19 de Octubre de 2017

Archivo para Noviembre de 2008 en La Ciudad Olvidada, blog de Zerael

Nov
28

Colaboración de John Carca: El Masoquismo del videojuego

Los videojugadores somos retrasados mentales. He llegado a esta conclusión después de reflexionar mucho sobre los hábitos de los usuarios. Tenemos una obsesión enfermiza por querer superarnos a nosotros mismos y a la máquina que nos reta y, como el estreñimiento, no importa cuanto tiempo o esfuerzo nos lleve. Maldita sea, los juegos casual están potenciando la industria pero la columna vertebral siguen siendo los hardcore gamers. Y a los hardcore gamers les chifla la dificultad. Les encanta el nivel nightmare/locura/hardest. Es una herencia de los años 90, cuando podías gastar cuarenta partidas del jodido Megaman para pasar un monstruo final. Los más jóvenes están acostumbrados a juegos de 6 horas, pero no pueden ni imaginarse cuanto tiempo podía costarnos completar todas las fases del Super Mario World. O, más recientemente, la dificultad de railearle la cabeza a Xaero en el citado nivel nightmare del Quake III. Y al final sale , a mi no porque soy un paquete, pero sale.

 

Último accesorio absurdo para la PSP: gafas tridimensionales; los desarrolladores se inventan cualquier cosa para sustituir la dificultad extrema
Nov
25

Flail, plataformeo con dos cucharadas de mala leche y una taza de estilo

Categorías: ,
¿Recordáis Love, el pequeño plataformas minimalista que analicé hace unas cuantas semanas? Pues coger la idea de plataformeo “esencialista” y añadirle unas cuantas dosis de refinamiento y mala leche -¡¿aún más?!-; ante vosotros se encuentra Flail.
 
Iba a hacer un análisis sobre un fan-made de megaman, pero dado que estamos en mitad del aniversario de Zelda Ocarina of time, voy a rendir mi particular tributo a Nintendo. No dudo de que habrá fan-mades de Zelda de calidad ahí fuera, pero ya vendrán cuando les dedique el tiempo suficiente. Hoy, hablaré sobre un juego del ilustre fontanero que goza de cierta popularidad entre los internautas habituales del indi gaming: Super Mario Blue Twilight DX.
Nov
19

Los juegos Fan-Made: ¿Tributos o falta de talento?

A menudo suelo mantener posturas abiertamente ilógicas ante cuestiones y temas polémicos e incompatibles. No negaré que muchas veces lo hago por simple diversión, pero en el fondo se debe a cierto resquemor por la ausencia de fundamentos sólidos para creer en algo a pies juntillas -sea lo que sea.

Así, me divierto desentrañando las razones por las cuáles una persona cree firmemente en algo, para acto seguido compararlas con las contrarias. Si merece la pena, y estoy de humor -y por supuesto, el individuo en cuestión me parece lo bastante sensato-, los siguiente es seguir el rastro de esos pensamientos verbalmente para mostrar a la otra persona que lo que defiende, en el fondo, no se sostiene por ningún lado. Por supuesto, esto no sirve para convencer a todo el mundo, y muchas veces mis propios argumentos son conscientemente engañosos, pero en cualquier caso es bastante gratificante. Y además cabrea mucho al personal ^^

Esto, sin embargo, tiene la contrapartida de que mis opiniones suelen estar más vacías que la vida social de Meg Griffin. Nunca tomo partido cabal por nada que requiera cierto grado de reflexión, y termino dejándome llevar por mis sensaciones.

Por eso, en lo que se refiere a este pequeño submundo de la creación independiente, nunca he tenido una opinión definida. Sólo prejuicios.
¡Aaayy! ¡Pillines pilluelos! ¡Cuán descabellados fan-mades pasan por vuestras mentes calenturientas!
Nov
17

Self Destruct, un matamarcianos purista con ligeros toques de estilo

Categorías: 
Pido disculpas de antemano por la calidad de esta entrada y la cuestionable pertinencia de dar a conocer este juego. Llevo tres días leyendo y escribiendo como un poseso y mis neuronas apenas tienen tiempo para vomitar su habitual verborrea decente. Dicho lo cuál… ¡vamos pegar tiros sin pensar!
 

Hasta ahora, sólo he destripado un juego retro en mi andadura blogera. Creedme cuando os digo que mi intención era muy distinta. Hay muchos juegos abandonware que merecen vuestra atención -demasiado viejos para que los analice en la sección de juegos olvidados- y hoy os traigo uno de ellos. No es tan extraño como Spellcasting, pero también tiene sus peculiaridades. ¡Vayamos de viaje a la edad dorada del point and clic!

 

¡Antoniaaaa, bájate unas cuantas bayas al castillo de Kyrandiaaaa!

¡Bueno! ¡Por fin ha llegado ese momento que todo blogero novel ansía con secreta pasión! ¡Las 10.000 visitas! ¡Albricia! ^^

Ya sea por tendencia o por cuestiones meramente fisiopatológicas (¡toma ya!), un servidor tenía claro desde muy jovenzuelo cuáles eran sus héroes particulares, esas figuras paternas todopoderosas que suplían la mortalidad y/o incompetencia humana de sus correspondientes de carne y hueso: James Bond (no paséis un minuto sin echarle un ojo a esta serie de entradas nostálgicas) y Batman.

 


Nov
8

Treasure Hunter Man, parece que a Locke le ha salido competencia

Categorías: , ,

Origami Hero es un desarrollador independiente “solitario” que tiene en su haber unos cuantos títulos que, sin ser brillantes, han conseguido llamar la atención de un buen número de internautas.

Hay varias razones por las cuales no suelo prestar demasiada atención a sus juegos, pero la principal es la falta de originalidad. La mayoría de sus juegos prometen mucho más de lo que acaban dando. Sin embargo, estoy seguro de que su carácter píxel-minimalista y retro encontrará algún acólito entre los blogeros de gamefilia.

¡Ya va siendo hora de volver a enfundarnos el traje de aventurero! ¡Demos una vuelta de tuerca más al género de los metroidvanias!

 

El título tiene en su interior todo el argumento: eres un hombre, cazas tesoros. Y punto.
Nov
5

Diver Down, un RPG clásico con una historia exótica

No suelo analizar Rpgs independientes, porque de hecho no suelo dedicarles demasiado tiempo. Alguno podría pensar que se debe a la falta de títulos de calidad, pero lo cierto es que es justo al contrario. Las herramientas para crear Rpgs abundan, y desde su sencillez permiten hacer cosas realmente impresionantes.

Hace ya tres largos años…(¡dios mio! Qué vertigo…) terminé mi propio Rpg con el archiconocido Rpgmaker Pero, tras más de dos años de ardua dedicación y muchísima paciencia, el resultado, salvo por algunos detalles, fue francamente decepcionante -casi desastroso- y me prometí que jamás volvería a dedicar tanto esfuerzo a una tarea tan exigente -y por qué no decirlo, que se me daba terriblemente mal-. Por eso, cuando veo los Rpgs que los “desarrolladores indi” son capaces de hacer me corroe la envidia. No me importa reconocerlo. Así que al final acabo por no jugar a ninguno…

Al juego de hoy, sin embargo, le dediqué mucho más tiempo que a los demás, quizá porque me di cuenta de los muchos errores que arrastra y los identifico con mi propio juego. No lo sé. El caso es que le tengo bastante cariño, y aunque aún no he logrado terminarlo, siempre avanzo un poco cada varios meses, encantado con todo lo que veo.

Venga, seguidme… pongamos rumbo a Minduul, un mundo fantástico rico en detalles -y por supuesto… ¡en plena guerra!-: