21 de Diciembre de 2014
Ene
30

Review: The Walking Dead

Categorías: 

 Analizamos lo que es el GOTY 2012 para el blog. Una aventura única. El juego que los zombies se merecen

 

 

Durante la actual generación de consolas hemos tenido muchos juegos donde los zombies toman participación, juegos tales como Dead Island, Dead Rising, Undead Nightmares, Resident Evil 6.

 ¿Pero cómo conciben estos juegos a los monstruos creados por George Romero? Estos juegos tratan a los zombies como meros cuerpos inertes para que el jugador se desquite con ellos todo el odio acumulado en un mal día de trabajo, pero nunca se los toman como una verdadera amenaza, como algo a lo que hay que temer.

 Por suerte, The Walking Dead toma una premisa diferente a los productos mencionados y pone en un lugar a los zombies que ojala se hiciese más a menudo. Aquí son monstruos complicados, que en número son un sufrimiento y que en cada esquina.

 

  En los juegos de temática Z, los desarrolladores optan por darle al jugador una introducción rápida y simple para meterlo rápidamente a barrer el barrio junto con un compañero (el coop es una constante en el género). Pero Telltale va por otro lado, quiere contarle una historia al jugador y que este sea participe de ella.  

Que no te engañe el estilo comic, Telltale no se corta a la hora de mostrar gore  The Walking Dead plantea lo siguiente: ¿cómo se comportaría el ser humano en una situación de supervivencia?.

A diferencia de otras compañías que no demorarían en meternos una situación pre fijada para respondernos tal pregunta, Telltale opta por que nosotros terminemos por responderla de acuerdo a una serie de decisiones que se nos cruzará durante la aventura, alguna de las cuales terminaremos por maldecir a la desarrolladora.  Y es que Lee al final termina siendo una representación de nosotros, Lee es nosotros y no al revés, algo que poco ocurre en los juegos actuales.

 

Ese es uno de los grandes aspectos del juego, el protagonista es una persona normal que se encuentra en una situación difícil, pero al fin y al cabo se trata de una situación en la que podría vivir cualquiera si el mundo se fuese al garete.

No nos equivocamos si decimos que estamos ante uno de los mejores personajes que ha parido esta generación de consola en contraposición a aquellos estereotipos de que un personaje normal es aquel que sobrevive a las mil y una explosiones que se le cruzan en la aventura.   

Decidir muchas veces puede llevar a ganarnos un enemigo o un aliado  Además de tomar decisiones por el bien de nuestra vida y la de Clementine (esa pequeña que por circunstancias del destino termina a nuestro cargo) debemos liderar un grupo de supervivientes con personalidades tan distintas que muchas veces el no beneficiar a alguno de ellos puede llevarnos a ganarnos un enemigo o un aliado y eso al final se nos hace notar.

 

Somos nosotros quienes manejan la historia de Telltale, quienes deciden cómo se debe actuar, cómo se debe continuar, a pesar de que al final algunas cosas no se puedan evitar, pero la sensación de estar en un ambiente hostil donde el ser humano es todavía peor que un zombie hambriento está representado de una forma magistral. 

Un gran logro de la desarrolladora son las escenas de acción, que en vez de meternos varios QTE cuando luchamos contra un zombie (como lo haría David Cage), se opta por tomar algunos aspectos de los shooters lo cual hace una combinación magistral.  

No vale la pena continuar con este artículo, sino caeremos en el error de revelar cosas que el jugador debe disfrutar por sí mismo, descubrir, entender y por sobre todas las cosas luchar. Lo único que podemos decir es que en caso de comprar este juego no se estaría tirando el dinero por la borda, todo lo contrario, se trataría de una gran inversión, con altas horas de juego y de rejugabilidad.  

 

 El nivel de inmersión es tal que sentiremos odio, ternura, lástima por algunos personajes  Juegos como The Walking Dead son los que se echan de menos en la industria, juegos que no se centran en hacer que los polígonos de la explosión sean lo más reales posibles sino en contar con una narrativa excelente que no pare de sorprender al jugador.   Si hubiese más de estos juegos quizás la industria sería otra.

The Walking Dead es el juego que el género zombie se merece, una obra atemporal, única, magistral, que no debe ser olvidada.   Un candidato y ganador del GOTY 2012. Un diez

Nota: 10 

5
Valoración media: 5 (1 voto)