15 de Agosto de 2018
Ene
12

Retro Love: Final Fantasy VI

 

Un imperio que se alza de la nada, la leyenda antigua de una guerra que se dio mil años atrás por el control del poder “MAGI”, una historia envolvente, uno de los mejores villanos vistos en los videojuegos y un extenso plantel de personajes únicos y con historias propias son los ingredientes que conforman una de las mejores entregas que pudo dar a luz la extinta y recordada con amor SquareSoft.

Final Fantasy VI fue el primer juego RPG que jugué y el que junto con Chrono Trigger me introdujo al mundo de los juegos de rol y que con el paso del tiempo se ha convertido en mi juego favorito. Antes de seguir leyendo y si no has disfrutado de este titulo, advierto que la entrada puede contener pequeños SPOILER.

El juego llego a mis manos gracias a ese amigo que muchos jugones tenemos, ese que no tiene su propia consola pero que conoce de videojuegos mas que cualquier otro. El hombre llego un día a mi casa con un juego de importación japonés y me dijo que lo probáramos,  que no me iba a arrepentir. De entrada el juego no me gusto principalmente por el idioma, no entendía un carajo de que iba la historia y aparte no era multijugador, y lo peor de todo fue que mi amigo estuvo sentado en mi sofá jugándolo el solo mientras yo miraba. Después de dos largas horas de tortura de ver jugar a mi amigo, este levanto el culo de mi sofá y se fue, pero me dijo que ahí me dejaba el juego por si lo quería jugar.

Comencé una partida nueva y de repente empecé a saborear las cosas que no se pueden saborear si no lo haces tu mismo, principalmente me encanto la música, era sencillamente hermosa, luego un sistema de batallas por turnos totalmente nuevo para mi, un sistema que o bien te puede llegar a convencer o simplemente te puede aburrir (seamos realistas Final Fantasy de corte clasico no es para todo el mundo). Pero había un inconveniente que no me permita disfrutar del juego, si señores el idioma, después de ver que tenia largos textos me di cuenta que iba a ser un juego largo y con mucha historia por lo que decidí comenzar a ahorrar y comprármelo en ingles. Ahí comenzó mi segundo problema, Final Fantasy VI no existía en ingles o por lo menos no con ese titulo. Me recorrí toda la ciudad buscándolo y en todos los sitios especializados me decían que el VI no había llegado todavía en ingles, que solo tenían el FF III, después de tanto buscar sin éxito (teniendo el titulo todo el tiempo bajo mis narices) dije “que carajos, démosle la oportunidad al 3, supongo que será similar”. Y mi mayor sorpresa fue darme cuenta que el FF III en ingles era el mismo FF VI en japonés, no saben la alegría tan inmensa que me dio. 

  

Ahora que ya me extendí contando con nostalgia como llego a mis manos, pasemos a analizar las cosas que me cautivaron del juego.

Como dije en un principio su música, melodías épicas y bellas, su sistema de batallas por turnos totalmente nuevo para mi, pero sobre todo y mas importante aun, el factor exploración, después de salir de Narshe, la ciudad donde tiene lugar el inicio del juego tienes todo un mundo por recorrer y después de cierto punto la libertad de ir a donde te plazca, ni siquiera en Zelda: A link to the past tuve esa libertad o al menos así lo veo yo. Y si el factor exploración puede llegar a atraparte la historia lo hará aun más, y es que este juego creo escuela para la posteridad de los videojuegos en temas como la política, el imperialismo, temas tabú como la prostitución ( y si aunque no lo creas en una parte del juego tienes la posibilidad de entrar a un burdel y ver su respectiva escena de coqueteo entre una mujer de la vida alegre y Cyan uno de los personajes principales) el amor o la misma muerte y porque no una dura critica a los conflictos armados con tratados de paz fallidos (caso que aun se ve en mi país) datos que te dejo por si no habías visto el juego desde este punto de vista. Momentos que pueden quedar grabados en la memoria de cualquiera, desde el mas simple como cuando aquellos dos soldados del imperio le limpian las botas llenas de arena a Kefka (el villano), y otros mas complejos como la triste historia de amor entre Locke y su novia Rachel y la muerte de la misma (que para mi es mil veces mas emotiva que la muerte de Aeris), la historia detrás de la mascara del ninja Shadow, el origen mágico de nuestra protagonista Terra, La escena de la opera con Celes y el momento mas impactante de todo el juego, la destrucción mundial. Y es que es este momento del juego donde se da un giro argumental brutal, un punto en donde una sola persona lleva al mundo a un estado postapocaliptico sin vuelta de hoja, momento en el que el único motivo de luchar de nuestros protagonistas era la Esperanza de reconstruir el mundo, algo que jamás volví a ver en otro Final Fantasy.

 

Si hablamos de los personajes tenemos un montón para elegir, un total de 14 personajes seleccionables que iremos encontrando a lo largo de la aventura, unos obligatorios y otros opcionales  cada uno de ellos con sus propias habilidades y con una historia, unas más elaboradas e importantes que otras. Si me extiendo hablando de cada uno de ellos no terminaría nunca, pero personajes tan carismáticos como Terra, Sabin, su hermano Edgar, Locke o Shadow son  los que marcan la pauta.

Ahora hablemos de Kefka, el villano principal, un personaje que a lo largo del juego se hará coger amor y odio a la vez por sus acciones y en especial por ese sentido del humor negro y sarcástico que tiene y que de vez en cuando nos sacara una sonrisa de nuestros rostros y hablando de risa como olvidarnos de esa espeluznante risa digitalizada que lo caracterizaba. Un personaje que a diferencia de muchos otros enemigos hace su debut de una forma modesta y por así decirlo comenzando desde abajo y es que ¿que de malo se puede esperar del bufón de un emperador? Bueno por si tienes dudas el tipo es muy jodidamente malo y sus acciones harán que valla ascendiendo y logrando sus retorcidos planes; Las acciones mas infames que pudo cometer fue envenenar todo un rio para acabar con los habitantes de Doma, un reino que no apoyaba el imperio pero que no tomaba acciones en la guerra o como dije antes utilizar el poder de las tres estatuas que mantenían el balance en el mundo para destruirlo todo, llevar al mundo al caos y convertirse en un poderoso semidiós que juzgaba de forma déspota y arrogante. 

Me atrevo a decir que es el único final fantasy que introdujo el sistema de “finales distintos” ya que el juego lo podías terminar o bien con todos los personajes o terminando sin algunos de ellos incluso sin Terra la protagonista, lo que alteraba un poco el final.

Ya para ir finalizando hablaremos de los puntos negativos del juego, y como todo juego excelente de que los tiene los tiene y  no todo son elogios.

Si bien dije mas arriba que el factor exploración te da mucha libertad, también es verdad que a veces se veía un poco interrumpido por los combates aleatorios que se daban especialmente en las pantallas de continente, y en ocasiones cuando no contabas con la aeronave era una tortura caminar sin estarte topando con infinidad de enemigos con los que no querías pelear, pero bueno también es cierto que era la única forma de aumentar de nivel XD.

El sistema de reliquias y magicites (sistema que se reciclo y mejoro en FFVII combinándolas) era el sistema que te permitía personalizar a tus personajes a partir de cierto punto de la historia. Personalizarlos era algo muy llamativo, el problema era que con ciertas combinaciones podías hacer a tus personajes casi que invencibles lo que le quitaba muchísima dificultad y complejidad al juego, con decir que podías acabar con la última forma de Kefka en un solo turno si sabias mover “tus cartas”.

Aunque el juego tenía un basto plantel de personajes, había dos de ellos tan innecesarios como lo fue Caith Sit en FFVII (recuerdo leer en otro articulo que a este lo catalogaban como el jar jar binks de los final fantasy XD) personajes como Gogo y Umaro con cero historia que poco o nada influían en la trama y que de la misma forma jamás influirían en tu equipo de lucha, bueno aunque Gogo tenia ese aire de misterio que producía especulación de quien era realmente.

Este juego fue el causante de mi pasión por los RPG, y aunque después salieron los FF de psx (que también fueron excelentes joyas) con todo y su salto generacional y hermosas cinemáticas en CG, no lograron atraparme como lo hizo este titulo; titulo que llevare siempre en mi corazón como el mejor de todos.

 

Espero que hayan disfrutado de esta entrada tanto como yo redactándola y recordando momentos nostálgicos de la llamada época dorada de los videojuegos. 

5
Valoración media: 5 (1 voto)

6 Comentarios:

...

No sé por qué la gente tiene en tan alta estima al VII cuando esta entrega se mea como quiere en la siguiente. Mira que tengo una curiosa animadversión hacia los Final Fantasy numerados (soy más de Tactics), pero dentro de los numerados este está en mi top 3 particular, junto con I y II.

si la verdad es que el VI

si la verdad es que el VI supera con creces al VII, yo por mi parte poco tactis, me gusto un poco el tactis advance pero no mucho, y los final I y II tambn son joyas del rpg. Grcias por comentar :D

(Sin asunto)

Hasta el momento llevo más

Hasta el momento llevo más o menos la mitad del juego terminado, es bastante largo aunque en ciertas ocasiones si es mejor que el VII, para su generación mostraba unos gráficos mejores y los combates eran más rápidos, de hecho tiene una mejor nota en Gamerankings que el resto de juegos de la saga aunque no es el mejor JRPG de la historia para mi, prefiero el Chrono Trigger y el Xenogears (modo troll activado XD). Pero aun así es muy bueno, voy a ver si me lo termino pronto porque también hay otras cosas que quiero hacer.

Un saludo. 

Ufff obvio, yo estoy de

Ufff obvio, yo estoy de acuerdo con tigo, el hecho de que el FFVI sea mi juego favorito no significa qe piense que es el mejor RPG de la historia, y al igual que tu pienso que es mejor el chrono trigger, eso no lo pongo en duda

Juegazo

Juegazo