21 de Noviembre de 2017
Ago
30

RETROJOYAS: SHADOWLANDS

Categorías: 

Si, habéis leído bien, hoy inauguro una nueva sección llamada RETROJOYAS sin P. Vale, que lo mío es poner paridas, pero hijos de Nintendo, Sony y Microsoft, yo os convido a dejar de miraros el ombligo y a volver vuestra mirada para contemplar lo que tenéis detrás (me refiero al pasado y no a vuestro ojete).

Trolls del mundo! Antes de que las compañías os succionaran la poca masa cerebral que aún quedaba dentro de vuestras cabezas, eran los juegos los que revolucionaban el mundo de los videojuegos y no las máquinas sobre las que corrían. Así que como dice Amenábar ‘abre los ojos’ porque hoy os voy a enseñar un juego que quizás no lo conozca ni vuestra madre, pero recordad que ella posiblemente sea tan sólo una casual que empezó en esto con la Wii de Nintendo.

Shadowlands, creado por el estudio londinense Teque, no es uno de los mejores juegos de la historia, y seguramente no forme parte de ninguna lista de éxitos o de ningún top ten de esos que están tan de moda, pero si Gollum no estuviera tan ‘encoñado’ con el Anillo Único seguramente este sería su tesoooro. Lo que aquí os voy a contar sobre este juego quizás os sorprenda a más de uno, pero todo es cierto, esté juego existió y yo tuve la suerte de disfrutarlo…

Mucho antes de que el ‘Diablo’ apareciera en los ordenadores, hubo un juego que revolucionó el mundo de los Action RPG desarrollando las ideas vistas en Dungeon Master y Eye of the Beholder, y aunque llamó bastante la atención, pocos son los que lo mencionan o lo recuerdan pues quizás fue un adelantado a su tiempo. De hecho, para que os hagáis una idea de la dimensión de mis palabras os diré que en 1992 este juego ponía bajo nuestro control a cuatro personajes personalizables en unos escenarios con perspectiva 3D (Ja! Me rio yo del Dungeon Siege!) y que hacían un extraordinario uso de las luces y de las sombras en tiempo real. ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? (mejor no me digáis nada que sois todos unos salidos).

Cuatro personajes (si, como el canal ese de la tele, CUATRO) ‘totalmente’ personalizables, a los que asignar puntos de fuerza, magia, combate y salud. ¡Y una MIERDA ‘TOTALMENTE’! - me dirán los más viejos de lugar - ¡Sólo podías configurar el rostro! (cara, pelo, ojos, nariz y boca). Joder, en Oblivion y Mass Effect tampoco personalizáis el ‘paquete’ del protagonista y no os quejáis de sus editores. Además hay que decir que a pesar de tratarse de un juego realizado por una compañía europea las caras de los protagonistas usaban el estilo del comic japonés, o sea, que fue el primer guiño europeo a los JRPGs que se daban en el país del sol naciente.

¡Pero que dices!, ¡Blasfemia!, ¡Que te salga un error 404 en el navegador! – exclamaréis algunos. No, no me he tomado nada, todo lo que os estoy contando es verdad, os lo juro por mi Amiga500, que por cierto fue la plataforma donde probé esta maravilla técnica de la programación (aunque también salió para PC), y que se pasaba por el pompis (Uy! Perdón! quería decir culo…) la capacidad del Bluray, ya que tan sólo ocupaba la ínfima cantidad de menos de medio mega.

Si, haced al revés que con los ‘conguitos’, es decir, abrir vuestros ojos y cerrad vuestras bocas porque esto no queda aquí, si pensabais que el Photoscape era una técnica inventada por Houdini para no salir en las fotos, estabais muy equivocados. ¡El Photo Scape era un sistema que simulaba los efectos de la luz y la oscuridad en tiempo real en el juego! (ja, ja, ja, y yo comprándome una tarjeta gráfica que soporte DirectX10). Así que este sistema hacía posible encender las antorchas que adornaban las paredes de las mazmorras o las que portaban los protagonistas para iluminar el espacio adyacente antes de que el fuego se consumiera. Dicha luz ahuyentaba a algunos enemigos pero también tenía la capacidad de atraer a otros muchos, y servía para resolver puzles o mostrar interruptores ocultos.

Cada personaje mostraba su retrato en pantalla, y pulsando sobre sus brazos, piernas o cara se realizaba una acción determinada. No obstante, la parte más brillante era la capacidad de manejar a un solo personaje o a grupos, lo cual enriquecía sobremanera la forma y la estrategia con la que afrontar los combates así como la resolución de determinados puzles (hasta aquel entonces si había mas de un protagonista en pantalla la IA de estos utilizaba la estrategia del rebaño, o sea, todos juntitos, incluso para ir al baño).

El resto no difiere mucho de los títulos de este estilo, inventario cuyo peso influía en la rapidez al andar, posibilidad de usar palancas, arrojar objetos, recogerlos, diferentes armas o hechizos, comer y beber para recuperar energía, monedas, llaves, puertas cerradas, baldosas de presión, y un montón de puzles, trampas, niveles y enemigos.

¿Qué porqué no se tatúan a la altura del pezón izquierdo su nombre a fuego lento los fanáticos de los Action RPG?. Pues porque todo lo bueno de su manejo y de sus gráficos se diluía con algunas deficiencias. Sin duda, lo peor del juego era la insulsa ‘historia’, la escasa presencia de música, y unos efectos sonoros ‘normalitos’ para nada remarcables que no estaban a la altura de un juego tan épico. Aunque en este apartado también hay que destacar los monótonos escenarios, el pequeño tamaño de los enemigos (salvo uno o dos), y el nulo uso de conversaciones. Y aunque hubo una segunda parte llamada ‘Shadow Worlds’ que transcurría en el futuro, nunca superó sobremanera lo ofrecido por la primera entrega.

Si sabíais de la existencia de este juego, espero que os gustara y sorprendiera tanto como a mí. Si no teníais ni idea, estáis de suerte, la diosa de la fortuna os ha brindado una segunda oportunidad con eso que los entendidos conocen como ’emuladores’ o ‘abandonware’ (ya os aviso de que no podréis matar a las ratas aunque estas al morder consuman lentamente la vida de los protagonistas. Cosas de las protectoras de animales). De una forma u otra, si como yo quieres rendirle un merecido homenaje a este fantástico RPG distribuido por Domark, por favor no dejes de poner un comentario… Vivan los pantalones de campana y las camisetas de Naranjito del Mundial 82! Viva lo retro!

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

5
Valoración media: 5 (4 votos)

4 Comentarios:

Gran trabajo

Es casi raro no verte en clave de humor (aunque hayas dejado tu "aroma" por el texto xD), pero sin duda ha sido un placer leer este análisis sobre un juego que aún no he tenido la oportunidad de probar, pero me apunto para un futuro ocioso (tengo un bloc de notas en el escritorio donde voy poniendo los clásicos que tengo pendientes xD). Y por cierto, como ya te dije en aquella ocasión, recuerda que tienes las puertas abiertas de mi blog por si algún día te interesa hacer alguna colaboración :)

Saludos, y como no, 5 estrellas.

Un análisis de un juego

Un análisis de un juego que es el típico ejemplo de vivir a la sombra de, siendo mejor. Pero mas me ha gustado el principio y es que muchos idiotas miran un SoR 2 y dicen, quita quita, que porquería de gráficos, cuando juegos como ese se meriendan a muchos de los actuales:

 

Este artículo recibe por la venia de los Blogger Retrogamer (Komodo_84, LoganKeller, Shaiyia) la medalla retro y la inclusión al bloque correspondiente

(Click en la Medalla para Informarte)

 

Huy

Un articulo serio (bueno 90% serio) en tu blog no es algo que se vea todos los dias. Pero esta bien, porque en la variedad esta el gusto.

Interesante juego que no conocia ( ya perdi la cuenta de las veces que me pas esto desde que estoy en Gamefilia). Se ve que tuvo muchas ideas originales, pero como siempre pasa con las joyas olvidadas, nadie se las reconoce, con excepcion del reducido grupo que las ha disfrutado. Si hay algo que quisiera cambiar en este mundillo es eso.

Mil aplausos y 5 estrellas.

Buen juego y grandisimo

Buen juego y grandisimo analisis, aunque le podias haber echado un poco mas de risa...Razz

5 estrellas.