13 de Diciembre de 2017
Jun
10

Mis predicciones y expectativas del E3 2016

Categorías: 

731x380xe3_2016_conferencias-731x380.jpg.pagespeed.ic_.KnJbW3kCFd

En menos de una semana vuelve el E3, la feria de videojuegos más importante y, posiblemente, la más decisiva de las compañías de cara a los próximos meses. Reconozco que, al igual que muchos, aún no he superado el “triplete histórico” que presentó Sony al mundo el año pasado en el E3. Son perfectamente lícitas las opiniones que claman aquello de que todo lo mostrado entonces era humo o que tan solo The Last Guardian puede considerarse un exclusivo de la compañía pero, ¿y qué?

Bajo mi punto de vista hay dos E3: el del show, la mercadotecnia exacerbada, el hedonismo desmedido; y el de los juegos a pie de calle, el que tiende la mano a los jugadores con productos tangibles aunque renuncien a la espectacularidad. Ambos modelos pueden y deben convivir, y aunque el tiempo ha demostrado que se puede subsistir sin lanzamientos a corto plazo, no ocurre lo mismo sin ilusiones.

Como introducción de cara a hablar de lo que será la feria este año quizás es algo extraña, pero era necesario recordar el contexto con el que nos enfrentábamos a la feria en 2015 para que no nos tiemble el pulso en esta ocasión. No sé si se pueden hacer paralelismos en un momento en el que la idea de nuevas consolas amenazan con romper el ciclo natural de la generación y la realidad virtual empieza a buscar su hueco en el mercado, pero aun con todo soy optimista.

El capcioso tweet de Yu Suzuki horas antes de empezar la conferencia de Sony con la fotografía de una carretilla no nos pilló por asombro, quizás por estar tentado durante demasiados años con la cantinela de un Shenmue 3 en desarrollo que nunca llegaba. Algo parecido ocurría con Final Fantasy VII Remake cuando tras rogar e implorar a los dioses su mera existencia perdimos la fe ante el miedo de desilusionarnos. En nuestro fuero interno teníamos asumido que no los necesitábamos para que Microsoft, Sony y Nintendo hicieran buenas conferencias y, sin embargo, lloramos al presenciar el momento.

Solo hace falta un poco de memoria para darse cuenta de que el escaso hype con el que algunos afrontamos la feria en esta ocasión era igual o aún peor el año pasado antes de conocer los megatones de cada compañía (¡oh, qué gran conferencia la de Bethesda!). He estado a punto de renunciar por primera vez en mucho tiempo a la clásica tradición de compartir mis predicciones y expectativas sobre lo que veremos en el E3, en parte por desidia y ganas -también falta de tiempo, que quede constancia-, pero valoro mucho el ambiente de estos días como para prescindir de una costumbre así. Es nuestra única oportunidad en el año de convertirnos en Michael Patcher sin que el mundo nos mire mal, así que debo aprovecharla. Allá va.

 

Electronic Arts

Electronic Arts es la primera compañía en empezar con la vorágine de las conferencias y lo hará con su propio evento EA Play el 12 de junio a las 22:00 de la noche. Es interesante comprobar cómo este año no se acogerán al propio evento, sino que será una cobertura independiente a la feria como hiciera Nintendo con su propio formato años atrás. Sin duda, es una forma de centrar todo el foco de interés en sus propios productos sin compartir espacio con terceros, no estar sujeta a las condiciones de infraestructura que requiere el teatro en el que se celebra y apostar por una ventana de exposición económicamente más rentable.

No más Pelé, POR FAVOR

No más Pelé, POR FAVOR

Más allá de cómo presenten sus próximos títulos, el problema de Electronic Arts es la medición de los tiempos de exposición. Es imposible olvidar la intervención de Pelé y cómo el buen ritmo con el que empezó la conferencia descendía conforme avanzaba la noche. Entiendo que la feria está enfocada a un público americano, pero dedicar demasiado tiempo a la división de deportes es un error cuando podría sustituirse por un breve line-up que resuma las nuevas entregas de FIFA, Madden y el resto de títulos.

De lo que sí es el momento es de mostrar al fin material de Mass Effect: Andromeda más allá de teasers o documentales en los que ver al equipo trabajando en el juego. Desde que fuera presentado por primera vez está experimentando un recorrido en los medios similar a lo que fue Star Wars: Battlefront, por lo que este debería ser el gran año de la saga intergaláctica. Y en cuanto a la licencia espacial de Disney, la compañía anunciará el juego de Star Wars en el que trabaja Visceral Games desde hace años. Recordemos que Electronic Arts ya ha señalado en varias ocasiones su intención de lanzar al menos un juego de la franquicia al año y no deberían dejar pasar el posicionamiento mediático que proporciona un evento como el E3. ¿Quizás debamos también esperar el anuncio de nuevosDLCs de Battlefront? Ahí queda.

Por fin veremos el juego de Star Wars desarrollado por Visceral Games

Por fin veremos el juego de Star Wars desarrollado por Visceral Games

Los que sí están ya confirmados en un nuevo intento de la compañía de acabar con las sorpresas e ilusiones es Titanfall 2 y Battlefield 1. Del primero poco se sabe, excepto que su lanzamiento multiplataforma contribuirá a que tenga una mayor aceptación entre el público y seguramente corrijan la evidente falta de contenidos que tuvo la entrega anterior. En cuanto a Battlefield 1, la idea de ambientarse en la Primera Guerra Mundial es tan interesante como osada. Es comprensible la negativa inicial del presidente de DICE a hacer un juego en este contexto, pues trasladar la guerra de trincheras a un juego de acción o se hace bien o puede ser un gran desastre. La extremista reacción del público puede ser un espejismo que no refleje un interés real en el título y solo fuera fruto del odio visceral que suscitó Call of Duty: Infinite Warfare de forma igualmente desmedida.

Y entre quizás alguna nueva IP también veremos Unravel 2, del que espero que su creador no esté tan nervioso y pueda disfrutar el momento. Si bien no comprendo cómo la compañía ha invertido en una secuela considerando lo mediocre que fue la obra original, el personaje de Yarny tiene un potencial que no deberían dejar escapar. En otras palabras, quiero un peluche de él en mi casa.

 

Bethesda

Bethesda sigue también la tónica de Electronic Arts con su propio evento el 13 de junio a las 4 de la mañana, hora idónea para hacernos sufrir como acostumbran otras (ejem, Sony). El año pasado fue la novata que llegaba a la feria sin experiencia en ediciones anteriores y nos ofrecieron una de las mejores conferencias con un inteligente ritmo de anuncios. Todos recordamos Fallout 4 y DOOM, pero no olvidemos que supieron intercalar los grandes lanzamientos con juegos pequeños de móviles y títulos de menos interés que sin embargo no desentonaron en el conjunto.

Es más probable un Skyrim HD que una nueva entrega

Es más probable un Skyrim HD que una nueva entrega

Este año el gran problema de Bethesda es que tanto Fallout como DOOM ya están en la calle y por tanto no puede recurrir a ellas para cautivar a la audiencia. Quizás un nuevo The Elder Scrolls venga a llenar ese vacío, pero veo más factible un Skyrim HD que proporcionaría dinero rápido a la compañía y preparar el terreno a una nueva entrega.

Por otro lado, Dishonored 2 tendrá mucho que ofrecer. No es un título con el que llenar una hora de conferencia, pero junto a un DLC del reciente DOOM y más información del anodino Battlecry la cosa cambia. A esto se suman los rumores de un Prey 2 que yo no acabo de ver como la gran apuesta que Bethesda necesita ni creo que suscite demasiado interés en el público general.

 

Microsoft

Y será Microsoft un año más la que empieza el ciclo de conferencias entre las grandes compañías el 13 de junio a las 18:30 de la tarde. Phil Spencer nos va a pillar merendando otra vez y esperemos que con grandes lanzamientos. En el pasado E3 hicieron una gran conferencia con la que recobrar la fe tras la mala publicidad que hicieron cuando presentaron la consola. El ejecutivo nos miraba a los ojos y nos prometía títulos con los que justificar la compra de la consola, así como el anuncio de la retrocompatibilidad fruto de haber escuchado lo que demandaban los jugadores.

Sin embargo, esas buenas sensaciones de la feria se fueron diluyendo con el tiempo hasta quedar en nada. Microsoft no puede permitirse una situación similar este año. Necesita anuncios, sí, pero también hechos. La compañía americana tiene ante sí un E3 decisivo teniendo en cuenta la situación general de la consola y de cara a intentar seguir buscando un hueco a Xbox One ahora que las ventas con PlayStation 4 la sitúan muy por debajo.

Llevamos pidiendo una revisión de Xbox One más pequeña desde su lanzamiento

Llevamos pidiendo una revisión de Xbox One más pequeña desde su lanzamiento

La noticia de un rediseño de la máquina parece cada vez más probable. Algunos rumores hablan de un 40% más pequeña que la actual, mientras que otros se refieren a ella comoXbox Scorpio y aumentaría su potencia permitiendo soporte con Oculus Rift, 4K y demás. Pero, ¿alguien cree que el problema de Microsoft con One está en la potencia? Más allá de las comparaciones con PS4 Neo, lo cierto es que los contextos entre una y otra son muy diferentes. Xbox One necesita consolidarse como una opción fiable para los jugadores sin artimañas ni mala publicidad como han sido los innumerables casos de exclusivos que se han fugado a PC o el tratamiento que han recibido títulos como Quantum Break. ¿Cambiará esa situación una versión mejorada de la consola? Suena ilógico.

En relación con lo anterior, el E3 será el escaparate en el que Microsoft intente vender Windows 10 y su integración con One. Por un lado está la aparente facilidad que tendrán los desarrolladores a la hora de programar sus obras, pero también la incertidumbre de qué ocurrirá con los próximos lanzamientos que estén en desarrollo solo para la consola.

En cuanto a títulos, Recore del estafador señor Inafune con la cinemática que mostraron el año pasado prometía mucho aunque dudo que el estado del proyecto sea lo suficientemente avanzado como para que veamos algo. Bastante tiene el diseñador japonés con sacar Mighty No. 9 como para pedirle más… Una situación muy diferente a la de Gears of War 4 del que veremos una versión definitiva tras los problemas técnicos que tenía la beta que pudieron probar algunos jugadores. No es el único triple A que esperamos ver en la conferencia de Microsoft, pues Platinum Games seguro que enseña esa locura de ya vimos de dragones y dubstep que es Scalebound.

 

 

La exclusividad temporal de la reciente aventura de Lara Croft hizo mucho daño a su anuncio, pero ahora que un año más tarde lo tenemos perfectamente asumido podría ser un buen momento para sacar un DLC de Tomb Raider que tome ventaja respecto al lanzamiento del juego base en PS4. En cuanto a RARE, Sea of Thieves tenía una pinta horrible pero no seré yo quien condene a un juego antes de su lanzamiento. Por otro lado,Crackdown 3 se perdió el E3 el año pasado pero este es un buen momento para mostrar sus progresos, así como para ver el nuevo Forza Horizon que contentará a los fans de la licencia.

Es cierto que la gran franquicia vendeconsolas que supone Halo para Microsoft parece improbable que regrese en la feria con un gran lanzamiento, pero no olvidemos Halo Wars 2. Y más allá de todo esto, no olvidemos que el otro pilar sobre el que podría sustentarse la conferencia de la compañía a nivel de hardware aparte del rediseño de Xbox One será las Hololens y por fin juegos que saquen partido a las gafas más allá de ver a alguien jugando con una maqueta en realidad aumentada de Minecraft.

 

Ubisoft

*Aclaro en este punto que no hablaré del PC Gaming Show tras el varapalo que supuso el año pasado y ser un terreno del cual no controlo demasiado. Eso sí, desde la organización han prometido cambios en el formato y una duración aproximada de 90 minutos que ojalá cumplan.

Ubisoft será la siguiente el 13 de junio a las 22:00 de la noche. A nivel de line up o lanzamientos no suele decepcionar, aunque luego el resultado luego diste en ocasiones de lo presentado. Es irreprochable que la compañía supo vender como nadieWatch DogsThe Division o cada entrega de Assassin´s Creed en el pasado, pero cada vez cuesta más creer sus palabras. No sé cómo, pero incluso llevando esta mentalidad consiguen que cada año volvamos a caer como tontos en cuanto presentan un tráiler bien editado. Eso sí, antes de hablar de lanzamientos quiero expresar al mundo que Aisha Tyler es posiblemente la mejor presentadora que hayamos visto estos años en el E3. Ya está, ya lo he dicho, podemos seguir.

El preocupante dato de que The Division haya perdido al 80% de sus jugadores desde su salida podría ser una buena excusa para anunciar la primera expansión del juego. No es la primera vez que un título online intenta recuperar público lanzando nuevos contenidos que justifiquen el regreso de los usuarios. Y aunque Ubisoft ha jurado y perjurado que no habrá Assassin´s Creed este año, nadie nos va a librar de ver un nuevo tráiler de la películay por supuesto al que viene a ocupar su puesto como licencia a explotar: Watch Dogs 2.

Espero que este hombre sea un personaje jugable

Espero que este hombre sea un personaje jugable

Es una pena que el año pasado el anuncio de South Park: The Fractured but Whole fuera eclipsado por otros títulos de más peso, pero hay muchas ganas de ver cómo han afrontado el proyecto ahora que ya no está detrás Obsidian. Ubisoft es de las pocas compañías que suele apostar por nuevas IP y ojalá vuelva a repetir como ya hiciera el año pasado con For Honor, esa suerte de Chivalry presentado por un señor que parecía un vikingo y que seguramente se nos vaya a 2017. ¿Y os acordáis de Ghost Recon: Wildlands? Su diseño por primera vez será de mundo abierto y al ver el tráiler me recordaba en un primer momento a Call of Juarez. Pinta bien.

 

Sony

Y pasamos a Sony, que nos hará estar despiertos el 14 de junio a las 3 de la mañana.Recordemos la Santa Trinidad formada por The Last GuardianShenmue 3 y el remake de FF VII para entender por qué fueron los líderes indiscutibles del espectáculo. De cara a este año tendrán que ofrecer más apoyo a un catálogo de exclusividades que el año pasado se sustentó solo con Bloodborne y The Order: 1886, algo que en este 2016 tampoco podrán corregir a pesar de tener entre nosotros el genial Uncharted 4 y Ratchet and Clank.

Lo más preocupante es el anuncio de PS4 Neo, con lo que Sony tendrá que decidir si prefiere dar la espalda a 40 millones de jugadores que ya tienen su consola o afrontar una realidad virtual para la que parece no estar preparada sin cambios en su máquina. No quiero entrar en debates al respecto porque daría para otro artículo, pero de confirmarse la revisión de One y PS4 estaremos ante lo que es a mi juicio un fracaso en la generación. Si bien en portátiles estos movimientos son normales (nadie se ha echado las manos a la cabeza porque New 3DS no haya recibido más de dos exclusivos), en sobremesa sientan un dudoso precedente y más aún cuando el parque de consolas instaladas que tiene Sony en los hogares es tan alto a estas alturas.

Las PS VR son las grandes causantes de todo esto y ahora que tenemos fecha de lanzamiento y precio tocará ver más juegos que justifiquen su compra. Para este año nos espera The Last Guardian tras su dilatado desarrollo, por lo que veremos más de él al igual que de Horizon: Zero Dawn, lo nuevo de Guerrilla Games ahora que sabemos que se irá a febrero de 2017. Y sabiendo el dinero que ha recaudado el equipo de Yu Suzuki conShenmue 3 y la financiación de Sony es más que probable que muestren los avances del juego.

A veces sueño que Yu Suzuki viene a pedirme más dinero con otro crowdfunding...

A veces sueño que Yu Suzuki viene a pedirme más dinero con otro crowdfunding…

Llevamos ya un par de años esperando que Santa Monica dé la campanada con el anuncio de God of War IV, pero este año sí que sí. Se rumorea una ambientación nórdica que le sentaría genial al título, por cierto. Las gafas de realidad virtual también son la excusa para que Gran Turismo Sport se presente en la conferencia y se desmarque de las polémicas surgidas a raíz de la ausencia de climatología dinámica. Y tras el tour que se ha dado por el mundo Hideo Kojima, quizás sea el momento de ver su primera criatura tras abandonar Konami. Ha pasado muy poco tiempo desde entonces, pero un teaser animaría a la audiencia y supondría un potente golpe de efecto.

La falta de una conferencia propia este año hará casi segura la intervención de Square Enix presentando más material de Final Fantasy XV ahora que afronta su recta final, así como de Nier, el nuevo capítulo de HitmanI am Setsuna, el DLC de Just Cause 3Kingdom Hearts 2.8 HD y Kingdom Hearts 3, además del queridísimo remake de Final Fantasy VII. Si quieren llegar al 20 aniversario que cumplirá el juego original el año que viene ya deberían poder mostrar algo que levantase al público de sus asientos. Además de todo esto, añado una apuesta arriesgadísima pero que al hablar de aniversarios no podemos dejar pasar:nuevo juego de la saga Mana. Son 25 años los que cumple la franquicia y aunque no goce de la popularidad de otras sagas, sus creadores ya han señalado que les gustaría hacer algo para la ocasión.

No hay que olvidar el nuevo DLC de Destiny, así como Call of Duty: Infinite Warfare que tendrá que replantearse su estrategia de marketing para convencer a los jugadores decepcionados. Y considerando las buenas relaciones que mantiene Sony con Activision gracias a estas dos licencias, ¿será este el año del regreso de Crash Bandicoot? Subo la apuesta y puesto que Naughty Dog hace tiempo que dejó a su mascota atrás me encantaría que fuera Insomniac Games quien desarrollara un nuevo juego tras ver el genial reboot que ha sido Ratchet and Clank.

Una nueva entrega de Crash Bandicoot desarrollada por Insomniac Games sería genial

Una nueva entrega de Crash Bandicoot desarrollada por Insomniac Games sería genial

 

Nintendo

Ay, Nintendo, Nintendo… Primero abandonaron las conferencias, luego los Nintendo Direct y ahora directamente hacen el Treehouse y ya está. Será la última el 14 de junio a las 18:00 y se centrará en el nuevo The Legend of Zelda. Como curiosidad cabe decir que la última noticia que tuvimos de Satoru Iwata antes de su repentino fallecimiento fue que habían tomado cuenta de las críticas y actuarían en consecuencia de cara al E3 de este año. ¿Qué ha pasado? Pensaría que quizás han escarmentado de tanta exposición mediática y de un público en ocasiones demasiado inconformista, pero no puedo evitar pensar que la realidad es que no tienen suficiente material como para llenar una hora y media de Direct

Antes de hablar sobre The Legend of Zelda hay que especificar que sí habrá otros juegos en el Treehouse como Monster Hunter GenerationsDragon Quest VIIPokémon Sol/Luna o Tokyo Mirage Sessions, pero tristemente la mayoría son títulos ya lanzados en Japón que no hacen sino confirmar aún más la sensación de que este año no pinta muy bien para los de Kioto. Y es que, ¿por qué no paliar esa evidente falta de software con el anuncio de NX? No entiendo por qué han decidido prescindir de la notoriedad que brinda la feria para hacer el anuncio, pero es tan solo una más de las muchas decisiones ilógicas que en ocasiones caracterizan a Nintendo.

En cuanto al nuevo The Legend of Zelda mucho se ha hablado sobre su presunta influencia de juegos occidentales como Skyrim, pero Aonuma lleva años demostrando que no es el adecuado para cambiar las directrices de la sagaA Link Between Worlds prometía acabar con la linealidad de la aventura, pero el resultado no fue tan bueno como cabría esperar. Y he sido benévolo al no mencionar los juegos de Nintendo DS fruto del capricho de sus hijos con los trenes y los barcos (ups, ya lo he hecho).

Zelda-Artwork

Por otro lado, me preocupa haber estado durante años teniendo como única referencia del juego un pequeño gameplay mostrado en un televisor al fondo de una sala y de repente estar expuesto a horas de contenido en un Treehouse. Ya no es solo por la evidente saturación y la falta de un punto medio, sino porque no creo que sea un juego idóneo para mostrar en este formato. Nintendo podría haber hecho un Direct solo con Zelda como hiciera en el pasado con Super Smash Bros o The Wonderful 101. Yo he sido de los que disfrutó viendo durante horas a personas jugando a Splatoon en el Treehouse, pero respondía también a su naturaleza de juego multijugador. The Legend of Zelda, si no hay ninguna sorpresa extraña, no afronta el mismo destino y lo que veremos será a americanos jugando mal spoilers e incluso la resolución de algunos puzles. Tras tantos años esperando el juego lo último que merece la saga es un tratamiento así de pobre, estoy convencido.


En cualquier caso, este E3 se presenta histórico para cada compañía aunque cada una por distintos motivos. Será el año en el que afrontaremos un cambio de paradigma en el mercado de las consolas, la consolidación de Bethesda y el PC en la feria, así como la edición en la que Nintendo mostró por fin al mundo el primer juego de NX y el último de Wii U. No pinta tan mal, ¿verdad?

0