23 de Septiembre de 2018
Ene
16

‘DRAGON AGE: El Trono Usurpado’, o como BIOWARE también VIVE DEL CUENTO

‘DRAGON AGE: El Trono Usurpado’, o como BIOWARE también VIVE DEL CUENTO

He acabado de leer un libro. Y esto que quizás no parezca algo tan importante como para dedicarle una entrada, para mi supone una satisfacción muy grande teniendo en cuenta que últimamente por no leer no leo ni los manuales de de los videojuegos (y mira que el de ‘Modern Warfare 2’ con sus cuatro páginas mal contadas es sencillito). Volver a saborear con el paladar de mi mente las palabras inscritas sobre una hoja de papel perfumada con el aroma de una imprenta (aunque las de ahora sean digitales), me ha traído gratos recuerdos. Eso, y que retomaba el tema de la fantasía heroica (el cual había dejado de lado hace años), gracias al aliciente que me proporcionaba una lectura basada en el videojuego DRAGON AGE, con el que había disfrutado bastante (y no me refiero a las ‘agachaditas’ varias que me he pegado con Zevran, el elfo bisexual).

Esto que puede parecer tan trivial en realidad no lo es tanto, al menos no en el caso de BIOWARE, ya que sus últimos dos juegos lanzados al mercado de las consolas y los compatibles poseen una narrativa y un trasfondo político, cultural, y religioso tan importante como muchos de los grandes referentes literarios de este género. Sin embargo, la línea que separa un mero movimiento comercial en busca de sacar tajada de los bolsillos de una ingente legión de fans de una saga de videojuegos de una verdadera expansión literaria es extremadamente delgada, y en este caso, yo diría que incluso anoréxica (con todos mis respetos a los que padecen esta enfermedad).

¿Hasta que punto puede tener calidad una obra basada en un juego de pegar tiros que ha destacado más por su jugabilidad y sus gráficos que por su argumento?. Y en el caso de tener una línea argumental interesante, ¿hasta que punto no se verá influenciada su lectura por la imagen idealizada de un seguidor de la serie?. Porque ahora son los videojuegos, pero en el pasado era bastante habitual encontrarse con insulsas adaptaciones de películas con gran taquilla, como ‘El Secreto de la Pirámide’ por poner un ejemplo de los que tengo en mis estanterías. Y es que las editoras saben que cuesta bastante más vender un libro de contenido notable que una mala obra con el nombre de una saga o personaje de éxito en la portada. Y esto siempre ha sido así desde tiempos inmemoriales. A nadie se le escapa que ni todos los libros de la Dragonlance que me he empapado son buenos, ni todas las novelas que he leído de Morcook en donde aparece Elric de Melniboné son aceptables, que no toda la obra de R. A. Salvatore que me he engullido por mucho Drizzt Do’Urden que salga es excelsa, y mejor paro aquí porque la lista puede alargarse más que un chicle bajo la rueda de un camión.


El Trono Usurpado’ no pasa de ser un relato ameno o entretenido, lo cual es simplemente decepcionante conociendo el universo en el que está basado, y más aún si tenemos en cuenta que por culpa de la falta de fluidez de los primeros capítulos la historia tarda en arrancar. Aunque lo más trágico, lo más doloroso, es sin duda alguna la traducción deficiente de la que hace gala. Y es que resulta inaceptable que muchas localizaciones se hayan dejado de traducir cuando en el videojuego si tienen su equivalencia en español, y se te quedan los ojos como platos cuando habla de ‘RedCliffe’ en vez de ‘Risco Rojo’, o te dice que lleva puesta una armadura de ¡¿Silverita?! (menos mal que en inglés no tienen el color caqui, o según el traductor muchos personajes irían vestidos de color ‘caquita’). Pero esto que quizás no afecte a los lectores que entran en el mundo de Dragon Age por vez primera, no es nada comparado a cuando lees como han trasladado de forma nefasta el nombre de otras cosas, ‘Dark Spawn’ como ‘criaturas de la oscuridad’ en vez de ‘engendros tenebrosos’, o ‘Deep Roads’ como ‘Los Pasadizos Profundos’ en vez de ‘Caminos de las Profundidades’. ¿Pero que les pasa a los de Bioware?, ¿su película favorita es ‘Toma el dinero y corre’?, ¿no se preocupan de los productos que salen bajo el nombre de sus creaciones?, ¿tanto costaba sugerir a la editorial que coordinara la traducción con la aparecida en el juego?. Aunque quizás no sea culpa de la compañía, sino de la propia editora, que tampoco es que domine mucho su lengua materna y permite que en el libro aparezcan perlas como ‘tiempo de sobras’, o cambie de repente a un personaje de genero al utilizar un ‘lo’ en vez de un ‘la’. En fin, simplemente un apartado lamentable que sólo da muestras de un trabajo hecho con prisa, como el par de hojas impresas con menos tonalidad que me vinieron en el libro (¡a ver si los de TimunMas os espabiláis y reponéis más a menudo el Tóner!).

Y por si esto no fuera poco, uno a lo largo de la historia se pregunta, ¿y este era el principal escritor del Universo de Dragon Age?. No he tenido la oportunidad de leerme la edición inglesa pero por muy mala que sea la traducción no se explica como se recurre reiteradamente a las mismas expresiones o situaciones. Todos los golpes, todas las flechas fallidas, acaban rozando una oreja. Todos los puñetazos terminan impactando en una mandíbula. Y no sé ni cuantas veces salieron volando unos pájaros espantados por el paso de los protagonistas. Yo alucino cuando en los foros de Internet la gente no para de alabar la narrativa de este tal David Gaider, joder, pues el día que lean una obra de Andrzej Sapkowski entonces si que se les va a caer el culo. Eso si que es una manera sobresaliente de narrar una historia y no lo que consigue este hombre con unos personajes más simples que la mascota Cobi de las Olimpiadas del 92 en Barcelona.

Y es que si algo se puede sacar en claro de esta obra acerca del mundo de Dragon Age es que todos los reyes por derecho de Ferelden son TONTOS DEL CULO. Si ya en el videojuego original Alistair era un claro ejemplo de soberano SOPLAPOLLAS (pudiendo entender ‘soberano’ como ‘tremendo’ o ‘rey’, indiferentemente), y no se quedaba atrás el rey Cailan antes de fenecer, el padre de este último, Maric (sin la primera vocal al final), que es sobre quién se centra toda la historia, no puede ser menos. Es desquiciante su continuada forma de rechazar su cargo al trono, que yo soy uno de los colegas esos que se deja ‘todo el cuero’ en el campo de batalla (afortunadamente no me refiero al frenillo) y les pego un tiro (aunque aún no se haya inventado la pólvora) con tal de dejarlo de oir lloriqueando.

También tenemos al típico mago malvado sirviente del rey ‘joputa’, y que es realmente quién maneja todos los hilos. Pues bien, es el mago más estúpido que me he podido encontrar en un libro de fantasía, no sólo porque se la dan con queso dos veces de la misma manera (y no me refiero a una hamburguesa) sino que encima no le sirven de nada todos los conjuros mágicos de protección que se invoca sobre si mismo. Vamos, que con la suerte que tiene seguro que se lo monta con condón y pilla una sifilis fijo.

¡Oye!, ¡pero es un producto de Bioware!, ¡en sus páginas debe de haber sexo a punta pala!, ¡chicos con chicas!, ¡rollo bollo!, ¡palito con palito!, ¡hombres con gallinas!. Pues va a ser que no. Es cierto que como en el juego, los romances y las relaciones interpersonales entre personajes son muy importantes, pero a la hora de la verdad los momentos de carga sexual son descritos de una forma más simple que las propias escenas del videojuego, que ya de por sí eran bastante puritanas. Y es que si me apuran yo he visto más contacto físico en algunas escenas de la serie animada japonesa de ‘Heidi’ que en este libro.

Dragon Age: El trono Usurpado‘ no deja de ser una pretenciosa guía turística del mundo de Bioware en menos de cuatrocientas páginas, donde se ha introducido a cuentagotas parte del bestiario y el folclore que impregna la obra electrónica. Y es que por meter, meten hasta un dragón al final de la historia que no viene a cuento, y todo por justificar el nombre que da pie a este Universo, o aparece al principio una bruja que no se sabe ni para qué, y que lo mismo podía haberse ido a envenenarle una manzana a Blancanieves que nadie se hubiera dado cuenta.

Analizar una novela de este tipo, procurando ser objetivo, intentando discernir cuanto hay de calidad en su texto y cuanto de puro marketing, es difícil, y en este caso ni siquiera la riqueza argumental de los videojuegos de Bioware en la que se basa justifica de por sí su compra. Aún así, aunque parezca increíble, existe un motivo por el cual vale la pena hacerse con ella (no, no es el de poder utilizarla para calzar la pata de una mesa coja), y es que consiguió transmitirme una sensación nueva que jamás había sentido a la hora de leerme un libro, y no, no fueron arcadas, aunque por todo lo dicho anteriormente pueda parecerlo.

Porque entendámonos, el destino de los personajes de un libro, o de los que rodean a Marcus en Gears of War, o al Jefe Maestro en Halo, se encuentra más que hilado por sus propios creadores, pero el de muchos personajes de los juegos de Bioware está en manos del propio jugador, y somos nosotros mismos los que fraguamos la historia con nuestras acciones, las mismas que encumbrarán a un personaje a la categoría de héroe o lo arrojarán a las garras de la muerte.

Cuando Loghain, el agridulce personaje del juego, hace acto de presencia en el relato, el libro empieza a mostrar su verdadero potencial. No existe nada más emocionante que conocer la vida anterior de alguien sobre el que has decidido su destino. Y lo que han escrito para Loghain no defrauda, al contrario, la epicidad de su historia, un plebeyo capaz de forjar a un rey, lo erige para mí en uno de los mejores y más creíbles personajes de este mundo virtual, junto al enigmático Duncan. Conocerlo tan a fondo hace que incluso me llegara a plantear algunas de mis decisiones tomadas dentro del juego.

Se de la existencia de un segundo libro, y tengo mono, no porque visto lo visto espere la lectura de un gran libro, sino por la necesidad de saber cual es la verdadera historia que se esconde tras ciertos personajes cuyas vidas quiso Bioware poner en mis manos, y este motivo es suficiente para que este servidor también lo acabe comprando. Si sois nuevos en esto de la fantasía épica huid de este libro como de la peste, si sois unos veteranos, por favor, no mancilléis vuestros ojos con esta obra, pero si como yo, os habéis quedado prendados de todo lo que puede dar de sí el continente de Thedas, no dudéis en haceros con él, la verdadera historia de los héroes de Dragon Age os espera.

5
Valoración media: 5 (8 votos)

11 Comentarios:

suele pasar...

cuando conoces "el mundo" entorno al que gira una historia o en el que se basa en mayor o menor medida; suele ganar muchos enteros. Incluso hay obras que se basan casi exclusivamente en este recurso a la hora de aportar alicientes, cosa que según lo que comentas, es lo que ocurre con este libro y el universo del juego dragon age.

Fijate que no solo en el ámbito literario pasa esto y que cada vez más; ocurre en diversas formas de arte y ocio: videos musicales que empiezan con la sintonía de la anterior canción lanzada al mercado durante su inicio ántes de iniciar el nuevo tema (recurso habitual) o por ejemplo con modern warfare 2 al mostrar a personajes de la anterior entrega: aunque se narre poco, la trama al extenderse y recordar hechos anteriores adquiere mucha más profundidad de la que tiene realmente.

excelente entrada, 5*^^, saludos!!^^

Acerca de Alistair

Esto ya se lo dije a Rikku en su momento peeeeeeeeeroooooooo...

No me caso de repetirloLMAO

El  caso, que si, que son unos sacacuartos. Vamos a hacerlo mediante una operacion que hasta Logan entendería

 Dinerito base + Dinerito que les sacaremos a los fans + dinerito ahorrado en hacer una localizacion chapucera + mi buen hacer =

Ahora imagina que es el libro y que los japos son los sujetos culpables.

Y con esto y un bizcocho, hastya mañana a las ocho

Ligrim

Pues...

Yo tengo muy claro que me lo pillare muy pronto ( actualmente me estoy leyendo el segundo libro de Mass Effect para cuando salga Mass Effect II ).

Yo tengo una amiga que se trago enterito el libro y me dijo que el libro iba ganando con el paso de los capitulos, aunque la narrativa sea mala, ya solo por el entorno en el que se situa la historia y por contar el pasado de algunos personajes a mi me merece la pena de sobra xD

A mi la saga Dragon Age me pone bastante picueto, y para que te pongas palote te voy a enseñar un mapa, si Ferelden te parecia grande, cuando miras el mapa de Thedas y ves como es Ferelden, como se te queda el cuerpo??

-
Pulsa en la imagen para verlo bien xD Un saludo y respondeme el MP maldito xD

Medalla

Creo que es la 1º vez que veo una crítica mala de un libro en lo que llevo premiando estas entradas xD A mí el universo de Dragon Age no me atrae para nada, desde el juego hasta su universo extentido como ya sabes... prefiero a Witchblade por decir algo :P

 

¡Que salga la peli yaaa! :(
PD: Medalla al canto ^^
Esto es una entrada literaria con todas las de la ley ¡He Dicho! (Otorgable por LoganKeller)
(Pincha para Informarte de como conseguir este reconocimiento)

 

Ligrim...

No me toques los bowlings LMAO, que después de repetir 3 veces la parte de la asamblea por lo gilipoyas que es Alistair... Sí, lo reconozco, lo repetí pensando la primera vez que el tio, después de haberlo desvirgado con mi maga, se querría casar conmigo voluntariamente (el tio es tonto, pero es rey, carajo), pero nooooo, el desagradecido, después de darle el trono va y me dice que SPOILER que prefiere ir a Hombres, Mujeres y viceversa a ver si se casa con alguna noble sin sangre "contaminada", ¿y la tuya que es? ¿orchata de chufa? Ahí preferí salvar a Loghain... me encantan sus conversaciones "Uno de los dos tendrá que sacrificarse"... ¡Pero si vas a ser tú, gañán! ¿pa que te crees que te he salvao, por amor al arte? FIN SPOILER

Sobre sexo en las novelas de BioWare... sólo he leído algo en ME Ascensión, porque en Revelación...

Pues a mí la novela no me

Pues a mí la novela no me atrae (igual que no me atraen las de Halo, Mass Effect o Gears of War), pero por el simple motivo de que no me suele gustar que exploten un universo, bastante rico además en este caso, solo para sacar tajadas, con obras mediocres. Dudo mucho que en algun momento la vaya a leer.

Eso sí, pedazo de crítica y cinco estrellazas que te llevas. ¡Un saludo! 

ESTAVEZNODISTESTITULOSPARAELEGIR

Es decepcionante ver que no se aprovecha como es debido un productode estas caracteristicas. he leido otras novelas sobre videojuegos que realmente amplian la perspectiva del mismo.

 Lo de las traducciones es un mal comun. Realmente creo que a las compañias les impota un car)(/&& si sus productos son entendibles por los que no hablan ingles.

Mil aplausos y 5 estrellas.

como siempre, excelente

como siempre, excelente entrada

semper fi

SC

¿Novela relacionada con videojuegos?

Personalmente, los libros de Myst son los únicos de esa clase que creo que valen realmente algo. Primero porque los hizo el mismo guionista que los juegos y segundo porque así uno entendía muchas de las cosas que pasaron en los juegos.

¿Segunda parte?

Hace unos días terminé el libro. Estoy de acuerdo con lo que dices, traducción pésima, descripciones repetitivas, golpes físicamente imposibles... Cuando leí lo del dragón pensé, un dragón ahora, con tan pocas páginas para el final? pero al leer que declaraban la próxima era como la "era del dragón" dije, mira, ya tienes el título... pero como te pasó a ti, tengo mono, porque creo que lo mejor de Bioware es la historia y la de los personajes, y como tienen relación con el juego. Por muy simples que sean literariamente, engancha el querer saber más. Me pasó con los dos de Mass Effect (a medianos de julio sale el tercero) y buscando si existía un segundo libro de DAO encontré este blog. ¿Sabes algo de si va a salir, y para cuando, el segundo libro? Gracias!

vale, encontrado

El libro es "The calling" (la llamada), del mismo autor, y creo que no está traducido. Saludos!