22 de Octubre de 2014
Feb
9

Racedriver: GRID, por: CABUTRON

Grid es un juego de contacto, algo más “alegre” que gran turismo en su ansia por ganar una posición, aunque tu rival y tu mismo acabéis dando trompos sin control o empotrados contra alguna de las malvadas barreras de neumáticos, fue esto lo que me hizo probarlo, y aquí están mis breves, espero, impresiones:

GRID es un juego de carreras en circuitos cerrados con un control arcade, nos propone lanzarnos al mundo de los campeonatos del motor así tal cual, al principio por no tener no tenemos ni coche ni equipo, corremos para otros equipos en aras de ganar suficiente para poder poner en condiciones nuestro primer vehículo.

Una vez vencido el capital y superada esta primera toma de contacto se nos presentan los campeonatos principales de Grid divididos en tres zonas, los USA, Europa y Japón, cada una con sus distintas pruebas, algunas particulares, otras preferidas de cada zona. Nuestra misión es avanzar desde abajo por las tres zonas superando sus tres niveles de dificultad o licencias para finalmente poder competir en las series mundiales y ser el mejor. Por cierto, todo este párrafo para “mal-explicar” el marcado sentido de progresión que caracteriza a Grid y lo bien llevado que está, realmente te da la sensación de victoria cuando ganas un campeonato y que gracias a eso asciendes en la clasificación y vas completando eventos de licencia hasta el “boss” final de cada una donde te enfrentas a un duelo 1vs1 contra un piloto del mejor equipo del mundo Ravenwest (o algo así), equipo al que en última instancia deseas destronar por cierto.

Otro de los geniales toques de Grid, es que puedes elegir como se llama tu piloto, original ¡he! pero en Grid tanto tu Manager como tus compañeros de equipo se dirigen a ti por voz, lo cual resulta no menos curioso, hay una gran variedad de nombres comunes para elegir, así que puedes tener suerte y encontrar el tuyo, no obstante y aunque lo encuentres es obligatorio echar un vistazo a los impagables apodos, es maravilloso ser conocido como Carbutrón el piloto peleón XD.

Por su lado el apartado gráfico es muy resultón, o mejor impactante, lo cohes con su “Brilli Brilli” imponen y los escenarios están bastante conseguidos,  sobretodo los urbanos, lo mejor empieza cuando vamos dañando nuestro vehículo, ya que se va desmoronando lenta o rápidamente depende de las colisiones, sobrevivir intacto a una parrilla de salida es difícil además de aburrido, no obstante es en este apartado en las etapas más avanzadas de los daños donde gráficamente los coches se ven algo peor, cuando han perdido casi todas sus cubiertas se nota que lo que hay ahí abajo no está tan bien recreado como lo de la superficie, hay que añadir además que los daños no son solo estéticos, si no que puedes y de hecho lo aras dañar el motor cada una de las cuatro ruedas, la suspensión, la dirección y la transmisión, dándose el caso de tener que abandonar una carrera si tu coche se encuentra muy dañado.  Por cierto un fallo muy gordo es que no podemos ver el mapa completo del circuito mientras corremos si no solo un trecho en una extraña perspectiva que lo vuelve de poca utilidad, sobretodo al principio cunado todavía no nos hemos aprendido los circuitos.

 

Como ya he comentado lo mejor de este juego son las carreras, la lucha que se da en ellas, tienes que abrirte paso, a veces en el mas físico de los sentidos, hacia la pole en cada carrera, no obstante a veces la maravillosa aleatoriedad con la que se atreve este juego, la misma que provoca accidentes entre tus competidores y hace que a veces arriesguen y les salga bien y otras que les salga mal hace que a veces tu sufras de aparatosísimos accidentes por causas mas o menos fortuitas, en lo momentos mas inoportunos claro. Comentar también la trampa mortal de las barreras de neumáticos, diferenciar una barrera normal de una de neumáticos puede ser la diferencia entere ganar y perder, ya que los neumáticos te atrapan y ya tienes que hacer maniobra para salir del accidente momento que aprovechan tus rivales para dejarte el último o solo por delante del infeliz que se cocha contigo al segundo de comerte la barrera de neumáticos. Por no hablar de los neumáticos colocados a mala baba, en lo que parece una recta después de una curva pronunciada, como la que hay después de la última chicane del circuito de Detroit o en la primera curva del circuito de Washington, como vayas muy rápido esos neumáticos colocados al lado de la barrera harán que vueles… literalmente.

Seguidamente las pruebas, Grid es aprendiz de todo, maestro de lo que cada uno quiera verle, tienes carreras típicas de Muscle cars, de Imports, de turismos, Drift, Touges en pasos de montaña, Demolition Dervis, Monoplazas y todas las modalidades Le Mans, así como GT. Personalmente las barquetas de Le Mans me sobran, aquí si que sufriréis con los accidentes fortuitos en La Satre, por cierto, las Pruebas de Drift y el derrape en general en todo el juego es aunque muy práctico, de todo menos realista y finalmente las Demolition Dervis con lo divertidas que son solo tienen una prueba, un coche y dos circuitos. Completar el modo historia es variado e interesante, aunque por lo menos a mí me ha parecido que cuando subes de categoría se va haciendo menos divertido (Licencia 3) se abandonan los coches de calle por prototipos, barquetas y monoplazas, afortunadamente para las series mundiales se recuperan estas categorías.

Y…Los coches, que están recreados de forma genial, hasta la puñeteras barquetas de Le Mans, la lástima es que solo hay unos 42, muy pocos a todas luces, otro detalle que me escama es que no puedes utilizar los coches de Drift en las carreras normales, así que nos quedamos sin usar por ejemplo el RX-7 nada mas que para Drift, esto pienso es un fallo a todas luces, por otro lado el AE86, en su versión con culo está chulísimo. Además la pintura y el diseño pueden elegirse para crear un esquema cromático personalizado dentro de unos modelos prediseñados que aunque limitados quedan muy chulos.

Finalmente Comentar que aunque originalmente Grid contaba con modo Online desenchufaron los servidores hace casi un año, así que si os hacéis con el solo jugareis al modo para un jugador.

Concluyendo, Grid es muy divertido, la mayor parte del tiempo, en sus etapas finales la diversión decae. La sensación de progresión de escalar posiciones como piloto y equipo está muy lograda, los coches son espectaculares y luchar por llegar a la pole, en su sentido más literal, puede ser a veces frustrante pero nunca aburrido. Me gusta pensar que podríamos tener entre manos a un gran sucesor del clásico Destructión Dervi si se hubiesen esforzado más en ese aspecto, pero bueno al final tenemos un arcade divertido y variado.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

1 Comentario:

La verdad es que el único

La verdad es que el único arcade de coches de esta generación que me ha sorprendido fue Split Second aunque no lo consideraría un imprescindible pero en el pc puedes jugar a pantalla partida algo sorprendente..

Otra interesante propuesta es Blur un juego de arcade con armas para usar y doblado al castellano (es decir Mario Kart pero con coches realistas y armas de otro tipo.

Un saludo.