21 de Noviembre de 2017
Mayo
11

Jet Set Radio, análisis

Jet Set Radio es un juego único y original. Uno de los bastiones del catálogo de la breve vida de Dreamcast y que a pesar del tiempo transcurrido aún sigue teniendo un gran número de seguidores en todo el mundo. Una pequeña joya de culto de las manos de Sega y Smilebit, pionera en el uso del cel-shading que junto a su aspecto gráfico deudor del pop art japonés nos invita a un inolvidable viaje en patines en línea por las calles de Tokyo-to.

Jet Set Radio fue lanzado al mercado japonés en junio del 2000 y durante el último trimestre del mismo año en el mercado occidental. Durante la existencia de apenas poco más de 2 años en el mercado, Sega intentó revitalizar Dreamcast lanzando juegos que no supusieran únicamente un salto gráfico respecto a la generación anterior, sino además aprovechar el potencial de su nueva consola para lanzar propuestas jugables novedosas. ShenmueChu Chu Rocket!Phantasy Star OnlineCrazy TaxiSpace Channel 5, Samba de Amigo y el juego que trataremos ahora fueron muestras de ello.

Graffitis y grindeo en Tokyo-To.

26240JSR 0092f 300x168 Jet Set Radio, análisis

El juego nos traslada a la ciudad de Tokyo-To, una visión distópica de Tokyo, dominada por las grandes corporaciones y bajo el autoritario dominio de la policía, quien no escatima en medios y esfuerzos por acabar con todas las bandas callejeras que se dedican al arte urbano. En medio de este conflicto nos metemos en el pellejo de Beat y el resto de miembros de los GG, una banda situada en el corazón de Shibuya que luchará con otras bandas de patinadores por el dominio Tokyo-To e intentará reclutar a los mejores patinadores y graffiteros de la ciudad. Pero no tardarán demasiado en ser el centro de atención de las operaciones policiales del Capitán Onishima y los Golden Rhino, un grupo de asesinos al servicio de la Corporación Rokkaku.

Original e innovador, las misiones nos llevan a manejar a Beat o cualquier patinador de los GG a nuestra elección, con el que tendremos que realizar una serie de pintadas durante todo el recinto antes de que de contador de tiempo llegue a 0. Al principio las misiones son bastante sencillas pero poco a poco se complicarán con la aparición de cuerpos antidisturbios, fuerzas de asalto, perros, helicópteros y todo tipo de medios policiales y corporativos que lo darán todo para eliminarnos antes de poder cumplir nuestro objetivo. También tendremos que enfrentarnos a miembros de bandas rivales, dejándoles un recuerdo con nuestros sprays en sus espaldas mientras recorren el mapa y las que quizá sean las misiones más desafiantes del juego, los duelos con miembros de bandas rivales y artistas locales que se ofrecen a unirse a nosotros a cambio de que los venzamos.

Un control exigente, pero agradecido.

27040011 300x168 Jet Set Radio, análisis

El control del juego es puramente arcade y desde los primeros compases resulta muy exigente. A pesar de la sencillez que nos ofrecen las primeras misiones del juego a modo de tutorial, las pintadas a realizar  en las siguientes misiones estarán cada vez en lugares más reconditos, que nos obligarán a aprendernos de memoria la situación de estos. Y con la dificultad añadida de los cuerpos policiales y los mercenarios de Rokakku, que se dedicarán a putearnos deliberadamente. Esto hará que tengamos que repetir algunas misiones más de una vez. A la hora de realizar graffitis usaremos los joysticks analogicos girandolos a la dirección que nos indica la pantalla, al principio puede resultar un sistema extraño pero que en poco tiempo resultará muy intuitivo. Para poder realizar estos graffitis tendremos que recoger sprays por el mapeado, algunos graffitis necesitarán una buena cantidad de estos para poder realizarlos. También podremos encontrar por el escenario corazoncitos, ya sabeis, por si los amigos de la policía o la gente de Rokkaku nos hacen pupa y necesitamos recuperar algo de salud antes de que nos dejen KO.

Casi todo el juego transcurre en escenarios de Tokyo-To divididos en tres áreas bastante diferenciadas. Por un lado nos lleva a Shibuya-cho, muy similar a su homónima en el mundo real donde incluso pasaremos (muy por encima, supongo que por la dificultad de reproducirla con los medios técnicos de la época) por el famoso cruce. Benten-cho, por su parte, es una área lúdica nocturna que recuerda bastante a zonas de la capital nipona como Kabuki-cho o Ikebukuro. Y Kogane-cho, un área bastante más degradada comparada con las anteriores llena de barracas, fábricas y edificios a medio construir. Al inicio los escenarios serán pequeños y únicamente mostrarán áreas bastante cerradas de cada distrito para, posteriormente, ir uniéndose hasta formar tres extensos mapeados en las últimas misiones. El capítulo final del juego nos lleva a Grind City, una versión de Nueva York, donde tendremos dos pequeñas áreas: Bantam Street (una calle inspirada en zonas como Harlem o Brooklyn) o  Grind Square (Times Square, el mapa con más opciones de hacer el cabra de todo el juego).

Esclavos del cel-shading y el sonido del Professor DJ K.

Los gráficos en cel-shading le proporcionan un estilo gráfico similar al de los animes japoneses y el dibujado le ayuda a ocultar algunas de las carencias técnicas de la época. Obviamente el juego no llega a la altura de las últimas producciones de Cyberconnect2, auténticos maestros del cel-shading, pero en su momento el uso de la técnica por parte de SmileBit fue revolucionario.

26955Screenshot 4 300x168 Jet Set Radio, análisis

La banda sonora merece un post aparte. La mayoría de las composiciones del juego, compuestas por Hideki Naganuma son una auténtica delicia, por no hablar de los temas compuestos por Deavid Soul, Guitar Vader, B.B. Rights y el resto de grupos que participan en la BSO de Jet Set Radio. Para la versión americana y europea se añadieron temas de Rob Zombie o Jurassic 5 que no hacen más que enriquecer una banda sonora ya de por sí maravillosa. Donde el hip hop, la música electrónica y trip hop del bueno nos acompañan durante todo el juego en el canal de radio pirata que le da nombre al juego, Jet Set Radio, en el que DJ Professor K es también el maestro de ceremonias y narrador de la aventura de los GG.

Un mismo juego, diferentes versiones.

El juego dispone de varias adaptaciones según fue llegando a los diferentes mercados de Dreamcast y en su posterior adaptación en alta definición. La primera es la japonesa que únicamente dispone del tramo principal del juego ambientado en Tokyo-To. La versión americana y europea añadió los escenarios ambientados en Grind City además de añadir algunos temas de grupos americanos a gusto del público local. Y finalmente De La Jet Set Radio, versión nipona, conocida como Jet Set Radio Deluxe a nivel mundial, que incluía las fases para las versiones occidentales del juego y algunos temas nuevos. Esta última versión sirvió de base para Jet Set Radio HD, versión en alta definición a manos de Blit Software lanzada en 2012 para Playstation 3, Xbox 360, iOS y Android.

Jet Set Radio es un juego que pese a mantener mecánicas propias de hace unos cuantos lustros, pero gracias a su fresca y original jugabilidad mantiene hoy en día un merecido estatus de culto entre muchos usuarios. Nos ofrece una aventura que no es demasiado larga, pero sí difícil y donde tendremos que poner toda la carne en el asador para conseguir todos los desbloqueables (básicamente pasarnos todas las misiones sin sufrir daños, algo nada fácil), llena de personajes carismáticos, una ambientación urbana sublime  y por si fuera poco acompañada de una banda sonora exquisita.

 Para más y mejor en http://www.gamerenapuros.com

5
Valoración media: 5 (2 votos)

3 Comentarios:

Como ya te comenté en el

Como ya te comenté en el Live, tengo unas ganas burrísimas de probarlo.

Entre el Cell Shading, ambientación distópica que plantea y la jugabilidad Skater tipo Tony Hawk o Airblade (Una joyaza de los primeros juegos de la PS2) pero con patines y grafiteo, es un juegazo que tengo que catar si o si.

A ver si lo ponen en oferta algún día en el Live y me lo bajo de una santa vez.

Buen análisis, te ha faltado una alusión al patriarcado, pero buen análisis LMAO

Un Saludo.

Está en la tienda de Vita y

Está en la tienda de Vita y me lo quiero comprar.

@Sergio sr rubio, estando en

@Sergio sr rubio, estando en XBLA y PSNetwork me temo que tienes pocas excusas como para no hacerte con él tarde o temprano. La ambientación del juego, pese al argumento distopica es muy de la Tokyo de finales de los 90. La segunda entrega, JSRF para Xbox tiene una ambientación futurista más fascistoide. El juego fijo que te encanta, tiene un control old school de esos que sacan de quicio a los niños rata. La última vez que hablé del juego con Superwon, un hardcoreta de pro, creo que no se lo había podido acabar por lo chungo que es el tramo final.

@Geralddurden, lo mismito que a Sergio, si puedes hacerte con él. Es un juego muy de finales de los 90, pero se que tienes un gusto exquisito.