23 de Marzo de 2019
Mar
9

Puyo Puyo Tetris vs Tetris Effect

De acuerdo, Tetris está de moda otra vez ¿alguna vez no lo ha estado? En mi caso particular recuerdo caer fichas y más fichas en oscuros pubs repletos de humo, cuando eso todavía era posible, a altas horas de la noche. Cada uno tendrá su experiencia particular, en la Game Boy, en la DS, en el ordenador, en… Da igual, Tetris es el juego de puzle perfecto, podrá no gustarte, pero su jugabilidad es matemáticamente perfecta e infinita y lo que es peor, adictiva como en ningún otro juego.

 

Hoy tenemos sobre la mesa, como versiones más actualizadas, Tetris Effect, una versión monojugador con posibilidades de Realidad Virtual ¿? y a la vez Puyo Puyo Tetris, una extraña mezcla de dos juegos de puzle clásicos con grandes posibilidades multijugador. Esto nos da la excusa para ponernos a los mandos y empezar a hacer líneas y más líneas y volver a dormirnos viendo caer fichas sin parar y para haceros un pequeño repaso de qué nos ofrecen ambas versiones de Tetris.

 

 

Gráficamente los dos juegos son muy distintos, Puyo Puyo Tetris es puro color mientras que Tetris Effect es luz. Tetris y Puyo Puyo, originalmente eran juegos muy coloridos, aunque esencialmente hablando el color en Tetris es un añadido que sirve de ayuda aunque también le dio un enorme atractivo en la recreativa. Sin embargo en su diseño original o en la mismísima versión de Game Boy el monocromo se muestra con una estilización que en nada afecta a la jugabilidad. Sin embargo en color mola más. Como Puyo Puyo se basa en el color el juego es un festival de colores con tonos muy pop, mezclado además con los ¿personajes? e ¿historia? que el juego desarrolla.

 

 

 

Puyo Puyo Tetris pone hasta cuatro pantallas a la vez en su multijugador (bien contra la máquina, online o con tus amigos alrededor mando en mano) con una fluida fiesta de colores y sonidos que resulta muy muy atractiva para cualquier espectador. 

 

 

 

Tetris Effect se basa más en la esencia monocromo ya que juega con las luces y movimientos del entorno (nunca mejor dicho en el modo Realidad Virtual) donde el sonido, el movimiento y la luz de las piezas del Tetris se mezclan y funden con todo lo que pasa alrededor.

 

 

 

Son dos apuestas totalmente distintas, Puyo Puyo Tetris hace que tus ojos se vayan a la pantalla mientras que Tetris Effect hace que una vez fijes los ojos no puedas separarlos de la pantalla. Visualmente Puyo Puyo Tetris es más claro a la hora de jugar, mientras que en Tetris Effect la confusión visual, que puede llegar a ser una dificultad añadida, sirve para incrementar la experiencia audiovisual del juego, que es de lo que se trata.

 

En cuanto al sonido las diferencias pueden llegar a ser más profundas por su implicación. Puyo Puyo Tetris posee melodías de mezzalina, incluso la clásica del Tetris que cumplen muy bien su trabajo de acompañarte en el juego. En Tetris Effect sin embargo el sonido va más allá, llegando a competir directamente con la jugabilidad en calidad, que no es poco, recordad que hablamos de Tetris. Tetris Effect en esencia trata se estructura en fases divididas en partes. Cada parte posee un in crescendo musical donde cada giro, cada caída de pieza o cada línea introduce un sampler que se integra con la música electrónica donde explota en las fases finales.

 

 

 

El conjunto audiovisual queda integrado en la jugabilidad de forma hipnótica y, si cabe, aún más adictiva que en la jugabilidad original. Se trata desde luego de una fusión cuyos precedentes, claro, están en Lumines o Rez, los anteriores juegos de Tetsuya Mizuguchi, creador de este Tetris Effect. En relación con lo sonoro no es que Tetris Effect esté en otro nivel con respecto a Puyo Puyo Tetris, es que el juego en sí mismo crea otro nivel distinto, no ya al resto de Tetris, sino del resto de juegos, ya que, casi, podría decirse que es un juego musical dentro de la fusión que el propio juego representa. La música, intrumental y vocal del juego, es electrónica pero ya os digo que incluso para alguien como yo que no es gran amante de dicho tipo de música, el conjunto sonoro es simplemente apabullante, más aún con un buen equipo de sonido.

 

En cuanto a la jugabilidad, poco vamos a descubrir de Tetris a estas alturas. En ambos juegos te puedes empachar de hacer más y más líneas hasta caer desfallecido. Simplemente describiré las particularidades de cada uno.

 

 

 

 

 

Puyo Puyo Tetris, como Tetris, ofrece una jugabilidad directa, colorida y enfocada más a la diversión fresca con la fusión con el colorido Puyo Puyo. Sin las diferentes combinaciones, fusiones y reglas locas el juego se encuentra como un Tetris muy limitado, eso sí, explotando en el multijugador hasta cuatro personas. Además ese multijugador lo es aunque el rival juegue a Puyo Puyo, y aún más pueden jugar los cuatro entre ellos, dos contra dos, dos contra uno, etcétera para equilibrar la balanza para, por ejemplo, poder jugar un adulto contra niños.

 

 

 

Resulta un juego muy divertido con enormes posibilidades de diversión, también online, sobre todo en las puyas codo con codo donde puedes pasar las horas entre piques. Perfecto para los amigos y la familia, aún más por su aspecto colorido, aunque ascético en su propuesta monojugador.

 

Tetris Effect sin embargo coge la jugabilidad directa de Tetris y la sazona con efectos sonoros y visuales estereoscópicos que convierten una partida de Tetris en una experiencia Trance (tanto en su significado musical como en el mental). La experiencia va siempre in crescendo, hasta alcanzar tu propio límite. Tienes varias dificultades además de varios retos añadidos más allá del modo principal o viaje. La experiencia trasciende el juego en sí, con la guinda en la experiencia de Realidad Virtual que, como parece que es algo endémico ya en la Realidad Virtual, no deja de ser curioso y divertido de experimentar, pero que al poco tiempo dejarás de utilizar.

 

 

 

Tetris Effect resulta un juego adictivo y muy satisfactorio de experimentar, innovador y refrescante para la serie, pero con la lacra de la exclusividad monojugador. ¿Por qué? Imagino que no puede ser más que un tema de licencias, así poder vender otros Tetris distintos, ya que bastaría, y aún podría hacerse vía parche, con colocar en uno de los retos enfrentamientos multijugador. Así de sencillo. Y si no que se lo digan al más que interesante Tetris 99 de Switch…

 

Hablar de modo historia no tiene mucho sentido hablando de Tetris, pero por raro que parezca Puyo Puyo Tetris la tiene. Absolutamente para olvidar, mejor pasar las escenas (textos con imágenes estáticas), las diferencias entre dos grupos de personajes unos que juegan a Puyo Puyo y otros a Tetris. En perfecto inglés, sin sentido y que ni siquiera se puede calificar como infantil sino como sin sentido. Lo bueno que te aporta unos cien pequeños desafíos monojugador de todas las formas de juego, lo que, si pasas los vídeos, te alarga la vida del juego.

 

 

 

Tetris Effect no tiene historia, tan sólo un modo viaje, que es el principal, que te da un recorrido de experiencias sin que tengan una historia en sí. Y es que ¿quién quiere historia en Tetris? Sería como ver la historia en el parchís.

 

Al final tenemos dos grandes juegos de Tetris muy distintos. Tetris Effect puede considerarse una evolución de Tetris que va más allá del juego, totalmente recomendable, sobresaliente en su sentido literal. Puyo Puyo Tetris es un juego muy divertido aunque sólo superior a Tetris Effect en su multijugador, sobre todo porque éste último no lo tiene.

 

Si tienes que elegir es muy sencillo:

 

¿Vas a jugar solo? Tetris Effect.

 

¿Vas a jugar en compañía? Puyo Puyo Tetris.

 

¿Eres un frikazo de Tetris de toda la vida? Los dos, Puyo Puyo está muy barato, sobre todo de segunda mano, y Tetris Effect no para de bajar de precio. Desde luego por horas los vas a amortizar más que la mayoría.

 

Pero qué gran juego es el Tetris…

¡¡¡DISFRUTADLO EN CUALQUIER CASO!!!

0