17 de Diciembre de 2017
Jun
1

Creando una recreativa desde cero! (1ªparte)

 

Desde pequeño he soñado con la idea de poder tener mi propia recreativa en casa, y ese día a llegado.

 

Y es que creo que todos los que crecimos entre estas máquinas de salón, hemos pensado algún día en esta idea de poder tenerla en casa; pero evidentemente la falta de dinero, espacio, permiso, etc... nos hacía inmediatamente quitarnos la idea de la cabeza. Pero por mi parte, es un pensamiento que no me ha abandonado en ningún momento, y ahora que dispongo de todos esos "permisos" me he decidido a montar mi propia recreativa. Y os lo voy a enseñar paso a paso para que os animéis también vosotros a montárosla.

 

Lo primero es lo primero, y tenía que empezar por el diseño y las medidas. Al principio no lo tenía muy claro, pero después de pensarlo unos días, me decidí por hacer una máquina sin el aspecto retro de antaño, y darle un aire más vanguardista y minimalista si cabe.

Y una vez dibujado mucho y sacado ideas de miles de máquinas que vi en internet llegué al diseño final que más me convenció y gustó. Pero para hacerme una idea real de las dimensiones reales y de como quedaría, me puse manos a la obra en hacer una maqueta de cartón a escala 1/1.

 

Con la maqueta finalizada, pude tomar medidas y ver defectos del diseño como la base tan fina, alturas incorrectas, etc.. y anoté todas las definitivas.

Y del papel pasé a recrearla en 3D con un programa gratuito que me fue muy bien para tal fin, que en concreto es el "Google Sketchup" y del que no tenía ni idea de manejar, pero es bastante intuitivo y como no tenía que hacer un modelo complejo, me las pude apañar y ver mi diseño en 3 dimensiones.

Ahora ya tenía la idea del diseño finalizada. Y tenía que empezar a recopilar y comprar material para montar. Es muy importante reutilizar cosas que tengamos para cambiar o para tirar, si no queremos que la factura se dispare. Si no nos queda otro remedio, tendremos que ponerlo todo nuevo.

Yo disponía de un ordenador viejo listo para irse a la chatarra y me vino de maravilla para la recreativa. Concreta-mente era un Pentium 4, 3.0 mhz, 1 giga de Ram, y una gráfica agp Nvida 5500, que me venía de perlas para mover el MAME y algún otro emulador de Megadrive y Supernintendo. Si tú intención es poder mover juegos actuales, evidentemente nuestro pc tendrá que ser mucho más potente. Del mismo modo que tenía el pc, también tenía unos altavoces 2.1 logitech que ya no utilizaba. Y que me venían de perlas para poder proporcionar un buen sonido a la maca. Y lo mejor de todo, es que tuve la gran suerte de tener un familiar que tenía una televisión con el sonido estropeado que iba a tirar. Concreta-mente un lcd JVC de 26", con el que me ahorré un desembolso importante. En cuanto lo tuve en casa, me puse a desmontar todo lo innecesario de éste, para aligerar peso.

Ahora que ya tenía unos cuantos elementos recopilados, me puse a montar el controlador de la botonera. Esto evidentemente lo hice siguiendo tutoriales que encontré en internet y creo que no superó los 15€.

 

Aquí os muestro el diseño de la botonera y las palancas a escala 1/1:

Una vez finalizado, el siguiente paso fue encontrar una chapa de 2mm de grosos y hacerle los agujeros correspondientes. A todo esto, empezó a llegarme material como botones y palancas y pude también hacer las primeras pruebas del controlador y comprobar que funcionase bien.

Conseguí la chapa y compré un metacrilato a la misma medida. Y trabajé un poquito en la chapa donde tuve que lijar y soldar unos espárragos para poder sujetar las palancas:

Luego apunté los esquemas de las conexiones de toda la botonera porque tiene tela y no quería hacerme un lío luego conectando.

Y ahora ya lo tengo todo bastante encarrilado para empezar a comprar las maderas y liarme con el montaje. Así que me fui al Leroy Merlin, y adquirí tablones de 19mm. En este comercio te hacen gratuitamente cortes rectos, con lo cual aproveché para más o menos recortar algunos tablones a sus medidas cercanas para luego tener que retocar lo menos posible. Aún así, lo que vino tuvo faena:

Recortar laterales:

Después de tener los laterales recortados, empieza el montaje y la unión de las maderas:

 

 

Todo un día de faena para dejar el mueble montado y listo para enmasillar, lijar y pintar. Todo eso y el resultado final lo pondré en la segunda parte de este artículo. Hasta pronto!

0

2 Comentarios:

Una cosa más se necesita

Una cosa más se necesita para eso, tiempo, mucho, mucho tiempo pero como jamás lo he visto.

No coincido.

Es evidente que para esto, como para todo, hace falta tiempo. Pero yo dispongo de muy muy poco tiempo, creeme. Lo que pasa es que como tenía ganas de hacerlo, cada 10min, cada 30min, cada momento que tenía lo dedicaba a la máquina. Y es un trabajo que me ha durado bastantes meses.