23 de Noviembre de 2017
Ago
16

Saga Castlevania (Vol.18): Castlevania Portrait of Ruin

Seguimos con las reseñas de Castlevania, y lo hacemos con el Castlevania: Portrait of Ruin, segundo juego de esta saga en la NDS, creado por KONAMI en el año 2006. El juego es una secuela del Castlevania Generations de Megadrive y coge muchos elementos de este juego.

El juego nos sitúa en el año 1944, en plena 2GM, y nos pone en el papel de dos personajes: Jonathan Morris y Charlotte Aulin. Jonathan es el hijo del mismo John Morris del castlevania generations y es el actual portador del vampire killer, aunque no puede desatar todo su poder. Charlotte es su amiga de toda la vida y una poderosa maga, es descendiente del linaje Belnades.

La cuestión es que un vampiro llamado Brauner ha hecho resurgir el castillo de Drácula para traer la ruina a todo el mundo, y es labor de nuestra pareja de protagonistas acabar con Brauner y destruir el castillo. Pero no todo es tan fácil, en esta ocasión no solo se tendrá que explorar el castillo de Drácula, sino que habrá que viajar a través de unos cuadros mágicos a otros escenarios, como una pirámide, una mansión misteriosa, una capilla abandonada, etc. Afortunadamente, dispondremos de la ayuda de WIND, un espíritu que enseñara habilidades importantes a Jonathan y Charlotte. También estará Vincent, que nos venderá objetos.

El juego toma el modelo visto en el modo JULIUS del DoS, es decir, llevamos a Jonathan, pero podemos cambiar a Charlotte y viceversa, los dos pueden hacer ataques combo juntos e intercambiarse continuamente, también el personaje que llevamos puede "invocar" al otro para que nos apoye. Jonathan puede usar aparte del latigo, todo tipo de armas blancas y de ciertos enemigos, puede "absorber" el conocimiento del uso de armas secundarias, como si fueran las subweapons o almas, que tendrá que usar mucho para llegar a dominarlas del todo. Por su parte, Charlotte usa libros para atacar, pero su potencial reside en el uso de hechizos mágicos, que también se consiguen de los enemigos y hay que usar para dominarlos del todo. Como buen juego de la NDS que es, usa las dos pantallas, para en una mostrar el mapeado o la pantalla de estadísticas y la pantalla táctil el gameplay y otras funciones. Por lo demás, el juego sigue la misma pauta, explora escenarios,  encontrar armas/accesorios/potenciadores, subir de nivel, obtener habilidades, destruir jefes finales hasta finalmente derrotar a Drácula.

Gráficamente el juego mejora bastante respecto DoS, y el hecho de no solo mostrar el castillo de Drácula, nos presenta ya una alata variedad de escenarios, si bien es cierto que también reciclan muchos paisajes, los modelados de los personajes están muy bien, asi como el de los enemigos y jefes finales y va todo muy fluido. Como siempre podemos esperar una gran cantidad de monstruos para destruir. Se mantiene el diseño manga del DoS, que no me gusta nada, pero afortunadamente en el Eclessia volveremos a ver el arte de Kojima.

Los efectos de los ataques están muy bien conseguidos, aparte de las subweapons de Jonathan y los hechizos de Charlotte, tenemos una serie de ataques conjuntos que son muy efectistas y poderosos, entre esos ataques quisiera destacar el "Los grandes cinco" que salen varios miembros del linaje Belmont a ayudar a la pareja:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

En ese ataque, podemos ver a modo de cameo a Ritcher Belmont, Leon Belmont, Juste Belmont, Trevor Belmont y Simon Belmont. Aparte en el video se puede ver a Drácula, que su aspecto es muy diferente de otros castlevania, más asemejado a como se ve en Castlevania Generations.

En el aspecto de la música mantiene el nivel de la saga, o sea excelente y me gustaría destacar esta pista:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Que es un remix de "Divine Bloodlines" del rondo of blood, aparte de esta melodia podemos esperar una serie de pistas musicales en el juego que hacen una reminiscencia del generations, como indicando que llevamos a un Morris en el juego y no a un Belmont. La música, como siempre, nos da pistas de lo que sucede en cada juego.

La duración del juego es grande, cierto que el castillo de Drácula no es tan grande para explorar como otros, pero hay varios niveles externos por explorar. Completar la arena de monstruos, el 100% de todo, no es tarea fácil. Aparte cuando superamos el juego, que tiene varios finales, se desbloquean varios modos extras: el BOSS RUSH, el SOUND TEST, el MODO RITCHER (donde llevamos a RITCHER y MARIA de rondo of blood), el MODO HERMANAS, donde llevamos a las hijas de Brauner, el modo ARMADURA, donde llevamos a un zombie que solo puede atacar con un hacha y el modo principal pero con más dificultad.

Personalmente, el hecho de reducir el tamaño del castillo de drácula no me gusto nada. El castillo de Drácula debe ser bien grande, que te puedas perder en el y lleno de secretos. Dividir el juego en tantos niveles pequeños, reduce el aspecto de exploración. Parece que esta idea, que recupera parte del espíritu de los castlevania originales, cuajo, porque el ECCLESIA sigue un patrón parecido. En resumen, un gran juego, no el mejor castlevania de todos, yo sigo prefiriendo en NDS el DoS pero que para un seguidor de la saga castlevania le gustará. En mi próxima reseña, comentaré el ORDER OF ECCLESIA de NDS.

Saludos y buenas viciadas. 

5
Valoración media: 5 (2 votos)

3 Comentarios:

,,,,,,,,,,,,,,,,,

Este no lo he probado

No tengo DS

Como siempre una gran entrada muy interesante, me dieron ganas de conseguirlo.

 

Have fun & play hard.

jugado y pasado, el enemigo

jugado y pasado, el enemigo final es lo mas sorprendente

semper fi

SC