13 de Diciembre de 2017
Jun
29

El Hombre de Acero

Categorías: 

 

A ver cómo se me da, que detecto un poquito de óxido...

 

Creo que nunca había salido del cine con una sensación tan agridulce. El Superman de Snyder/Nolan está muy bien, algo con lo que contábamos todos los que admiramos la capacidad del segundo para voltear (en este caso como productor) todo un universo de ficción tebeística llevándolo a terrenos nunca antes explorados en el cine cuando de adaptaciones se trata. Pero, tristemente, hay cosas que chirrían tanto que todo lo bueno parece evaporarse…

 

Lógicamente, hay SPOILERS, pero tan sólo en el último párrafo de esta crítica, en el que expongo la razón de mi desencuentro con este nuevo Hombre de Acero…

 

Vayamos con lo bueno, que, además en la peli llega antes que lo malo. Este Superman que trata de devolver la gloria en el cine al superhéroe por antonomasia, y, de paso, acortar la sideral distancia que Marvel saca a DC en cuanto a adaptaciones cinéfilas de sus personajes de cómic, se nos presenta arrebatador. No destripo nada si cuento que empieza como el de Donner, con los sucesos en Krypton, justo antes de que todo lo allí conocido se vaya a la porra. Ya no es que Russel Crowe pugne con Brando como el mejor papá posible de Kal-El, es que Snyder nos sitúa en un escenario apasionante, aprovechando detalles de cómics importantes (esos robots-sirvientes que, si no recuerdo mal, aparecieron de la mano de John Byrne) y ofreciendo un primer plato que mezcla sci-fi, catástrofes, referencias a Dune, Matrix y tantas otras, todo ello sin perder la esencia de lo que ya conocemos. O sea, que lo que ya se nos ha contado, aquí y en el papel, se nos cuenta de nuevo, pero mejor, y culpa de ello la tiene el nuevo Zod…

En el villano de la función encontramos otro de los puntos fuertes de la peli. Aquí Michael Shannon queda tan bien como Zod, como a su vez quedaba el gran TerenceStamp en 1980. Es evidente que estamos ante un malo con motivaciones sobradamente utilizadas: ese rollo fascista de “es mi planeta y me lo llevo” y de “este vuestro planeta es ahora mío y os voy a matar a todos”. Vale, pero todo lo que rodea a ese maléfico plan mola mazo. Sus secuaces, sus poderes, y, sobre todo, la encarnación de uno de esos actores marcados por un físico peculiar que no defraudan cuando alguien con talento le da un papel jugoso.

Amy Adams está bien como Lois Lane, y los veteranos Costner, Lane y Fishburne cumplen en esos roles míticos de padres adoptivos y Perry White. No faltan, además, los necesarios guiños comiqueros para excitar a los más fans, que habrán salivado compulsivamente tras detectar los logos de compañías como LexCorp. o WayneTech.

Y no me olvido del bueno de Henry Cavill. Rompe con Reeve, como no podía ser de otra manera tratándose de un reboot tan diferente, y no resulta ñoño ni ridículo cuando de mostrar emociones se trata.

No es poco, por tanto, lo bueno que tiene este Superman. A todo lo mencionado podemos añadir una trama bien urdida pero también un guión decente que se estropea de una manera lamentable en el tramo final de la función. Ojo a partir de aquí porque quienes no hayáis visto todavía la peli os podéis comer un par de SPOILERS gordos.

 

Dos son los detalles que han hecho que salga del cine un poquito triste. En primer lugar, y como punto negativo menos importante, creo que la escena de la muerte de Jonathan Kent es forzada y poco creíble. Pero lo más grave lo vemos, en mi opinión, en la última escena de la película. No puedo creerme que los señores Nolan y Goyer, los responsables de otorgar a Batman un aura de credibilidad indiscutible, nos hagan pasar por el aro de nuevo con el trillado asunto de la identidad secreta de Superman. Las gafas y la ingenuidad como disfraz servían en los 70 y 80, y encajaban bien en el tono desenfadado de aquellas pelis. Pero estamos en 2013 y, aparentemente querían ofrecernos otra cosa. No hay quien se crea que Superman, quien en todo el metraje anterior se exponía a todo el planeta, se camufle en la última escena detrás de unas gafas y se presente en el DailyPlanet como el corresponsal Clark Kent.  Menudo jarro de agua fría…

 

Pero la nota que le otorgo es alta. Lo malo es que podía haber sido aún mejor…

 

Mi puntuación en IMDB:8.

 

http://www.imdb.com/title/tt0770828/?ref_=hm_cht_t3

 

0

1 Comentario:

No he leído la entrada por

No he leído la entrada por los spoilers, pero ¡que bueno tenerte de vuelta!