24 de Noviembre de 2017
Nov
18

RELATO CORTO: AMOR EN BITS

La conoció durante la fase de testeo, en los duros días de trabajo donde la jornada laboral siempre se alargaba mucho más de lo previsto. Pero a pesar del agotamiento al que era sometida la malla que formaba sus prematuros cuerpos, ella resultó ser siempre una revitalizante fuente de energía para sus vértices cansados. Y cuando los scripts de programación junto con los videos CGI intermedios estuvieron terminados, y supo que compartiría a lo largo de toda la aventura el papel protagonista junto a ella, una leve sonrisa que no pudo ser disimulada ni por el más hábil de aquellos diseñadores gráficos apareció en su recién generado rostro.

Lo tenía todo para ser perfecta, una gran carga poligonal, un excelente modelado, así como unas magníficas texturas, y aunque por aquel entonces aún carecía de voz, las pruebas que se habían realizado durante las sesiones de doblaje prometían que estaría al nivel del conjunto de su calidad gráfica.

En cada inicio de nivel, tras cada pantalla de carga, no podía evitar quedarse absorto contemplándola, admirando cada una de las aristas que conformaban su figura. Por suerte, su comportamiento pasaba completamente desapercibido, ya que en aquellos momentos para los jugadores que testeaban el juego era normal la presencia de paradas y saltos provocados por la gran cantidad de objetos que se movían en los enormes espacios abiertos y el nivel de detalle de sus escenarios. Luego, tras estos segundos iníciales, se concentraba al máximo en su trabajo y se esforzaba por dar una respuesta rápida y fiable a las órdenes transmitidas por aquellos expertos en el manejo del pad, intentando demostrar a su compañera que juntos podrían acabar con cualquier IA enemiga. Incluso el más fuerte de todos, el jefe final Roy, programado para arrebatar cualquier vida con un único y certero disparo, y capaz de resistir el envite de cualquier tipo de arma durante un periodo prolongado de tiempo, podía sucumbir ante su habilidad siempre y cuando sacaran provecho de los fallos en su rutina de ataque.

Sin embargo, el imparable ritmo de las pruebas debido al escaso margen de tiempo con el que contaban antes del lanzamiento, y la propia acción frenética con la que se desarrollaba el juego, hacía que no hubiera un instante en el que él pudiera decirle alguna frase más de las que tenía predefinidas en su guión.

Una fría noche, al calor del remanente de la radiación térmica del procesador de la consola, mientras su cabeza no paraba de dar vueltas y más vueltas a la terrible desazón que invadía su pecho, se dió cuenta de que allí, en medio de aquel campo de batalla virtual, atravesando la nube de balas invisibles que mermaban su barra de vida, lo único que realmente quedaba siempre expuesto era su corazón. Debía de hacer algo para cambiar aquella situación antes de que amaneciera el menú del juego en pantalla, y era consciente que hacerlo en medio de una partida resultaba muy arriesgado. Así que aquella misma noche tomó la decisión de escaparse del bloque de información donde se encontraba la última partida grabada y salir en su búsqueda.

Había decidido ahogar su timidez en un mar de vergüenza y decirle a la cara de una vez la verdad que ocultaba, contarle que con cada ciclo del reloj el únicamente vivía por morir en sus labios y que tan sólo anhelaba conseguir el logro de sus besos. Pero cuando encontró el nombre de ella escrito en uno de aquellos sectores de memoria, e irrumpió sin previo aviso, se dio de bruces con una realidad inesperada.

Allí descansaba aquel hermoso y dulce cuerpo desnudo, con sus finos y delicados brazos aferrados al torso de Roy, que para nada parecía ser el malvado jefe final en el que se convertía cada día, en cada nueva partida o en cada continuación. Derrumbado ante la feliz imagen de aquellos dos amantes entregados a compartir sus sueños, salió de aquel pequeño habitáculo lentamente, sin hacer el menor ruido.

Al día siguiente los betatester no podían dar crédito a lo que veían sus ojos, pues con las últimas incorporaciones de código e incluidos ya los acabados finales, el juego lucía peor que nunca, ya que entre otras cosas, el control se había convertido en una pesadilla y el protagonista se quedaba en más de una ocasión fuera del ángulo de la cámara.

Pero finalmente el juego salió a la venta en el plazo establecido. Los gastos ocasionados por una posible demora, y los altos costes generados por la reciente publicidad llevada a cabo, habían disparado la luz de alarma en la mente de las personas que únicamente entienden la industria de los videojuegos como un complicado juego de números.

Los comentarios nefastos y los análisis negativos no tardaron en aparecer en las revistas especializadas del sector, que en su mayoría tildaron al título de una gran promesa venida a menos a causa de sus innumerables deficiencias técnicas. No obstante, la gran expectación generada durante años, unida a la interminable campaña de anuncios, consiguieron hacerle un hueco de honor en las estanterías de las grandes tiendas y le otorgaron un puesto más que aceptable en las listas de ventas.

Sin embargo, los consumidores pronto advirtieron que el título inexplicablemente sufría de graves problemas que lo convertían en una experiencia de juego lamentable, como numerosas ralentizaciones causadas por un descenso precipitado de la tasa de imágenes por segundo, o la aparición de frecuentes cuelgues y lag en las partidas online.

Tras trasladar sus quejas a la compañía creadora para exigir la pronta aparición de una actualización que solventara, o mitigara al menos, aquel despropósito de juego plagado de errores, y a pesar del enorme enfado de los directivos, y de la presión ejercida por todas las personas que habían aportado una enorme inyección económica a aquel proyecto, pasaron meses sin que nadie pudiera encontrar una solución, sin que nadie pudiera dar una explicación lógica a la aparición de aquellos fallos. Desde entonces nadie se ha dado cuenta de que no existe ni existirá jamás programador alguno capaz de crear un parche para el amor no correspondido.
 
Como la duendecilla no está en casa porque nació enfermilla, y he estado colaborando con Desmodius (a ver que os parece su nuevo diseño de blog), aún no he podido contaros que tal la experiencia, pero no os preocupéis que se encuentra ya muy bien y pronto haré una entrada contando como me convertí de la noche a la mañana en un feliz padre y colgando alguna foto de mi niña... de momento os dejo un minirelato que tenía guardado en algún lugar remoto de mi disco duro...
5
Valoración media: 5 (9 votos)

10 Comentarios:

sin palabras

XD asi me he quedado al ler este relato.  Tu eres guionista o algo?

me a gustado mucho este

me a gustado mucho este relato (OH Ai-chan mi dulce y amado personaje que dibuja Maria... no estamos solos en el mundo... hay mas personas que pasan por la penosa situacion de un amor imposible e incomprendible... pero yo aun asi te amo... amo las sombras que te dibujan... amo ese par de tetas que en cada dibujo estan mas grandes...(no se por que... pero me gusta) amo todos los matices que usan para pintarte en Photoshop... cuanto te amo...)

Este relato no es que tenga

Este relato no es que tenga doble sentido, tiene como diría Shai chorrecientos.

PD: La entrada diciéndonos lo feliz que eres con tu hija ¡YA! xD 

Bueh, con lo opresor que

Bueh, con lo opresor que soy yo con los sentimientos de mis creaciones, que como se pongan asi les doy de latigazos virtuales hasta que se les quite la tontería XD

PD:Es cierto, queremos fotos para poder decirte lo guapa que es!

¿No os habíais preguntado nunca ...

 Cliffy B: ¿No os habíais preguntado nunca porque no había mujeres en el Gears? Pues por esto mismo. Durante los previos, Marcus iba acompañado de una tal Foxy Brown, que era su segunda en la compañía en lugar de Dom, pero la muy foxy hizo honor a su nombre y se lió con Graam... Total, Marcus se pilló una depresión de caballo y los gráficos de las primeras betas parecían de Wii... así que "ejecutamos" a Foxy mandandola a la Papelera de Reciclaje de Windows, lugar de donde nadie ha vuelto con vida, e inflamos de esteroides a Marcus, que iba a ser un ingeniero con gafas y palanca, para que se olvidara...

P.D.: He vuelto,... pero es que tengo que aparecer cada dia en la prensa para soltar algo o me deshago como los vampiros...

El relato es muy bueno,

El relato es muy bueno, aunque cuando tienes algo de fiebre entender ciertas cosas se hace dificil X-D X-D

Siento que tu duendecilla esté malita, pero si todo va bien, entonces hazle muchas fotos y cuidado de no ahogarla en babillas ¡eh? Mi enhorabuena de nuevo ;) 

^^

Joer, qué bonito ^^

No sólo es original, sino que además está muy bien escrito. Te daría algún premio, si repartiera alguno XD. Pero creo que ya tienes uno mu grande, sólo que está enfermo ^^  Muchas felicidades por tu duendecilla de mi parte. 

¿Por qué será que *casi*todas se quedan con el último jefe? 

 

Se llama el síndrome de Il Palazzo. No importa cuantas veces te den puerta, mis huesos sólo vibran con el sesapil de los malos malvados. 

 

Medalla

Como Rikku no se pasó ni Inita tampoco, te la dejo yo ^^

 

Esto es una entrada literaria con todas las de la ley ¡He Dicho! (Otorgable por LoganKeller, RikkuInTheMiddle, In_Anywhere o Shaiyia)
(Pincha para Informarte de como conseguir este reconocimiento)

Precioso relato

Me ha gustado mucho, de verdad... aunque aún se me hace raro verte en este registro xDD

Sobre tu duendecilla, espero que no sea nada y dentro de poco ocupe el lugar que le corresponde como la alegría número uno de la casa :)

Corazon Roto

Un gran relato. Es una de las historias de amor mas originales que he leido. Siempre me da gusto comprobar que tu habilidad con la narrativa no decae, e incluso va aumentando.

Mil aplausos y 5 estrellas.