24 de Noviembre de 2017

battlefront 2

Bélgica investiga Star Wars Battlefront como posible juego de apuestas. ¿Pueden provocar ludopatía las cajas de botín?

 

Parece que el frío, el de verdad, ese que no se va en un par de días y se queda hasta que las hojas de los árboles vuelven a crecer, ha llegado. Y con él, los últimos coletazos de lanzamientos de videojuegos de un año 2017 que está siendo espectacular.

Con los lanzamientos, claro, llegan los análisis. Si a finales de la semana pasada os decíamos que habíamos mandado a Rubén a las oficinas de DICE, este fin de semana lo hemos tenido encerrado (con algo de comida y bebida) probando cada aspecto a Star Wars Battlefront II. Os lo ha contado en el análisis que hemos publicado hoy mismo y que podéis leer aquí o que podéis ver, con la voz de Sergi González, en el vídeo del canal de YouTube.

También estuvo encerrado durante varios días de la semana pasada nuestro compañero Borja Ruete. En un hotel perdido por las montañas de Madrid (sin cobertura y, de nuevo, con mucho frío) le dedicó varias decenas de horas a Pokémon Ultrasol y Ultraluna, la última entrega de la franquicia de Game Freak para Nintendo 3DS, cuyo análisis podéis leer aquí mismo.

Sabemos que os prometimos un par de publicaciones en el MeriBlog por semana, pero esta semana nos ha pillado de imprevisto que este miércoles fue festivo en Madrid y en redacción la cosa estuvo un tanto parada. 

Eso sí, la cosa fue muy distinta en Estocolmo. A las oficinas que DICE tiene en Suecia hemos enviado a Rubén Martínez (aka SluggerMaxxman) para que deje el nombre de MeriStation bien arriba en las tablas de clasificación de Battlefront II.

Y es que ha tenido la suerte de probar a fondo el multijugador del shooter galáctico y, aunque todavía queda unos días para que tenga listo el análisis definitivo, nos ha explicado en vídeo las virtudes y asperezas de lo que será el pilar principal de esta nueva entrega.

Ni cosméticos
Ni en multijugador
Ni como método para saltarse esperas
Ni en putos cromos de Panini
A menos que ser una cobaya de experimentos de condicionamiento operante donde las compañías te desvalijen hasta el último céntimo, sea el rollo que te va.

 

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.