25 de Noviembre de 2017
Sep
6

Monologueáme: Los campers y yo.

Categorías: 

Buenas tardes a todos. Un saludo. Ligrim, un beso, te copio el inicio. Os quiero. Os quiero a todos. Os quiero a todas. Sobretodo a todas. Ya sabéis que después, guapas, os puedo dejar mi número de teléfono. Vengo directo del psicólogo y me ha dicho que estoy loco, que me debo relajar y que no puedo vivir en continua tensión, en continuo estrés y apoderado por el miedo. El miedo a morir, porqué la verdad amigos y amigas, hay una cosa que se apodera continuamente de mi mente, y eso son los camperos.

 

Me encanta jugar a los shooter, me encanta jugar a los FPS, me gustan mucho los juegos de acción, y disfruto como una jauría de niños en un buffet libre de chucherias cuando juego online a estos juegos. Siempre me lo paso bien, vivo enganchado al mando, cosa que obviamente se me da muy bien, como las mujeres, pero siempre que voy a conseguir un gran logro, a subir a la cúspide de la cadena alimenticia del guerrero, a ser el macho alpha del campo de batalla y la autentica envidia del resto de jugadores siempre acaba con mi momento de gloria el que considero mi gran enemigo natural, mi Némesis: el campero. 

 

Mismamente el otro día estaba jugando a Gears of War 2 online, y mira que aquí es difícil campear y yo iba paseando campantemente con mi locust. Me encuentro a Marcus Phoenix de frente, y nuestras Lancer comienzan a soltar plomo rápidamente, me acerco magistralmente hacia él rodando, una ráfaga de pleno. Y el bueno de Marcus cae abatido, me acercó a él con la motosierra del Lancer chisporroteando mientras pienso: “Prepárate para morir, trozo de músculos inútil”. Algo mi Lancer sobre él e increíble. Mi pobre locust cae abatido porque desde un poquito más atrás de donde estaba un notas con el rifle de precisión de turno, y para colmo tenía que ser Dom. Dom y Marcus. Marcus y Dom. Pareja de ¡MARI...! ...Marines...

 

Hace cuatro domingos, estaba jugando a Modern Warfare 2. Obviamente soy un campeón en este juego. Duelo por equipos. Me salgo. Empieza la partida. ACR para ti, ACR para el otro, una granada de fragmentación. PIM, PAM, PIM, PAM, muertos vienen, muertos van, 1,2,3,4,5,6,7,8 bajas. Un tio casi me pilla por sorpresa, cegadora, lo dejo sin cabeza con la SPAS 12, a otro que iba tras él la misma medicina, pasó por cuchillo a un pobre incauto. 11 bajas, decido descansar un momentito, helicóptero de apoyo. Empieza la fiesta, comienzo a disparar como un loco y pillo uno a uno a diferentes incautos. ¡Sufrid cerdos comunistas! 16,17,18,19, ¡Aquí quien es el que manda! 23, 24,25 ¡Me encanta el olor a NAPALM al amanecer! 26,27,28,29. Mierda, se acabó lo que se daba. El helicóptero a la mierda. Pero, ojo, salgo de mi escondite y pillo a un pobre infeliz de espaldas. ¡La boooooooombaaaaaaaaaaaaaa nuclear es para ti! ¡Voy a demostrar quien es el jefe! ¡Por Dios! ¡Mamadsela a DEZZZZZZZZZZZ! Es un momento para disfrutar, para relamerse, no esta bien matar a tiros por la espalda al pobre incauto cuando lo puedes pasar por cuchillo. ¡YA VERAS COMO EL JEFE TE PASA POR LA PIEDRA EN LA CÁMARA DE REPETICIÓN! Me acerco a él rápidamente, pero todo transcurre como a cámara lenta. Me relamo de placer. ¡BOOOOMBAAAA NUCLEAAAARRRR! Es mi momento. Mi cuchillo se acerca a su espalda. Y... CABOOOOOOOMMMMMMM. Un campero subido a una grúa me vuela la cabeza... A partir de ahí todo fueron lagrimas, mi orgullo a la mierda, apagué la consola y... y... pensé... jamás... jamás lo podré superar. Mi momento de gloria. Mi demostración de que soy un ser superior, y todo a la mierda porque un tío que llevaba un buen rato quieto en la dichosa grúa me mete un tiro a traición. Escondido como un ratón.

 

Pasó un rato, todavía con mi orgullo herido, con lágrimas en los ojos, pero lo decidí. Dezz, eres un hombre, esto no puede quedar así. Tienes que recuperar tu orgullo. Saqué el Guardiola que llevo dentro y pense en mi interior. “Dezz, eres muy bueno, no siempre se puede ganar, porque además estabas jugando frente a unos rivales muy bueno, lo has hecho bien, deberías felicitarte a ti mismo. Y si él te ha ganado, solo significa que es el puto de los camperos. No hay mas.”. Pero no amigos, en este tipo de situaciones siempre puede el Mou interno que hay en mi “Debes tirar una bomba nuclear, por lo que más quieras. Vergüenza me daría a mi, si acaba la tarde y no tirás una bomba nuclear). Entre en una partida como un autentico hombre, y escondido con mi Barrett mate a 30 incautos. ¡BOOOOOM! ¡Bomba nuclear! Pero ojo, no campee, me límite a quedarme quieto en una posición estratégicamente decidida, y me dispuse a disparar con mi rifle de precisión a todo aquel imbecil al que se le ocurriese ponerse en mi punto de mira, pero ojo, eso no es campear, ni mucho menos, lo mío es otra cosa, es demostración de puro talento. ¿Qué gracia? ¿Qué gracia puede tener gastarte unos cuantos cuartos para comprar un juego? Y así, con calma, pasándotelo tumbadito en un rincón, como echando la siesta, apuntando y disparando a traición. Pero. ¿Qué merito tiene? ¿Qué gracia tiene? ¡Cómprados un puto simulador de árbol! ¡Pídele a tu mama para navidades IMAGINATE SER UNA SETA!

 

El caso es que podría explicar una y mil anécdotas más sobre los camperos, podría estar horas y horas hablando al respecto. Pero no amigos, me temo que vosotros también lo habéis sufrido. Pero el caso es que mi problema con ellos, se ha trasladado en la vida real. ¡Están por todas partes! De hecho ni tan siquiera mis mejores amigos quieren salir conmigo a la calle. ¿Porqué? Por el mero hecho de que intento protegerles, el otro dia íbamos paseando y tiré a Gerard contra el suelo y lo lleve conmigo tras un coche.

 

-         ¿Pero que coño te pasa Dezz?

-         ¿Ves esa señora de ahí? ¿En el balcón con la bata rosa? ¡Es una campera! ¡Nos quería matar a traición!

-         Pero, sí esta regando las plantas. Tío.

-         No, no te dejes engañar por esa arpía, ¡tiene camuflaje de prestigio nivel 70!

 

Gerard no me creía, pero era verdad, esa mujer nos quería matar, estaba con su PSG1, a lo Sniper Wolf apuntando nuestras lindas cabezas... Quizás no, pero, pero, la intención es lo que cuenta. ¿No?

 

No se si lo sabíais, pero trabajo en un colegio. Con niños pequeñitos, una gozada. Trabajar con niños te permite educarlos, enseñarles valores, para cuando sean adultos sean hombres y mujeres de provecho, como yo. En mayo un niño le estaba pegando a otro, y decidí que tenia que intermediar. Que parar el asunto ante el gran error que estaba cometiendo el agresor, le estaba pegando al otro niño con la mano media abierta y de canto. Pare el combate y le enseñé como tenia que zurrar a su oponente, con el puño bien cerrado y directo a la nariz. ¡Que bien lo hizo el chaval!

 

El caso es que trabaja con niños te permite también ayudarles a que crezcan siendo personas integras, y amigos, ser camperos no tiene ni un ápice de dignidad. Y hace dos semanas, vi como un niño, Pablito, un niño delgadito pero con unos mofletes que ya quisiera la mascota de Michelín, estaba tirado en el suelo, detrás de un arbusto. Con una cobertura casi perfecta, irreconocible ante la muchedumbre del recreo. A saber lo que estaba planeando el angelito, pero ahí me vi yo. Como caído del cielo. Como enviado por Díos. Para redimir al chaval del camino del camperismo. ¡Yo! ¡El hombre! Me acerque por detrás del chaval, pero como persona integra y sensata no le metí una puñalada a traición como haría en un videojuego. Soy superior a eso. Lo agarré, lo levanté, le giré, le miré a los ojos, le agarré con mis manos el cuello, le levanté a unos 30 centimetros del suelo. Y pensé, ¡esta es la tuya Dezz! ¡Redime al angelito! Y le grité: ¡NIÑOOOOO CAMPEROOOOO! Así sucesivamente durante cinco minutos.

 

Y el caso es que el método funciona. Puede que los otros niños me dijeran que tan solo jugaban al escondite, puede que me ganase una reprimenda de mi jefa y mis compañeros de trabajo, puede que me ganase una denuncia y una sonora bofetada por parte de la madre de Pablito. Pero el chaval, ahora es un hombre de bien, se pasa siempre el patio sentado en un banco mientras repite y una vez las mágicas palabras que le llevaron a la redención: ¡Niño Campero! ¡Niño Campero! ¡Niño Campero!...

 

Puede que el camperismo sea una forma de vida, dicen que es una forma de jugar tan valida como cualquier otra. Pero tan solo puedo decidos amigos, que nunca transiteis por una calle donde hayan balcones o una ventana abierta, por sí acaso. Palabra de Dezz. Hasta la próxima, buenas tardes y buena suerte.

 


 

Este post cadente de la más absoluta gracia y sentido pertenece a la iniciativa organizada por Logan Keller: ¡Monologueáme!

5
Valoración media: 5 (7 votos)

8 Comentarios:

Jaja... Cumples el perfil de

Jaja... Cumples el perfil de jugadores de Shooter que me gusta abatir. Pues si Me encantan los balcones, sitios altos y rifles de precision XD.

¡¡Muerte a los setas!!

Todos tenían que tener prohibido jugar por malos competidores. Y digo yo ¡¡¿que diversión tierne el esconderse en un rincón y esperar a que alguien pase?!! ¿que diversión tiene morir y volver a tu oscuro rincón de rata de cloaca?

Yo soy como tu Dezz, ya les veo por todas partes X-D ¡¡a por elloooooooooooooooos!!

5*, excelente monologo.

PD - Esto de tener que imprimir cosas es un peligro para el estudio, menos mal que ya termino X-D 

xDDDD

La parte del niño campero ha sido sin lugar a duddas la mas brutalísima de todo el monólogo. Solo imaginarme la escena (Y lo que es peor, creer que puede pasar) ha hecho que me despolle xD

¡Saludos y buen trabajo! ^^

PD: Shai, las setas son malas, excepto si soy yo, que hasta te inspiro y me haces una figura xD

xDDDDDDDD

Ah, esa gran subespecie que llega al biuticól con la tienda de campaña, el campingás, la mochila del decathlon y las sopas de sobre del mercadona...xDDDDDDDDDDD

Entre tú y el físico psicokiller el resto ya casi nos podemos retirar xDDD

¡Un saludo dezzlopeta! xD

NIÑO CAMPEROOO XD Bueno,

NIÑO CAMPEROOO XD Bueno, seguramente en el Gears of War 3 haya alguna escena tipo Antonio Canales comiendo morcilla en la playa pero entre Marcus y Dom… avisado quedas… ¿Qué será lo próximo? Ponerte en el lugar de Respawn del niño campero (o sea, en la puerta de su casa) y esperar a que aparezca para atizarle? XD

Campers

El camper es aquel que usa una tactica suscia para vencer a todos en un servidor...y acto seguido se queda solo en ese servidor XD.

Una manera bastante comica de comentar el problema. Buena suerte para el concurso.

Camperos...

¡Están por todas partes!

Muy bueno, Dezz. Conociéndote, me creo lo del niño campero LMAO

Ya no podré mirar de la

Ya no podré mirar de la misma forma a las señoras que se asoman al balcón para regar las plantas... ni a los señores que te dicen obscenidades por la ventana cuando has pegado un pelotazo a su susodicho balcón. 

Un saludo!
Miquiprince