22 de Noviembre de 2017
Ago
15

Super Metroid

Categorías: , , , ,

Más Metroid que nunca

Ah, Super Metroid... Por más que lo piense, no me explico por qué he tardado tanto tiempo en dedicarle una entrada a este juego. Uno de los emblemas de Super Nintendo, y también uno de los mejores representantes de su género. Qué digo de su género, de los videojuegos en general. Seguramente muy pocos de los que en su día se atrevieron a descender a las profundidades de Zebes hayan podido olvidar la experiencia que allí vivieron. Pero no adelantemos tanto los acontecimientos, que aún estamos en el primer párrafo del repaso a una de las más relucientes joyas de la época en la que las dos dimensiones todavía reinaban en este mundillo.

Todo empezó en 1986 con el lanzamiento del primer Metroid. Aquel juego se encargó de sentar las bases de las que luego emergería toda una estirpe de grandes títulos, entre los cuales no solo podemos contar a la franquicia de Nintendo, sino también a algunas entregas de la Castlevania de Konami (de ahí que con el tiempo se acuñara el término “Metroidvania” para referirse a esta clase de aventuras 2D no lineales). Curiosamente, aquel Metroid original, hoy todo un clásico e imprescindible en mi jugoteca, no logró entusiasmarme durante las primeras tomas de contacto. La ambientación y el planteamiento eran tan atractivos como endiablada su dificultad. Pero tampoco puedo negar que dejó una huella imborrable en mí y, en cierto modo, me preparó para apreciar mejor el sabor de Super Metroid el día que este llegara a mis manos. El día en el que la historia de la saga se reescribió para mí.

The last metroid is in captivity

Por aquel entonces aún no había tenido la suerte de jugar a Metroid II: Return of Samus en GameBoy, ni siquiera sabía de su existencia. Por eso, las letras rojas que formaban el nombre de Metroid 3 sobre un fondo negro de la secuencia inicial me pillaron un poco de sorpresa. Aunque no más que los cuerpos sin vida que yacían esparcidos por el suelo de la pantalla de título. Un metroide encerrado en un tarro de cristal presidía una escena en la que inmediatamente nos dábamos cuenta de que algo malo había ocurrido. Los agudos chillidos de la criatura eran el único sonido que acompañaba a la pausada melodía que con el tiempo se convertiría en uno de los temas más reconocidos de la saga. Era el símbolo de la calma que siempre precede a la tempestad.


Contraponer la calma a la tempestad es algo que de hecho Super Metroid supo hacer muy bien. Tras la breve secuencia inicial, en la que se recapitulaban los acontecimientos más importantes de las dos primeras entregas, el juego nos llevaba a una estación espacial desde la que se había lanzado una señal de socorro. Tomando el control de Samus, debíamos recorrer varios pasillos y salas vacías hasta llegar a la que segundos antes habíamos visto en la pantalla de título. Los cuerpos de los científicos seguían en el suelo, pero ya no había rastro del metroide. La duda sobre su paradero no duraría mucho, pues un par de salas más adelante nos reencontraríamos con él... y con otro viejo conocido. Los ojos de Ridley, eterno archienemigo de Samus, aparecían en medio de la nada. Era el primer relámpago de la tormenta.

Aunque todavía no empezaría a coger fuerza. Este enfrentamiento tan temprano era poco más que un aperitivo para ponernos en situación: tras un breve intercambio de golpes, Ridley volaba en dirección a Zebes con el tarro del metroide en sus garras. Tras la huída a contrarreloj de la estación espacial, Samus le seguía en su nave, y volvía a aterrizar en la superficie del planeta que había sido escenario de su primera odisea. Y de nuevo emprendíamos con ella un viaje hacia las profundidades, a través de oscuros túneles, la antaño fortaleza de Mother Brain (ahora abandonada) y llegando finalmente al punto exacto en el que comenzó todo en 1986. Allí, instintivamente nos dirigíamos a la izquierda para descubrir que la morfosfera estaba en el mismo sitio. Al cogerla, un foco se encendía y nos apuntaba directamente. La tormenta se había desatado.


Zebes en todo su esplendor

La luz amarilla era el pistoletazo de salida para que las ruinas de Zebes se llenaran de criaturas, e incluso Piratas Espaciales que iban en busca de aquella Cazarrecompensas que tantos males les había causado en el pasado. De ahí en adelante, prácticamente todas las salas del planeta guardarían alguna clase de peligro, pero nada que lograse quitarle de la cabeza a Samus la idea de buscar el metroide robado. El guión a partir de entonces no sería muy diferente al del Metroid original, pero es cierto que esta saga nunca se ha caracterizado por sus guiones, sino por lo que consigue construir sin recurrir a ellos: todo lo que acabo de describir en los párrafos anteriores, con la salvedad de la pequeña intro de apenas dos minutos, es un prólogo que se narra sin necesidad de palabras.

Por supuesto, el resto de la aventura ya no era tan guiada ni estaba centrada en contar una historia. Una vez con la morfosfera en nuestro poder, el desarrollo clásico salía a la luz y cualquier atisbo de peso narrativo dejaba todo su sitio a uno de los pilares fundamentales de la saga: la ambientación. Una ambientación con mayúsculas, una sorprendente capacidad para coger los medios relativamente limitados de la época y levantar alrededor de Samus un mundo vivo, que transmitía a la perfección lo que quería transmitir en cada momento. En teoría, Zebes seguía siendo el mismo planeta que habíamos visitado unos cuantos años atrás, pero en la práctica, veinte minutos sobraban para darse cuenta de que las cosas habían cambiado bastante.


Caminar lentamente por el fondo de un pantano mientras nos acompañaba una suave y relajante melodía, sortear charcos de lava en cuevas donde sonaba un ritmo metálico que parecía salido de las profundidades del mismísimo infierno y la temperatura se elevaba hasta el punto de distorsionar la imagen, corretear por una jungla de abundante vegetación en la que algunas de las propias plantas no dudaban en atacarnos, atravesar corrientes de arena que nos cortaban el paso en las zonas desérticas, cruzar salas iluminadas por unas pequeñas criaturas que lo dejaban todo a oscuras si les disparábamos... Así era el “nuevo” Zebes, un mundo lleno de vida, color e innumerables peligros.

Metroid 3.0

El apartado jugable también experimentó una mejora similar, especialmente en lo relativo al control, aunque en todo momento mantuvo la premisa básica de desperdigar por el planeta las típicas mejoras del traje o del arma que nos permitían acceder a cada vez más y más sitios. Es esta una mecánica que podía cansar rápidamente a los jugadores que buscaran experiencias algo más directas, pero la satisfacción de regresar a un lugar que media hora antes era inaccesible y descubrir lo que nos estaba esperando dentro (otra mejora, una nueva zona, un temible jefe...) era el motor que impulsaba a seguir adentrándose en un mundo hostil, pero cada vez más familiar a medida que pasaban las horas.

La memoria seguía jugando un papel fundamental a la hora de recordar en qué zonas ya visitadas le podríamos dar utilidad a cada uno de los objetos recién adquiridos: puertas rojas que se abrían con misiles, estructuras en el techo a las que nos podíamos enganchar con el Grapple Beam para impulsarnos luego hacia delante, zonas de temperatura muy elevada en las que solo podíamos sobrevivir con un determinado traje, y así un largo etcétera. Por suerte, los desarrolladores tuvieron un poco de piedad e incluyeron, por primera vez en la saga, un mapa que nos servía de referencia para saber dónde estábamos en cada momento, así como qué salas nos faltaban todavía por visitar.


Otro gran añadido fue el apuntado en diagonal. Presionando los botones R o L, Samus levantaba o bajaba su cañón hasta un ángulo de 45 grados, elevando así a ocho el número de direcciones a las que podíamos disparar (algo realmente útil contra los enemigos voladores o los situados a una altura inferior a la nuestra). A esto ya solo debíamos unir un montón de incorporaciones inéditas en la saga, como la posibilidad de subir por sitios estrechos rebotando en las paredes, el antes citado Grapple Beam (rayo enganche), la aceleración, el rayo recarga, las bombas de energía, el visor de rayos X o los super misiles, para darnos cuenta de lo potenciada que había sido la jugabilidad respecto a las entregas anteriores.

Claro que, puestos a potenciar el arsenal de la protagonista, qué menos que hacer lo mismo con sus enemigos. Es cierto que el nivel de dificultad descendió notablemente respecto al del original, pero seguía manteniéndose alto y ver la pantalla de fin de partida era algo habitual (sobre todo mientras no reuniésemos un buen puñado de tanques de energía). En ese sentido, las estrellas absolutas eran los jefes. Más abundantes, y por norma mucho más grandes, estas criaturas nos ponían contra las cuerdas en combates realmente intensos, en los que a menudo se necesitaba usar estrategias más elaboradas que disparar a lo loco (como por ejemplo la lucha contra Draygon, un poderoso jefe que se podía derrotar en apenas unos segundos si conocíamos la táctica adecuada).


The galaxy is at peace

Algo que tampoco puedo dejar de comentar, aunque por razones obvias no haré en profundidad, es el final del juego. Y con esto no me refiero a la secuencia que precede a los créditos, que era incluso más breve que la introducción (que ya es decir), sino al espléndido clímax que se alcanzaba en la última media hora. De nuevo, sin necesidad de recurrir a secuencias propiamente dichas, ni a un solo diálogo, Super Metroid sorprendía con un épico desenlace, magistralmente integrado en la narrativa del juego. Es tal la fuerza de ese momento, y lo que significa para la saga, que el futuro Metroid: Other M no ha dudado en rescatarlo y tomarlo como base para su escena introductoria.

Y la verdad es difícilmente podría haber un broche mejor para un juego tan redondo. Desde la calmada exploración de la estación espacial hasta el último relámpago que supone la victoriosa huída de Zebes, todo en Super Metroid se balanceaba entre la genialidad y... más genialidad. Artísticamente era uno de los juegos más detallados de la era 16 bits, la banda sonora era simplemente inolvidable, el diseño de niveles fantástico, la ambientación apabullante, la jugabilidad intachable y la curva de dificultad estaba muy bien ajustada. Todo un canto a la aventura, a la experiencia de lanzarse a explorar lo desconocido. Si ya lo has jugado, supongo que sabrás a qué me refiero. Y en caso contrario, todavía estás a tiempo de descubrirlo. Para todos los amantes de los videojuegos, la de Zebes es una parada obligada.


5
Valoración media: 5 (10 votos)

24 Comentarios:

Grandísimo análisis, como

Grandísimo análisis, como siempre, y grandísimo juego.

Me trae muchos recuerdos este juegazo, y la verdad, lo prefiero a los Metroid en 3D, aunque también son una pasada :)

También digno de mención Metroid Fusion de GBA, que tiene el mismo estilo que éste y me gustó bastante la verdad.

Saludos!

MEDALLA LEGENDARIA ¿Que es

MEDALLA LEGENDARIA 

¿Que es esto? ¿Como lo consigo? ¿Quien me lo puede dar? 

Lo dudabas? xD 

Nunca pude jugar a este metroid, pero por lo que se el fusion se parece bastante a él... y te puedo asegurar que el fusion me encanta 

Uno de mis juegos favoritos

Uno de mis juegos favoritos de 16 bits. Cuenta razón tienes sobre el final, épico y emotivo.

SAludos

Lo siento por este

Lo siento por este comentario que tan poco aporta a tu entrada, pero como veo que está todo dicho, tan sólo añadiré que ¡SUPERMETROID ES DIOS!... uno de los mejores juegos de todos los tiempos... atemporal y perfecto...

Gran analisis y bonita

Gran analisis y bonita declaracion de amor en los primeros parrafos xDDD.

Poco puedo decir porque no lo he jugado.  Y dificilmente lo hare viendo la dificultad que supone para mi la saga... aunque lo intente de nuevo con el Other M y posiblemente vaya a volverme loco el dia que decida seguir con la historia de la saga prime... pero eso no viene al caso.

 Buen analisis, y te creere respecto a lo que dices del juego. Pero desgraciadamente no creo que lo llegue a jugar.

P.D. Ya no hay barras valorando el juego eh xD

EL MEJOR DE TODOS

Que maravilla de juego, el mejor de todos y mi favorito por sobre cualquier otro título. Curiosamente lo estoy jugando ahora mismo, en mi SNES como debe ser, y vaya que espectáculo de videojuego. Ojala que Metroid Other M alcance a hacerle, al menos, sombra a uno de los juegos emblematicos de esa gran era de los 16-bits.

Felicidades, muy buena tu entrada. 

El proximo dia inventate

El proximo dia inventate algun acento o ponlo al reves... a ver si asi sales en el "Portal" principal de la pagina...

@Rapsodos

Pero si te digo que lleva 4 días seguidos en el primer puesto del "portal" con acentos y demás errores sangrantes, la cosa cambia.

 

(Piedras pequeñas, mas es verdad que está comprando los destacados, no hay otra lógica  LMAO)

No hay barra?

No hay barra? Pero si las barras son DIOS!!!! xD

No lo he jugado todavia pero juge al Zero Mission y fue un señor juegazo.

Juego legendario donde los

Juego legendario donde los haya, imposible imaginar un top 10 de SNES sin su presencia, aunque se suele exagerar mucho acerca de su dificultad (a falta de probar Return of Samus me parece el Metroid 2D más fácil). Yo tuve la desgracia de no poderlo jugar hasta hace relativamente poco (bendita consola virtual), lo cual no me ha impedido apreciar su grandeza, tanto que me vi en la obligación de buscar una copia física.

 

Y de regalo una imagen que encontré hace unos meses

Kiiiiiiiin XD

Franchu (puedo llamarte

Franchu (puedo llamarte así? Innocent LMAO) el tales of me pareció jodido por que tuve un accidente y perdí el barco, por lo que tuve que enfrentarme a jefes que me llevaban más de 10 niveles de ventaja... y al final pasó lo que me dio la idea de la entrada, me salieron dos jefes seguidos y uno justo antes del punto de guarda, lo que me sacó de mis casillas :@

un excelente analisis

un excelente analisis resultado de un excelente viedeojuego, como era de esperar

semper fi

SC

Algo que no has comentado

Algo que no has comentado son algunos detalles de la jugabilidad. Metroid3 tiene movimientos "secretos" (Algunos te los deja caer el mismo juego) que hacen que el walkthrough, y en general la experiencia del juego cambie ostensiblemente (Consulta guías/speedruns en YouTube, algunos son alucinantes) Gran análisis, as usual, para uno de los mejores juegos de la historia. Sin discusión.

Curioso

No solo porque el juego es bastante bueno, sino porque un par de fans estan haciendo un remake (Hace un mes que no me paso pero la última vez lo tenían a punto de caramelo):

http://metroid2remake.blogspot.com/

Atentos a cuando salga, yo estoy que me muerdo las uñas :P

¡Saludos y buen análisis! ^^

...

@Logan: Eso es un remake del Metroid II: Return of Samus de Game Boy xD
 
Con respecto a la entrada, estoy muy de acuerdo, como ya dije en el retro-análisis de rigor. Aunque era cortete, era rejugable hasta que conseguías el 100% de los objetos, y los dos finales que están después del final estándar.
 
Un saludo, 5*

@Max

Por lo que tengo entendido la idea de ese remake inicial, era la de condensar muchas ideas de todos los metroids -llevo siguiendo la creacion del proyecto hece desde hace tiempillo xD-, con lo que en principio el SuperMetroid entra ahí. Es como el remake de SoR que se marcaron, que reune cosas de todos los juegos (Y no me gusta mucho, dicho sea de paso)

@ Nejima

Aunque Super Metroid me parece uno de los mejores juegos jamás creados, el primer Prime me gusta un poquitín más. Sin embargo, no sabría decirte si en general los prefiero en 2D o 3D. Creo que lo ideal es alternarlos Razz

@ tidus 7

Muchas gracias por la medalla ^^

El juego, en efecto, se parece a Fusion (obvio, es su antecesor), pero es bastante más exigente. En Fusion te dan las cosas muy mascaditas (ve a aquel punto del mapa, ahora coge esto, ahora ve al módulo 1, ahora tienes que destruir 5 aparatos, etc etc). En Super Metroid hay que buscarse la vida.

Es un poco como comparar al primer Metroid Prime con el tercero (Corruption). No sé si has jugado a estos dos, pero si lo has hecho supongo que te harás una idea de lo que quiero decir.

@ Falsworth

Yo no me sabría decidir entre este, A Link to the Past, Yoshi's Island, Final Fantasy VI, Chrono Trigger... caray, es que esa época fue muy grande.

@ electroduende

Coincido. De hecho, lanzo desde aquí un reto para que alguien me diga algún defecto de este juego. Y que, por supuesto, no pase por que no le gusta la mecánica del género (eso no es un "defecto") Very Happy

@ rapsodos

Tú lo que estás hecho es un casual de esos. Super Metroid es exigente, pero asequible. Además, si no lo intentas al menos, nunca sabrás si serías capaz o no. Mejor comprobar en persona que realmente eres un inútil para esta clase de juegos. Oh, ¿he dicho esto último en alto? Embarassed

Las barras iban a ser solo para los juegos actuales, de esta generación. Pero como habrás podido comprobar, ya es cosa del pasado.

@ tecmo

No estoy muy seguro de qué esperarme de Other M, pero a priori espero algo más parecido a Fusion que al Super. Vistas las tendencias de los juegos actuales (y lo que se ha visto en trailers), supongo que será más fácil, más guiado, más lineal y con mucha más trama. Solo espero que no se excedan con todo esto.

@ rapsodos (again)

Para salir en el "Portal" principal de la página hay que tener un nivel de redacción del que yo carezco. Así que por favor, no me lo eches en cara Crying or Very sad

@ tidus 7 (again)

Bueno, al menos así nos estimula al resto para trabajar más nuestras entradas y estar a la altura de las circunstancias... ¿no?

@ gamer5

@ Auric

¿El Metroid 2D más fácil? ¿Más que Zero Mission y Fusion? Hace tiempo que no juego el primero, pero me he puesto con el segundo justo después de terminar con el Super y es un paseo. Quizás los enemigos por ahí andan (como ya he comentado, la dificultad bajó bastante a partir de Super, tanto por las peleas como por el mapa), pero Fusion te da una indicación detrás de otra y es casi imposible sentirse perdido.

¡Arale! Kitten

Yo también he encontrado una imagen curiosa, pero como es un spoiler de Other M, la dejo en forma de enlace...

@ tidus 7 (por tercera vez)

Sí, claro que puedes llamarme así xD

Y a lo otro ya te contestaré mejor en tu entrada xD

@ solid_caim

Gracias ^^

@ Picahierros

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

xD

@ Logan

En efecto, como apunta MaxSlug, ese remake (del que me enteré hace ya tiempo) es de la segunda entrega, solo que en vez de limitarse a un mero retoque gráfico, creo que incluirá habilidades de Super Metroid (y quizás de Zero Mission y Fusion). Pero el juego hasta donde yo sé transcurre en SR388, planeta únicamente visitado en Metroid II.

En cuanto salga le echaré un vistazo, también estoy bastante interesado ^^

@ MaxSlug

Hombre, tan corto tampoco era. En la primera partida era un juego que podía rondar las 8-10 horas, lo que en tiempos de SNES, JRPGs aparte, era una duración considerable. Cierto es que, una vez conocido el itinerario, había gente se lo terminaba en apenas una hora xD

Saludos!

@Franchuzas

Hmm... en el tema duración, yo diría que ni para ti ni para mí. Es que yo lo considero especialmente corto, porque para el final en el que aparece Samus enseñando más carne, si mal no recuerdo, ¿tenías que completar el juego en menos de dos horas con todos los objetos? (Al menos en Metroid Fusion es exactamente así, creo recordar que en este Super Metroid también lo era).

Y claro, yo pienso en los propios desarrolladores. Si ponen extras con esos requisitos, es porque ellos mismos consideran que es posible pasarse el juego en menos de 2 horas xD

Aunque obviamente la primera vez que te lo pasas no baja de las seis horas. Qué cojones, si yo cuando me lo pasé creo que tardé como trece (me entretenía mucho explorando y era un renacuajo, incluso me acongojaba la zona de Maridia, y Wrecked Ship ya ni te cuento xD)

Genial review por cierto, que no lo mencioné en mi comentario anterior.

Un saludo, sigue así.

Aclarar a que con la

Aclarar a que con la dificultad me refiero a los enemigos, y especialmente a los jefes. Por poner un ejemplo, Mother Brain en ZM en fácil me cuesta más que aquí, donde directamente es una vergüenza de jefe final. Si hablamos de saber que hacer y adonde ir ya es otra cosa.

 

Y eso no es un spoiler, es algo que todos sabemos, y además desde hace varios años.

@ MaxSlug

El mejor final se conseguía terminando el juego en menos de tres horas (el porcentaje de objetos no influía). Pero para eso ya había que conocerse muy bien el juego. Y para conocerlo, había que rejugarlo, por lo que al final, cuando te dabas cuanta, igual ya te habías dejado a lo tonto 15 o 20 horicas.

No es comparable a lo que duraban los JRPGs (aún recuerdo las más de 50 que me llevó el FFVI, me costaba creerlo xD), pero está bastante bien para una época en la que la mayoría de juegos se podían terminar en una o dos tardes.

Y gracias ^^

@ Auric

Lo cierto es que Mother Brain también me pareció bastante fácil, aunque en su defensa diré que es un jefe (al igual que todos los finales de los Metroid) con una dificultad relativamente difícil de ajustar desde el punto de vista del desarrollador, que no sabe qué promedio de tanques de energía tendrán los jugadores cuando lleguen a él (yo soy de los que llega con todos, o casi todos).

Pero bueno, una cosa no quita la otra. La pelea es espectacular, pero bastante fácil, sí. A ver si me pongo algún día con el Zero Mission, que ya han pasado varios años desde que lo jugué y empiezo a tener algunas lagunas.

Sobre el spoiler, es sobre un acontecimiento que todos los fans de la saga conocemos, pero que (hasta donde yo sé) no se había confirmado si se tocaba en el juego. Y piensa que de hacerse, sería la primera vez, ya que todos los datos que recuerdo haber leído sobre la muerte de los padres de Samus venían de fuentes ajenas a los juegos... Very Happy

Saludos!

Para mí

Estoy en deuda con Super Metroid. 

Tuve mis escarceos y todo eso, pero jamás me he puesto a terminarlo  y la verdad es que me exaspera no haberlo hecho :(.

Lo incluiré en mi siguiente ciclo plataformero, pero primero debo de aceitar las ruedas con una terna de clásicos: Sonic 2, Sonic 3 y Ghost n' Goblins (El solo mencionar su nombre me causa repelús) aghh lo que me viene x-D!.

Inolvidable juego: el

Inolvidable juego: el análisis es otra perla del amigo Franchuzas.

Por mi parte, y para aportar mi granito de arena, deciros que no dejéis de ver el vídeo promocional que acaba de publicar Nintendo. Hace un repaso de los acontecimientos más importantes de la saga, todo ello narrado por la propia Samus en primerísima persona, y con un colofón que introduce la nueva entrega. Demasiadas emociones: estoy ansioso por catar Metroid: Other M.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Y, de paso, el fabuloso anuncio de Metroid Other M que a día de hoy se está emitiendo en USA.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

@ Markov

Pues ya estás tardando en ponerte con Super Metroid, sobre todo si tienes previsto jugar a Other M dentro de unas semanas... Allá tú Very Surprised

@ alcabcucu

¡Dichosos los ojos, cuánto tiempo! Últimamente es díficil verte por el foro.

Veo que ya has visto el trailer americano, a mí me ha dejado con la boca abierta. Recomiendo verlo aquí, que está en alta definición y se aprecia todavía mejor el curro que se han pegado esta vez (aunque en Europa me temo que seguiremos con el de la gente jugando en su sofá).

Saludos!

Me escurro de gusto :)

jajaja, es que con juegos como este y análisis como éstos no vale... No se puede decir nada más joder, si es que lo haceis a posta, a ver si nos dais más carnaza para devorar, porque sino con tanta obra maestra no hay manera :)

Solamente diré que és el único juego a día de hoy que todavía juego en la SNES. Sin nostalgia ni emuladores, ni consolas virtuales, a pelo en su cartucho con todos los honores y la misma atención que se le puede dar a cualquier juego actual al que no se haya jugado nunca. Me sigue sorprendiendo, emocionando y enganchando desde el primer día. Hay pocos juegos que resuman mejor lo de clásico atemporal.