22 de Septiembre de 2017
Nov
29

Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars


La colisión de dos géneros

Por alcabcucu

Debido al reciente lanzamiento de Super Mario RPG por primera vez en Europa a través de la Consola Virtual de Wii, me he decidido a escribir este texto para animaros, a todos los que no lo jugasteis en su momento, a que os lancéis de cabeza a por esta joya. Aquéllos que ya lo disfrutasteis, considerad esto un sentido homenaje.

He dividido mi aportación en dos partes bien diferenciadas. La primera trata de explicar lo importante que este título fue para mí (y sin duda para muchos otros) desde una perspectiva exclusivamente personal (sospecho que los más veteranos os sentiréis muy identificados con esta historia). Sin embargo, soy consciente de que puede llegar a aburrir a quienes sólo interese el juego en cuestión: mis “batallitas” videojueguiles son una licencia que amablemente me ha concedido Franchuzas. Por eso, a los que no tengáis ganas de soportar mis divagaciones, os recomiendo que saltéis directamente a la segunda parte de este artículo.

Sin más preámbulos, comienzo.


El pre-análisis
(Sáltate esta parte si no te interesan las batallitas de un abuelete)

Siendo “MSX-ero” hasta la médula, la primera consola de sobremesa de Nintendo que me compré fue la Super Nintendo (la NES, con la que también había pasado muchas horas de diversión, no había sido una compra decidida por mí). En el verano de 1992, año olímpico y de expos universales en nuestro país, me hice con "el cerebro de la bestia", como fue publicitada en la época, con una única idea en la cabeza: jugar al Final Fantasy II que me traía de USA (sólo años después descubriría con sorpresa que en realidad era el IV).

Mi obsesión por Final Fantasy venía precedida por dos hechos fundamentales en mi vida como jugón. El primero, haber catado Phantasy Star a finales de los 80, cosa que me precipitó en una infructuosa búsqueda de juegos de corte y calidad similares durante un par o tres de largos años. El segundo -ya en 1991-, fue el hallazgo de un juego para Gameboy en el Toys "R" Us de un miserable pueblo norteamericano en el estado de Michigan. El motivo por el que me hice con él: las pantallas que se mostraban en la parte trasera de la caja me recordaban vagamente al tipo de juego que me había brindado Phantasy Star. Su título, además, era bastante parecido, y sonaba bien. Se llamaba Final Fantasy Legend.

Aquel verano lo pasé absolutamente sumergido en ese cartucho, fascinado. Imaginad lo que pensé al año siguiente al ver, en el mismo centro comercial, el Final Fantasy Legend II y, no muy lejos, un Final Fantasy II para SNES. Por supuesto me hice con ambos, a pesar de no tener todavía "el cerebro de la bestia".


El disgusto fue de los que no se olvidan cuando, un mes después, recién comprada la consola de Nintendo, descubrí que el cartucho americano no encajaba en la ranura de mi SNES europea. Aparqué Final Fantasy II, jugué al Legend II -que me fascinó aún más que el primero-, y luego me decidí a probar el dichoso juego del fontanero saltarín que hasta la fecha -debo confesarlo- nunca me había llamado demasiado la atención. Sí, había jugado al original, y sí, había jugado a su tercera entrega y a la versión de Gameboy, pero era joven e inexperto. Me habían parecido juegos entretenidos que sin embargo no podían igualar la profundidad de un buen juego de rol, que ofrecía la apasionante sensación de convertirnos en los protagonistas de una "novela" fantástica.

Super Mario World hizo que cambiara mi perspectiva sobre el universo Mario y sobre Nintendo. Quedé absolutamente prendado de su jugabilidad. Pocos meses después me avalancé sobre el que sería mi primer Zelda -A Link to the Past- y al poco tiempo jugaba también, con un retraso de cinco años, al Zelda original de mi hermano. Fue durante la compra de ALttP en una tienda decadente cuando vi por primera vez uno de esos adaptadores que permitían jugar a juegos de importación. Esa tienda, que lamentablemente ya no existe, acabó convirtiéndose en mi refugio, en mi nexo con el maravilloso mundo de la importación, y años después en el templo en el que jugué mi primera partida a Super Mario 64. Allí me hice con el adaptador que me permitió finalmente jugar al Final Fantasy II de SNES -del que no pude desengancharme durante 3 días seguidos-, allí compré Final Fantasy III (el VI en Japón), Chrono Trigger, Secret of Mana, Lufia, Paladin's Quest, Illusion of Gaia, Earthbound, Breath of Fire 1 y 2 y tantísimos otros juegazos.


Cuento este rollo de abuelete con síndrome de nostalgia para que os hagáis una idea de cómo me sumergí en el universo de Nintendo. Los juegos que me enamoraron de la marca fueron Super Mario World y Zelda aLttP, pero luego vendrían Super Mario All Stars, Super Metroid, Donkey Kong Country, Starwing, F-Zero, Super Mario Kart, Pilotwings y muchos otros. Fueron los jRPG de Square los que me arrastraron irremediablemente hacia Nintendo, y en la era de SNES llegó un punto en el que no me perdía ni un solo título que llevara el sello de alguna de las dos compañías.

Por eso, cuando se anunció que Square y Nintendo estaban desarrollando de forma conjunta un jRPG ambientado en el universo de Mario, sentí por primera vez en mi propia piel lo que ahora llamaríamos "hype". Pero un "hype" superlativo y desproporcionado. Locura en estado puro. Y me consta que no fui el único.

En la primavera de 1996, con 19 años ya y una SNES a la que le quedaba poco menos de un año de vida, me hice con una copia de Super Mario RPG. Cuando llegué a casa introduje el cartucho en la consola y, sobre un fondo negro en pantalla, maravillado contemplé cómo el logo de Nintendo se transformaba secuencialmente en el de Square.

Quién podría haber imaginado entonces que aquél iba a ser el último juego de Square para una consola de Nintendo en muchos, muchos años.


El homenaje

Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars nos sumergía en el universo Mario de una forma simple y efectiva, pero absolutamente coherente para los seguidores de la saga. Arrancaba con una sencilla introducción en la que veíamos cómo la princesa Toadstool era secuestrada por Bowser y cómo, al oír sus gritos de socorro, Mario salía al rescate plantándose frente a la fortaleza de su archienemigo.

Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol. Sin embargo, al entrar en el castillo las pautas a las que estábamos acostumbrados en los juegos de Mario cambiaban de forma radical. Nos hallábamos ante un jRPG en perspectiva isométrica en el que nuestro protagonista podía correr y saltar al más puro estilo plataformero, pero que al enfrentarse a sus enemigos activaba un sistema de combate por turnos. Y esto rompía moldes: rompía los esquemas habituales de un jRPG, y rompía los esquemas habituales de un juego de Mario. Era desconcertante, pero estimulante al mismo tiempo.

Mientras Mario se abría paso combatiendo contra los sicarios de Bowser, uno iba comprendiendo el potencial del título, hasta que llegábamos a nuestro objetivo.


Y comenzaba el combate. Y comenzaba la aventura. Y comenzaba la fusión entre dos mundos que jamás había creído hasta entonces que pudieran unirse de forma satisfactoria. Porque durante la batalla se ponía ya en marcha esa característica esencial que todos los amantes de los jRPG esperábamos: el teatro, la actuación, el texto de unos personajes vivos que construían la historia. Mario vencía una vez más pero Bowser, desesperado, no se rendía y lo arrastraba consigo al abismo, lamentándose y recriminándole el hecho de estar frustrando continuamente sus planes. Finalmente Mario conseguía zafarse de él, y alcanzaba a la princesa, que agradecida le proponía volver a casa... una vez más.

Super Mario RPG empezaba como acababan siempre las aventuras del fontanero, rescatando a la princesa Toadstool de las garras de su persistente enemigo. De este modo, a pesar del reformado "aspecto" del título, todo se había hecho muy cercano, muy tradicional, muy familiar.

Pero eso estaba a punto de cambiar, porque Mario no iba a rescatar esta vez a la princesa, y tampoco iba a ser Bowser quien lo evitara: justo antes de poder liberarla se producía un estruendo, el cielo se abría, y una enorme espada se desplomaba sobre el castillo, lanzando a Mario muy lejos de la indefensa Peach.

La leyenda de las siete estrellas no había hecho más que comenzar...
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

¿Qué era esa espada que se había precipitado sobre el castillo de Bowser? ¿Dónde había ido a parar la princesa Peach? ¿Cómo podríamos rescatarla? Y Bowser, ¿acaso había desaparecido para siempre?

Con estas primeras cuestiones se encendía la mecha, la chispa que daba ese toque de suspense que nos motivaría a avanzar y a descubrir las múltiples sorpresas de un argumento que, aunque relativamente simple, sabría mantenernos pegados al mando hasta desvelar todos sus misterios. Un argumento, eso sí, tan entrañable como fantástico, y en ciertos momentos hasta triste. No quiero destriparos nada –por si pensáis jugarlo-, pero no puedo dejar de comentar que a lo largo de la aventura se nos unirían dos personajes inolvidables (Mallow, un renacuajo camino de convertirse en rana, que no se parecía en nada a un renacuajo, ni a una rana, y Geno, una marioneta de madera poseída por una fuerza extraterrestre), así como la princesa y, de la forma más inesperada, el propio Bowser, dispuesto a aparcar su maldad para forjar una interesada alianza con Mario y compañía.

El mundo que Square supo desplegar ante nosotros aunaba de forma brillante los elementos más típicos de Mario, con los elementos roleros más clásicos: ciudades con sus posadas y sus tiendas para comprar armas y objetos, personajes con los que interactuar, tuberías que nos llevaban de un lugar a otro, tesoros flotantes que liberaban su contenido cuando saltábamos bajo ellos –como si fueran bloques-... Las figuras de siempre (champiñones, yoshis, goombas, troopas, topos...) con multitud de personajes de nueva creación que se integraban sin desentonar con ellos... Incluso la aparición de Link y Samus (y algún que otro homenaje a la saga Final Fantasy) iba a deleitar al jugador más atento.


Todo había sido magistralmente dispuesto: era como estar participando en una película –o en una obra de teatro- ambientada en el universo de Mario, tener por fin la libertad de conocer su mundo y a sus habitantes sin barreras, sin estar atrapado en la linealidad de sus anteriores aventuras.

A las regiones del juego se accedía a través de un mapeado que recordaba vagamente al de Super Mario World. Una vez superada una zona abríamos nuevos caminos a diferentes áreas (algunas de ellas ocultas) que alternaban ciudades -o escenarios en los que interactuar con otros personajes- con lugares repletos de enemigos contra los que luchar.

Mario, curiosamente, no abriría la boca en toda la aventura –comunicándose sólo mediante gestos- y su hermano Luigi tampoco haría acto de presencia. Con el tiempo fue esta segunda ausencia la que más echaría de menos. En cambio, el hecho de que Mario no hablara acabó resultándome tremendamente gracioso.

Otra genialidad de los desarrolladores fue trasladar toda la jerga, ítems, armas, ataques y demás características propias del género al mundo de Mario. Puntos de flor en lugar de puntos de magia, ataques de fuego o “mega” saltos para Mario en lugar de hechizos, martillos en lugar de hachas, champiñones en lugar de pociones... y un simple, pero efectivo, sistema de mejoras cada vez que subíamos de nivel. Por supuesto, esta brillante integración de universos fue repetida luego en Paper Mario para N64, siguiendo la sabia filosofía de, “si funciona, para qué cambiarlo”.


Pero la palma se la llevó sin duda un sistema de combate absolutamente fresco, innovador y dinámico. Si os pareció que el de Lost Odyssey tenía ritmo, esperad a probar el de Super Mario RPG. Su gran acierto fue asignar cada acción a un botón concreto –acercándose una vez más de este modo el Mario plataformero al mundo rolero de una forma elegante y sutil... Con el botón A desplegábamos el menú de ataque -y lo ejecutábamos-, con el X el de objetos –y los usábamos-, con el Y el de ataques especiales y con el B el de huida o defensa. Algunos ataques permitían lo que se vino a llamar “timed hits”, algo así como “golpes sincronizados”. Consistía en apretar un botón en el momento adecuado, de tal modo que nuestro ataque saliera potenciado. Y a nivel defensivo, tres cuartos de lo mismo. Así los combates combinaban componentes de habilidad con ese estilo más tradicional propio del género. Con los años otros juegos utilizarían un sistema similar pero, si no recuerdo mal, Super Mario RPG fue el primero en utilizarlo... De esta manera se supo dotar a las batallas de un dinamismo y un frenesí nunca antes vistos en los jRPG de combates por turnos.

La gran diferencia con respecto a los Paper Mario posteriores (que supieron mejorar aún más el sistema comentado) es que podían participar hasta 3 personajes, cada uno con sus habilidades y armas específicas. Los combates, además, eran más serios y estratégicos que los que encontraríamos después en sus “secuelas” –si así podemos considerarlas.


Por supuesto, no faltarían tampoco los minijuegos, “side-quests” y demás secretos a los que “Square” nos tenía acostumbrados (incluso podíamos combatir contra un poderoso enemigo oculto, venido de otra dimensión “rolera”...). Los saltos y el plataformeo también tendrían un papel capital a lo largo de la partida, apartando al juego del tono más “sereno” de los jRPG tradicionales. Además, al ser los enemigos visibles se nos daba –como en Chrono Trigger- la posibilidad de evitar los enfrentamientos. Y de ello se desprendía también la necesidad de manejar a Mario con cierta habilidad, de usar sus saltos, de estar más atentos mientras explorábamos las diferentes regiones de su mundo.

A nivel técnico Super Mario RPG fue el colofón de la era “no poligonal” de los 16 bits (junto con Donkey Kong Country y, si me apuráis Sonic 3D Blast). Los personajes parecían modelados en 3D, con unas animaciones soberbias. La perspectiva isométrica, colorida, rica en detalles, resultó fascinante, dando además mucho más juego a la exploración. Ya no nos movíamos con las cuatro flechas (arriba, abajo, izquierda, derecha) sino que la flexibilidad –y por tanto la sensación de libertad- era mayor. En este sentido Super Mario RPG funcionaba mucho mejor que el propio Sonic 3D Blast, que por cierto depositaba toda su jugabilidad en ese factor. No es difícil ver a Miyamoto imaginando el pad analógico para controlar mejor el juego mientras éste se iba desarrollando. De hecho, algunos rumores afirman que Super Mario RPG se realizó con un motor descartado de otro proyecto, uno que, ni más ni menos, acabó culminando en Super Mario 64.


Tal prodigio sólo pudo conseguirse mediante la incorporación, en cada cartucho, de un chip (creo que era un microprocesador) llamado SA-1. Dicho chip aportaba las mejoras de procesamiento necesarias para que Super Mario RPG funcionara correctamente.

A nivel sonoro se respetaron los sonidos característicos de la saga, y sin duda se nota que este aspecto fue también tratado con mucho detalle. Llenaban todos los rincones del juego, y nos hacían sentir aún más dentro de ese mundo maravilloso.

Otra gesta que a nadie sorprendió, pero que por supuesto es digna de mención, fue el apartado musical, que era simplemente fantástico. De nuevo combinaba las melodías más clásicas del universo Mario con otras que recordaban vagamente a las de Final Fantasy. La influencia clara de Koji Kondo y Nobuo Uematsu empapaba unas pegadizas tonadillas que todavía me vienen a la cabeza de tanto en tanto, y que sabían subrayar perfectamente los momentos más intensos del juego. El tema de “Mario’s Pad” es todavía hoy la variación musical –si no me equivoco se basa en el tema principal de Super Mario Bros.- con la que mejor identifico al personaje.


Y es que Super Mario RPG fue toda una gesta, el formidable resultado de la colisión de dos géneros prácticamente antagónicos. Un título inolvidable, y de imprescindible experiencia para cualquier aficionado con interés por conocer en profundidad esta industria.

Pero más allá de todo eso es sobre todo un juego genial que todavía hoy resulta fresco y profundamente entretenido. En una época de sequía de buenos jRPG, es una opción obligatoria para todos los amantes del género que todavía no lo hayan probado. Dicho simple y llanamente: ¡fliparéis!


Lo que no os he contado aún a quienes hayáis leído la “batallita” anterior al análisis es que, lamentablemente para mí, tras pasar unas pocas horas disfrutando con Super Mario RPG, allá en el lejano 1996, el juego se me bloqueó, borrándome además todas las partidas guardadas. Muy mosqueado, volví a comenzar la partida. No sirvió de nada: acabó pasándome lo mismo, en el mismo momento del juego… Del enfado pasé a la desesperación. ¿Qué demonios estaba ocurriendo? ¿Acaso el juego estaba defectuoso? Fue terrible descubrir, tiempo después, que el problema estaba en los adaptadores de NTSC a PAL. ¡Ninguno era compatible! ¿Cómo conseguí jugar finalmente a Super Mario RPG? Algún día os mostraré una foto de mi SNES... pero esa es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión...

4.882355
Valoración media: 4.9 (17 votos)

22 Comentarios:

Soberbia entrada

Personalmente me encantan esas "batallitas de abuelete", y más porque en esa época yo era un renacuajo y de poco me enteraba, recuerdo que para la NES tenía media docena escasa de juegos e iba intercambiando con los de mi clase para jugar a todos los clásicos de la consola (claro que por aquel entonces apenas era consciente del valor que tenía el Zelda, el Metroid o el Super Mario Bros 3 más allá de parecerme divertidos). Sobre el análisis/homenaje en un sentido más estricto, decir que comparto todo lo dicho aunque reconozca que no haya jugado mucho más de un par de horas. Igual me lo descargo para Wii... ¿está a 800 puntos?

Saludos y mil gracias por la entrada :)

Si alcabcucu me lo permite,

Si alcabcucu me lo permite, me gustaría añadir una información que no ha mencionado en el análisis, y es la colaboración de Rare en los gráficos del juego, lo cual hizo que la unión de gigantes fuera aún mayor (recordemos que en aquella época nadie hacía frente a Rare en lo que a gráficos se refiere). Y de paso aprovecho para pedirle al autor de la entrada que cuente batallitas con mayor frecuencia.

 

P.D.: Franchus, el juego está 900 puntos dado que salió durante el Hanabi festival.

@Auric Goldfinger

Hola Auric Goldfinger!

Conocía el rumor de que RARE había participado en el proyecto, pero al no estar seguro, no he querido añadirlo. Sé que en la época se comentó, sobre todo para subrayar la calidad gráfica del título, y me consta que dicha información se ha dado en webs como Vandal y Viciojuegos. Sin embargo, no he sabido encontrar una sola prueba que apoye dicho mito: ni siquiera en los créditos finales del juego se hace mención de ello (a menos que se me haya pasado Embarassed).

Ojo! Que se destripa el final del juego!!
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

En mi opinión, fue un "bulo" que nació de forma casual cuando la gente intentaba explicar el estilo gráfico de Super Mario RPG. El boca a boca distorsiona, y de decir que el juego tenía la calidad gráfica "estilo" RARE, se acabó diciendo que RARE había participado en su desarrollo. En realidad a raíz del juego de RARE se puso de moda el concepto de gráficos CG, esos de los que tanto se habló en la época, y al verse de nuevo en Super Mario RPG se llegó a la conclusión de que RARE tenía que haber tomado parte necesariamente en el proyecto.

Pero lo cierto es que no estoy seguro de nada, así que si alguien tiene información fiable al respecto, será muy bienvenida!

Y lo de las "batallitas", sé que debo moderarme. No soy tan mayor pero, cuando me suelto, ya no hay quien me pare...

En cualquier caso, gracias por tus comentarios!!

Salu2!

 

ABUELOOO QUE ESTAS

ABUELOOO QUE ESTAS MAYOOOR... Me encantan tus historias de abuelete porque por lo que puedo ver soy de tu generación... yo empece en el 82 con el philips videopac 7200, luego el spectrum, luego un pc commodore, luego un amiga500, luego... me he hartado de jugar, y sin embargo este juego y el Mario y Luigi Partners in time siempre he querido disfrutarlos... pero al leerte... que no se hable más... me lo meto en la PSP y vere si en algún que otro viaje les doy caña a ambos, que tengo la PSP (y el resto de consolas) muerta de la risa...

GENIAL análisis como siempre, y por favor, por mi no dejes de contar tus batallitas, como si tienes que hacerlo en un blog aparte... FELICIDADES! (¿donde te encontro Franchus? porque eres toda una joya colaborando...) ;)

@ Auric Goldfinger:

¿900? Bueno, algo más caro de lo habitual pero aún así diría que vale la pena. Lástima por la memoria, que la tengo casi llena y aún estoy esperando por el LostWinds2 y el Majora's Mask... voy a tener que tirar de tarjeta SD Neutral. Gracias por la info!

@ electroblog: Para que negarlo, con alcabcucu me ha tocado la lotería, el premio gordo. Que cuente las batallitas que quiera, serán todas bien recibidas Very Happy

@ alcabcucu: Te he mandado un privado explicando la razón de la tardanza al colgar la entrada (que iba a ser esta noche) Depressed

Saludos a todos!

Yo tengo este juego...

...obviamente de importación. Y lo conservo desde mis 13 años como si fuera oro en paño.

Este juegazo me descubrió el género del RPG,puede que algún día le dedique alguna entrada en mi blog ^_^

5 Estrellas.

Medalla

Voy a hacer la 5º excepción en la corta historia de los retrogamers, porque un artículo como este se merece un reconocimiento ¡Buen trabajo Alcabcucu! ^^

El juego no lo probé así que poco puedo aportar, salvo el hecho de que me encantan los cameos en juegos, de otras sagas, le da un "wtf" al juego bastante bueno xD ¡5 Estrellas!

 

¡Grandpa!

Me llama mucho la atención la mezcla de conceptos y gracias a este estupendo texto me han entrado muchas ganas de hacerme con él. Me fío de tu criterio y espero que no me defraude, en cuanto lo pruebe ya diré lo que me ha parecido. Eso sí, los gráficos me parecen bastante feotes. Con respecto a las batallas de abuelete he de decir que me encantan, para análisis puramente objetivos ya tengo otros sitios y además, de esta forma, das a conocer parte de tí y los gamfilianos estamos ávidos de conocer aspectos personales de los demás blogueros.

5 estrellazas.

PD: Espero la historia de tu SNES con ganas.

No recuerdo muy bien donde

No recuerdo muy bien donde lo deje, creo que era en una parte donde Mario parodia a Bruce Lee xD. Muy interesante el juego, siempre me quedo la espina clavada por terminarlo. Bueno este y muchos otros de la gran snes.

Las batallas son geniales, simples pero muy dinamicas, aunque la musiquita me ponia de los nervios xD. El resto del juego tambien muy bien, un jrpg clasico de los buenos.

Gram entrada, 5 estrellaz.

saludos^^

Me lo he pillado!

Estaba jugando al Mirror's Edge antes de cenar (estoy pasándomelo en difícil este fin de semana) y de repente se me cruzó un cable, apagué la 360, encendí la Wii y fui al canal Tienda... 1100 puntos tenía en mi cuenta, así que lo bajé. Apenas lo he probado media horilla, pero como esta noche no salgo le echaré una partida en profundidad antes de ir para cama y ya comentaré mañana que tal Very Happy

Saludos!

PD: @Logan: Hablando de retromedallas y de JRPGs, me pregunto si has visto esta entrada (guiño guiño) Very Surprised LMAO

7 estrellas

Para el juego y para ti, siempre ofreciendonos un gran análisis de un gran juego. Esta joya me pasó desapercibida, solo lo llegue a verlo emulado ya hace algunos años. El momento es perfecto  para rememorarlo. Muchas gracias, hasta tu proxima colaboración.

el mejor juego de mario

me encanto ese juego, me lo pase en su epoca y aun lo recuerdo como uno de los mejores, excelente entrada

semper fi

SolidCaim 

Mario Rol

Bueno, si algo quedo claro es que te encato este juego XD. Este es otro de mi lista de juegos que no he podido probar pese a que quiero, porque todo mundo habla muy bien de el. He probado otros juegos de rol de mario y si este sirvio de base, entoncers debe ser tremendamente divertido.

Un fantastico articulo, mil aplausos y 5 estrellas.

Un gran juego

Fue un gran juego,hace cinco años juguè el q mi primo me prestò, lamentablemente a veces se bloqueaba  creo q era por q lo tuvo mucho tiempo guardado y no pude completarlo Sad

Vaya batallita de abuelete

 En esa época tendría más o menos como 8 añitos (1997), pero claro está, no me perdí casi ningún juego de la SNES, pero la mayoría no los lograba pasar debido a mi edad, claro está, como es el caso de: terranigma, chrono trigger, seiken densetsu, tales of symphonia etc. Y el Demon Crest lo pude pasar a esa edad, salvo que no pude hacerme con cada ítem y emblema elemental.

 Eso me recuerda que tengo que pasarme el terranigma de snes, lo tengo en deuda, bueno , algún día lo retomaré. Y le escribiré su respectivo análisis.

Hablando de Super mario rpg, me da verguenza decir que no lo pude jugar a profundidad; ya que nunca lo compré, y hoy día me sigo preguntando del porqué no me lo he comprado.

Vale decirte que Paper Mario  es el sucesor espiritual del susodicho juego, sigue la misma  premisa en cuanto a modo de batalla se refiere.

Viendo tu gran experiencia en el mundo videojueguil me hace sentir como un neófito, solo tengo 13 años de experiencia en este mundo ( y 19 años naturales , soy un chaval :S ). Cuyo principio del todo a sido la consola de sobremesa denominada  Nes, y mi predilección de abolengo será la SNES con el megadriver.

 

Un saludo, alcabcucu.

 

 

Como amante del JRPG...

...este mario me parece una maravilla. Aún recuerdo con una sonrisa los buenos momentos de veranito pre-adolescente que pasé jugando con él en casa de un viejo colega ^^  Nos lo pasamos de cabo a rabo en un par de semanas

Un detalle tonto que munca olvido -vaya usted a saber por qué-: una cortina que transformaba a Mario en el sprite original de la NES...XD Gran puntazo ^^

Sobre tu análisis: coincido en casi todo. Salvo en lo de que fue pionero en sus sitema de batalla: La asignación rápida de botones ya la tenía Lufia -una saga simpática pero muy poco carismática-. Los "timed hits" eso sí, no los he visto en ningún juego...y la verdad es que es algo que me encanta ^^ 

Por cierto, tus batallitas son incluso mejores que el análisis en sí ^^  Me he acordado de cuando descubrí el FF legend para GB...madre mía ^^u  apenas era yo un pipiolo de dos palmos cuando quedé fascinado por la brutal dificultad y encanto general de ese JRPG ^^ 

Bueno, un saludete. Gran entrada, nostálgica y bien redactada ^^

@ electroblog Gracias por

@ electroblog

Gracias por los comentarios! Con Franchuzas nos conocimos en esa jungla que es el foro Mericonsolas de Meristation. A raíz de ir entrando en HazardGames fui admirando su labor, y aquí estoy ahora, encantando de colaborar en uno de los mejores blogs de Gamefilia!

¿Así que tú también eres un abuelete? No te lo vas a creer, pero mi primera "consola" fue un PONG de la marca GRANADA, con licencia de Magnavox. Algún día postearé una foto, porque le tengo mucho cariño al cacharrito.

@  bankeshinobi

Pues conserva esa joya! Y si para colmo fue tu primer jRPG, comprendo lo que puede llegar a significar para ti. Sin duda, un título inmejorable para sumergirse por primera vez en el género...

@ LoganKeller

Gracias por las medallas (tanto ésta como la de Phantasy Star)!! Respecto a lo de los cameos, los que se vieron en Super Mario RPG son de los que no se olvidan. El juego está repleto, pero no todos son fáciles de encontrar.

@ chouza

Que no te engañen esos gráficos añejos! En su momento fueron todo un impacto. Lo curioso es que conseguían dar un cierto toque 3D respetando el estilo gráfico de siempre. En cualquier caso, y si finalmente te animas a jugarlo, espero que postees tus impresiones. Me encanta conocer la opinión de jugones que "catan" clásicos por vez primera (a veces es difícil valorar en su justa medida estos títulos, porque despiertan demasiados recuerdos...)

@ elhumidio2

Un regalito, para animarte a que lo retomes!!

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

@ zappadown

Te digo lo mismo que a chouza. Si al final lo pruebas leeré encantado tus impresiones. Creo que a pesar del tiempo que ha pasado ya, Super Mario RPG seguirá siendo tan divertido como lo fue en su momento. En cualuquier caso, gracias por tus comentarios!!

@ solid_caim

Gracias! Si lo jugaste en su momento, también debes tener buenas batallitas. No fue un título fácil de conseguir, y si tu consola no era NTSC, tampoco fue un juego fácil de jugar...

@ primus rainstar

Sin duda, éste fue el Mario rolero que sentó las bases de los siguientes. Si los Paper Mario te gustaron, Super Mario RPG te encantará. Tenía ese toque algo más épico, mágico y misterioso con el que Square sabía impregnar a todos sus títulos...

@ leo 17

Pues si se te bloqueaba a lo mejor no era cosa del juego, sino del adaptador (obviamente si tu consola es PAL). No sé qué demonios le hicieron al cartucho, que no funcionaba con ningún adaptador de cuantos salieron en la época. Pero es que ni uno! Para jugarlo correctamente, sólo había dos posibilidades: o comprarse una consola NTSC, o hacer un apaño con el que acabé "magullando" considerablemente a mi querida SNES...

@ Markov

Pues si no lo jugaste en su momento, te animo a que lo rescates a través de la CV de Wii. Y sí, yo seré más veterano, pero te aseguro que con 6 añitos, más allá del PONG, los Game & Watch, algún juego de la Atari y por supuesto el Pac-Man, a poco había jugado yo. En este sentido, aunque más joven, algo me dice que eres mucho más precoz (lo del Demon's Crest me ha impresionado mucho). Me quedo con una idea que me deprime bastante: tienes la misma edad que yo cuando jugué a Super Mario RPG... abueleeete que estoy hecho!!!

@ Zerael

Qué recuerdos, el Lufia!!! Algún día haré un análisis que integre los dos primeros juegos de la saga -los mejores-. Hablé hace algún tiempo largo y tendido sobre estas joyas, en un hilo de Mericonsolas. Dejo el enlace, por si pudiera interesar (pienso que vale la pena, aquel día estaba especialmente nostálgico...)

http://zonaforo.meristation.com/foros/viewtopic.php?t=104501 6&postdays=0...

El sistema de combates se apoyaba en el uso de las flechas y el botón A -si no recuerdo mal-, pero no en el uso directo de los botones A, B, X e Y. Aunque ciertamente a nivel visual se aproxima mucho, sin duda,  la inmediatez (y el toque "arcade") que le daba el uso de un botón específico a cada acción hacía que Super Mario RPG fuera aún más dinámico!!Ya no "seleccionabas", sino que "actuabas" (por decirlo de algún modo).

En cualquier caso, gracias por tus comentarios! Ah, y otro regalito (mini-spoiler)!:

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

Salu2, y gracias a to2!!!!

....

@ Franchuzas

Poco puedo decirte a ti, que no hayamos comentado ya. En cualquier caso, que disfrutes del juego... y ya nos contarás!

 

 

 

 

 

 

Es un juegazo. Cuando lo

Es un juegazo. Cuando lo jugué sinceramente me encantó, y ya hace bastante tiempo. Buen homenaje ^^

He jugado algo más, pero

He jugado algo más, pero no mucho porque me he prometido a mí mismo acabar el Xenogears antes de meterme de lleno en este (ayer vencí a un enemigo que bastante lata me dio y ahora estoy avanzando sin parar, seguro que en seguida acabo el primer CD). No obstante, no me resisto a echar alguna esporádica partida al título de Mario y voy ya camino de la segunda estrella. Por ahora me está gustando mucho y me recuerda bastante al primer Paper Mario (a fin de cuentas, ese fue mi primer contacto con los RPGs del fontanero). Me sorprende el sentido del humor (sabía que lo tenía, pero no tanto) y la calculadísima curva de dificultad que parece tener. Al principio es tan simple como golpear una y otra vez con el mismo ataque, pero ahora ya empiezo a tener que tirar de estrategias en algunos combates para que no me liquiden en un plis plas.

Sin duda un gran juego, y para quien guste de los JRPGs, el universo Mario y no tenga muchos problemas con el inglés, sin duda vale cada uno de los 900 puntos que vale (en la Consola Virtual).

Saludos!

Hablan de jugarlo en el CV

Hablan de jugarlo en el CV de la Wii, y claro está, creo que es una grata experiencia, me da un poco de penilla, pero, ¿ No vale también jugarlo mediante  la emulación como Zsens? Mira que incluso tengo control para pc con suficientes botones y todo.

 Me lo compraría para la wii, si no fuera por el nimio detalle de que no tengo la wii conectada a wiiware, y que en mi pais no existe un punto de compra para los puntos - gran parte se debe a una enajenada piratería que prolifera rápidamente, lamentablemente, y es por ello que rara vez se congçsigue una tienda honesta que venda legalmente-.

 

Excelente analisis (para

Excelente analisis (para variar) Me encantan esas historias de "abuelete", porque irremediablemente siempre consiguen darte esa punzada de nostalgia...ainnns.

No he jugado, y la verdad es que no creo que lo haga nunca. Los jrpg me encantan, pero Mario me cansa demasiado, y no creo que me gustara un juego de este tipo con el como protagonista, y menos con Peach...X-D

Aun asi 5 estrellazas. 

This is my favorite rpg of

This is my favorite rpg of all time :) great post !