23 de Enero de 2018

night school studio

Dic
26

OXENFREE

 

Normalmente jugar a un juego es fruto de una sesuda reflexión. El tiempo que tengo, que el juego me apetezca y que destaque entre la enorme, inmensa, larguísima lista de juegos que tengo pendiente de jugar. Además, este año ha habido una gran cantidad de buenos juegos. Sin embargo, en este caso no ha ocurrido nada de todo esto sino que ha sido un click en el subconsciente.

Hace casi un año salió este juego que generalmente fue alabado por todo el mundo. Sin embargo, tenía un problema y es que el pequeño estudio que lo desarrollaba, Night School Studio, no lo tradujo al castellano. Habiendo tantos juegos en castellano y siendo un juego con tanta importancia en la narrativa y en los diálogos, lo dejé por el momento... y nunca más me acordé de él. De vez en cuando Pere de Minimal VG hacía mención del juego pero no fue hasta hace unos días que descubrí que GOG tenía el juego gratis y que ¡estaba traducido!

Me intrigó la historia y decidí ponerme a jugarlo, teniendo a medias el Super Mario Odyssey, AC Origins, Zelda Breath of the Wild y Chrono Trigger. Aclaro desde ya que no es mejor que estos, tampoco vayamos a volvernos locos, pero sí tiene una muy buena historia y una duración contenida, no como estos.