18 de Agosto de 2018
Sep
5

Análisis: Castle Crashers

 


La modesta incursión de la compañía Behemoth en el mundo del videojuego no les ha impedido realizar uno de los títulos más sobresalientes del bazar Xbox-Live que últimamente se encuentra exultante de gratas novedades.

Castle Crashers es un juego de acción en dos dimensiones del estilo de los memorables Golden Axe, Knights of The Round o Warriors of Fate… con una intención muy clara, divertir desde el primer minuto con una apariencia desenfadada y prodigando humor en todo momento de forma que no podamos parar hasta finalizarlo.

Para adentrarnos en la aventura se nos dará la posibilidad de escoger a un simpático protagonista de entre cuatro seleccionables, variando únicamente en ellos el color de la indumentaria, roja, verde, naranja o azul y la magia, pudiendo emanar rayos, fuego, hielo y veneno, siendo la elección de éstos meramente de carácter afín ya que ninguno destaca sobremanera de otro, atesorando todos las mismas características al inicio, por que a medida que vayamos aniquilando enemigos iremos ascendiendo el nivel en cuatro apartados diferentes que son fuerza, magia, salud/defensa y agilidad, añadiendo así un toque RPG al juego muy acertado. Localizaremos 40 armas distintas que afectarán directamente a estos atributos según la que llevemos seleccionada en ese momento, y con los botones superiores del mando nos moveremos por un submenú de objetos variados tales como pócimas curativas, arcos, bombas y algún que otro ítem que podremos usar en cualquier momento con tan solo pulsar un botón. Nuestros más fieles amigos, serán unos animalitos de variadas especies que nos seguirán allá donde vayamos, dándonos también y según el animal que portemos con nosotros, una habilidad especial. Un total de 26 se hallarán dispersos por todos los escenarios y los iremos guardando a medida que logremos agenciarnos de ellos, en una granja a la que podremos acceder para seleccionar a nuestro compañero de fatigas.



Nos moveremos por un mapa estructurado en diferentes casillas de forma anular donde cada una de ellas corresponde a una fase, muy semejante y claramente inspirado en los mapas de los ya conocidos Super Mario World o Donkey Kong Country. Prácticamente cada final de nivel tendrá su correspondiente “Boss”, de diseños muy variados entre ellos, al igual que la gran cantidad de enemigos dispares que encontraremos durante el desarrollo del juego, digna de elogio, y no contentos con ello, se nos brinda la oportunidad de desbloquear a muchos de nuestros adversarios para engrosar nuestra lista de personajes seleccionables, incluso pudiendo llegar a desbloquear al protagonista de “Alien Hominid”, el anterior trabajo de los chicos de Behemoth.

Una película de dibujos animados es la sensación que nos dará cuando veamos en movimiento este titulo, con un apartado gráfico muy llamativo, nos moveremos por escenarios de toda clase, desde el mismo desierto, pasando por castillos, montañas nevadas e incluso una nave alienígena… con unos fondos animados muy cuidados y llenos de detalles que denotan el buen hacer de los grafistas, teniendo como punto negativo el uso de texturas planas que a modo personal, pienso que si hubieran trabajado más este aspecto, el conjunto hubiese quedado espectacular. Y no siendo tan espectacular, pero si muy agradable es el apartado sonoro del juego, con músicas animadas a la vez que intensas y efectos correctos muy acordes con el ritmo de las escenas.



En nuestra empresa por salvar a las princesas raptadas, podremos optar por adentrarnos en solitario o acompañado de hasta tres jugadores más, tanto en juego local en una misma consola como en juego on-line. Si el modo principal del juego no fuera suficiente los chicos de la compañía estadounidense nos han preparado una serie de retos on-line a cada cual más jovial que son, “Come todo lo que puedas” y el modo “Arena”. El primero de ellos consistirá en pulsar los botones lo más rápido posible mientras nuestro personaje engulle toda la comida que se le ponga en el plato; ganando el jugador que más platos se meta entre pecho y espalda. En el modo Arena, dispondremos de cuatro mini juegos más, como el combate cuerpo a cuerpo, combates con uso exclusivo del arco, el más raudo encontrando tesoros y batallas en estado gigante.



Castle Crashers, es un titulo de los grandes que hoy en día podemos encontrar en el bazar por 1200 microsoft points. A pesar de las críticas recibidas por el elevado precio, creo que el juego los vale. Por el desarrollo, la diversión, el encanto gráfico y su jugabilidad se merece ocupar los primeros puestos de la lista de juegos arcade. Nos vemos en la Arena.



NOTA: 8
    
 
4.8
Valoración media: 4.8 (5 votos)

4 Comentarios:

a mi sinceramenteme gustan

a mi sinceramenteme gustan mas de pistolas pero al currartelo tanto te doy 4 estrellita xD

¿En tu opinion cual es

¿En tu opinion cual es mejor: Braid o Castle Crashers?

Braid o Castle Crashers?

Creo que son juegos diferentes, cada uno muy bueno en su estilo. Braid es un plataformas y CC es un juego enfocado a la acción. Depende de lo que más te llame a ti la atención.

Rebentando castillos

Hay que agradecer a Behemont que rescate los viejos esquemas de juegos y que ademas lo haga tan bien. Un juego con una pinta muy divertida sin duda.