24 de Julio de 2014

Archivo para Noviembre de 2009 en Memoria de Acceso Aleatorio, blog de notelies

Nov
29

Demon Stone: lo bueno si breve... es menos bueno

Categorías: , ,

De vez en cuando te sorprendes añadiendo a tu (preocupantemente creciente) colección de juegos un título que jamás te habías planteado. Llevaba un par de meses viendo este Demon Stone de PS2 entre los semiviejos (tiene narices que les llamen seminuevos a muchos de ellos) del Centro Mail / Game que me pilla más a mano de la oficina y finalmente decidí comprarlo por los 7 leruses de nada que me pedían, junto con un Champions Return to Arms y un Shadow Hearts Covenant, dos compras que hay que hacer SIEMPRE que se encuentran (y no están destrozados), aunque ya tengas varias copias en casa... Son consejos de coleccionista, no le deis muchas vueltas, simplemente haced caso ^_^ si tenéis unas monedillas a mano. Con los tres juegos cubría así el importe de la devolución de la puñetera guitarra inalámbrica (esta sí seminueva, aunque no funcionara bien) que había adquirido unos días antes y que era imposible sincronizar...un mes he tardado en poder usar el Guitar Hero World Tour... UN MES!

Levanto la caja, miro el reverso, veo una vez más el logotipo de los Reinos Olvidados y pienso... "igual no está tan mal, aunque la portada apeste y sea de Atari", que desde hace muchos años me parece más un estigma que una marca que aporte confianza. Así que le pregunto al perpetuamente desanimado dependiente a ver si lo conoce y él me comenta que es un poco "rollo errepegé americano, pero más a lo jac an eslás". Pues para la cole, definitivamente.

La verdad es que Demon Stone (2004) es un juego que puede dar sensaciones encontradas, pero a mí, resumiendo la chapa que os daré en adelante, me gusta.

Nov
17

EVO: Lo original no quita lo aburrido

Categorías: , , , ,

E.V.O. Search For Eden es un cartucho de Enix para la 16 bits de Nintendo, lanzado en 1993. Un título bastante original donde el objetivo es ir evolucionando como ser vivo, adaptándonos al entorno y desarrollando mecanismos de defensa (y depredación) para nuestra supervivencia. Es una especie de híbrido entre los juegos arcade de scroll lateral de toda la vida (de esos en los que algunos fundimos toneladas de monedas de cinco duros) y RPG. Aunque yo pronunciaría estas últimas siglas con mucha precaución.

Hace unos días, dándome un paseo por el que considero uno de los mejores blogs de videojuegos, me encontré con este artículo sobre el cel-shading, técnica que me encanta. Como nostálgico de la época de las 16 bits, aunque me gusta que se busque el realismo visual en los juegos, me aburre que sea la tendencia general. Pero sobretodo me cabrea mucho cuando la gente critica juegos que, por una cuestión estética y por darle una personalidad más marcada al título, optan por modelos aparentemente más sencillos, alejados de ese realismo que en ocasiones se pone por encima de la creatividad. Quizás por eso me guste más aún el cel-shading, técnica que, usada con cabeza, no sólo puede regalarle carisma a un producto, sino incluso coherencia estética.

http://ecetia.com/wp-content/uploads/2008/10/eternal-sonata1.jpg 

Nov
1

Drakengard (PS2): la paciencia tiene un límite

Imagina entrar en una pastelería afamada por sus dulces. Compras una caja de bombones. Llegas a casa, te sientas en tu sillón. Abres la caja. Metes un bombón en tu boca, empiezas a saborear el dulce y aromático sabor del cacao... y de repente, cuando esperas llegar al suave praliné del centro, te das cuenta de que bajo esa primera capa de chocolate, el relleno es... mierda? MIERDA!!! Aplicado al mundo del videojuego, mi caja de bombones es Drakengard.
 

El papel del bombón está a la altura del chocolate...

Drakengard (Drag-on Dragoon en su país de origen), para Playstation 2 es uno de esos juegos que tenían muy buena pinta. Publicado por Square Enix y desarrollado por Cavia, un grupo de gente que ha pasado por Sega, Square y Namco (según reza Meristation, porque a mí este dato me parece secundario visto el resultado), se presentó en 2004 como una épica aventura de acción con dragones, armas de leyenda, magias, chorretones de sangre, montonacos de enemigos y con la siempre prometedora (pero generalmente vacía) etiqueta de ser un juego "multigénero".