22 de Septiembre de 2017
Feb
18

Star Wars Jedi Starfighter: un VIDEOJUEGO de Star Wars

Me diréis lo que queráis pero en los últimos tiempos se hacen más productos de Star Wars destinados a venderse que auténticos videojuegos. Que sí, que han sacado hace poco Star Wars Battlefront para consolas de última generación, pero no tiene modo historia y si no pagas el on line… Repasando los juegos de anteriores años me doy cuenta del desierto que hemos cruzado y en el que seguimos, por no hablar de El Poder de la Fuerza. Así que echando la vista atrás me doy cuenta de que el último gran VIDEOJUEGO, así con mayúculas, de Star Wars es el vetusto Star Wars Jedi Starfighter del año 2002 para ps2. Tal como lo oyes. A continuación os lo explico.

 

Por aquella época hacía poco que tenía la consola y buscaba un juego chulo, y enfebrecido (hoy diríamos hypeado) por la nueva serie de películas de Star Wars del momento me encontré con este juego de segunda mano. Como recordaba con enorme cariño el Rogue Squadron para PC al que tantas horas le eché entre trabajo y trabajo de la carrera (y que también recomiendo absolutamente) me decidí por volver a jugar un juego de naves ambientado en Star Wars.

 

Los gráficos para la época estaban bien, llevas a tu Jedi Starfighter, el caza de Obi Wan en el Episodio II, triangular, con un fantástico diseño rojo y blanco, y a disparo limpio debes borrar de enemigos la pantalla, como debe ser. La ambientación es variada con la representación de la superficie de varios planetas, aunque las fases espaciales es donde de verdad uno se siente pilotando un auténtico caza estelar Jedi.

 

Visto con ojos más objetivos, aunque hay multitud de naves representadas, el juego posee unas texturas muy pobres y los modelados son simples con elementos con muy poca escala. La verdad es que los diseños están poco trabajados en la representación gráfica, este juego hoy en día sería magnífico, pero en aquella época estas deficiencias quedaron en un segundo plano. Y no es para menos, ya que en este juego lo de menos son los gráficos en sí, además de que los diseños de producción sí que están a la altura, recordemos que son los diseños de Star Wars.

 

El juego es puro movimiento, persecución y búsqueda. Más importante que el detalle y el realismo es la rapidez y la intuición, teniendo más importancia la representación del HUD, de los elementos de pantalla, que de los propios gráficos. No importa ver al enemigo muy detallado, lo importante es localizarlo pronto, perseguirlo y acabar con él. ¿Quién pide más?

 

Entre fase y fase, donde básicamente veremos vehículos y escenarios, de vez en cuando aparecerá un video de la historia, de mayor calidad, que brevemente nos enlazará con la historia Jedi en la que nos vemos envueltos. Se agradece aunque la verdad no es muy necesario.

 

En conjunto nos encontramos unos gráficos notables por sus grandes valores de producción, sacados directamente de las películas, que funcionan magníficamente como matamarcianos, aunque su calidad técnica queda muy, muy por debajo de los prodigios técnicos que juegos como Metal Gear, God of War o Final Fantasy nos regalaron en la ps2. Nos queda un apartado irregular aunque afortunadamente no es en lo que descansa el juego.

 

Técnicamente si por algo destaca este juego es por su sonido y es que aquí sí que es triplemente sobresaliente.

 

Por un lado tenemos unos efectos especiales de auténtico vértigo. Conectado a un sistema de sonido envolvente disparar los láseres o bombardear puestos de avanzada enemigos se convierte en una experiencia absolutamente vertiginosa.

 

Por otro lado el doblaje completamente al castellano es magnífico, aún recuerdo el “¡Cuidado con el fuego amigo!” que en mitad de las batallas te advierte sobre el daño que estás causando a tus aliados. La comandante Abi Galia, la Jedi que pilota nuestro caza, está llena de carisma, al igual que el resto de personajes que escucharemos, ya que verlos, verlos, lo que se dice verlos, los veremos poco. Un doblaje memorable doce años después.

 

Por último tenemos la inconmensurable banda sonora de John Williams, como siempre, orquestando sin igual el conjunto. Desde los temas clásicos de la trilogía original hasta los más dinámicos creados para la segunda trilogía de la precuela, todo, todo, sabe a Star Wars, a la Guerra de las Galaxias.

 

Como decía antes con un buen sistema de sonido, con los graves bien entonados, nos veremos atrapados por la música, los avisos de nuestros amigos, las amenazas de nuestros enemigos y las múltiples explosiones de las naves caídas y de los impactos que nuestro caza Jedi Starfighter sufrirá en sus múltiples misiones. Puro espectáculo en tu salón.

 

Una experiencia sonora inolvidable e inmejorable, de diez.

 

Ahora entramos a discutir de su apartado jugable, y es un gran, gran apartado. El planteamiento es muy sencillo, eres un piloto Jedi y debes destruir a tus enemigos, proteger a tus aliados o toda una serie de combinaciones de búsqueda, precisión o escape. Además de la nave Jedi dispondremos de un bombardero de un contrabandista aliado cuya nave será más pesada pero más poderosa en su ataque.

 

Y poco más, el juego tiene claro a donde va, un matamarcianos con diferentes combinaciones de misiones, con diferentes tipos de naves. Si a esto combinamos distintos tipos de enemigos, de objetivos, de entornos aéreos tenemos un juego sencillo pero variado y divertido. Aún más, si añadimos varios niveles de dificultad en cada misión y objetivos ocultos, que nadie te explica y que debes descubrir jugando y jugando tendremos un juego que te puede enganchar durante horas y horas, a pesar de que jugado del tirón no es excesivamente largo. Pero eso no es todo, además tendremos que ir desbloqueando una serie de misiones bonus, misiones multijugador ¡a pantalla partida! y toda una serie de naves extra y videos de cómo se realizó el juego. Las naves son un auténtico placer ya que van desde el clásico X-Wing, pasando por el tradicional caza Tie, el Slave One de Bobba Fett o, por qué no, una buena Cañonera Republicana con la que limpiar las fases más duras.

 

Ya véis, un juego sencillo y divertido, que sabe variar en lo justo para ofrecer entretenimiento constante y suficientemente variado para, siguiendo una historia típica, poder disfrutar de tu propia película de Star Wars.

 

Pilotar tu Jedi Starfighter no ofrece gran desafío, con controles sencillos pero muy precisos, con varios sistemas de armamento y el extra de unos poderes Jedi aplicados al pilotaje, como son un escudo defensivo, explosiones de la fuerza o ralentización del tiempo, que aplicados a los movimientos meramente mecánicos de nuestra nave nos harán disfrutar horas y horas de lo que siempre quisimos ser: un Jedi.

 

Lo que no comprendo es, con lo bueno que es este juego, como no se les ha ocurrido hacer uno nuevo, aunque sea parecido, en los últimos catorce años. Pero si ni siquiera debe ser especialmente caro…

 

La historia, inserta dentro de las tramas de la precuela que forma la segunda trilogía, nos lleva como caballeros Jedi a aliarnos con los buenos para matar a los malos. La verdad es que no es especialmente importante y, aunque salga una maltrecha representación de Mace Windu en algún video, hasta se la podían haber ahorrado que el juego sería igual de bueno.

 

Como pasa casi siempre con Star Wars es mucho más rico su trasfondo, su cosmología, que el desarrollo de sus historias individuales. Star Wars es aventura galáctica, Space Opera, y el que quiera filosofías profundas que se busque otra película y otro juego. Aquí hemos venido a lo que hemos venido: A DIVERTIRNOS.

 

Lo dicho, un juego lleno de pura diversión, con una jugabilidad con una curva de dificultad muy satisfactoria, gráficos resultones, un placer para los oídos que nos expande la experiencia Star Wars tal y como un fan la espera.

 

Se trata de un juego que hay que guardar porque cada vez que sale una nueva película volverás a poner en tu vieja plei, para poder vivir en primera persona otra vez la experiencia, al igual que volverás a ponerte Star Wars episodio IV Una Nueva Esperanza. Y es que aún no han hecho, para consola, un juego mejor, más frenético y más divertido.

 

Os dejo que, después de montar mi maqueta del X-Wing, me voy a pasar el juego entero con el viejo, pero efectivo, Jedi Starfighter.

 

Que la fuerza os acompañe jóvenes padawan.

 

 

 

 

 

0