar por detrás a los militares, llevas siempre encima la cámara-lombriz, que sirve para ver lo que hay al otro lado de la puerta antes de abrirla (aunque por lo general lo que se ve son enemigos, bien de espaldas, bien que van y vienen pasillo arriba pasillo abajo). Tienes también una ganzúa normal, de ratero, que evidentemente no se gasta, en contraposición a otra más profesional con carga explosiva, que si que se gasta pero abre las puertas al instante, y eso, si tienes a un georgiano con fusil y mala ostia a punto de girar el pasillo, pues viene muy bien. Más artilugios…a ver…sí, un mapa de la pantalla que es una mierda y poco más, y ¡ah, sí!, también puedes coger botellas vacías del suelo y lanzarlas para distraer y agarrar a los enemigos por la espalda; así podrás usarlos como escudo o, si es un coronel, utilizarlo para pasar una puerta con escáner de retina. Esto no cuenta estrictamente como artilugio pero lo meto aquí: Sam, que es una máquina con gemelos de acero, puede quedarse suspendido en las alturas con cada pierna apoyada en ambos lados de un pasillo de techos altos. Sólo por este movimiento merece la pena que la mayor parte del juego sean pasillos. Además, si sumas la posibilidad de  apuntar en esta posición y meterles balas en el entrecejo en picado, se hace más divertido. A medida que voy jugando me van apareciendo más cachivaches. Hablo de un rifle con muchos números por nombre que puede disparar, aparte de balas de verdad, cargas eléctricas o balas no perforantes que dejan inconsciente. Lo mejor del rifle es que también es capaz de lanzar una mini-cámara que se queda adherida al lugar donde impacta y te permite visualizar, verbigracia, lo que ocurre al otro lado de la sala, o de la esquina, simplemente pulsando un botón y controlándola.

 

Escaner de retina

 

Lo que Sam debería saber es que desde Polonia hasta Mongolia hay muchos Ivanes.

 

 

He hablado del argumento, que poco a poco va creciendo, del doblaje, de los gráficos, de las escenas de vídeo y las animaciones, de las misiones y de los cachivaches…Tampoco hay mucho más hasta el momento, y tampoco espero yo mucho más que ésto. Para qué engañarse, esta serie de juegos, pues hay un copón, entretienen y poco más. Para eso tienen que dejarse jugar, y éste, a pesar en muchos momentos de morir muchas veces y repetir la misma pantalla, se deja jugar. Los juegos de megadrive son así y no nos quejábamos. Solo por ver como el presidente diabólico-mascapiedras recibe un buen disparo, o cae de un edificio muy alto, o desde una montaña a una cuba de lava, merece la pena llegar al final. Mi intención es jugar toda la serie, y de éste, el primero, lo mejor son las animaciones del personaje y el argumento. El resto es relleno.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

Me encantan.

Me encantan los Splinter Cell, me los he pasado todos, aunque si que es verdad que ultimamente la saga a perdido el sigilo puro, y no es tan exigente como antes, que a las mas minima la cagabas, pero sigue siendo una gran saga, un saludo.