21 de Noviembre de 2014

Archivo para Marzo de 2011 en Thunderdragon Castle, blog de primus rainstar

 
Las industrias del automóvil y la del videojuego son, en términos de la historia de la humanidad, relativamente recientes. Pero pese a eso ambas han tenido un gran impacto cultural. Pese a estas semejanzas, hay un montón de diferencias en como ambas operan.
 
 
Verán, cuando compramos un auto este tiene un sello con la marca del fabricante en el, sea este el logotipo circular de la BMW o el Cavallino Rampante de Ferrari. La propiedad intelectual de dicho sello es del fabricante, así como la de una serie de diseños presentes en la maquina. Pese a ello, nadie ve a las empresas automotores intentando  controlar los que los dueños  hacen con sus autos solo porque estos contienen elementos sujetos a propiedad intelectual. Cualquiera puede vender su auto sin que la compañía fabricante intervenga de ninguna manera. De hecho, las compañías fabricantes  solo vuelven a interactuar con los autos, tras su venta, en la medida que los dueños lo deseen, lo que puede ser nunca.
 

Bienvenidos sean a una nueva edición del noticiero, soy  Emily Wong y estas son las noticias.

Comenzamos esta edición recordando uno de los eventos más extraños del año pasado, el incidente flashfoward, en el que todos los personajes de videojuegos quedaron inconscientes y tuvieron visiones del futuro. Durante el último año se ha convertido en motivo de debate en la comunidad científica, especialmente después de que algunas se han hecho verdad, tal como Final Fantasy XIII-2 o Mario jugando basquetbol. Dr. Hal “Otacon” Hemmerich ha propuesto que es consecuencia de las pruebas del colisionador de Mako de la corporación Shinra, mientras que el Dr. Mordin Solus asegura que es el resultado de algún mago de Magikca haciendo combinaciones de conjuros peligrosas por accidente. Por su parte el Dr. Thomas Light declara ”no me pregunten a mí. Soy un ingeniero de robots no un físico cuántico”.

Mar
10

Summer Wars

Categorías: , , ,

El cine de animación japonés posee una lista de directores que son considerados “los grandes”, nombres como Hayao Miyazaki, Mamoru Oshii, Satoshi Kon o Katsuhiro Otomo son conocidos por la gran calidad de sus obras. En los últimos años algunos nuevos nombres se han abierto paso dentro de esta lista. Uno de ellos es Mamoru Hosoda, quien en 2006 se hizo conocido gracias a su película “La Chica Que Salta A Través Del Tiempo”, la cual fue un éxito arrollador en Japón. Algunos años después volvió a demostrar su talento con la obra de la que trata este articulo: Summer Wars