2 de Septiembre de 2014
Abr
14

Cisne negro (Spoilers)

Categorías: , , ,

 

Ya sé que hice una reseña de este film. Pero ahora, aparte de ofrecer una crítica distinta, me gustaría entrar en detalles y destripar toda la película. Evidentemente esta entrada contiene spoilers.

Si has visto Cisne Negro, sigue leyendo

 

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 

Al comienzo de la cinta, el profesor de ballet Thomas (Vincent Cassel) cuenta la historia de El lago de los cisnes:

"Una chica virginal, pura y dulce atrapada en un cisne desea la libertad. Solo el amor verdadero romperá el hechizo. Su deseo es casi concedido en la forma de un príncipe. Pero antes de que él pueda declararle su amor, aparece su lujuriosa gemela, el cisne negro. La engaña y la seduce. Desolada, el cisne blanco se lanza desde un precipicio, se quita la vida y encuentra la libertad."

Darren Aronofsky nos resume aquí toda la película. Pero la gracia no está solamente es darse cuenta de que Cisne Negro es una "adaptación" de El lago de los cisnes (además, a lo largo del film se hace cada vez más obvio), lo atractivo es la forma, como se relata la trama del ballet más famoso de la historia a través de un contexto distinto, curiosamente ambientando en el mundo del ballet.

La protagonista, Nina (Natalie Portman), es el cisne. Concretamente, el cisne blanco. Se aprecia gracias a su personalidad. Es una chica bella, temerosa y frágil. Tiene una madre sobre protectora (Barbara Hershey) que la trata como una niña y no le da ningún tipo de libertad. Su sueño, su deseo, es interpretar a la Reina de los Cisnes en El lago de los cisnes. Cree que en ese papel encontrará la salvación, la libertad.

 


La clave para llegar a esa libertad pasa por el príncipe (Thomas). El día de la elección de la Reina de los Cisnes, Nina intenta convencer a Thomas para que le de una oportunidad para interpretar ese papel que tanto ansia. Él ya le había dicho que "si tuviera que elegir el cisne blanco, el papel sería tuyo". El problema de Nina es el cisne negro. Quiere ser perfecta, pero "La perfección no es solo controlarlo todo, a veces hay que dejarse llevar". A pesar de ese problema, Thomas le da una oportunidad.

En los primeros días de ensayo, Thomas le dice "Solo veo el cisne blanco. En la parte del cisne negro estás fingiendo". Para el cisne blanco, interpretarse a sí misma es sencillo. Pero interpretar a su alma gemela, opuesta en personalidad, le resulta imposible. Entonces, aparece Lily (Mila Kunis). Una bailarina, una compañera, dispuesta a ayudarla.


 

Pero no es un personaje cualquiera. Aronofsky nos llama la atención cuando intercala fotogramas de Portman y Kunis. Ya mostró al principio la doble personalidad de Nina. Y no es casualidad que una lleve ropa blanca y la otra negra. El cisne negro adopta la apariencia de Lily para engañar al cisne blanco. A continuación, vemos como Lily comienza a cambiar la actitud de Nina. Ignora a su madre y acepta salir de fiesta con Lily, bebe, se droga, creyendo que de esta forma se está desmelenando, justo lo que tanto pide Thomas.

Sin embargo, elige el camino equivocado. Se deja seducir por su lujuriosa gemela y el cisne negro comienza a tener el control. Nina ya no puede controlarlo todo. Ahora tiene que dejarse llevar. Se inicia la locura, se suceden las paranoias, las visiones. Planta cara a su madre, incluso le agrede. Tira sus peluches, quiere abandonar esa personalidad infantil y dulce.

-What happened with my sweet girl?

-She's gone!

 

 


Por fin llega el día del estreno. Nina se convertirá en la estrella de El lago de los cisnes. Pero su doble personalidad la sobrepasa y se cae cuando interpreta al cisne blanco. Después, la engaña para provocar su propio suicidio. En el siguiente acto, el cisne negro se muestra en todo su esplendor, en señal de triunfo. Pero nuestro querido cisne sigue adelante para llegar al acto final. Tal y como dijo Thomas:

"Has vívido un sueño, pero ahora ha sido destruido. El cisne negro te robó tu amor. No sientes miedo, solo resignación."

De ese modo, afronta su muerte, consciente de que ha alcanzado su preciada libertad.

"I felt it. Pefect. I was perfect".

Así Aronofsky culmina su obra. El final es obvio, pero el atractivo está en cómo se muestra la metamorfosis, las diferentes personalidades, el contraste entre blanco y negro. Una película que muestra la doble personalidad bajo una dirección personal que la diferencia de otros thrillers psicológicos. El director demuestra control, pero también se deja llevar. Pone en práctica la definición de perfección que hace Thomas. Una propuesta arriesgada, pues la parte del cisne negro te puede parecer un despropósito o una maravilla.

Visualmente poderosa, con morbo, intensa. Para algunos, puede que absurda y esperpéntica. Para mí, una gran experiencia, una película que te atrapa y no da lugar a la indiferencia. Puede decepcionar y dejar una extraña sensación, para más tarde cautivarte y desear verla de nuevo. Al igual que el cisne, con ese final, Aronofsky consigue la perfección de su poética.



 

0

1 Comentario:

low cost cialis