25 de Noviembre de 2017
Mayo
5

Retro-rotura: Cuando la realidad le da una patada en los morros a la nostalgia.

Categorías: ,

La retro-rotura es un término acuñado en un artículo del mismo nombre aparecido en el último tramo de vida de la revista Superjuegos Xtreme firmado por STAR, John Tones, Chaiko y Mr. Winters. Según los perpetradores de dicho artículo la retro-rotura viene a decir: “Trauma emocional provocado por el desengaño y decepción que provoca el recuerdo respecto al presente… viene a decir que un juego que nos pareció la repanocha en nuestro pasado, probado y catado en el momento actual nos parece una soberana mierda….”. La retro-rotura no solo hace referencia al ámbito de los videojuegos, cualquier elemento de la cultura popular: películas, libros, series de televisión, cómics, etc., puede resultar víctima de una bofetada de realidad que hace añicos nuestro recuerdo.

 

Es normal que con el paso de los años tendamos a mitificar muchos elementos del pasado, sobre todo los que tienen que ver con nuestra infancia y adolescencia, y que en nuestra memoria se mantenga un muy buen recuerdo de ellos, muchos éstos, demasiado idealizados. Pero claro, los seguimos recordando desde el punto de vista que teníamos en aquella época (y dentro del contexto del momento) donde obviamente no existían muchos de los filtros (y prejuicios) que vamos adquiriendo con el paso de los años.

En muchas ocasiones, cuando nos enfrentamientos con el paso del tiempo al mismo producto que hemos idolatrado y puesto en un altar, el shock llega y la realidad no corresponde a lo que teníamos guardado en la memoria. Demasiadas veces nuestra memoria tiende a mitificar lo recordado y hacerlo mucho mejor de lo que era, entonces nos enfrentamos a un juego que gráficamente se queda muy por debajo de las expectativas, uno no recuerda la música de otro juego tan irritante o simplemente lo que en antaño nos parecía una mecánica adictiva ahora es extraña y farragosa. El paso del tiempo hace que tanto la tecnología como los gustos estéticos vayan variando. Juegos que parecían muy innovadores en su momento han sido ya superados no solo técnicamente, sino que sus secuelas u otros juegos nuevos han evolucionado y adaptado sus mecánicas exageradamente. Grand Theft Auto III puede parecer poca cosa después de haber jugado a Grand Theft Auto: San Andreas, pero no por ello deja de ser un gran juego que aportó muchas cosas al mercado y aun a día de hoy muchos juegos son deudores de su legado, tan sólo se ha quedado desfasado por todo lo que ha venido detrás. El primer Mortal Kombat fue una revolución tanto a nivel gráfico como estético, gracias al uso de personajes digitalizado, pero en comparación con sus secuelas es un juego bastante pobre tanto a nivel estético como jugable. En su momento el juego tuvo una gran importancia, pero no ha envejecido bien.

Como experiencia personal, la misma retro-rotura también se nos puede aparecer en un lapso de tiempo relativamente corto, el estado anímico o las circunstancias del momento pueden influir a la hora de percibir un juego u otro tipo de obra de entretenimiento. Por ejemplo cuando ví por primera vez la película 300 flipé en colores. Un par de años después revisando la película me pareció una película panfletista que no tiene nada más allá de un diseño visual flipante. Aunque se salga un poco del tema, también puede suceder lo contrario, consumir algo que no te ha gustado en su momento, con el tiempo retomarlo y pillarle el gusto. Recuerdo que me pasó conTrigun, la primera vez que intenté verla me pareció muy regulera, y, años más tarde, me la tragué entera disfrutando muchísimo con la serie, ¿Ocho años después que sentiría hoy si volviera a ver de nuevo la serie?.

Cuando tenía 10 años y echaba viciadotes a General Chaos para Megadrive lo vivía como una experiencia realmente divertida y vibrante, 18 años después el juego me parece sumamente confuso e injugable. Dragon Ball Z: The Legend en su momento resultaba para mí una auténtica pasada. Era el primer juego de Dragon Ball de lucha que contaba toda la saga Z de forma más o menos fidedigna a la serie, con batallas multitudinarias y un plantel de 28 personajes diferentes con todas sus respectivas transformaciones. Visto ahora es un juego poco llamativo y con una jugabilidad muy confusa, donde nada de lo que estamos haciendo con el mando parece ser crucial en el devenir de la batalla (Como en Ultimate Tenkaichi, aunque este saliera hace un par de años…). El primer Medal of Honor es un juego que nos parecía muy divertido a mis amigos y a mí: Un juego ideal para jugar cuatro personas en su multijugador o una en un modo campaña que nos parecía chanante. Ahora ,con la saturación de FPS’s actuales y con un género que ha evolucionado una barbaridad, el juego a día de hoy es muy arcaico a nivel jugable. Curiosamente Wolfenstein 3D yDoom, son dos juegos todavía más viejunos pero aguantan mejor el paso del tiempo.

Como rezaba la canción: “Buscando en el baúl de los recuerdos, cualquier tiempo pasado nos parece mejor, volver la vista atrás es bueno a veces, vivir mirando hacia adelante es vivir sin temor”. Después de haber parafraseado la famosa canción de Karina a uno le embarga la sensación de haber saltado el tiburón en este blog y que lo que le espera delante no son ni mejores ni peores posts, sino un horrible limbo. ¿Habeís sentido este tan amargo shock que supone en ocasiones la retro-rotura? ¿Con qué juegos flipaste en su momento y ahora os parecen un mojón como una catedral? ¿Os ha pasado con alguna película, serie de televisión, libro, etc.?

Más y mejor en Gamer en apuros.

5
Valoración media: 5 (3 votos)

6 Comentarios:

Muy buena entrada.   A

Muy buena entrada. 

 A mi me ha pasado sobretodo con la saga Tomb Raider, que idolatraba; hace poco me pillé en la store el primero para echarme unas partidas en la PSP y me pareció todo horroroso. Desde los controles a la curva de dificultad (cabe la posibilidad de que la nueva generación de consolas me haya convertido en un gilipollas con sus niveles de dificultad de parvulario) todo era una auténtica tortura. Desde entonces tomé la decisión de dejar (a excepción del Final VII , que a título personal si aguanta el paso del tiempo) las viejas glorias en la estantería de las cosas que molan y conservar un recuerdo agradable de aquellas tardes en las que prefería echarme un vicio a salir por ahí...

Muy buena reflexión. Me

Muy buena reflexión. Me sorprende que John Tones conozca el término retro-rotura, parece que a él nunca le pasa, cualquier cosa pasada o que huela a añejo le permite ensalzarlo y denostar a todos los AAA, a todos los juegos con guión y en general a lo que le apetezca, sin demsiada necesidad de justificarlo.

El caso es que a mí me ha pasado en algunas ocasiones. Desde hace muchos años llevo leyendo y oyendo maravillas sobre el juego que eligió los voxels en lugar de los polígonos y recorrió su propio camino. A raíz de esto, compré hace unos meses Outcast en GOG con la intención de jugar a esa auténtica obra maestra... que dejé a la media hora frustrado porque las magníficas ideas que estaban ahí no conseguían atravesar los problemas de manejo. Hay un remake previsto al que me he apuntado porque el problema del juego es técnico, no la ideaque me aprece muy interesante, pero me temo que quedan 52 horas para que termine y no han recaudado ni la mitad.

Seguramente haya más, pero ese es el que más recuerdo. Saludos fremen.

Supongo que el juego que me

Supongo que el juego que me provoca esa retrorotura es el Tekken 3. Cuando lo jugue por primera vez en PSX, me pareció  impresionante, con los poligonos en 3D y como lucia... Luego ves la saga apartir del 4, y el 3 te parece una chusta, pero para su epoca no estaba nada mal. Otras veces, la añoranza juegas malas pasadas.

@articboy Recuerdo

@articboy

Recuerdo disfrutar una barbaridad con la trilogia original de Tomb Raider, y no era para menos. Lamentablemente es un juego que pertenece a un género que afortunadamente ha evolucionado una barbaridad (sobretodo esta última generación) y hace que se destape con facilidad sus carencias. Más allá de FFVII (que es un clásico inmortal) hay muchos juegos que se pueden disfrutar muchisimo a día de hoy.

@AtreidesXXI

Puede dar la sensación en Mondopixel o en la desaparecida Xtreme que John Tones es un fanático de lo retro, pero en muchas ocasiones se ha mostrado bastante crítico con algunos juegos viejunos, de hay que participara en dicho artículo con tanta alegria. Desconocia Outcast, viendo imagenes tiene buena pinta y seguro que en su momento fue muy novedosos.

 

@Rikku

Me jode tener que darte la razón. Porque cuando era un piolo adoraba ese juego (Una vez me pasé una hora viendo el bucle del final de Gon), pero es cierto, es un juego que ha envejecido bastante mal. Paradojicamente era más variado que algunos Tekken que vinieron después, pero el sobretodo el modo beat´em up a día de hoy rejugarlo es una autentica pesadilla de lo mal diseñado que estaba...

No es que vaya con la

No es que vaya con la corriente como sucia criatura rastrera, pero la verdad prefiero los juegos de hoy que los del pasado, sobre todo porque algunos juegos envejecen muy mal, y te sangran los ojos o te rompen los dedos de la smanos de tan complicados, aunque siempre existe la "joyita" que involuciona y que te hace desear las maravillas del pasado. Interesante reflexión, saludos afectuosos. 

A mí me ha pasado eso pero

A mí me ha pasado eso pero al revés con la mayoría de pelis de Harry Potter LMAO. Me gustaban más cuando las volvía a ver en casa XD. En los juegos creo que de momento no me ha pasado...

Interesante término y entrada.

 

Un saludo!