19 de Enero de 2019

retroarch

Portada

¡Hola a todos y Felices Fiestas!

Como regalito de Navidad la Scene nos ha dejado la posibilidad de instalar Retroarch en la consola y unos días antes BleemSync! se actualizó a la versión 0.4.1 ¿Qué significa todo esto?

Lo primero, la actualización de BleemSync! son buenas noticias porque, aunque la versión 0.3.2, que es la que instalamos en el tutorial original es perfectamente estable y funciona muy bien, esta nueva versión aporta dos puntos muy importantes. El primero es que han habilitado que pueda jugarse con los dos mandos con un hub usb. El segundo es que han conseguido que añadir juegos sea mucho más cómodo y BleemSync! se encargue de la parte más pesada.

Instalarlo de cero no tiene diferencia alguna con respecto al tutorial original pero sí añadir juegos, que ahora se pueden añadir de forma manual cómo se explica en el tutorial o de forma mucho más cómoda y sencilla como podemos ver en el vídeo de hoy.

En cuanto a añadir RetroArch, eso es un salto cuántico para la consola. Retroarch en realidad no es un emulador sino que es un hub de emuladores.

Se le añaden cores y cada uno de ellos es un emulador que permite ejecutar juegos de distintas consolas. En este caso incluye de serie el de Playstation y el de Nintendo64 pero, además, han dejado 91 cores más para poder jugar desde la NES a la Dreamcast pasando por Super NES, Atari, máquinas recreativas, Megadrive, etcétera. Un abanico enorme para una consola que ha salido con un software pobre pero que sin embargo, como os contaba en el Unboxing entre sus características está que tiene un hardware más potente que una Raspberri PI 3 y con Retroarch se le puede sacar todo el partido.