19 de Junio de 2018

afro samurai

Sin ninguna duda es una película de Batman distinta. Me encantaría pensar que va a crear tendencia después de todos estos años de una animación tremendamente mediocre y aburrida. Porque la cosa comenzó muy bien. La animación de películas como Batman la máscara del fantasma seguía el estilo de la serie Batman Adventures de Paul Dini y Bruce Timm, deudor a su vez del de los hermanos Fleischer con sus geniales cortometrajes de Superman en la década de 1940. Pero unos años después se pasó a un estilo mucho más robótico y mediocre que es el que impera desde hace años, desde Superman/Batman Enemigos Públicos, con algún invento raro en medio como Batman Vs. Drácula que tenía los peculiares diseños de la serie de 2004 The Batman. El caso es que todo esto se abandona en esta película. Aviso, ligeros spoilers.