1 de Septiembre de 2014
Mayo
3

SNES: F-Zero

Categorías: ,
Como es de costumbre saludo a toda la banda en esta fabuloso día, como siempre les deseo que se la estén pasando bien y que se encuentren lo más cómodos posible, estamos otra vez aquí con un nuevo análisis de uno de los títulos más significativos en su época, se supone que esta entrada tenía que aparecer en un Blog ajeno, pero nadie la quiere como si embrujada estuviera.

Estamos hablando del legendario F-Zero, que se estreno para la Súper Nintendo, Super Nintendo Enterteimen Sistem para los ilustres. Considerado por muchos como una de las sagas insignias de Nintendo que a pesar de no ser excesivamente popular como Pokemon, Mario o Legend of Zelda, cuenta con una gran cantidad de títulos rebosantes de calidad por todos sus lados, ni que decir de su primer indicio. Un juego bastante querido en su época, si, en aquella donde no existían mamadas como los logros en plan “mata a 100 enemigos con el sartén mágico de la ilusión en nivel hardcore mientras están de espaldas viendo una pared de color verde recitando el himno de la UNAM”… y la cual yo no viví.

Producido por Nintendo en la década de 1990 F-Zero se nos presenta como una propuesta alternativa a los juegos de conducción habituales, mostrándonos carreras donde resalta la vertiginosa velocidad que dominan las competiciones con autos que parecen más naves espaciales que otra cosa en locaciones con aspecto futurista y una dificultad medianamente elevada, digno reto de todo jugador. El juego está disponible actualmente en la Consola Virtual de Wii y por los fabulosos emuladores que funcionan en computadoras, además de su version original d SNES, hay decídanse como quieren obtener este juego.



La historia nos traslada al año 2560, donde hasta ese momento la humanidad ha vivido momentos increíbles: Bojan gana la presidencia de Tuvalu, EUA se aplico un auto Fail al lanzarse a sí mismo un misil nuclear al considerarse amenaza, Lunarevelen fundó su propia nación dominada por monos, Tidus7 fue encarcelado nuevamente por tratar de internar a un paciente a la fuerza al pensar que sus historias de ficción eran verídicas, la novela “Post Mortem” logra un éxito de ventas después de lanzarse su edición 20 en el año 2467, Chile se consolida como la principal productora de Anime/Manga en el mundo, el cerebro criogenizado de Hugo Chaves gana la presidencia 80 veces de manera consecutiva y prohíbe las pelotas de hule por considéralas belicosas,  México gana el Mundial de Futbol celebrado en el Vaticano al consolidarse como el mejor equipo de los otros 1654 (hubo equipos de dimensiones alternativas) en un dramático encuentro que culmino en un cerrado 9-1 contra el equipo del país Vasco, la Union Europea alcanza la espectacular suma de -89 billones de euros lo que obliga a venderle a Carlos Slim y Bill Gates los países de España, Grecia y Portugal…pero siguen faltando 88 billones de euros, adema de fundar la súper liga de carreras llamada F-Zero

Para entretenimiento de todos la F-Zero es una competición donde los mas psicópatas conductores de diversas razas del universo se reúnen en una especie de carritos chocones voladores que alcanzar la increíble velocidad de 400 kilómetros por hora en esa época, que vendrían siendo 48 kilómetros cada hora y media en nuestra actualidad. Estos fieros temerarios no vacilaran al adentrarse en carreras que los llevaran a recónditos lugares y se acabo, fin, terminado, eso es todo.



Los gráficos de este juego han envejecido de una maneja soberbia, a diferencia de juegos como StarFox que dan más miedo que la llorona, estos no están en total 3D, si bien se pueden ver desde diferentes ángulos y profundidades gracias a la fabulosa inclusión del Modo 7 los sprites son en 2D, tanto en las pistas como en los vehículos.

En total contamos con cuatro modelos de carritos chocones y a pesar de que el hecho de apenas ser 4 vehículos hace que parezca todo bien pinche escueto, son lo suficientemente diferentes en si en cuanto a diseño como para dejarnos satisfecho, además que para la época 4 estaba bastante bien. Existe otro modelo de vehículo genérico que no podemos utilizar, es el usado por la mayoría de los participantes y su color va de amarillo, gris o rosa.

Las pistas son totalmente planas con absolutamente nada más,  pero gracias al modo 7 nos da la impresión de la existencia de varios niveles de altura además de la profundidad que hacia alarde en aquellos desconocidos años para nosotros los retoñitos. Los circuitos (15 en total) están localizados en escenarios futuristas, o por lo menos eso intenta, que cuando uno conduce por Mute City da la impresión de estar conduciendo dentro de los chips de un cartucho de GBA con tantas líneas entrelazadas y sobrepuestas entre sí, o en lugares mas inusuales como un desierto o en un mar de color azulado/gris con olas totalmente simétricas, pasando por un lugar de color morado apagado con luces por todos lados dando la sensación de estar en uno de los antros de la zona amistosa de Puerto Vallarta. Se agradece bastante el trabajo invertido en ellos que no están nada mal y si bien en algunos circuitos se repiten las locaciones vistas antes, nunca te llegan a cansar.



La sensación de velocidad está bastante conseguida y vemos como todo va rápido, tanto el alejamiento como acercamiento de los rivales es bastante bueno y es tan suave que no parece que los vehículos se acercan cada 20 metros sin avance previo. En total nos mostraran 20 vehículos en las carreras, no al mismo tiempo, pero si es bastante numeroso hasta para hoy, que con el tiempo vayan disminuyendo es otra cosa que veremos después.  Las ralentizaciones son inexistentes y todo va deliciosamente fluido, los efectos relacionados con las explosiones, lucecitas y demás elementos que se prenden y apagan o se mueven son de gran nivel.

El lo que respecta al apartado grafico F-Zero nos muestra una enorme solidez, con vehículos que cumplen tanto en diseño como en animación, con una sensación de velocidad asombrosa, el Modo 7 en  todo su esplendor y una fluidez que hace que todo se vea maravilloso, sin duda algunas F-Zero es todo un exponente en cuanto a juegos de carreras del cual seguramente se tomo cátedra y si no…deberían de haberlo hecho.

Ni que decir de la música, chingona como solo Nintendo puede hacerla, con solo nombrar el tema de Mute City ya hace que me excite de gran manera, amenizando totalmente las carreras podemos corroborar que la banda sonora a pesar del pasar de los años se sigue escuchando de poca madre, ni que decir de sus remasterizaciones para entregas futuras como F-Zero GX y en la saga de Smash Bros, donde podemos disfrutar algunos de las pistas mas frenéticas y movidas de el juego y en general de todas las sagas que Nintendo ha hecho.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Los efectos sonoros de los caritos chocones magnéticos no se queda atrás, pues conforme se alejan o acercan podemos escuchar de manera totalmente nítida el ruido que emiten, además de los típicos sonidos del turbo, choques entre participantes, descargas eléctricas al chocar con la valla que marca la pista de la total nada y por supuesto, las explosiones, porque entre lo que más escucharemos será nuestro vehículo tronar como petate.

Acompañando al soberbio apartado grafico, el apartado sonoro nos confirma que estamos ante uno de los apartados técnicos más completos de toda la SNES, donde no te falla en absolutamente nada.

Qué decir de la jugabilidad, si tan solo pudiera volver a jugar con el mando original….seria muy feliz, más de lo que ya soy, porque como todo el mundo sabe, El Control de SNES es de los mejores controles que se haya hecho en toda la historia del universo, pero no lo tengo y me conformo con el genérico que desde hace 6 años poseo. Los cuatro vehículos disponibles tienen obvias diferencias, desde el completo en todos los aspectos, el rápido pero débil, el de gran manejabilidad o el de buena resistencia pero en consecuencia más lento.




Aun así hay ciertas cosas que tienen en común, el botón de aceleración, el de freno, los gatillos que sirven para ladearse hacia el lado que apretemos y el comando para activar los turbos que nos dan potencia extra.  El juego está dividido en tres copas con 5 circuitos cada uno con complejidad ascendente, mientras los primeros circuitos tienen trazo simple y son bastante anchos, los últimos nos harán sentir como en feria chocando de un lado para otro y con curvas bastante cerradas o saltos enormes.

Algo que hay que tener presente siempre es la barra de energía, pues de perderla toda explotaremos y perderemos una de nuestras 3 vidas, ni que decir que al perder estas tres perdemos la copa de manera definitiva. Esta la disminuimos prácticamente con todo, al rozar la barrera, o al chocar contra cualquier tipo que nos encontremos créanme es más fácil perder de lo que imaginan; En primer lugar dado a que algunas secciones muestran saltos que de ser fallados nos llevan a la reverenda chingada y moriremos, o que choquemos con alguien y esto desate una reacción en cadena que nos convierta en una pelota de Pinball rebotando por todos los lados y chocando con los demás hasta morir, además que por un extraño motivo hay secciones que por mas derecho que vayas te ladeas hacia algún lado como si de un bochito en pleno arrancón por la Avenida Revolución emulara.

Los turbos se nos darán por cada vuelta completada, 5 por cada pista, lo que nos obliga a no usarlo a lo pendejo y pensar bien, pues si somos audaces podemos utilizar las rampas que nos sacan muchísima ventaja de los demás.  Con cuatro dificultades y tres copas tenemos juego para rato, a pesar de que no hubiera caído nada mal otra copa extra u otro modo para dos jugadores, que se hubiera armado el desmadre de manera apoteósica.



F-Zero es un titulo difícil de dominar, con circuitos que ejecutarlos a la perfección tomaran su tiempo y donde nuestra paciencia es recompensada con…. La satisfacción de lograr pasar las tres copas, o eso supongo. Si aun no lo han jugado están tardando, ya sea por emulador o por cualquier otra consola, F-Zero se muestra como una apuesta segura para la diversión, un juego de carreras Arcade que todo el mundo puede disfrutar ¿O porque no? Mentar madres de lo cabron que se pone en los circuitos finales.

PROS

Todo un clásico de Nintendo
Rejugabilidad por sus múltiples dificultades
Increíble implementación del Modo 7
Vehículos bastante diferenciados entre sí
Apartado técnico inigualable
Desafío digno para los más hábiles

CONTRAS

Se echa de falta más modos de juegos
Hubiera caído muy bien poder usar el modelo genérico de vehículos
15 circuitos están bastante bien, pero otra copa hubiera soltado de perlas

TOTAL: 9.4


Por hoy es todo lo que puedo ofrecerles, espero que dentro de poco nos veamos, les deseo lo mejor desde la Perla Tapatía, conocido como Guadalajara.


5
Valoración media: 5 (2 votos)

7 Comentarios:

Me encanta, pero nunca pude

Me encanta, pero nunca pude pasar del 5to o 6to circuito XD.

Un juego meritorio pero MUY

Un juego meritorio pero MUY dificil de controlar. Soy fan de F-Zero, Capitan Falcon y Samurai Goron, etc, pero de el F-Zero X y el F-Zero GX, no de los de SNES y Game Boy Advance, aunque reconozco el meritazo y carisma de los primeros.

Respuestas

Claude: Sumale que tienes vidas limitadas y que las ultimas pistas te quieren putear por todos lados

 Thefly: claro que si, la satisfaccion que sientes al terminar la copa es asombrosa, dale una portunidad que merece la pena.

Juegaco!!!

Grandisimo juego, pero eso si, dificil era un rato... (este y todos los de la saga, menos el F-Zero 64, ese se me hizo más sencillo xDD)

5*

clasico semper fi SC

clasico

semper fi

SC

Me trae tantos recuerdos

Me trae tantos recuerdos este análisis, muy bien Camino, muy bien, me has sacado hasta las lagrimas caón.

Sigue así chavo. ; )

Respuestas a la banda

Ivan0886: Bastante, este juego llega a cotas de reto elevada, aunque claro, queda muy corto si lo comparamos con el GX, donde todo es bestial.

Solid Caim: Muchas gracias compadre :D

Gaelu: Ya ni que decir, que aqui andamos bastante metidos  con los emuladores de Snes y comprendo lo de las lagrimas, me acuerdo de lo lindo que lo pase el lunes con este juego y me dan ganas de llorar tremendas

Gracias a toda la banda por comentar.