24 de Septiembre de 2017
Dic
6

Cuasi Análisis de Okami

Análisis de un juego que nunca terminaré.

 

 

   

La mayor parte de mis entradas son de juegos que he terminado recientemente o que jugué y me marcaron. A pesar de mi interés por terminar todo lo que empiezo, la falta de horas que tiene el día (el mío debería tener 30 en lugar de 24) hace que en ocasiones en lugar de seguir estrellándome contra un muro prefiera buscar nuevas experiencias. 

Esto implica que hay muchos juegos a los que he dedicado muchas horas y, sin embargo, no analizaba porque no los había terminado y sin embargo me parece una lástima no compartir la experiencia con otros jugadores, siempre dejando claro que es un Cuasi Análisis, es decir un análisis de un juego que no llegué a terminar. 

En esta ocasión voy a empezar con Okami por una simple razón, es el juego que más veces me he empeñado en jugar, y que jamás conseguí terminar. 

Dada la nula traducción del juego, ni voces ni textos, del idioma decidí comprarlo directamente en Inglaterra en una escapada que realicé atraído por las bondades de sus gráficos y las excelentes críticas que recibía. 

Efectivamente los gráficos se salen de lo corriente, un Cell Shaded diferente, con un toque tradicional japonés que lo hace precioso, aunque para mi gusto un pelín confuso y un tanto simplista y/o tosco en los detalles. No me sentí defraudado, agradecí su innovación pero no me pareció una obra maestra, más bien un camino a seguir. ¿Cómo se vería algo así en una ps3? Un notable alto, un 8.

 

 

Que no se diga que el juego no es bonito.

La música es excepcional, con un enorme carisma y acompaña perfectamente los momentos de acción, los sonidos del juego están bien implementados aunque la gran pega son las voces. No hay voces. No pasa nada, en otros juegos tampoco las hay, pero el continuo sonsonete que acompaña, a modo de voces, la lectura de la gran cantidad de textos hizo que odiara, y me durmiera, cada vez que me adentraba en su historia. Un doblaje japonés le habría sentado estupendamente, enfatizando los diálogos en lugar de un sonido monótono. Grave fallo para mí en este apartado, le daré un 5 por su excelente música. 

La jugabilidad es clásica de los juegos de aventura y exploración, vas descubriendo nuevas fases donde tienes que ir conociendo a personajes e ir cumpliendo misiones para avanzar, algunas imprescindibles y otras secundarias. Hay escenarios de combate cerrados, que no son muy difíciles en general, con jefes finales que te permitirán avanzar en la historia y zonas de puzles. Vas obteniendo diversos objetos con los que mejorar las habilidades de Okami, pero la navegación es compleja y no es muy fundamental para avanzar, es casi un entretenimiento. Realmente creo que esta fue otras de las cosas que no me hicieron continuar, la jugabilidad no es mala, pero es un tanto monótona y realmente no supone desafío o, casi, diversión. Un 6 por estar bien realizada, pero no especialmente divertida. Lo del pincel celestial, dibujar con el stick análógico para realizar “hechizos” le da un carácter propio y original, pero tampoco es la panacea. 

La historia también es muy típica, Amaterasu, diosa del Sol, en forma de fémina canina (perra quedaba muy feo), tiene que salvar al mundo del malvado Orochi recorriendo el mundo y devolviéndole su grandeza. Todo esto mezclado con un montón de personajes secundarios y subtramas. La historia parece bien llevada, aunque como no lo he acabado no puedo definir como termina, y es lo que más lamento de no haberlo terminado (5 veces lo he intentado, la última con casi 15 horas de juego). El devenir de la historia se hace un tanto lento, demasiado si no te atraen las subtramas y si la telaraña de los escenarios no te motiva a seguir explorando. Como historia creo que es de 7, típica, suficiente pero con personajes con enorme carácter y carisma. 

La nota media final sería de 6,5 ¿es la correcta? Creo que sí, para mí no llega a ser un juego notable (aunque sí con mucha personalidad). Es un gran juego que habría requerido un mayor trabajo sonoro y, sobre todo, un desarrollo más exigente a la hora de jugarlo, no sólo en dificultad sino en la motivación de jugar una hora más. 

Y eso que aún sigo escuchando su excelente, excelente, banda sonora.  

0

1 Comentario:

No comporta tu nota pero

No comparto tu nota pero para gustos colores y la verdad poner un 6,5 (ya se que no es un análisis) pero un juego para opinar sobre él hay que terminarlo, si mi miras mi blog pensarás que soy un fanboy del juego por mi skin, lo reconozco me encanta este juego (es una obra de arte) y eso que solo he terminado su versión de PS2 y espero en un no muy lejano tiempo jugarlo en la Wii donde desgraciadamente no dejar de ser un port pero que jugablemente ganará mucho.

La historia y el texto pueden hacer que no te guste y solo gente que le guste el folklore japonés lo entienda, que no hay voces pues mira un lobo (no un perro) no habla, los secundarios podrían hablar pues si pero como muchos Zeldas (tampoco hablan los NPC ni el prota y no dejan de ser grandes juegos) coge su esencia pero le da un toque original y artístico sublime.

Creo que muchos juegos no han llegado en español y en inglés desgraciadamente pero por ello no dejan de ser buenos juegos. Lamentablamente hubo una plataforma de traducción con toda la historia traducido  pero no hubo manera... ahora hay un parche en español para ambas versiones, su pésima distribución hace que sea un juego con poco peso en la anterior generación...