18 de Diciembre de 2017

Archivo para Enero de 2015 en EL RINCÓN DEL CHETE, blog de chtcastro

Hoy hablamos de Metal Gear Rising Revengeance, o lo que es lo mismo, el juego de Raiden. Raiden ya tuvo su juego, Metal Gear Solid 2 Sons of Liberty, pero allí era un pipiolo un tanto afeminado. En Metal Gear Solid 4 Guns of the Patriots ya tuvimos un Raiden más maduro y “molón”, vamos un cyborg ninja. En este Metal Gear Rising la idea es tener un Raiden como único protagonista, sin papá Snake, con un rediseño total de su aspecto, de lo mejorcito del juego, y con una idea base: CORTAR, CORTAR Y CORTAR.

La saga Metal Gear Solid fue una revolución en la primera consola de Sony, su segunda y tercera parte, ya para ps2, llevaron al Olimpo de los videojuegos a su creador Hideo Kojima.

 

 

 

Hoy voy a ser así de claro. Metal Gear Solid 3: Snake Eater es un juegazo, un juego como la copa de un pino, uno de los grandes videojuegos de la historia, corta, de los videojuegos. Podría ser el mejor, aunque creo que eso no existe, no hay un videojuego que sea el mejor, pero hay unos cuantos que podrían considerarse como tal no sólo por su extrema calidad, sino por lo que han significado y por como permanecen en el jugador a pesar del paso de los años. La historia de cómo el Big Boss se convirtió en el Big Boss, la historia del Snake original, la primera iteración, cronológica, de Metal Gear es un juego que debes jugar sí o sí. A continuación te explico por qué.