26 de Abril de 2018
Mar
8

82 Edición de los Premios Óscar

Categorías: 

Pues hubo sorpresa, aunque fuera relativa. Finalmente En Tierra Hostil impidió un nuevo triunfo de James Cameron y su Avatar, y provocó que la 82 Edición de los Premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas se saliese de un guión absolutamente preestablecido, en la que todo ocurría según las previsiones. Pero justo es reconocer que los pálpitos previos a la entrega hablaban de la posibilidad de que Kathryn Bigelow amargase a la noche a su ex-marido, de la misma forma que se hacía pausible que El Secreto de sus Ojos se impusiese a la aclamada La Cinta Blanca. Pero vamos por partes...

Una vez vista la gala, me resulta incomprensible la decisión de la Academia de prescindir de Hugh Jackman como maestro de ceremonias. Steve Martin y Alec Baldwin estuvieron sosos, lastrados sin duda por un guión que no les permitía excesivos momentos de lucimiento. Quizás el gran Neil Patrick Harris se haya reivindicado, con su extraordinario número musical en el que cantó y bailó, recordándonos al Jackman del pasado año, o al mejor Billy Cristal, y demostrando que lo de aquel capítulo de la última temporada de la serie Cómo Conocí a Vuestra Madre no era flor de un día. Los dos presentadores, por su parte, ofrecieron lo mejor de si mismos en el vídeo-parodia de Paranormal Activity, que fue realmente tronchante. Sólo eso y algún chismorreo (como los referidos a Meryl Streep o a la duración de la gala, afirmando que de tan larga había provocado que Avatar pareciese desarrollarse en el pasado...), merecieron la pena.

En general, la noche transcurrió ágil, pero sin talento, sin cosas que realmente perduren. Ni los presentadores Martin y Baldwin, ni los encargados de presentar cada premio estuvieron a la altura. Salvo Ben Stiller, ataviado como un nativo de Pandora, que logró arrancar varias carcajadas, como hiciera el año pasado emulando al barbudo Joaquin Phoenix. No me gustó el arrinconamiento de los homenajeados con el premio de honor, Lauren Bacall y Roger Corman, quienes no tuvieron oportunidad de expresarse con la excusa de que ya lo habían hecho en una ceremonia anterior. Sí me gustó, como cada año, el recuerdo hacia quienes nos dejaron en los últimos doce meses, con especiales ovaciones para Jean Simmons, Michael Jackson y Patrick Swayze.

Me gustó también el sentido homenaje al cine de terror, con un montaje que incluía escenas de las películas más destacadas de la historia, que fue aplaudido con furor por un Quentin Tarantino apasionada de ese cine de género que sin duda tanto mamó en sus años mozos. Aunque, todo sea dicho, sobraban en ese vídeo las escenas de Crepúsculo y Luna Nueva, que poco o nada tienen de cine de terror.

Y hablando de la famosa saga, hay que destacar la relevancia que tuvieron los jóvenes cachorros, los Taylor Lautner, Kristen Stewart, Zac Efron o Miley Cirus, ídolos de adolescentes a quienes la Academia quiso ganarse para su audiencia. Con ellos, rostros más habituales como Cameron Diaz, Tom Hanks, Kate Winslet o una Barbra Streisand que pone en duda eso de que los ganadores no se conocen hasta el momento en el que el presentador de turno abre el sobre. Y es que ella ansiaba entregar un Óscar a una mujer, como finalmente sucedió con Bigelow. Finalmente, sorprendió la celeridad con la que Hanks entregó el premio a la mejor película. Debieron de meterle prisa entre bastidores, porque llegó, saludó y nombró a En Tierra Hostil como mejor peli del año.

Respecto a los resultados, la cosa empezó con riguroso cumplimiento de lo esperado, con los premios a Christoph Waltz, Mo'nique y Up, como mejor actor de reparto, actriz de reparto, y película animada. Precious sorprendió como mejor guión adaptado, y la Bigelow arrebató a Cameron los dos últimos e importantes premios. sandra Bullock (espléndida en The Blind Side) fue la mejor actriz y Jeff Bridges el mejor actor, sin lugar a la sorpresa.

Yo me quedé con las ganas de que mi favorita, Un in the Air, se llevase algo, pero se fue de vacío, lo que sin duda preveía un George Clooney más serio de lo habitual.

No fue pues una ceremonia que vaya a ser recordada. Que tomen nota en la Academia y que corrijan errores. Para mi, como siempre, fue la mejor noche del año, una noche de cine...

4.2
Valoración media: 4.2 (5 votos)

3 Comentarios:

La verdad es que lo de que

La verdad es que lo de que no ganara La cinta blanca si que me ha sorprendido bastante, en cuanto a lo de En tierra hostil no tanto, no se porque pero me lo imaginaba.

Igual que he comentado en la entrada de rapsodos, si tengo que destacar algo de esta gala, han sido los ausentes, en mi opinión las películas Moon y La Carretera merecian estar ahí, aunque fuera con alguna nominación.

Y Distrito 9 y Up in the air merecian mucho mas y no irse de vacio, pero esto son los Oscar, unas veces nos dan alegrias y otras decepciones.

Pd: Aqui tambien lo digo, yo voto porque Barney presente la ceremonia el año que viene. Very Happy

Un saludo amigo cinefilo.  

bien

interesante entrada, esperaba ver lo nominados y los ganadores y me tope con una muy buena critica, me da gusto que no alla ganado avatar creeo que es una pelicula buena pero no de oscar, 5 estrellas

pues la verdad decepcion

pues la verdad decepcion con lo de tierra hostil y avatar, el tipico patriotismo gringo arriba, que hueso

semper fi

SC