27 de Mayo de 2017
Feb
10

Análisis: The Elder Scrolls IV: Oblivion


-
LA VIDA EN CYRODIIL
-
Bethesda ha destacado en esta generación por sus dos principales sagas de juegos: The Elder Scrolls y Fallout. Dos juegos de rol occidental, uno ambientado en el medievo fantástico, y el otro en un post apocalipsis nuclear. Los juegos, aparte de pertenecer al mismo género, poseen más características comunes, como el motor gráfico (Gamebryo), la mecánica y el extenso mapa, entre otros aspectos. Toda persona que haya jugado alguno de estos juegos, sabrá que el inicio de éstos es desconcertante. Luego de encontrarnos en un lugar limitado, uno sale al mundo exterior. En el caso de Oblivion, uno escapa por un pasadizo secreto de la cárcel, llegando hasta las alcantarillas de la ciudad más grande de la provincia. En ese momento, uno no sabe a qué lugar ir: puede dirigirse al sur, donde el clima es lluvioso, puede recorrer las montañas nevadas cerca de Bruma o puede recorrer los viñedos aledaños a Skingrad, eso ya es decisión del jugador.
-

-
Como buen juego de rol, al principio crearemos a nuestro personaje eligiendo la raza, la clase y las habilidades. Podremos especializarnos en el área que más nos agrade y afiliarnos a la facción que más nos interese o también unirnos a todas a la vez. El juego tiene una gran cantidad de misiones secundarias, pero las que pertenecen a la trama principal son con las que verdaderamente la provincia de Cyrodiil cambiará. Hay un total de nueve ciudades (aunque ocho son las realmente útiles), en las que encontraremos distinta arquitectura dependiendo del lugar, lugares en los que comprar y vender, sedes de los distintos gremios y personajes que nos harán encargos, como ir a recuperar algo o investigar sobre algún tema. De esta manera, iremos obteniendo mejores armas, armaduras y accesorios para poder avanzar.
-
El mapa se encuentra plagado de mazmorras en las que habrá enemigos y tesoros. El problema reside en que éstas son muy parecidas entre sí, a pesar de que existen cuatro tipos (ruinas, fuertes, minas y cuevas), lo que llega a cansar mucho luego de haber superado un número considerable, cosa que haremos, porque en la mayoría de las misiones tendremos que recorrer por lo menos una. Aun así el juego posee una cantidad muy grande de misiones bien variadas que nos entretendrán por mucho tiempo.
-

-
Oblivion tiene un sistema de fama, que subirá cumpliendo misiones a la gente de las ciudades, aunque además está la infamia, que aumentará al cometer delitos y completando misiones de los dos gremios que están en contra de la ley. Si el jugador es sorprendido haciendo algo ilegal, los guardias le hablarán y le ofrecerán tres opciones: pagar el delito, ir a la cárcel o resistir el arresto. Obviamente lo más peligroso será resistirse, ya que seremos perseguidos por gran cantidad de guardias, hasta que lleguemos a un lugar muy alejado de los exteriores de la ciudad. Según como sea nuestra fama, le caeremos mejor o peor a la gente. En el caso de que no seamos del agrado de alguien importante para una misión, podremos sobornarlo o, mediante un sencillo minijuego, caerle mejor.
-
Si queremos mejorar una habilidad debemos practicarla. Así lo que realicemos más a menudo será en lo que seamos más experto, pero para subir de nivel, tendremos que mejorar la habilidad que predomina nuestra clase. Al avanzar de nivel podremos distribuir puntos entre las habilidades mayores, que son las gobiernan las otras. De esta manera nos haremos más fuertes para poder superar los desafíos que nos supondrán los enemigos. Y es que éstos aumentarán su poder de la misma forma que nosotros, de modo que siempre serán un desafío, aunque menor que en el principio. El sistema es denominado auto-level.
-

-
Cyrodiil, la provincia en la que se ambienta el juego, esta hecha de una forma excelente, a pesar de que no es una región tan llamativa como Skyrim o Morrowind. Cyrodiil es bastante más “común” (bosques y campos verdes), pero posee distintas variaciones según la zona, aspecto que ayuda a la diversidad del mapa, el cual no se encuentra “hecho a mano”, es decir que hay zonas que son simples rellenos hechos al azar. Cada ciudad está perfectamente diferenciada, lo que se nota de forma notoria en la arquitectura. Además todas ellas serán reconocidas por alguna característica.
-
Los portales a Oblivion son los que aportan algo completamente distinto al paisaje de la provincia. Tales portales aparecerán al avanzar en la trama principal y nos llevarán a un lugar bastante parecido al inframundo (o como se cree que es). Todos los planos de Oblivion son iguales y todos deben ser cerrados de la misma manera, lo único que cambia es su estructura. En todos los planos encontraremos grandes torres y lava alrededor del terreno en el que estemos, además de algunos ingredientes exóticos para hacer pociones mediante la alquimia.
-

-
El motor gráfico Gamebryo tiene un aspecto muy bueno para el año en el que el juego salió (2006, principio de generación), con un mapa muy amplio, un buen diseño de personajes y enemigos, de ciudades y una física que cumple, pero que suele tener resultados un tanto extraños, sobre todo en los cuerpos, que también tienen animaciones malas. Al recorrer los caminos notaremos que el juego no logra cargar lugares lejanos, por lo que constantemente veremos la frase “cargando área”. Podremos alternar entre la visión entre primera y tercera persona, aunque la más útil es la primera persona, ya que la segunda opción es imprecisa y tiene unas animaciones torpes y mal hechas.
-
La banda sonora de Oblivion es uno de los puntos fuertes del juego. Todas las pistas tienen un excelente nivel y logran ambientar de forma sublime los lugares o situaciones en las que nos encontremos. La música ambiental que se puede escuchar en los bosques, es muy relajante, a diferencia de las mazmorras, que nos transmitirán un poco de tensión, debido a la incertidumbre por saber qué habrá más adelante.
-
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

-
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

-
Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

-
Las FX también son convincentes, sobre todo las ambientales como el viento. Quizás algo que debería ser mejor son los gritos de los personajes, que suelen ser gemidos al herirlos,  aunque tengan una flecha en la cabeza gritan solo cuando les das, igual que cuando se están quemando. Los sonidos de las armas y los bloqueos con los escudos suenan bastante bien.
-
La historia principal, como ya dije antes, es la que cambiará realmente el mapa, además de ser la más espectacular de todas, pero las secundarias y las de los gremios están detalladas de mejor forma. El argumento comienza cuando escapamos por un pasadizo en la cárcel con el emperador y su guardia, en un momento, el líder es asesinado y nos dice que debemos buscar a su heredero. Así parte toda una historia en la que tendremos que combatir con seres de Oblivion y salvar a ciudades de ataques enemigos.
-

-
El juego llega a ser muy adictivo, sin embargo no a todo el mundo le gustará, por la cantidad inmensa de libertad, quizás no como en otros títulos en los cuales la moralidad y el sistema de decisiones son los que crean la libertad. Oblivion no tiene un sistema de fama bueno, porque se da que le caes mal a la gente por robar, sin importarles que hayas destruido un portal con enemigos que amenazaba a toda su ciudad. Las opciones que puedes elegir en los diálogos tampoco están bien resueltas, debido a que en la mayoría de las veces el resultado será el mismo, o si la opción no es la adecuada, te harán repetir el proceso para que elijas la elección correcta. Es por esto que el juego no tiene libertad en ese aspecto, sino en la cantidad de objetivos por completar y en la posibilidad de convertirnos en lo que queramos, eso es lo que lo hace una verdadera adicción.
-

-
Otro aspecto que si bien no es perjudicial para el jugador, si lo es para la dificultad del juego, es la opción de “esperar”, con la que aparte de que ocurra la acción, se nos recuperará toda la magia y la salud (la primera se regenera lentamente, pero la segunda se debe restablecer con pociones o hechizos), lo que causa que no sea necesario gastar recursos para recuperar las dos cosas, excepto en las batallas, en las que no se puede activar esta opción. Esto causa que nunca tengamos verdaderos problemas con de salud, si es que hemos superado una batalla, aunque después de todo ya es una elección del jugador ocupar o no ocupar esta opción.
-
CONCLUSIÓN:
-
The Elder Scrolls IV: Oblivion es un juego gigante, con un mundo hecho de forma magistral, aunque como todo en la vida, tiene sus defectos. Lo repetitivo que pueden resultar las mazmorras y los portales a Oblivion, los gemidos inadecuados en ocasiones, el sistema de fama y las malas animaciones empeoran el resultado de un gran juego. He leído en muchos lugares el alto número de bugs que Oblivion tiene, pero la verdad he encontrados muy pocos, por lo que la valoración se basa en mi experiencia personal, la que es gratificante. Poder recorrer un mundo tan vasto y detallado con la posibilidad de ser lo que tú quieras sin ningún impedimento, con una banda sonora magistral y con unos gráficos soberbios, no es algo que logre cualquier juego.
-
Nota: 9,6
-

-
5
Valoración media: 5 (2 votos)

2 Comentarios:

ahora todo el mundo está

ahora todo el mundo está creando blogs,y lo peor es que todos ellos se parecen y se van copiando los unos a los otros.Hay pocos que triunfan porque son simples imitaciones de los que están en la primera página de google. Por lo menos tu tienes más creatividad y tu blog tiene más variedad que los demás :) un saludo! sigue así!

@Futura

¡Gracias!, comentarios como el tuyo hacen que uno quiera seguir y seguir mejorando.

Saludos.