22 de Agosto de 2017
Oct
4

Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

Categorías: ,

Todos hemos oído hablar alguna vez de una empresa que entraba en concurso de acreedores porque no podía hacer frente a sus deudas, pero nunca de personas que entraban en concurso de acreedores. Sin embargo las personas físicas también pueden acogerse a los concursos de acreedores. De hecho, este es un requisito indispensable para poder beneficiarse de la Ley de Segunda Oportunidad, que permite a los deudores liberarse de todas sus deudas siempre que cumplan con una serie de requisitos.

 

Ley de Segunda Oportunidad para autónomos

 

Esta Ley de Segunda Oportunidad, que entró en vigor en la primavera de 2015, está pensada para los particulares o trabajadores por cuenta propia que tienen una serie de deudas que no pueden asumir: pagos con la tarjeta de crédito, la hipoteca, créditos personales... Realmente no se libra de todas las deudas, solo de las que mantiene con bancos, proveedores, etc. (las deudas privadas); pero solo tendrá que preocuparse de las públicas (Agencia Tributaria, Seguridad Social), además de la manutención de los hijos si está divorciado. Visita la web en este link www.tusegundaoportunidad.es

 

Como solicitar la Ley de Segunda Oportunidad

 

Hablamos de un proceso judicial, aunque lo primero que deberá intentar el deudor es llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores. El juez lo tutela, así que podemos pedir la ayuda de un mediador concursal, que ejercerá de interlocutor entre el deudor y los acreedores. Este proceso dura unos dos meses, y si no hay acuerdo el deudor y el mediador pueden solicitar al juez el concurso de acreedores voluntario. Cuando el magistrado acepte el concurso se puede solicitar la acogida a la Ley de Segunda Oportunidad. Para ello es imprescindible la ayuda de un abogado y un procurardor. La solicitud para acogerse a la ley debe acompañarse en algunos casos de una propuesta de Plan de Pagos a cinco años a la que se debe someter el deudor. En cualquier caso, y para resolver todas las dudas que tengas, te puedes poner en contacto con Tu segunda oportunidad. Son pioneros en la aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad, y la primera visita es gratuita. ¿Qué pasa con las deudas? Si el juez acepta la acogida a la Ley de Segunda Oportunidad de forma definitiva y el deudor no tiene recursos para pagarlas, queda exonerado de pagar esas deudas privadas. Eso sí, si un acreedor cree que el deudor ha obrado de mala fe o ha tenido ingresos en negro siempre puede pedir una revocación de la exoneración de las deudas. El juez decide, y si le da la razón al acreedor el deudor vuelve a contraer las deudas, perdiendo el amparo que ofrece la ley de Segunda Oportunidad.

0