19 de Octubre de 2017

Archivo para Enero de 2012 en El imperio perdido de Zion, blog de Desmodius

Ene
18

Día del apagón anti-SOPA

Categorías: ,
Stop SOPA

Hoy es el día elegido por varias páginas para protestar en contra de la controvertida ley SOPA (Stop Online Piracy Act), bajo la cual la libertad de Internet tal cual la conocemos hoy en día dejaría de existir; igualmente, se protesta contra casos similares en otros países como las iniciativas de ley SINDE, LLERAS, DORING y HADOPI.

Wikipedia, Google, Mozilla, Wordpress y varias páginas más se están sumando al movimiento de protesta. Algunas simplemente han dejado avisos y piden que se haga un llamado a las autoridades que están gestionando esta ley, otras han detenido de lleno sus servicios y no podrán ser accedidas durante 24 horas.

Ene
16

Viviendo la amnesia: Memento

Memento

Memento es una de las grandes producciones de Christopher Nolan, estrenada en el 2000. Protagonizada por Guy Pearce, Joe Pantoliano y Carrie-Anne Moss resulta ser una película centrada en sentir la tensión del problema que sufre el protagonista, Leonard Shelby: amnesia anterógrada.

Ahora comentaré sobre esta película, estimados lectores, ya que hace una semana terminé de verla y, por supuesto, no me dejó indiferente. Es una gran película con una trama brillante y una forma de narrar los hechos que logra sumergir a los espectadores de lleno en las dificultades que afronta el protagonista para conseguir su objetivo.

Ene
6

Propósitos para el 2012

Categorías: , ,
Año nuevo

Haciendo un pequeño recuento de 2011, estimados lectores, veo que fue un año bastante pobre en lo que a este blog concierne. Únicamente publiqué doce entradas, es decir, una entrada en promedio por mes; en 2008, el primer año del blog, publiqué cincuenta y dos entradas (una entrada por semana, en promedio).

No deseo tomarlo como una excusa, pero debo mencionar que este año que pasó realmente estuve ocupado en asuntos escolares. Deseo subsanar tal daño dedicándome de nuevo al blog, quizá no como logré hacerlo otrora, pero al menos no desatenderlo como lo hice en 2011.